Slugging, la tendencia para el cuidado de la piel que debes conocer

Existen varias técnicas y productos que suavizan la piel del rostro. El "slugging" es uno de los métodos del momento, aunque su aplicación requiere de precauciones que te explicaremos.
Slugging, la tendencia para el cuidado de la piel que debes conocer
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 05 julio, 2022

Es común que las rutinas de cuidado facial incluyan productos que prometen favorecer el cutis sin esperar mucho tiempo para lucir los resultados. Este es el caso del slugging, una técnica que propone pulir el rostro usando vaselina o petrolato.

Esta sustancia, como señala la Clínica Universidad de Navarra (CUN), es una fórmula en pasta, en crema o en pomada con propiedades emolientes, lubricantes y protectoras de la piel. La composición deriva de refinar hidrocarburos saturados.

De ser útil en la curación de irritaciones, de costras y de excoriaciones, la vaselina ganó un lugar en el mundo beauty. En redes sociales, algunos creadores de contenido sugieren aplicar el ingrediente en la cara para dejarla como «porcelana». Pero hay que ser cuidadosos con el truco.

¿Qué es el slugging?

El slugging forma parte del K-Beauty, término identificativo de la belleza coreana. Consiste en extender una capa de vaselina sobre el rostro con el fin de suavizar e iluminar.

La popularidad del método se debe a los comentarios favorecedores en las redes sociales, donde se asegura que el cutis cambia de la noche a la mañana.

Sin embargo, hacen falta evidencias contundentes que comprueben la eficacia del tratamiento. Las opiniones dermatológicas se refieren a la misma con precaución, pues el petrolato funciona como remedio en determinadas condiciones dérmicas, pero la piel del rostro es muy delicada.

Además, la mayoría de los videos difundidos a través de TikTok no corresponden a profesionales de la salud, sino a usuarios que probaron el producto y lo recomiendan para eliminar puntos negros y alisar.

Si bien en algunos casos los resultados son positivos, los profesionales advierten que los geles con parafina no deben aplicarse a diario. Estas mezclas tienden a obstaculizar la funcionalidad de las glándulas que producen lípidos cutáneos.

Vaselina para hacer slugging.
La vaselina no puede colocarse a diario sobre la piel porque sus derivados de hidrocarburos pueden causar efectos secundarios.


¿El slugging es idóneo para cualquier tipo de piel?

Durante épocas de bajas temperaturas o en un día de mucho viento y frío, tal vez vendría bien un poco de vaselina, siempre que el rostro no presente las siguientes características:

  • Predisposición al acné: los cutis grasos empeorarían con la particularidad filmógena de la pomada, capaz de afectar el trabajo de las glándulas sebáceas.
  • Infecciones: existe la posibilidad de que el ungüento interfiera en la cura de una herida abierta, pese a que el emoliente siempre se ha comercializado como un protector de cortes y quemaduras menores. Así lo acota un ensayo clínico patrocinado por la Rockefeller University.
  • Piel grasa: las dermis con dicha singularidad ya cuentan con la capa de lípidos apropiada o excesiva y no requieren una adicional.


Beneficios y riesgos del slugging

No hay que condenar de buenas a primeras este truco de belleza. Es crucial conocer tanto las ventajas como las contraindicaciones del consejo K-Beauty. Respetando los pasos y el estado de la piel, habría resultados adecuados.

Beneficios

Entre los beneficios podemos listar los siguientes:

  • Favorece la penetración de ingredientes: la Academia Española de Dermatología y Venereología puntualiza que la vaselina es oclusiva. Por ello, el slugging confía el último paso de las rutinas de skin care al petrolato. Este actúa como una mascarilla nocturna que sella los activos aplicados antes. La idea es que las sustancias penetren mejor.
  • Mantiene el agua transepidérmica: aunque sea una capa fina, la consistencia del producto conserva la humedad de la piel. Esta es una de las premisas del procedimiento.
  • Ayuda a la barrera cutánea: quienes apelan a este método buscan mejorar la barrera de protección cutánea, ya que se cree que previene el paso de la suciedad ambiental al tejido facial.

Riesgos

Por otro lado, los riesgos a considerar de la vaselina en la piel son los siguientes:

  • Podría generar brotes: si tu cara atraviesa brotes de espinillas, puntos negros y manchas, quizás el cuadro empeore con la vaselina. En ese mismo orden de ideas, el slugging ayuda a la absorción diligente de los aceites comedogénicos y estos no son adecuados en pieles grasas.
  •  Choque entre activos: varios cosméticos para embellecer la piel poseen ingredientes activos fuertes, como los retinoides. Ante la misión envolvente de la vaselina, esta clase de elementos quedan atrapados y aumenta el peligro de perjudicar las pieles sensibles con irritaciones, hiperpigmentación y granos.
  • Posible retraso en la desinfección: el petrolato debería suspenderse hasta la cura de áreas con dermatosis o infecciones, ya sean fúngicas o bacterianas. Dependiendo de la gravedad, se demoraría el proceso al tapar los poros. En estos casos, la zona de aplicación tiene que estar limpia a profundidad y tratada con algún esteroide tópico recetado por el dermatólogo.
Piel grasa no debe hacer slugging.
Las pieles grasas ya tienen una capa excesiva que las recubre, por lo que el añadido de vaselina puede ser contraproducente.

¿Cómo hacer efectivo el slugging para el cuidado de la piel?

Un par de claves que siempre debes recordar es que, aunque la piel asimile el slugging, no debes incluirlo en la rutina diaria, sino en ocasiones puntuales. Por más repetitivo que parezca decirlo, es importante saber que los efectos no resultan igual en todas las pieles.

Para la efectividad de la técnica coreana en pieles secas, toma nota de los pasos que debes cumplir.

  1. Aseo: retira el maquillaje con un limpiador suave y sin alcohol; puede ser agua micelar. Si usas tónico, aplícalo.
  2. Restauración e hidratación: con la cara desmaquillada, aplica una crema o suero que restaure la piel. El ácido hialurónico es buena opción antes de los oclusivos, porque maximiza la hidratación.
  3. Slugging: este es el momento de untar la vaselina. La capa tiene que ser delgada. Espera 30 minutos antes de acostarte. Lo que resta es dejar que el producto actúe toda la noche.
  4. Limpieza matutina: al despertar, lávate la cara con tu limpiador habitual y continúa con el skin care de la mañana.

Sustitutos de la vaselina para el tratamiento

Otras sustancias espesas también son consideradas para el mismo objetivo. Por ejemplo, los aceites de semillas de uva, el refinado de la oliva y el de ricino son alternativas.

Aunque estas poseen ciertas afinidades naturales con la piel, lo correcto es consultar y respetar las observaciones dermatológicas con respecto a lo que usarás como embellecedor del rostro.

Te podría interesar...
¿La manteca de cacao es buena para cuidar los labios?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿La manteca de cacao es buena para cuidar los labios?

La manteca de cacao es un buen hidratante para los labios, siempre que uses las barras preparadas con los ingredientes adecuados.