16 tipos de lentes de contacto

¿Conoces los diferentes tipos de lentes de contacto que hay? Sigue leyendo y descubre cuáles opciones tienes disponibles en el mercado y según las prescripciones del oculista.
16 tipos de lentes de contacto
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 12 junio, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 12 junio, 2021

Última actualización: 12 junio, 2021

Aunque hay diferentes tipos de lentes de contacto, también llamados lentillas, todos son discos delgados, transparentes, de forma ligeramente cóncava. Se colocan en la superficie del ojo, justo sobre la córnea, con el objeto de corregir defectos de visión.

En líneas generales, con excepción de los lentes de contacto cosméticos, las lentillas cumplen una función similar a las gafas convencionales correctivas. La preferencia entre unas y otras depende de la necesidad o gusto de la persona.

Aunque también es importante tener en cuenta lo que diga el profesional de la salud ocular, ya que en función de las diversas variables se recomienda un determinado tipo de lente. Existen patologías que contraindican la prescripción de lentillas.

4 tipos de lentes de contacto según el material

Este es uno de los primeros aspectos a considerar al momento de usar lentillas. Según diversos estudios realizados sobre el tema, los lentes de contacto se pueden clasificar en tres grandes grupos de acuerdo con el material.

1. Metacrilato de polimetilo (PMMA)

El metacrilato de metilo o de polimetilo (conocido como PMMA por sus siglas en inglés) es un material que se caracteriza por su resistencia al rayado y gran transparencia. Es de amplio uso en la industria.

Se emplea en automóviles y en construcción (como sustituto del vidrio), en iluminación y cosmética. En el caso particular de los lentes de contacto, los PMMA fueron de las primeras generaciones.

Tienen buena óptica, pero han caído en la obsolescencia por el hecho de no permitir buen paso de oxígeno, siendo además difícil adaptarse a ellos. Actualmente están limitados a la implantación en la cirugía de cataratas.

2. Copolímeros y elastómeros

Los lentes de contacto permeables a los gases, también conocidos por las siglas RPG (rigid gas permeable), se asemejan a los PMMA en cuanto a la visión y sensación que producen. Sin embargo, sí permiten el paso de oxígeno a través de ellos.

Otra ventaja es que pueden adaptarse mejor, quedando en mejor contacto con la superficie del ojo. A su vez, proporcionan una visión más nítida que los blandos o de hidrogel, especialmente en los casos de astigmatismo.

En cuanto a los materiales, los lentes de contacto permeables a los gases incluyen elastómeros de silicona, así como copolímeros de metacrilato de alquilsiloxano con metacrilato de fluoroalquilo.

3. Hidrogel o hidrofilícos

Los lentes de contacto hidrofílicos, también llamados LCH, están hechos de materiales más porosos, delgados y maleables, permitiendo mayor paso de oxígeno. Tienen mejor adaptación, flexibilidad y comodidad.

Las de hidrogel de silicona, aún a pesar de ser el tipo más reciente de lentillas blandas, en algunos países ya las usan entre el 20 y 30% de las personas que solicitan nuevas adaptaciones de lentes de contacto, según refieren las investigaciones.

4. Lentes de contacto híbridos

Los lentes de contacto híbridos incluyen materiales de silicona o hidrogel en la periferia y una parte central de RPG. En este sentido, proporcionan las ventajas tanto de uno como de otro en cuanto a visión transparente y comodidad.

Cataratas.
Para la corrección de las cataratas se utilizan lentes intraoculares del material con el que se elaboraron los primeros lentes de contacto.

3 tipos de lentes de contacto según su vida útil

Hasta hace unas décadas, las personas siempre tenían que quitarse los lentes de contacto en las noches para limpiarlos. Es decir, no podían dormir con ellos. De igual modo, usaban las mismas lentillas por un largo tiempo. Pero ahora eso ha cambiado.

En este orden de ideas, de acuerdo con su tiempo de uso y vida útil, los lentes de contacto pueden clasificarse en dos grandes grupos: desechables y de uso prolongado. Aunque hay categorías intermedias.

5. Lentillas desechables

Estas tienen una duración limitada que va desde un día hasta una semana. Suelen ser blandas y flexibles. De hecho, se puede dormir con ellas. Y no hay que usar ningún producto especial ni dispositivo para conservarlas.

Por otra parte, se consideran las mejores para la salud ocular; evitan irritaciones y resequedad. De allí que suelen ser recomendadas para quienes sufren de alergias.

Su mayor desventaja es el costo, ya que si se usan y desechan diaria o semanalmente, el gasto sería bastante alto en un año. Aunque pueden ser una alternativa para quienes tienen gafas convencionales, pero requieren colocarse lentillas de manera provisional.

6. Lentillas de reemplazo frecuente

Si bien también son desechables, se pueden usar durante un período un poco más prolongado, de 14 días o hasta un mes. Deben limpiarse, por lo que hay que emplearlas durante el día, siendo obligatorio quitárselas para dormir.

Son una alternativa intermedia entre las diarias y las de uso prolongado, en cuanto a costo, mantenimiento, duración y posibles reacciones.

7. Lentes de uso prolongado o continuo

Todas las lentillas tienen una vida útil. Pero en los lentes de contacto de uso prolongado la duración es mucho mayor. Los hay anuales y hasta bianuales.

Obligatoriamente hay que cambiarlas al cabo de un tiempo. Tarde o temprano se dañan, pudiendo afectar el ojo.

