¿En qué consiste la técnica de la piedra gris?

La técnica de la piedra gris nos permite mantener una distancia saludable con personalidades abusivas y demandantes. ¿Cómo ponerla en práctica?
¿En qué consiste la técnica de la piedra gris?
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales.

Última actualización: 25 mayo, 2022

La técnica de la piedra gris es una forma de afrontar las situaciones de drama con otras personas. Como su nombre lo indica, consiste en asumir una postura de piedra para que lograr que el otro no se interese por nosotros. ¿De qué se trata exactamente?

«No sé cómo comenzó todo el conflicto, apenas dije dos palabras y ahora parece no tener fin». ¿Cuántas veces acabamos implicados en un problema por no decir exactamente las palabras justas o por no mantener determinada actitud? Este es apenas un ejemplo en el cual se puede implementar esta estrategia. Veamos.

¿En qué consiste la técnica de la piedra gris?

Si tuviéramos que sintetizar a qué se refiere la técnica de la piedra gris, podríamos emplear una frase común «no le entran balas». Esta expresión representa la actitud inmutable de una persona, alguien que permanece inalterable.

De esta manera, se intenta que la persona se aburra, que deje de convertirnos en blanco de sus descargas. A menudo, se recomienda como un recurso de afrontamiento ante individuos que presentan las siguientes características:

  • Son manipuladores, abusivos, narcisistas y similares.
  • Buscan hacernos sentir culpables o responsables de determinadas situaciones.
  • Practican el gaslighting, un abuso emocional sutil que se presenta disfrazado, que busca confundir al interlocutor, haciéndole creer que es quien está equivocado.
  • Suelen hostigar, buscan «golpear» de modo sutil en donde más duele mediante comentarios agresivo-pasivos, preguntas incómodas o inquisidoras.
  • Obtienen su poder a costa de otros.
  • Buscan desatar un conflicto y dar pie al drama.

De esta manera, la técnica de la piedra gris busca insensibilizar —como una piedra— a quien recibe estos comentarios, de tal manera que pueda «desactivar» al otro, al no encontrar reacción o respuesta.

Conflicto con una persona
Uno de los objetivos de la técnica de la piedra gris es evitar los dramas y los conflictos.


¿Cómo aplicar la técnica de la piedra gris?

Algunas claves al momento de aplicar la técnica de la piedra gris son las siguientes:

  • Brindar una respuesta breve; por ejemplo: «tal vez, no lo sé».
  • Intentar mantener una interacción corta.
  • Evitar la expresión de emociones, sobre todo las de incomodidad, disgusto o enfado.
  • No mostrar interés en lo que esa persona diga, por más que nos implique directa o indirectamente.
  • No iniciar la interacción. Solo implicarse si es en verdad necesario.
  • Evitar pedirle un favor a la otra persona, ya que es posible que empiece con sus «juegos de poder».

Otras recomendaciones para tener en cuenta

  • Evitar enredarse en explicaciones.
  • No clarificar las emociones ni lo que se hace. Es decir, si dice «¿qué te sucede?» o «te noto distinto» es mejor responder «nada».
  • No compartir la intimidad.


Uso de la técnica de la piedra gris: excepciones

Como toda técnica, también tiene sus limitaciones. Esto es así porque también hay que saber «ajustar» nuestras respuestas a las circunstancias. No se trata de encontrar una actitud estereotipada, ya que no tenemos el mismo vínculo con todas las personas.

Para aquellas personas que nos importan y nos hacen bien, convertirse en una piedra puede ocasionar mucho daño. Por ejemplo, si nuestro interlocutor nos está provocando con determinado comentario, pero no es algo que sucede a menudo, es necesario comprender que algo le pasa.

En dicho caso, lo mejor es hablar y permitir la expresión de emociones de ambas partes. Por otro lado, es importante no abusar de su uso como un modo de desactivar todos los conflictos; es decir, hay que saber poner límites y hacernos respetar.

Esa «pseudo» pasividad puede hacernos sentir peor o sembrar una mirada débil de nosotros mismos. En este sentido, es importante que tengamos presente el grupo de personas con quienes vale la pena aplicar esta estrategia.

Mujeres hablando
En ciertos casos, es preferible dialogar y expresar los sentimientos que aplicar la técnica de la piedra gris.

Huir de las relaciones tóxicas

El empleo de la técnica de la piedra gris resulta muy útil para hacer frente a situaciones que son inevitables. Por ejemplo, llevar de la mejor manera persona la convivencia con un jefe manipulador.

En este caso, salvo que abandonemos el trabajo o tengamos la posibilidad de cambiarnos de área, a veces no nos queda otra que buscar «la supervivencia».

Sin embargo, es preciso admitir que si nos encontremos en estos contextos de manera sostenida, el desgaste emocional y hasta físico al que nos enfrentamos implica un costo altísimo para nuestro bienestar y salud.

De esta manera, es importante que tratemos de alejarnos de aquellas personas con las que nos sentimos «en alerta», que nos manipulan y que nos quitan la energía. Establecer límites y negarse a ciertos pedidos también tiene que servir para marcar nuestro espacio y hacer respetar nuestra identidad.

La técnica de la piedra gris puede ser una manera de hacer una «transición», un paliativo temporal, que nos lleve a distanciarnos de estas personalidades tan perjudiciales. De ninguna manera, podemos permitir el agravio y la falta de respeto.

Te podría interesar...
Cómo identificar y alejarse de las amistades tóxicas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo identificar y alejarse de las amistades tóxicas

Los seres humanos somos sociables por naturaleza, las amistades son una parte muy importante en la vida, y las relaciones tóxicas pueden hacer much...



  • TRECHERA, JOSÉ LUIS , & MILLÁN VÁSQUEZ DE LA TORRE, GENOVEVA , & FERNÁNDEZ MORALES, EMILIO (2008). ESTUDIO EMPÍRICO DEL TRASTORNO NARCISISTA DE LA PERSONALIDAD (TNP). Acta Colombiana de Psicología, 11(2),25-36.[fecha de Consulta 2 de Mayo de 2022]. ISSN: 0123-9155. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=79811203
  • Medina, D. E. M., & Escobedo, P. A. S. (2008). Síndrome de desgaste emocional en investigadores mexicanos. Revista Interamericana de Psicología/Interamerican Journal of Psychology42(2), 353-362.