¿Qué es el shilajit y para qué se utiliza?

El shilajit puede prevenir enfermedades cognitivas, aumentar los niveles de testosterona y retrasar el envejecimiento. Te mostramos otros beneficios de esta sustancia.
¿Qué es el shilajit y para qué se utiliza?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 08 enero, 2021.

Escrito por Daniela Andarcia, 08 enero, 2021

Última actualización: 08 enero, 2021

La medicina ayurvédica, mejor conocida por ser la medicina tradicional de la India, se basa en la dieta y los remedios herbales para tratar las enfermedades que aquejan el cuerpo, la mente y el espíritu. El shilajit, por su parte, es uno de los complementos nutricionales más destacados de este sistema médico.

Ha sido utilizado durante siglos y sus propiedades se vinculan al retraso del deterioro cognitivo, a la prevención de la anemia y a la potencia que tendría para contrarrestar los efectos del síndrome de fatiga crónica (SFC). ¿Qué es el shilajit? ¿Para qué se usa? ¿Cuáles son sus beneficios y contraindicaciones? En este espacio lo detallamos.

¿Qué es el shilajit?

El shilajit, mumijo o brea mineral es un musgo de consistencia pegajosa y color marrón negruzco que se encuentra de forma natural en las rocas de las montañas más altas de Asia. También se puede hallar al norte de Chile, donde recibe el nombre de shilajit andino.

Como hemos visto, esta sustancia es de uso común en la medicina ayurvédica y gracias a la popularidad que ha ganado en Occidente cada vez son más los estudios que se centran en sus posibles efectos para la salud. En general, el consumo se considera seguro y eficaz.

¿Cómo se usa?

Disponible en líquido, polvo y cápsula, el shilajit suele presentarse como suplemento que incluye sus respectivas instrucciones:

  • Para tomar la forma en polvo se debe disolver una porción que no supere el tamaño de un grano de arroz o un guisante en agua y beber entre 1 a 3 veces al día.
  • El suplemento líquido, por otro lado, se puede beber con leche dos veces al día.
  • Las cápsulas, que a menudo contienen otras sustancias, como la ashwagandha, se toman entre 1 a 2 veces al día con agua o leche.

Ahora bien, la dosis recomendada de shilajit es de 300 a 500 miligramos diarios, por lo que se debe consumir dentro de este límite y consultar con el médico antes de iniciar una suplementación.

Shilajit en cápsulas.
La sustancia se presenta en pastillas, en polvo y en líquido, teniendo cada una su forma de ingesta.

¿Cuáles son los beneficios del shilajit?

Son varias las investigaciones que han avalado los posibles beneficios del shilajit. Te mostramos cuáles son algunos de ellos.

1. Podría prevenir la enfermedad de Alzheimer

El alzhéimer, uno de los tipos más comunes de demencia, se caracteriza por ser una enfermedad progresiva que afecta la memoria, el comportamiento y el pensamiento. Según una investigación publicada en International Journal of Alzheimer’s Disease, la composición molecular del shilajit puede reducir el riesgo de padecer este trastorno y ralentizarlo.

El mismo estudio demostró que el componente principal del shilajit, denominado ácido fúlvico, tiene propiedades antioxidantes que mejoran la salud cognitiva al evitar una acumulación de las proteínas tau. A pesar de que estas suelen ser esenciales para el sistema nervioso, su aglomeración causa daños importantes.

Del mismo modo, el ácido fúlvico puede disminuir la inflamación, lo que está relacionado con una mejora en los síntomas del alzhéimer. No obstante, aún se requiere más investigación.

2. Aumenta los niveles de testosterona

Aunque la testosterona es la principal hormona sexual masculina, algunos hombres tienen niveles más bajos que otros. Esto puede disminuir el deseo sexual, causar pérdida de cabello y de masa muscular, así como aumentar la fatiga y la grasa corporal.

Ahora bien, un estudio con voluntarios masculinos de entre 45 a 55 años expuso que aquellos que tomaron 250 miligramos de shilajit purificado dos veces al día por 90 días mostraron un aumento significativo en sus niveles de testosterona en comparación con quienes tomaron placebo.

3. Disminuiría los síntomas del síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica (SFC) es una condición clínica que genera cansancio extremo y trastornos del sueño, entre otros indicios que pueden ser más graves. Por fortuna, parece que el shilajit es capaz de reducir los síntomas de esta patología.

Este trastorno se relaciona con una disfunción mitocondrial que se origina por una escasa producción de energía, por lo que un estudio en animales durante 21 días demostró que los suplementos de shilajit pueden reducir los síntomas del SFC al evitar el desarrollo de la enfermedad mitocondrial.

4. Para combatir el mal de altura

El mal agudo de montaña (MAM) es un trastorno físico causado por la baja presión atmosférica. Sus síntomas incluyen dolor corporal, demencia, cansancio, insomnio e hipoxia. Dada la vasta cantidad de minerales que componen el shilajit, se estima que puede mejorar los síntomas del mal de altura o mal de páramo.

5. Tratar la anemia por deficiencia de hierro

La anemia ferropénica se presenta cuando no se consume suficiente hierro o no se puede aprovechar en el cuerpo su presencia. Los síntomas más comunes son fatiga, debilidad, dolor de cabeza, arritmia, manos y pies fríos.

