Terapia de juego: ¿en qué consiste?

La ludoterapia es un recurso psicológico idóneo tanto para niños como para adultos. Puede usar juguetes, dibujos, casas de muñecas y hasta pompas de jabón. Todo es útil para crear un entorno seguro y desahogar emociones. 
Terapia de juego: ¿en qué consiste?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 16 diciembre, 2020.

Última actualización: 16 diciembre, 2020

La ludoterapia o terapia de juego es una estrategia psicológica muy efectiva para tratar problemas emocionales. Su aplicación es común en el ámbito clínico infantil y juvenil, sin embargo, cabe destacar también la utilidad en adultos.

Permitir que la mente se relaje a través de la interacción con juguetes, dibujos u otros recursos estimulantes es un canal extraordinario para el desahogo emocional.

Es interesante señalar que en los últimos años esta terapia se ha refinado. En la actualidad ofrece grandes resultados en una variedad muy amplia de condiciones, como el trastorno de espectro autista (TEA), el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) y también en adultos que han sufrido algún tipo de trauma psicológico.

Terapia de juego: definición

Tal y como nos explica la Asociación Británica de Terapeutas del Juego (BAAT), este enfoque permite a las personas clarificar sentimientos  y emociones complicadas usando el juego como mecanismo comunicativo. Gracias a este recurso no se sienten interrogados ni amenazados, sino que encuentran un escenario seguro en el que liberar poco a poco miedos, tensiones y preocupaciones.

La terapia del juego empezó a aplicarse en psiquiatría en los años 30. Ya en esos inicios del siglo XX se descubrió algo evidente que facilitó su posterior desarrollo: todo niño revela mucho más de sí mismo cuando se halla en medio de una actividad que le es interesante, cómoda y segura. En caso de estar cara a cara con un profesional, los pequeños no se muestran tan participativos (Gitelson, 1938).

Por lo general, la ludoterapia es una estrategia cotidiana para un gran número de profesionales como los psicólogos, psiquiatras, terapeutas conductuales y ocupacionales, los fisioterapeutas y trabajadores sociales. El juego como elemento de comprensión y expresión es un recurso de gran valor y utilidad.

Niños aplicando la terapia del juego.

La terapia del juego les ayuda a los niños a tener una visión más positiva y segura del mundo.

¿En qué contextos se usa la ludoterapia?

Señala Schaeffer (2002) en su libro “Terapia de juego” que este enfoque debe verse como una experiencia holística en la que nuestro yo se relaja y conecta con cada parte de nosotros para dejarse llevar por un proceso gratificante. No se nos exige nada; solo ser y estar, interaccionar con un juguete, con un muñeco, un dibujo o una serie de objetos que actuarán como canales de expresión.

Niños y adultos se benefician de esta terapia idónea para exteriorizar emociones y experiencias de manera simbólica. Si nos preguntamos en qué casos y contextos se usa, son los siguientes:

  • Es adecuada para niños o adultos con trastornos del neurodesarrollo o discapacidad intelectual severa. Gracias a ello logramos que puedan expresarse.
  • Niños y adolescentes que han vivido eventos traumáticos, como abusos sexuales o violencia intrafamiliar.
  • La pérdida de un progenitor o el abandono son otros factores comunes.
  • El bullying es una realidad de gran impacto que puede ser tratada con terapia del juego.
  • También es útil en desórdenes de la conducta como la agresividad, conducta desafiante, divorcio de los padres y problemas de comportamiento en la escuela.
  • Es efectiva en el tratamiento de la depresión y los trastornos de ansiedad.
  • El haber sufrido alguna adversidad, como ser testigo de un acto violento, ver un atentado o sufrir un desastre natural son otros desencadenantes.
  • Los trastornos de la alimentación son otra dimensión para la que es útil la terapia del juego.

¿Qué beneficios ofrece la terapia del juego?

En un estudio llevado a cabo por Stulmaker & Ray (2015) se demostró algo que deberíamos considerar. La terapia de juego es muy útil cuando la aplicamos como mecanismo preventivo en las escuelas. Gracias a ella evitamos estados de estrés y ansiedad.

