¿Qué es el test de metacolina?

El test de metacolina es una prueba que se hace a los fines de diagnosticar o descartar el asma. Sigue leyendo y conoce cómo es el proceso y qué se debe tener en cuenta antes de realizarla.
¿Qué es el test de metacolina?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 29 octubre, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 29 octubre, 2021

Última actualización: 29 octubre, 2021

El test de metacolina también es conocido por otros nombres, como prueba de broncoprovocación o de provocación bronquial inespecífica. Se realiza con metacolina o Provocholine ®, que es la marca del producto.

Este examen es aplicado a los fines de determinar la hiperreactividad bronquial. En consecuencia, diagnosticar el asma. Durante el mismo se inhala una cantidad del referido medicamento, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias.

Para realizar el test de metacolina se deben tomar ciertas precauciones previas. Por ejemplo, suspender el consumo de algunos medicamentos o de inhaladores y evitar la cafeína y el cigarrillo. Asimismo, no debe realizarse durante el embarazo.

¿Qué es y para qué se hace el test de metacolina?

La hiperreactividad bronquial es un proceso que tiene lugar cuando hay una sensibilización anormal de las vías respiratorias. Esto se debe a una obstrucción en el flujo del aire, al verse la persona sometida a determinados estímulos, como polen, polvo, humo del cigarrillo.

Durante la hiperreactividad se produce una respuesta exagerada de la mucosa bronquial que se traduce en broncoespasmos. Esta situación suele presentarse en personas con diversos padecimientos respiratorios, como asma, bronquiolitis, incluso alergias y resfriados.

Ahora bien, en el test de metacolina se utiliza este medicamento a los fines de inducir una hiperreactividad y así observar cómo funcionan los pulmones. El cloruro de metacolina es un agonista colinérgico sintético no selectivo. Dicho compuesto activa los receptores acetilcolina de tipo muscarínico, actuando como broncoconstrictor. De manera particular, al inhalarse, la metacolina estrecha las vías respiratorias.



¿Cómo se realiza el test de metacolina?

El proceso de realización del test de metacolina demora aproximadamente 90 minutos. Se divide en tres fases o momentos. A continuación se describe cada uno de ellos.

Momento 1

La prueba inicia con una evaluación de respiración basal, también conocida como espirometría. Esto ayudará a conocer cómo es el funcionamiento de los pulmones en relación con variables como el volumen espiratorio máximo en el primer segundo, qué tan rápida es la respiración, qué cantidad de aire se inhala y exhala.

Espirometría para el test de metacolina.
La espirometría se hace al inicio para determinar el estado basal de los pulmones.

Momento 2

Utilizando un nebulizador, se administra metacolina inhalada. Esto aumenta progresivamente hasta completar 4 dosis.

Antes y después de cada una se hace nuevamente la espirometría para medir el estrechamiento de las vías respiratorias. El flujo respiratorio podría permanecer igual, empeorar o mejorar.

Momento 3

Cuando se alcanza la dosis máxima de metacolina prevista en el test o si la función pulmonar disminuye en un 20 %, tomando como punto base la medición inicial, la prueba culmina. Una vez finalizada, y en caso de ser necesario, se administra un broncodilatador (salbutamol).



¿Cómo se interpretan los resultados?

Durante la prueba pueden participar o estar presentes diversos profesionales de la salud, familiarizados con el test de metacolina o formados al respecto. Pero es el neumólogo quien se encarga de la valoración e interpretación de los resultados, así como de la elaboración el informe correspondiente.

En este orden de ideas, la prueba puede tener dos resultados posibles. Se considera positiva si la metacolina hace que la función pulmonar disminuya en un 20 % o más. Por consiguiente, es posible que la persona tenga asma.

Caso contrario, si el funcionamiento pulmonar se mantiene o su disminución no alcanza tales niveles, se considera que es negativo el resultado. Por tanto, se puede descartar dicha enfermedad.

Preparación para el test de metacolina

Antes de realizar el test de metacolina, la persona debe suministrar diversas informaciones al profesional o equipo médico encargado de la prueba, de manera de establecer las medidas a seguir.

Estas informaciones tienen que ver con alguno de los siguientes factores:

  • Haber tenido síntomas de asma en alguna ocasión.
  • Haber padecido infección respiratoria en las últimas semanas.
  • Estar embarazada o en lactancia.
  • Haber sido inmunizado con alguna vacuna en fechas cercanas.
  • Si se padece alguna cardiopatía.
  • Enfermedades alérgicas, incluyendo diversos tipos de urticaria crónica.
  • Consumo de algún medicamento para las vías respiratorias.
  • Si la persona es fumadora o usa inhaladores.

