Cómo regular la tensión de modo natural con ajo, limón y miel

22 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Valeria Sabater
Al ajo, la miel y el limón se le atribuyen diversas propiedades medicinales, por ello se han elaborado diversos remedios para mejorar la salud.

Una de las piezas claves para el equilibrio interno es la presión o tensión arterial. Esta es la fuerza con la que llega la sangre a las paredes de las arterias. Cualquier desajuste, el estar por encima o por debajo de lo que se considera adecuado, ocasiona muchas de esas consecuencias que ya conocemos.

Imagina por un instante toda esa red de arterias como un complejo sistema de tuberías. A mayor presión, mayor riesgo de que surja un colapso y estalle algún tramo de esa instalación “vital”. Ahora bien, factores como el paso del tiempo o el modo en que cuidemos de ese sistema tan valioso harán que funcione con mayor o menor efectividad.

Algo que todos queremos es que el cuerpo funcione correctamente y se mantenga en equilibrio, que el corazón bombee con fuerza, que la presión arterial sea la justa para que el oxígeno y los nutrientes lleguen a cada parte del organismo, etc. Para lograrlo, no hay nada mejor que tomar conciencia de la importancia que tiene mantener un estilo de vida saludable siempre.

Regular la tensión con remedios naturales ¿es posible?

Hombre midiéndose la tensión.

La presión arterial se determina tanto por la cantidad de sangre que el corazón bombea como por la resistencia al flujo sanguíneo de las propias arterias. Se trata pues de la sutil combinación de varios factores que no siempre podemos controlar.

A veces, la propia edad y el paso del tiempo hacen que las arterias ya no sean tan flexibles, de ahí que la presión arterial cambie un poco. El médico determinará cómo actuar en cada caso, y brindará también las mejores pautas para tener una buena rutina de autocuidado. Dentro de esta, la dieta juega un papel fundamental.

Como complemento a lo que pueda indicar el médico, se puede considerar recurrir a ciertos remedios naturales para mantener la tensión en valores normales. Estos remedios provienen de la típica “botica de la abuela” y si bien no constituyen en sí un tratamiento principal o una cura para enfermedades como la hipertensión, se considera que pueden contribuir con el alivio de algunas molestias.

Entonces, ¿es posible regular la tensión con remedios naturales? No, no realmente. No obstante, algunos podrían integrarse puntualmente a un estilo de vida saludable para brindar algunos beneficios.

A continuación, te indicamos qué propuestas naturales son las que puedes aprovechar, si tu médico así lo autoriza. ¡Toma nota!

Lee: Controlar la hipertensión arterial: más allá de la sal

Remedio con limón, ajo y miel: una fuente de antioxidantes

Como se recomienda consumir regularmente alimentos que sean ricos en antioxidantes para cuidar la salud del sistema cardiovascular, el remedio de miel, limón y ajo viene a ser una excelente opción para brindarle al cuerpo un extra de esas sustancias.

  • Según algunos estudios, la miel es un alimento que tiene propiedades antibacterianas y antioxidantes, y que podría consumirse con moderación dentro de la dieta.
  • De acuerdo con los datos aportados por la Fundación Española del Corazón, existen estudios que indican que “el ajo podría reducir los niveles de colesterol total y triglicéridos, y sostienen que una terapia con ajo podría ser beneficiosa en pacientes con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares”. La alicina sería la responsable de brindar estos y otros beneficios a la salud.
  • Según la sabiduría popular, la miel y el ajo juntos ejercen un efecto anticoagulante y tonificador de las venas. Por ende, su consumo podría optimizar la circulación, regulan la tensión arterial y evitar la aparición de trombosis.
  • Por otra parte, como el limón es una fruta rica en vitamina C, se considera que podría maximizar estos efectos.

Para preparar el remedio, se recomienda seguir la siguiente receta.

Remedio con limón, ajo y miel para regular la tensión arterial

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo.
  • 1 frasco de vidrio con tapa.
  • 1 taza de miel de abejas (335 g).

Preparación

  • Es muy sencillo. Lo primero que haremos será picar los dientes de ajo. De ese modo conseguimos que salgan sus principios activos y se mezclen con los de la miel.
  • A continuación, vertemos la miel en el frasco de vidrio y añadimos los 10 ajos picados. Muy fácil.
  • Tapamos el frasco herméticamente y lo conservamos en un lugar oscuro durante una semana.
  • Consume una cucharada cada mañana antes de realizar tu rutina de entrenamiento. También puedes usarlo como complemento a una rebanada de pan de centeno.

No olvides que tener una tensión regular y saludable es muy importante para el día a día, por ello, debes comer bien y seguir siempre las recomendaciones de tu médico. Estos son algunos remedios que pueden ayudarte, pero no son -por sí mismos-una solución definitiva.

  • Organizacion Mundial de Salud. (2015). OMS | Preguntas y respuestas sobre la hipertensión. Preguntas y Respuestas Sobre La Hipertensión.
  • Molan, P., & Rhodes, T. (2015). Honey: A Biologic Wound Dressing. Wounds : A Compendium of Clinical Research and Practice.
  • Erejuwa, O. O., Sulaiman, S. A., Ab Wahab, M. S., Sirajudeen, K. N. S., Salleh, S., & Gurtu, S. (2012). Honey Supplementation in Spontaneously Hypertensive Rats Elicits Antihypertensive Effect via Amelioration of Renal Oxidative Stress. Oxidative Medicine and Cellular Longevity. https://doi.org/10.1155/2012/374037
  • Ried, K., & Fakler, P. (2014). Potential of garlic (Allium sativum) in lowering high blood pressure: Mechanisms of action and clinical relevance. Integrated Blood Pressure Control. https://doi.org/10.2147/IBPC.S51434