Ahora bien, ¿qué más beneficios se obtienen con la terapia del juego? Algunos son los siguientes:

  • Tal y como ya hemos señalado, se logra que el niño y el adulto puedan expresar sus sentimientos con comodidad.
  • Se reduce la sensación de miedo y se eleva la capacidad de control.
  • Favorece el desarrollo de mejores habilidades de afrontamiento ante la adversidad.
  • Mejora la imagen que se tiene de uno mismo al poder expresar lo que se siente y aprender estrategias para actuar ante lo que duele o preocupa.
  • Se mejoran las habilidades sociales.
  • Se optimiza la confianza en uno mismo.
  • El estado de ánimo se regula hasta el punto de experimentar con mayor frecuencia emociones positivas. Al favorecer el desahogo y la comunicación emocional, el bienestar se expande.

También te puede interesar: Técnicas de relajación para niños

Mujer haciendo pompas de jabón.
La ludoterapia también es efectiva en adultos para tratar los trastornos de estrés postraumático.

¿Cómo se aplica la terapia del juego?

Algo que comprende todo psicólogo o terapeuta es que el juego es el mejor canal comunicativo para un niño. En ocasiones, cuando un adulto ha pasado por un trance traumático, puede ser también un escenario idóneo y productivo para comunicar y liberar emociones.

A la hora de aplicar la terapia del juego es necesario considerar lo siguiente:

  • Puede parecer una terapia sencilla, pero exige un elevado nivel de formación del profesional para favorecer un entorno seguro en el que promover la comunicación.
  • Se realiza en una consulta, pero también puede llevarse a cabo en la escuela o el domicilio.
  • Los juegos elegidos deben estimular un ejercicio simbólico vinculado al problema del niño o el adulto.
  • El experto debe saber qué juego elegir y cómo presentarlo. Puede guiar en el desarrollo del mismo o permitir que el niño juegue libremente.
  • Lo más decisivo es favorecer un entorno cómodo en el que fluya la comunicación y saber, a su vez, cómo interpretar la información obtenida.

Recursos disponibles

Existe un gran número de recursos que se pueden usar en la terapia del juego. No obstante, gran parte de ellos se organizan en las siguientes áreas:

  • Juego de rol (a través de muñecos).
  • Juegos con los que favorecer una narración.
  • Ejercicios de visualización.
  • Danza y música.
  • Teatralización con disfraces.
  • Teléfonos de juguete.
  • Títeres y máscaras.
  • Casas de muñecas para hablar de la relación familiar.
  • Artes y manualidades.
  • Juego de agua y arena.
  • Bloques y juguetes de construcción.
  • Juegos de animales para canalizar emociones complejas.

Para concluir, la ludoterapia es uno de los mejores recursos que encontramos en la práctica clínica para niños. Cada año se desarrollan nuevos abordajes y juegos con los que profundizar mucho más en las necesidades de pequeños y adultos.

Te podría interesar...
Psicoterapia existencial: ¿en qué consiste?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Psicoterapia existencial: ¿en qué consiste?

La vida está llena de preguntas sin respuestas. La psicoterapia existencial podría ayudar a las personas a resolver esas dudas.



  • Blalock, S. M., Lindo, N., & Ray, D. C. (2019). Individual and Group Child-Centered Play Therapy: Impact on Social-Emotional Competencies. Journal of Counseling and Development97(3), 238–249. https://doi.org/10.1002/jcad.12264
  • Stewart, A. L., Field, T. A., & Echterling, L. G. (2016). Neuroscience and the magic of play therapy. International Journal of Play Therapy25(1), 4–13. https://doi.org/10.1037/pla0000016
  • Schneider, M., & Robin, A. (1974). Turtle manual. Retrieved from: https://files.eric.ed.gov/fulltext/ED128680.pdf
  • Stevens, J. (1971). Awareness: Exploring, experimenting, experiencing. Moab, UT: Real People Press.
  • Stulmaker, H. L., Ray, D.C. (2015). Child-centered play therapy with young children who are anxious: A controlled trial. Children and Youth Services Review 57(1), 127-133.
  • Warren, S. L., Oppenheim, D., & Emde, R. N. (1996). Can emotions and themes in children’s play predict behavior problems? Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, 35(10), 1331-1337.
  • Wheeler, N., & Taylor, D. D. (2016). Integrating interpersonal neurobiology with play therapy. International Journal of Play Therapy25(1), 24–34. https://doi.org/10.1037/pla0000018