Interrupción de medicamentos y tratamientos

En caso de consumir fármacos, es posible que se deba interrumpir algún tratamiento temporalmente antes de hacer el test de metacolina, sobre todo si los fármacos en cuestión tienen que ver con las vías respiratorias.

Es conveniente discutir esto con el médico para saber cuáles medicamentos y por cuánto tiempo deben suspenderse. Algunos solo requieren de uno o dos días de suspensión y otros un tiempo más prolongado.

Se enfatiza que esto no debe hacerse por iniciativa propia, sino bajo la orientación del profesional de la salud. Asimismo, se debe llamar al médico si se observa alguna reacción después de la suspensión.

El día de la prueba

El día en que corresponde realizar el test de metacolina se imponen ciertas restricciones. Entre ellas, las más relevantes son las siguientes:

  • Suspender el uso de cualquier tipo de inhaladores para el tratamiento del asma.
  • Evitar bebidas con cafeína al menos 6 horas antes.
  • No fumar, por lo menos 24 horas antes de la realización de la prueba.
  • Suspender broncodilatadores entre 12 y 18 horas previas.
  • Se recomienda solo ingerir una comida liviana al menos 2 horas antes.
  • No hacer ejercicios.

Después de la prueba

Después del test de metacolina, la persona puede retomar nuevamente sus medicamentos y regresar a su dieta y actividades regulares. No se requiere de ninguna recuperación. A menos que el médico indique lo contrario.

Inhalador para el asma que se suspende en el test de metacolina.
La suspensión de los inhaladores para el asma debe hacerse para valorar correctamente el efecto de la metacolina.

Contraindicaciones

La prueba no debe realizarse bajo ciertas condiciones. En tal sentido, el test de metacolina está contraindicado en algunos casos:

  • Embarazo y lactancia.
  • Aneurisma aórtico o cerebral.
  • Problemas de tensión arterial.
  • Infarto o ACV en meses recientes.

Algunas consideraciones al realizar la prueba

El test de metacolina es poco invasivo y no genera incomodidades o efectos secundarios. No obstante, deben tenerse en cuenta algunas situaciones para prevenir molestias.

En primer lugar, hay que recordar que la prueba demora 90 minutos. Por tanto, la persona debe ser paciente.

Por el otro lado, se deben realizar algunos esfuerzos. Para alguien que no tenga una buena condición física o que sufra de un trastorno respiratorio, el hecho de inspirar y espirar con fuerza y rapidez varias veces podría generar mareos, tos, sibilancias, dolor en la caja torácica, dificultad para respirar.

Al respecto, la persona debe informar al médico si nota alguna molestia, si se siente mal, si necesita más tiempo antes de una espirometría o si piensa que debe suspender la prueba. Del mismo modo, si días antes se presenta alguna situación que se piensa puede afectar el resultado, es conveniente comunicarse con el médico.

Te podría interesar...
Síntomas del broncoespasmo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Síntomas del broncoespasmo

El broncoespasmo es un síntoma, no una enfermedad en sí misma, salvo en los lactantes, en quienes puede causar bronquitis obliterante recurrente.



  • Elizondo J, Vargas H, Chaves A. Salbutamol inhalado. Fármacos. 1989; 5(1): 5-12.
  • Frutos Martínez C, González Pérez E, Aldasoro Ruiz A, et al. Medida de la respuesta bronquial a la metacolina en niños asmáticos mediante la auscultación traqueal. Anales de Pediatría. 2002; 56(4): 304-309.
  • García de la Rubia S, et al. Comportamiento del FEV1 y del PEFR en la prueba de carrera libre para la detección del asma inducida por ejercicio en la infancia. Anales Españoles de pediatría. 1998; 49(3): 237-240.
  • Gutiérrez M, Beroíza T, Borzone G, et al. Espirometría: Manual de procedimientos. Rev. chil. enferm. respir.  2007;  23(1): 31-42.
  • Mir Messa I, Moreno Galdó A, Cobos Barroso N, et al. Estudio de la hiperrespuesta bronquial a la metacolina mediante la auscultación traqueal en niños sanos menores de 4 años. Archivos de Bronconeumología. 2007; 43(3): 156-160.
  • Rangel-Ávila. Asma e hiperreactividad bronquial. 2008; 31(1): S112-S114.
  • Sassia L, Saranz, Lozano A, et al. Comparación de la respuesta broncodilatadora según FEV1 y FEF 25-75 por ciento en niños y adultos con asma. Alerg. inmunol. Clin. 2007; 25(3/4): 79-85.