«Sharenting»: peligros de exponer a tus hijos en las redes sociales

A veces, se subestiman las consecuencias de la práctica de compartir fotos de tus hijos en las redes sociales. Conocer los que esto conllevaría, te previene de exhibir a tus pequeños a los peligros de la sobreexposición.
«Sharenting»: peligros de exponer a tus hijos en las redes sociales
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales.

Última actualización: 13 julio, 2023

En la actualidad, las redes sociales están plagadas de fotos y momentos familiares: el festejo del primer año, la caída del diente, el primer día de clases, entre otros. Nadie niega que puede resultar agradable compartir, aunque sea de manera virtual, cómo crecen los hijos de una amiga que no vemos tan seguido. Sin embargo, las redes sociales también entrañan ciertos peligros, a los que debemos prestar atención. A continuación, te mostramos los riesgos del sharenting y cómo prevenirlos.

Para entender un poco más del tema primero debemos conocer, ¿qué significa sharenting? El término proviene del inglés, que une las palabras share (compartir) y parenting (parentalidad). En español, se asocia a la práctica de compartir fotografías de los hijos y es una de las más comunes en la actualidad.

¿Por qué el sharenting podría ser peligroso para tus hijos?

El sharenting puede ser peligroso por múltiples motivos. Por ello, compartimos los que consideramos más importantes, a fin de que puedas identificarlos.

Es fácil obtener información

En las redes, hay personas que trabajan de conseguir datos. Por ejemplo, si subes una foto de tu hijo izando la bandera, a través del uniforme, es fácil identificar a qué escuela va.

En algunos casos, puedes no darte cuenta de que al compartir las imágenes, también estás compartiendo la geolocalización. Por lo tanto, te vuelves aún más vulnerable a las personas malintencionadas.

Puedes sufrir una extorsión

Si expones mucha información, puedes dar a conocer las actividades de tu hijo, por lo que alguien puede decirte por teléfono «estoy viendo cómo tu hijo sale de la escuela. Si no me realizas una transferencia bancaria en este momento, podría seguirlo y decirle que me acompañe, ya que su padre no podrá buscarlo en el colegio». En el momento, con la desesperación, es posible que caigas en la trampa, anteponiendo la seguridad de tu pequeño.

Las imágenes podrían ser captadas para su uso por parte de pedófilos

Esta situación vulnera los derechos de tu hijo y lo expone a un peligro mucho mayor. En muchos casos, si tu hijo ya cuenta con sus propias redes sociales (y además lo mencionas en la foto), algunas de estas personas pueden ponerse en contacto con él, entablar una relación de confianza (ser amigos), y después acosarlo. Esto es lo que se conoce como grooming.

Otros efectos indirectos del sharenting

Además de los riesgos que representa compartir fotografías de tus pequeños en las redes sociales, te comentamos, a continuación, algunos de los efectos no deseados que trae la sobreexposición.

Interfieren en el desarrollo de la autoestima de tu hijo

Por ejemplo, si tu hijo recibe muchos likes o comentarios positivos, puede creer que necesita de validación externa para sentirse bien. En otros casos, puede recibir comentarios negativos por otros medios o por parte de sus compañeros en la escuela.

Algunas fotos graciosas para la familia, pueden convertirse en memes o stickers, que empiezan a multiplicarse por los grupos de WhatsApp. No debes perder de vista que, en las redes sociales, tras la excusa del anonimato, muchas personas aprovechan para hacer comentarios ofensivos y fuera de lugar que, aunque no sean ciertos, pueden causar mucho daño. Esto es lo que se conoce como ciberbullying.

Ocasionan malestar, angustia o ansiedad

Las redes sociales y la sobreexposición en ellas pueden influir en las emociones. Por ejemplo, si te comparas con las imágenes de familia feliz de otras personas, o de logros de otros niños, puedes sentir cierta frustración y envidia.



8 consejos que debes tomar en cuenta sobre el sharenting

Antes de compartir y hacer públicas las fotos de tus hijos en redes sociales, puedes poner en práctica los siguientes consejos para evitar ser víctima de este fenómeno.

1. Detente a pensar

¿Por qué lo hago?, ¿qué consecuencia no deseada podría tener esta acción?, ¿expone algo que pueda resultarle incómodo o humillante a otra persona? Quizás lo que ahora te parezca lindo y simpático, a tu hijo no le agrade en el futuro. Evita exponerlo y vulnerar su derecho de elegir qué quiere mostrar y compartir.

2. Cuida el contenido que subes

Quizás esa foto en pañales de tu hijo, jugando con tierra, puede ser muy simpática. Pero, en las manos equivocadas, esa foto de un menor semidesnudo puede tener una interpretación y un uso malicioso.

3. Pregunta a tu hijo si puedes subir esa foto

Puedes aprovechar la oportunidad de contarle por qué le haces esa pregunta y abrir un espacio de diálogo para conversar sobre las redes sociales, sus beneficios y riesgos. Ten respeto sobre su intimidad. Recuerda que todo aquello que subes a las redes se puede viralizar y pasar a formar parte del espacio público.

4. Procura informarte sobre las políticas de privacidad

En las diversas redes sociales se emplean ciertas políticas de privacidad, que debes tener en cuenta, antes de compartir imágenes.

5.  Concientiza sobre el grooming

No se trata de sembrar el pánico, pero sí la responsabilidad y brindar medidas para protegerse del acoso en línea. Ten en cuenta que todo aquello que publicas en redes sociales, va creando una huella digital, como un historial, y construyendo una reputación en línea.

7. Planifica tiempos de pausa sobre las redes sociales

Más de una vez, te pierdes de lo que está pasando con tu hijo y de celebrar ese momento por obtener la foto o la selfie perfecta. Intenta desconectarte de la tecnología y conectarte con tu hijo. También le estarás dando una enseñanza.

8. Comparte fotos de tus hijos con un grupo reducido de personas

En muchas aplicaciones, puedes enviar mensajes dirigidos a ese grupo o establecer diferentes niveles de privacidad. Si quieres publicar sobre tu vida, intenta hacerlo en un entorno cuidado.



Por un uso responsable y consciente de las redes sociales

La pandemia demostró que las nuevas tecnologías pueden ser aliadas. Gracias a ellas, se incrementaron las videollamadas con familiares para que los hijos no extrañaran tanto a sus allegados. También se pudo compartir casi en vivo, el cumpleaños de un ser querido. Sí, las aplicaciones de comunicación y mensajería también tienen su lado positivo.

Es decir, las redes sociales forman parte de la vida diaria. Entonces, no se trata de enemistarse con ellas, huirles o negarlas.

Por el contrario, el objetivo es que puedan simplificarte muchas tareas, que puedas estar en contacto con tus hijos y permitirles moverse con libertad. Es decir, se trata de que puedas hacer un uso consciente sobre las redes y que también hables con tus hijos sobre ellas; además de tomar las previsiones para evitar caer en las manos de estos fenómenos actuales. Saber es poder.

Te podría interesar...
7 datos que NO debes compartir por internet o redes sociales
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 datos que NO debes compartir por internet o redes sociales

Hay una serie de datos que se consideran personales que no debes compartir en internet o redes sociales porque pueden exponer tu seguridad.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.