Sudamina o miliaria, ¿en qué consiste?

Además de la erupción y la inflamación, la sudamina suele producir pequeñas ampollas que pueden provocar dolor.
Sudamina o miliaria, ¿en qué consiste?
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 19 marzo, 2021.

Última actualización: 19 marzo, 2021

La sudamina, también llamada miliaria, es un tipo de erupción que aparece en la piel. Se trata de una patología que afecta frecuentemente a los niños recién nacidos, aunque puede ocurrir a cualquier edad.

Esta erupción ocurre porque se obstruyen los conductos de las glándulas sudoríparas. Son los que se encargan de transportar el sudor a la parte más superficial de la piel. Al obstruirse, se produce picor, inflamación y pequeñas ampollas.

Todos estos síntomas son muy molestos y desagradables para quien lo sufre. Suele ocurrir en verano, sobre todo en lugares donde el clima es muy cálido y húmedo. Sin embargo, no hay que preocuparse en exceso, pues se trata de una afección que tiende a desaparecer por sí sola.

No obstante, debido a su frecuencia y a lo que preocupante que puede llegar a ser para quien lo padece (especialmente para los padres de los bebés), a continuación te explicamos todo lo que debes saber sobre la sudamina, según lo que indica la literatura científica.

¿En qué consiste la sudamina?

La sudamina afecta la capa superficial de la piel

Como ya hemos mencionado, la sudamina o miliaria es una erupción concreta que se produce porque se obstruyen los conductos sudoríparos. Son los que permiten que el sudor llegue a la parte más superficial de la piel y se realice la transpiración.

Cuando se obstruyen, el sudor en lugar de evaporarse se queda bajo la piel. Esto hace que se produzca una reacción inflamatoria, que conlleva tanto la erupción como el picor y el resto de síntomas.

Las causas de esta obstrucción no se conocen con exactitud. Se piensa que una de las razones podría ser que estos conductos no estuvieran suficientemente desarrollados. Por ello, tienden a romperse y no funcionan correctamente. Esto explicaría el por qué los recién nacidos son los que sufren con más frecuencia la sudamina.

Otra de las situaciones que se relacionan es el vivir en climas húmedos y calurosos. Del mismo modo, cualquier actividad física que implique sudar mucho parece ser determinante.

Por otra parte, se ha visto que la sudamina también afecta frecuentemente a personas que han estado enfermas y en reposo durante bastante tiempo. De hecho, esto ocurre especialmente en aquellos que han tenido fiebre.

¿Qué síntomas produce la sudamina?

En primer lugar, es importante saber que es una erupción que suele aparecer en las zonas donde la piel produce fricción. Por ejemplo, en los bebés suele aparecer en los pliegues de las nalgas, en el cuello o bajo el pecho. Incluso, muchas veces aparece en las axilas o en la ingle.

Además, la sudamina se acompaña de picor e irritación. Se puede producir a diferentes niveles de la piel y con mayor o menor gravedad, por lo que los síntomas pueden ser diferentes según cada persona.

En los casos más leves solo se afecta la capa más superficial. Por ello, además de la erupción, aparecen unas pequeñas ampollas que se revientan con facilidad. Estas ampollas pueden causar dolor.

Por otra parte, cuando afecta a mayor profundidad, aparecen bultos enrojecidos más dolorosos. Curiosamente, estos casos se acompañan de un cosquilleo en la zona. En ocasiones, estos bultos se llenan de pus y se inflaman, por lo que la afección se complica.

La sudamina puede llegar a ser más grave, aunque no es tan frecuente que ocurra. Cuando es así, afecta a mayor profundidad aún y produce lesiones firmes y enrojecidas en la piel.

¿Cuál es el tratamiento?

En la mayoría de los casos, la sudamina no necesita tratamiento. Sin embargo, hay ciertas medidas que pueden ayudar a reducir los síntomas y a facilitar su mejoría. Por ejemplo, es importante permanecer en un lugar fresco y bien ventilado.

Además lo ideal es evitar la ropa muy ajustada o el exceso de prendas. Si es verano, intenta vestir con ropa ligera y fresca. Si se trata de tu bebé, haz lo mismo, e intenta protegerle del calor.

Cuando se trata de un caso grave de sudamina, es posible que sea necesario aplicar ciertas pomadas o ungüentos sobre la piel para aliviar los síntomas. En algunas situaciones incluso se pueden llegar a recetar esteroides tópicos para aliviar la inflamación.

La sudamina o miliaria es una erupción de la piel que suele afectar a bebés en climas húmedos y calurosos. No es frecuente que produzca complicaciones ni que estas sean graves. Sin embargo, es esencial acudir al médico ante cualquier síntoma para poder descartar que se trate de otra patología.

Te podría interesar...
Erupciones por el calor: 5 remedios para controlarlo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Erupciones por el calor: 5 remedios para controlarlo

Las erupciones por el calor pueden causar picor, enrojecimiento y otros incómodos síntomas. En esta ocasión te proponemos solucionarlo con 5 remedi...