Seguir hablando con mi ex, ¿es mala idea?

Mantener el contacto con tu ex pareja puede aliviar temporalmente el dolor por la ruptura. Pero, a largo plazo, tal vez no sea la mejor decisión.
Seguir hablando con mi ex, ¿es mala idea?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 24 octubre, 2022

Cuando una relación se termina, lo más común es que nos sintamos confusos, perdidos y desorientados. En especial si hemos estado con nuestra pareja durante un largo periodo de tiempo. Ante esta gran incertidumbre, seguir hablando con tu ex puede resultarte tentador, pero no siempre es la mejor decisión que puedes tomar.

Es lógico que su ausencia deje un vacío importante, no solo en el corazón, sino también en las rutinas diarias y en la identidad que habíamos construido como personas emparejadas. ¿Quiénes somos ahora? ¿Cómo debemos proceder?

Toda pérdida significativa conlleva un proceso de duelo que cada persona gestiona a su manera. Algunos tardan más y otros menos; para unos es más llevadero y para otros, más complicado.

En cualquier caso, es fundamental asumir que esta etapa de la vida ha terminado y enfocarnos en construir un futuro propio. Con este objetivo en mente, continuar en contacto con quien ha sido nuestro compañero o compañera puede resultar contraproducente y, en muchos casos, bastante doloroso.

¿Por qué siento la necesidad de seguir hablando con mi ex?

Si la ruptura es reciente y sientes una imperiosa necesidad de hablar con tu ex pareja, no te preocupes, es algo natural. Esto no indica que seas una persona desesperada, necesitada o dependiente; simplemente, te habías acostumbrado a recurrir a esa persona para compartir tu día a día, tus inquietudes, anhelos y anécdotas. No es sencillo asumir, de un día para otro, que ese ya no es su rol en tu vida.

De hecho, has de saber que tu propio cerebro está jugando en tu contra. Cuando terminamos una relación podemos experimentar un proceso similar al síndrome de abstinencia. Y es que, de pronto, nos vemos privados del maravilloso cóctel hormonal que acompaña al amor (dopamina, serotonina, endorfinas, oxitocina). Al perder esta activación neuronal, sufrimos estrés, dolor y una intensa necesidad de recuperar la fuente de placer.

De este modo, los factores neuroquímicos, emocionales y sociales se conjugan, haciendo que la ausencia del otro nos resulte intolerable. Un simple mensaje de texto, una llamada breve o incluso una interacción en redes sociales pueden ayudarnos a calmar el sufrimiento de la privación. No obstante, a largo plazo no suele ser una buena estrategia.

Llamada a la ex pareja.
Un contacto de nuevo con la ex pareja puede funcionar como una calma para los síntomas dolorosos del duelo.


¿Debería seguir hablando con mi ex?

A la luz de la anterior situación, es normal que te preguntes si deberías seguir hablando con tu ex. Al fin y al cabo, nadie desea sufrir. Si podemos paliar el dolor en cierta medida, ¿por qué no hacerlo?

Pues bien, a continuación te ofrecemos una serie de motivos que debes analizar antes de realizar esa llamada.

Dolor emocional

Con frecuencia, las personas que deciden continuar en contacto con su expareja albergan la esperanza de que la situación se revierta y todo vuelva a ser como antes. En realidad, no buscan una amistad genuina con el otro, sino que esperan que el contacto frecuente lo haga cambiar de parecer.

Cuando esto no ocurre, la decepción y el dolor pueden ser aún más intensos.

Estancamiento

Como hemos comentado, abandonar una relación de pareja se parece en cierta medida a superar una adicción. El cerebro ha de aprender a vivir sin esa afluencia de neurotransmisores, debe estabilizar sus niveles.

Esto solo se consigue tras el periodo de abstinencia emocional. Al seguir hablando con tu ex impides que este proceso tenga lugar y, de cierta manera, te mantienes estancado en ese limbo.

