Las ojeras, qué son, las causas, tipos y remedios

Elena Martínez Blasco·
14 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
04 Marzo, 2020
Las ojeras son un tema de consulta habitual. Conoce por qué aparecen, cómo se podrían prevenir y algunos remedios naturales que podrían mejorar su aspecto.

La aparición de ojeras suele ser un tema de consulta a médicos dermatólogos y esteticistas, debido al aspecto de cansancio y envejecimiento que producen. Las ojeras son coloraciones de la piel que se encuentran debajo de los párpados inferiores. Pueden ser de color violáceo o muy oscuras.

Entre sus causas podemos encontrar la falta de sueño, la edad, la delgadez excesiva de la piel, el tabaco, el alcohol o el estrés. También la pérdida de colágeno puede hacer que aparezcan. Además de estos, inciden factores genéticos y étnicos.

Aunque ningún tratamiento actual es totalmente eficaz, existen medidas de prevención que podrían reducir su aparición o su aspecto.

A continuación veremos qué causa las ojeras, cómo podríamos intentar prevenirlas y qué remedios naturales se cree que contribuyen a suavizarlas y a mejorar su apariencia.

Factores causantes o agravantes de las ojeras

Entre los factores causantes o agravantes de la aparición de ojeras, se mencionan los siguientes:

  • Hereditarios: por ejemplo en el caso de exceso de pigmento en la zona del contorno de ojos por factores genéticos.
  • Malos hábitos: cansancio, falta de sueño, estrés, mala alimentación y el uso de dispositivos electrónicos durante largos periodos son factores que provocan la dilatación de los vasos sanguíneos y dan lugar al color azul-violáceo.
  • Alergias: normalmente las alergias respiratorias empeoran o producen ojeras al provocar la congestión de los vasos alrededor de los ojos, por ejemplo, en caso de asma.
  • Enfermedades: hipertiroidismo, problemas cardiacos, circulatorios, renales, inmunológicos o hiperpigmentación por rascado del área, entre otras.
  • Cambios hormonales: en el embarazo, durante la menstruación o tras la menopausia por una mayor retención de líquidos.
las Ojeras

Aunque en la mayoría de los casos las ojeras son de origen benigno, es conveniente acudir a un especialista para descartar que puedan deberse a una enfermedad subyacente.

Lee también: ¿Cómo aclarar o eliminar las ojeras?

¿Cuántos tipos de ojeras existen y cómo tratar cada uno?

Las ojeras se dividen en distintos tipos, en función de la causa que las provoca. En algunas ocasiones ese color oscuro en los párpados se debe a razones genéticas; por lo general, quienes tienen antecedentes familiares de esta característica, serán más propensos a presentarla.

Así mismo, las ojeras son más comunes en las personas de pieles más oscuras, que en quienes tienen un tono más claro. Lo aconsejable en esos casos es utilizar protector solar en esa zona. También utilizar cremas con retinol y antioxidantes, ya que sirven para aclarar la piel.

Otros tipos de ojeras son los siguientes.

Transitorias o esporádicas

Se les llama así a las ojeras que son provocadas por algún factor externo y desaparecen por sí solas cuando se elimina el mismo. Dicho factor puede ser una mala noche de sueño, estados de estrés, consumo de alcohol o tabaquismo. Por lo general, tienen un color azul violáceo.

La primera forma de combatirlas es eliminando el factor que las produjo. Sin embargo, este proceso se puede acelerar a través de diferentes métodos. Lo más sencillo es realizar un masaje suave sobre la zona o ponerse una compresa de agua fría, por unos cuantos minutos.

Si las ojeras transitorias son muy resistentes, se puede utilizar una buena crema contorno de ojos. Debe contener ácido hialurónico, vitamina E y té verde. Los tres son componentes muy poderosos que desinflaman y activan la circulación alrededor de los ojos.

Por pérdida de elasticidad en la piel

Otro tipo de ojeras son las que se producen por pérdida de elasticidad en la piel. El contorno de los ojos es una de las zonas que más se ven afectadas por la flacidez, a medida que pasan los años. Por eso, las ojeras de este tipo son frecuentes en personas de edad avanzada.

