¿Saltar la cuerda puede afectar las rodillas?

Una de las dudas más frecuentes a la hora de saltar la cuerda es el impacto que ejerce sobre las rodillas. ¿Es perjudicial? Aquí lo detallamos.
¿Saltar la cuerda puede afectar las rodillas?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 14 octubre, 2021.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 14 octubre, 2021

Última actualización: 14 octubre, 2021

Hay quienes evitan saltar la cuerda porque consideran que es un ejercicio que afecta la salud de las rodillas. De hecho, algunos afirman que su práctica provoca dolor en estas articulaciones. No obstante, la causa no suele ser esta actividad como tal, sino algunos errores que se comenten al realizarla.

Por el contrario, incluir este ejercicio en la rutina de entrenamiento puede aportar beneficios interesantes en la pérdida de peso, el equilibrio y la salud metabólica. ¿Te interesa saber más al respecto? A continuación te contamos en qué condiciones puede ser perjudicial.

Razones por las que saltar la cuerda puede afectar tus rodillas

Antes que nada, es primordial romper un mito muy extendido; saltar la cuerda no daña las rodillas. De hecho, un reciente estudio divulgado a través de Gait & Posture determinó que este ejercicio provoca una carga inferior en las rodillas en comparación con el running.

Sumado a esto, su práctica también supone un gasto calórico superior (hasta 30 % más), lo que se traduce en beneficios metabólicos adicionales. Entonces, ¿cuándo puede ser negativo para la salud articular?

Enfermedades o lesiones preexistentes

Una de las razones por las que saltar la cuerda puede afectar la salud de las rodillas es porque existe una enfermedad de base. Sea artritis, desgastes en los ligamentos o problemas óseos, son condiciones en las que no es conveniente saltar o hacer movimientos repetitivos.

Mujer con artritis de rodilla que no puede saltar la cuerda.
Cuando existe una artritis de rodilla previa, el salto con cuerda podría derivar en un incremento del dolor.


Técnica incorrecta

Como hemos comentado, el deporte en sí no suele ser la razón por la que se padecen molestias en la rodilla tras saltar. El problema, la mayor parte de las veces, radica en cómo se realiza. Una técnica inadecuada provoca un impacto mayor sobre las articulaciones.

A menudo, los saltadores principiantes saltan demasiado alto y golpean los pies contra el suelo en lugar de hacer saltos ligeros y ágiles. Esto es algo que debe corregirse con la práctica, pues será determinante para reducir el riesgo de lesiones.

Sobreentrenamiento

En ocasiones, con el ánimo de mejorar la resistencia física y los resultados deportivos, algunas personas caen en el sobreentrenamiento. No obstante, debido al impacto y a los movimientos repetitivos, esta situación resiente las articulaciones.

A su vez, provoca mayor fatiga muscular, lo que después compromete el rendimiento. Lo mejor es hacerlo de forma moderada y dejar espacio para el descanso.

Superficies duras

El espacio elegido para saltar la cuerda también incide en sus efectos. Cuando las superficies son demasiado duras, el impacto es más fuerte cada vez que los pies aterrizan en el suelo.

Por ello, se aconseja saltar en lugares que amortigüen un poco los saltos, como un piso de madera o una cancha de baloncesto. Incluso, si no es posible disponer de este tipo de espacios, se puede optar por una colchoneta.

¿Cómo prevenir molestias en las rodillas al saltar la cuerda?

La mejor manera de evitar inconvenientes tras saltar la cuerda es mediante la implementación de medidas preventivas. En este sentido, hay que identificar si hay alguna enfermedad o lesión que pueda impedir la correcta ejecución. De ser así, lo mejor es buscar otras maneras de hacer deporte.

Dado que en un principio puede ser difícil hacer los saltos de forma correcta, es conveniente contar con el acompañamiento de un entrenador profesional. Este podrá orientar hacia saltos más precisos, en un nivel acorde al estado físico. Otros consejos son los siguientes:

  • Mantener la cuerda baja: esto quiere decir que los saltos serán ligeros, sin elevar en exceso los pies. Basta con un leve salto para mitigar el impacto sobre las rodillas.
  • Buscar una superficie adecuada: como hemos comentado, hay que buscar espacios que amortigüen de cierto modo los saltos. Una colchoneta firme o una esterilla para yoga puede funcionar.
  • Elegir un calzado adecuado: no es conveniente utilizar zapatos planos para hacer este ejercicio. Dado el impacto que acarrea, lo mejor es optar por aquellas zapatillas diseñadas para correr. Estas tienen soporte para el arco y otras características que aseguran confort y seguridad.
  • Frecuencia del entrenamiento: más allá de entrenar por largos periodos o todos los días, lo que interesa es mantener una rutina efectiva. De nada sirve pasar mucho tiempo entrenando si al final acaban perjudicados los músculos y las articulaciones. Hay que dedicar tiempo al descanso, 2 o 3 veces a la semana. También es bueno avanzar de manera gradual con los ejercicios, según el estado físico.
  • Estirar y calentar: los ejercicios de estiramiento y de calentamiento preparan el cuerpo para actividades más extenuantes. Esto optimiza el rendimiento y reduce las probabilidades de lesiones. Por ello, antes de empezar a saltar, se pueden dedicar algunos minutos a estas actividades.
Saltar la cuerda sin dañar las articulaciones.
Diversos factores influyen en el efecto del ejercicio con cuerda en el cuerpo. Es conveniente precalentar y regular la intensidad.


Saltar la cuerda aporta interesantes beneficios

No hay evidencias que demuestren que saltar la cuerda de forma regular afecte la salud de las rodillas. Por el contrario, se ha determinado que es una actividad que provoca un impacto inferior en comparación con otras disciplinas, como el running. 

Lo más interesante es que optimiza el gasto energético y contribuye a una mayor pérdida de grasa. Así, tanto el peso como el estado de salud tienden a mejorar. Sin duda, es una forma de actividad física divertida, fácil de poner en práctica y con importantes beneficios.

Te podría interesar...
6 beneficios de saltar la cuerda, un ejercicio muy completo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 beneficios de saltar la cuerda, un ejercicio muy completo

Adelgazar, mejorar la resistencia y aumentar la concentración son solo algunos de los grandes beneficios de saltar la cuerda. ¡Conoce más!



  • McDonnell, J., Zwetsloot, K. A., Houmard, J., & DeVita, P. (2019). Skipping has lower knee joint contact forces and higher metabolic cost compared to running. Gait & Posture, 70, 414–419. https://doi.org/10.1016/j.gaitpost.2019.03.028
  • Getchell B, Cleary P. The Caloric Costs of Rope Skipping and Running. Phys Sportsmed. 1980 Feb;8(2):55-60. doi: 10.1080/00913847.1980.11948561. PMID: 29278062.
  • Fountaine CJ, Schmidt BJ. Metabolic cost of rope training. J Strength Cond Res. 2015 Apr;29(4):889-93. doi: 10.1519/JSC.0b013e3182a35da8. PMID: 23897017.