De la misma forma, a nivel personal, emocional y social, has de comenzar a reconstruir tu vida; una vida en la que esa persona ya no es tu pareja. Mantener el contacto puede confundirte e impedir que te establezcas por completo en esa nueva perspectiva en la que ahora has de vivir. En suma, estarás ralentizando el proceso al atrasar lo inevitable.

Dificultad para establecer nuevas relaciones

Los problemas se incrementan si estás pensando en iniciar una nueva relación. No haber cortado por completo con tu pasado, no haberlo sanado e integrado impedirá que tus nuevos vínculos prosperen.

De hecho, algunas investigaciones han encontrado que quienes siguen en contacto con sus ex se involucran menos con sus nuevas parejas y se sienten menos satisfechos en sus nuevas relaciones. Esto sucede en parte porque no han superado a esa persona y porque siguen manteniéndola como un plan B.



La sanación requiere tiempo; un tiempo a solas

Por último, recuerda que el duelo es un proceso incómodo pero necesario. No puedes escapar de él. Has de transitarlo y para ello necesitas hacerlo a solas.

El contacto cero es muy beneficioso para procesar el dolor, extraer aprendizajes, sanar y reconstruirse. En este momento, tu energía ha de estar enfocada en ti.

Más adelante podrás plantearte si es adecuado retomar el contacto con tu ex pareja de forma amistosa. De momento, aceptar la realidad del final de la relación es prioritario.

Superar una ruptura.
Las rupturas de pareja implican un duelo. Transitarlo con contacto cero es una estrategia válida.

Claves para no seguir hablando con tu ex

Si finalmente decides no seguir hablando con tu ex, pero te cuesta vencer la tentación, estos son algunos consejos útiles:

  • Permítete sentir. Comprende que la tristeza, la ira, la frustración y la decepción son naturales en este momento, así como también lo es el deseo de seguir en contacto con tu expareja. En lugar de luchar contra estas emociones e impulsos, permítete sentirlos y trata de gestionarlos.
  • Apóyate en quienes te quieren. En estos momentos, la familia y las amistades pueden convertirse en aliados imprescindibles. Acude a ellos para expresarte, para obtener consejo y consuelo.
  • Ocupa tu tiempo y tu mente. Retomar antiguas aficiones, comenzar nuevos proyectos, trabajar en metas personales. Este es el momento ideal para dedicarte a este tipo de actividades. Evita pasar las horas rumiando acerca de tu situación.
  • Mantente firme en tu postura. Si has comprendido que el contacto cero es la mejor opción para ti, póntelo fácil. No dudes en eliminar a tu ex pareja de tus redes sociales, en borrar su contacto del teléfono o en no frecuentar aquellos lugares en los que puedas encontrártelo.

Ten presente que tu futuro te necesita, pero tu pasado ya no.

Seguir adelante puede ser complicado y doloroso, puede tomarte tiempo y puedes necesitar ayuda profesional. Está bien. Sacar a una persona querida de nuestra vida es complicado. Sin embargo, la prioridad hemos de ser nosotros mismos.

Te podría interesar...
Cómo dejar de obsesionarse con un ex
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo dejar de obsesionarse con un ex

Obsesionarse con un ex es algo frecuente, pero no por ello menos dañino. Te damos algunas claves que te ayudarán a evitarlo.



  • Sbarra, D. A., & Emery R. E. (2005). The emotional sequelae of nonmarital relationship dissolution: Analysis of change and intraindividual variability over time. Personal Relationships, 12, 213–232.
  • Rodriguez, L. M., Øverup, C. S., Wickham, R. E., Knee, C. R., & Amspoker, A. B. (2016). Communication with former romantic partners and current relationship outcomes among college students. Personal Relationships, 23, 409–424.
  • Fisher, H. E., Brown, L. L., Aron, A., Strong, G., & Mashek, D. (2010). Reward, addiction, and emotion regulation systems associated with rejection in love. Journal of neurophysiology104(1), 51-60.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.