También te puede interesar: 4 cremas caseras para el contorno de los ojos

Lo más habitual es que esa coloración oscura aparezca de forma simultánea con las arrugas, en particular, las famosas “patas de gallo”, y con las bolsas en los ojos. Para tratarlas, lo más conveniente es acudir a un dermatólogo.

Las ojeras por pérdida de elasticidad en la piel se pueden combatir con masoterapia, aplicaciones de ácido hialurónico de hidratación, silicio y aminoácidos. También se puede acudir a la radiofrecuencia, al peeling o al láser. Estos métodos suelen ser bastante eficaces.

Profundas o hundidas

Reciben el nombre de profundas o hundidas aquellas ojeras que surgen por la formación de surcos en la zona. Estos llevan a que se desplacen las bolsas de grasa y hacen que este tipo de ojeras sean muy notorias.

A este tipo de ojeras también se le conoce de forma coloquial como “valle de lágrimas”. Obedecen a una pérdida de volumen en el surco de la ojera. Esto hace que se vean más pronunciadas y el ojo tenga una apariencia de mayor cansancio.

Las ojeras profundas o hundidas no pueden ser tratadas por ningún método quirúrgico. La única opción es rellenar la zona con ácido hialurónico. El procedimiento consiste en inyectar el producto en el surco para levantarlo. El efecto dura entre uno y dos años.

Por problemas circulatorios

Las ojeras por problemas circulatorios suelen ser de color morado o azul y se vuelven más notorias con los años, debido a que la piel de esa zona se adelgaza cada vez más. La gran aliada para combatir este tipo de problema es la vitamina K.

En principio, lo aconsejable es utilizar una crema que contenga vitamina K. Esta ayuda a mejorar la circulación sanguínea y contribuye a desvanecer el tono oscuro. También facilita la reducción de venitas y capilares.

Si se quiere tratar el problema desde dentro, lo más aconsejable es consumir alimentos ricos en vitamina K, la cual también se conoce como “vitamina antihemorrágica”. Esta ayuda a mantener la elasticidad vascular y a combatir las ojeras. Está presente en las verduras de hoja verde.

Por la edad

Aunque la edad influye en todos los tipos de ojeras, no es raro encontrar que alguien jamás ha tenido este problema, pero lo desarrolla con la edad. El tiempo hace que el contorno de los ojos se vuelva cada vez más fino y delicado. La consecuencia es que los vasos sanguíneos se hacen más visibles.

Lo más adecuado en estos casos es valerse de una crema que contenga retinol, ya que esto ayuda a restaurar el colágeno en la zona. El efecto es un ligero engrosamiento de la piel y esto contribuye a que el tono oscuro disminuya.

También se puede acudir a otros tratamientos como masoterapia, keeling, láser, radiofrecuencia o inyecciones de ácido hialurónico. Por obvias razones, entre más edad se tenga, menos visibles son los efectos de estos métodos.

Ojeras de coloración

Este tipo de ojeras aparecen por exponerse al sol en exceso, sin la protección necesaria. Son más habituales en las personas con piel de color oscuro. Lo que se ve es una despigmentación o alguna diferencia en el tono del contorno de los ojos.

La mejor manera de prevenirlas es utilizando protector solar en esa zona. Es importante tener cuidado, ya que esa sustancia puede irritar los ojos si entra en contacto con ellos. Así que lo aconsejable es hacer una aplicación delicada.

Si ya están presentes las ojeras de coloración, lo indicado es tratarlas con cremas despigmentantes, siempre con el consejo del dermatólogo. En algunos casos se puede acudir al peeling para eliminarlas.

Cómo prevenir la aparición de ojeras

Los médicos suelen recomendar los siguientes cuidados para prevenir la aparición de ojeras:

  • Dormir al menos 8 horas. Además, se cree que descansar boca arriba ayudaría a que la sangre circule mejor.
  • Llevar una alimentación equilibrada, evitar excesos de sal, ya que aumenta la retención de líquidos.
  • Beber agua suficiente durante el día para mantener un buena hidratación de la piel.
  • Limitar el consumo de tabaco, alcohol y café. Realizar actividad física al menos 3 veces por semana.
  • Evitar el estreñimiento.

