Síndrome post caída en adultos mayores

El síndrome post caída es una condición compleja que exige comprensión por parte de quienes rodean al adulto mayor. No es conveniente dejar que ese estado progrese, ya que puede reducir la calidad de vida de la persona afectada.
Síndrome post caída en adultos mayores
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 25 septiembre, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 25 septiembre, 2021

Última actualización: 25 septiembre, 2021

El síndrome post caída en los adultos mayores es una condición que, como el nombre lo indica, se produce después de una caída. Tiene que ver con el miedo que esto genera a sufrir una nueva caída. Esto suele dar lugar a consecuencias en el orden físico y psicosocial.

Se estima que alrededor del 30 % de las personas mayores de 65 años sufren una caída anual. Entre los mayores de 75, aumenta al 35 % y para los mayores de 80 la cifra es del 50 %. Como se ve, el síndrome post caída es un problema que puede afectar a muchas personas mayores.

Consecuencias del miedo a caerse

La artrosis de rodilla es frecuente.
El síndrome post caída afecta a un gran porcentaje de adultos que han sufrido un accidente.

El síndrome post caída, o miedo a caerse de nuevo, provoca consecuencias importantes en la vida del adulto mayor. Estas se manifiestan en diversos planos de sus vidas y pueden llegar a ser muy graves. Los principales efectos de esta condición son los siguientes.

Consecuencias físicas

Una de las consecuencias más importantes del síndrome post caída se da en el plano físico. Es muy frecuente que el miedo a caer de nuevo lleve a una reducción notoria de la movilidad. En general, quienes padecen esta condición se vuelven más estáticos y sedentarios.

En esos casos, el adulto mayor adquiere el hábito de permanecer sentado por mucho tiempo, o incluso acostado. Evita espacios en los que no cuente con un soporte y también elude escaleras u otras estructuras que supongan un obstáculo o riesgo.

Con el tiempo, esa quietud lleva a que se produzca pérdida de masa muscular, dificultades en la marcha y da lugar a un ciclo de deterioro físico. Se pierden habilidades de forma progresiva y esto incrementa aún más el síndrome post caída o miedo a caer.



Consecuencias psicológicas

La consecuencia psicológica más evidente en el síndrome post caída es la pérdida de confianza en sí mismo. Muchas veces el adulto mayor tuvo que permanecer en el piso durante un tiempo antes de ser auxiliado. Otras veces se vio precisado a ir al hospital y tuvo miedo de morir.

Todo esto hace que se desarrolle o se incremente la inseguridad en lo que es capaz de hacer. Por eso, lo habitual es que sienta que necesita la ayuda continua de otros, aunque objetivamente no sea así. Esto reduce su autonomía y promueve la dependencia de los demás.

En quienes presentan el síndrome post caída también hay rasgos de ansiedad y depresión. Asimismo, pueden aparecer señales de confusión y desorientación. Así las cosas, se inicia un proceso de restricciones en la vida cotidiana que desemboca en un deterioro de la calidad de vida.

Consecuencias sociales

Las consecuencias sociales del síndrome post caída también son muy notorias. En primer lugar, como ya se mencionó, esta condición fomenta los lazos de dependencia. También es usual que induzca a las personas del entorno a sobreproteger al adulto mayor, lo cual incrementa la falta de autonomía.

La quietud habitual y la inseguridad suelen llevar al adulto mayor a limitar sus contactos sociales. Esto puede repercutir en un estado de aislamiento progresivo que incrementa los síntomas de depresión y, además, provoca deterioro cognitivo.

En estas condiciones, aumenta la probabilidad de desarrollar discapacidades o demencia. Incluso si no se llega a ese punto, de todos modos, la vida se empobrece y esto se manifiesta en la salud física y mental del adulto mayor.



¿Cómo superar el síndrome post caída en adultos mayores?

Dolor lumbar que se calmará con cirugía de fusión espinal.
Superar el síndrome post caída es vital para mantener una buena calidad de vida.

Es importante hacer conciencia de que un adulto mayor va a necesitar de apoyo, comprensión y motivación tras sufrir una caída. Lo ideal es que no se espere mucho tiempo para iniciar intervenciones que le ayuden a superar el síndrome post caída.

Una de las herramientas que ha mostrado gran eficacia en estos casos es la Terapia Cognitiva de Beck. Se basa en la idea de que es necesario conseguir éxitos graduales para lograr que la persona afectada modifique la opinión negativa que tiene de sí misma, mejore sus expectativas y reduzca los síntomas de depresión.

Una de las técnicas más eficaces en este tipo de terapia es la denominada «encadenamiento». Consiste en plantear un objetivo general de conducta y luego dividirlo en subunidades; es decir, en metas menores, cada una de ellas muy sencilla.

Para aplicar esta técnica, lo adecuado es observar esta secuencia:

  • La motivación. Es importante que la persona se sienta motivada a realizar el proceso por sí misma y no por presión de otros. Para ello, es fundamental la comprensión, el afecto y el entusiasmo.
  • Explicación. Consiste en describirle la acción que debe llevar a cabo. Por ejemplo, caminar desde la cama hasta la puerta de la habitación.
  • Constatación. El adulto mayor debe explicar con sus propias palabras cuál es la acción que va a realizar. Debe identificar los posibles problemas u obstáculos que pueda encontrar al llevar a cabo la acción.
  • Aumentar la complejidad. Se debe ir logrando cada meta y una vez superada, aumentar la complejidad. Si se requiere, en un comienzo se le debe ayudar a alcanzar la meta, por sencilla que sea, hasta que se sienta animado a hacerlo solo.
  • Refuerzo. Es muy importante resaltar los logros y ayudarle a que valore todos los éxitos que vaya obteniendo.
  • Cambiar la perspectiva. Se debe hacer énfasis en las habilidades del paciente para que logre modificar la idea que tiene de sí mismo como alguien limitado.
  • Evaluar. Mientras se avanza en el proceso se debe evaluar si la persona necesitará ayuda para desplazarse o si es necesario reforzar el proceso con ejercicios físico para fortalecer sus músculos.

Prevenir el síndrome post caída

Tras la caída, lo más importante es identificar la causa y corregirla. El entorno de un adulto mayor debe ser seguro, por lo cual se deben minimizar todos los riesgos. Asimismo, es importante que se lleve a cabo una rehabilitación física adecuada.

Si aparece el síndrome post caída, lo más aconsejable es que esto no dé pie para comenzar a sobreproteger al adulto mayor. Por el contrario, se le debe animar a que vuelva a confiar en sí mismo y a que mantenga su autonomía.

Te podría interesar...
Como prevenir las caídas en personas mayores
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Como prevenir las caídas en personas mayores

Las caídas en personas mayores deben considerarse una señal de alerta. Es preciso analizar no solo las causas, sino también las consecuencias.



  • Bedoya Valderrama, L. D. Distorsiones cognitivas en terapia cognitiva de Beck.
  • Barón Cogollo, E. (2021). Motivación del adulto mayor para la realización de actividades físicas.
  • Ortiz Torres, J. Y. (2019). Síndrome de post-caída en el adulto mayor: Enfoque fisioterapéutico.