De acuerdo a un estudio en animales, los suplementos de shilajit pueden incrementar los niveles del hierro. La investigación llevada a cabo en 18 ratas reveló que aquellas que recibieron 500 miligramos de la sustancia por 11 días consiguieron tener niveles más altos de hemoglobina, hematocrito y glóbulos rojos.

6. Aumenta la fertilidad masculina

En un estudio con 60 hombres infértiles que tomaron shilajit dos veces al día por 90 días, más del 60 % de los participantes evidenció un aumento en el recuento total de espermatozoides. Del mismo modo, hubo un incremento de más del 12 % en la motilidad de los mismos.

7. Mejora la salud del corazón

Los suplementos de shilajit están vinculados con una mejora en la salud cardíaca. Según una investigación publicada en Cardiovascular Toxicology, se podría disminuir el riesgo cardiovascular con el consumo. Sin embargo, aún se requiere más investigación, por lo que, por lo pronto, no se deben tomar estos suplementos si se es paciente con antecedentes de infartos, anginas o arritmias.

8. Retrasa el envejecimiento

El ácido fúlvico combate los radicales libres y el daño celular, lo que hace que el shilajit sea un remedio recomendado para aumentar la longevidad, dado que ralentiza el proceso de envejecimiento.

Shilajit mejora la movilidad de los espermatozoides.
La fertilidad masculina está en relación a la calidad y movilidad de los espermatozoides, los que podrían mejorar sus características gracias al shilajit.

Contraindicaciones del shilajit

A pesar de las investigaciones que sugieren que el shilajit es seguro, hay varios casos en los que no se recomienda su consumo, ya que puede tener efectos secundarios importantes:

  • No es recomendable para aquellos que tienen una presión arterial baja o son pacientes con enfermedad cardíaca.
  • En caso de padecer anemia de células falciformes, talasemia o hemocromatosis tampoco se indica.
  • No se debe consumir shilajit crudo o sin procesar, dado que puede tener metales pesados, hongos u otras sustancias nocivas. La recomendación es que en las tiendas se revise que sea purificado.
  • Se debe dejar de tomar si se presenta sarpullido, mareo o un aumento de la frecuencia cardíaca.

¿Qué recordar sobre el shilajit?

El shilajit es una sustancia pegajosa y negruzca esencial en la medicina ayurvédica o medicina tradicional de la India. Se encuentra de forma natural en las rocas de las altas montañas del continente asiático y al norte de Chile.

Gracias a sus propiedades ha sido utilizado durante siglos para tratar numerosas afecciones. La ciencia, por su parte, ha demostrado que puede ser útil para mejorar la salud del corazón, prevenir la enfermedad de Alzheimer y mejorar la fertilidad masculina.

Sin embargo, su uso está restringido en pacientes con enfermedades cardíacas. No debe utilizarse como un medicamento y siempre se debe consultar con el médico antes de iniciar la suplementación.

Te podría interesar...
Los efectos del ácido fúlvico en la salud
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Los efectos del ácido fúlvico en la salud

Estudios en curso investigan sobre las propiedades del ácido fúlvico y cómo puede aplicarse en la salud. ¿Qué se sabe hasta el momento? ¡Descúbrelo...



  • Meena, H., Pandey, H. K., Arya, M. C., & Ahmed, Z. (2010). Shilajit: A panacea for high-altitude problems. International journal of Ayurveda research, 1(1), 37–40. https://doi.org/10.4103/0974-7788.59942
  • Carrasco-Gallardo, C., Guzmán, L., & Maccioni, R. B. (2012). Shilajit: a natural phytocomplex with potential procognitive activity. International journal of Alzheimer's disease, 2012, 674142. https://doi.org/10.1155/2012/674142
  • Pandit, S., Biswas, S., Jana, U., De, R. K., Mukhopadhyay, S. C., & Biswas, T. K. (2016). Clinical evaluation of purified Shilajit on testosterone levels in healthy volunteers. Andrologia, 48(5), 570–575. https://doi.org/10.1111/and.12482
  • Surapaneni, D. K., Adapa, S. R., Preeti, K., Teja, G. R., Veeraragavan, M., & Krishnamurthy, S. (2012). Shilajit attenuates behavioral symptoms of chronic fatigue syndrome by modulating the hypothalamic-pituitary-adrenal axis and mitochondrial bioenergetics in rats. Journal of ethnopharmacology, 143(1), 91–99. https://doi.org/10.1016/j.jep.2012.06.002
  • Velmurugan, C., Vivek, B., Shekar, S. B., Sudha, S. P., & Sundaram, T. (2010). Shilajit in management of iron deficiency anaemia. Journal of Pharmaceutical and Biomedical Sciences, 1(1).
  • Biswas, T. K., Pandit, S., Mondal, S., Biswas, S. K., Jana, U., Ghosh, T., Tripathi, P. C., Debnath, P. K., Auddy, R. G., & Auddy, B. (2010). Clinical evaluation of spermatogenic activity of processed Shilajit in oligospermia. Andrologia, 42(1), 48–56. https://doi.org/10.1111/j.1439-0272.2009.00956.x
  • Joukar, S., Najafipour, H., Dabiri, S., Sheibani, M., & Sharokhi, N. (2014). Cardioprotective effect of mumie (shilajit) on experimentally induced myocardial injury. Cardiovascular toxicology, 14(3), 214–221. https://doi.org/10.1007/s12012-014-9245-3