Remedios naturales para las ojeras

Más allá de las causas que originan las ojeras, veremos algunos remedios naturales a los que se le atribuyen propiedades que podrían contribuir a prevenirlas.

El geranio

Un estudio evaluó el efecto que un gel formulado a base de hojas de geranio tuvo sobre las ojeras. La investigación se llevó a cabo en 57 voluntarios de ambos sexos con edades comprendidas entre 20 y 50 años.

Los participantes se aplicaron el gel una vez al día durante un mes. El estudio sugiere que el geranio posee propiedades que podrían contribuir a la atenuación de las ojeras. No obstante, son necesarias más investigaciones.

La manzanilla

Se cree que la manzanilla cuenta con propiedades sedantes y antiinflamatorias, por ello se ha venido usando para tratar de atenuar las ojeras.

Puedes preparar una infusión de manzanilla y aplicarla con un paño suave o gasa en el contorno del ojo. Deja actuar durante 10 minutos y retira con abundante agua fría.

El pepino

El pepino es muy refrescante y su uso en cosmética está muy extendido. Contiene mucha agua y se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, por lo que podría contribuir a mejorar la apariencia de las ojeras.

Además, según algunas investigaciones, el pepino podría tener un efecto calmante contra las irritaciones de la piel y ayudaría a reducir la hinchazón.

No te pierdas: 6 remedios naturales para aliviar las ojeras

Rutina diaria y algunos consejos

Para intentar mejorar la apariencia de las ojeras en la medida de lo posible puedes seguir las siguientes pautas:

  1. Limpieza de párpados mañana y noche, tonificación con loción descongestiva.
  2. Productos de tratamiento específicos para la zona.
  3. Protección solar con productos específicos para el contorno de ojos.
  4. Maquillaje correctivo.
  5. Tratamientos médico-estéticos.

Recomendamos siempre consultar con un médico antes de realizar cualquier tratamiento, aunque este sea con remedios naturales, ya que algunos pueden estar contraindicados para determinadas enfermedades o interactuar con ciertos medicamentos.

  • Tratamiento con Manzanilla (Matricaria chamomilla), para reducción de las ojeras. http://repositorio.ucr.ac.cr/handle/10669/12372
  • Bell Cortez, C. A. (2018). Evaluación clínica de gel formulado a base de hojas de Pelargonium robertianum L. (geranio) para el tratamiento de bolsas de ojos (“ojeras”) de origen acuoso. Ciencia y Desarrollo. https://doi.org/10.21503/cyd.v15i1.1135
  • Sarkar R, Ranjan R, Garg S, Garg VK, Sonthalia S, Bansal S. Periorbital hyperpigmentation: A comprehensive review. J Clin Aesthet Dermatol. 2016;
  • Sheth P, Shah H, Dave J. Periorbital hyperpigmentation: A study of its prevalence, common causative factors and its association with personal habits and other disorders. Indian J Dermatol. 2014;
  • Gendler EC. Treatment of periorbital hyperpigmentation. Aesthetic Surg J. 2005;
  • Nayak C, Giri A, Zambare U. A study of clinicopathological correlation of periorbital hyperpigmentation. Indian Dermatol Online J. 2018;
  • Bacallao LG, Domínguez DMR, Gómez LVG, Ángel MH. Plantas con propiedades antiinflamatorias. Rev Cuba Investig Biomed. 2002;
  • Mukherjee PK, Nema NK, Maity N, Sarkar BK. Phytochemical and therapeutic potential of cucumber. Fitoterapia. 2013.
  • Pinto, R. Radiofrecuencia monopolar Capacitiva/Resistiva de 0, 5 MHz en el envejecimiento cutáneo facial.
  • Erazo, P. J., De Carvalho, A. C., Alexander, T., Ramos, M., & Vianna, P. (2009). Relleno facial con ácido hialurónico: técnica de pilares y malla de sustentación. Principios básicos para obtener una remodelación facial. Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana, 35(3), 181-194.