De acuerdo con esto, resultan algo costosas en la inversión inicial. No obstante, a la larga dicho costo se aminora si se considera el número de días de uso efectivo.

4 tipos de lentes de contacto según su diseño y función

Además de los tipos de lentes de contacto ya mencionados, se tienen otras clasificaciones, de acuerdo a diferentes aspectos o criterios, como el diseño o la función.

8. Lentes de contacto esféricos

Tienen la cualidad de que proporcionan la misma visión en toda la superficie del lente. Son usados y recomendados tanto en los casos de miopía como de hipermetropía.

9. Lentes de contacto tóricos

Las lentillas tóricas se gradúan con parámetros que son propios del astigmatismo, por un lado, y de la miopía o hipermetropia, por el otro. No procuran la misma visión en toda la superficie, sino que varía en los distintos meridianos del lente.

10. Bifocales, multifocales y progresivos

Al igual que en las gafas convencionales, hay lentes de contacto bifocales, multifocales y progresivos. Se usan cuando ya se hace presente la presbicia.

Estas lentillas incluyen dos o más parámetros en las gradaciones, para visión de cerca y de lejos. Cuando estamos caminando, conduciendo o cuando leemos en el ordenador, varía la dirección de la visión.

11. Lentes de contacto cosméticos

Las lentillas cosméticas suelen ser blandas. Las hay desechables o de reemplazo frecuente.

Su finalidad es cambiar el color del iris a azul, verde o ámbar, según el gusto. También pueden incluir gradaciones si la persona las necesita.

Lentes de contacto cosméticos.
Las lentillas cosméticas sirven para modificar el color visible del iris y pueden o no tener graduación.

Otros lentes de contacto

Para cada ojo y cada persona hay una necesidad, un fin y una lente de contacto. Veamos otros tipos.

12. Lentes para ojos secos

En algunas personas los lentes de contacto pueden generar resequedad. En otras, ya se presenta xeroftalmía o el síndrome del ojo seco, pero se requiere de lentillas. Para solventar el problema se usan lentes de contacto blandos formulados para disminuir o evitar los síntomas asociados con esta condición.

13. Lentes esclerales

Están especialmente diseñados para las personas que presentan queratocono, así como también se usan en el tratamiento de otras patologías, afecciones o irregularidades de la córnea.

14. Lentes con protección UV

Según los estudios, la exposición prolongada a la luz ultravioleta (UV) puede propiciar, por efecto acumulativo, la aparición de eritemas (enrojecimientos) y queratoconjuntivitis.

Y aunque buena parte de este tipo de luz es absorbida por la córnea y el cristalino, un pequeño porcentaje llega a la retina. Por ello, existen lentes de contacto blandos que ayudan a proteger los ojos de la radiación.

15. Lentes de vendaje

Este tipo de lentes de contacto no tiene ninguna gradación particular, pero sí uso clínico. Protegen la córnea cuando se ha sufrido alguna lesión o evitan daños o molestias después de una cirugía.

16. Lentes de efectos especiales

En producciones cinematográficas, videos o montajes teatrales, cuando se desea que un personaje parezca un demonio, un vampiro o cualquier otro ser que no sea humano, se colocan lentes de contacto de efectos especiales.

También son usados por las personas en eventos y fiestas de disfraces. Sin embargo, esto no es recomendable, ya que se puede producir algún daño. Recordemos que los ojos son muy delicados.

Los tipos de lentes de contacto nos pueden confundir al elegir

Ya sea como solución transitoria o permanente, los lentes de contacto son una opción para las personas que necesitan corrección, pero no desean gafas convencionales. Asimismo, constituyen una alternativa a la cirugía Lasik, siempre que medie la valoración profesional.

Los lentes de contacto tienen sus ventajas, pero también sus inconvenientes y contraindicaciones. A la larga, pueden generar complicaciones como la irritación, la resequedad y las infecciones. Si bien se colocan sobre la película lagrimal que cubre la córnea, su uso no deja de entrañar riesgos.

Por ello, antes de dejarse dejarse seducir por la oferta del mercado en variedad de lentillas, conviene consultar con el médico tratante para saber si es posible su uso.

Te podría interesar...
Cuidados para el uso de lentillas
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cuidados para el uso de lentillas

Los cuidados en el uso de lentillas son realmente muy importantes para la salud ocular, siguelos y seguro no tendras ningún problema.



  • Efron  N. Complicaciones de las lentes de contacto. Madrid-España: Elsevier, 2005.
  • Escalona M, Torres R, Welch G, Martínez J, Zerquera T. Corrección de la miopía mediante cirugía Lasik. Rev Cub Med Mil. 2014;  43(1): 33-41.
  • Gasson A, Morris J. The contact lens manual. A practical guide to fitting. Amsterdam, Nederland: Elsevier, 2003.
  • González Méijome, JM. Contactologia. Unidixital Santiago de Compostela. (2005)
  • Hom M, Bruce A. Manual de prescripción y adaptación de lentes de contacto. Madrid-España: Elsevier, 2007.
  • Maniis M, Zadnik K, Coral-Ghanem C, Kara-Jose N. Contact Lenses in Ophthalmic Practice. New York-USA: Springer-Verlag, 2004.
  • Martín R, Alonso E. Comparison of the number of visits and diagnostic lenses required to fit RGP, conventional hydrogel and silicone hydrogel contact lenses. Journal of Optometry. 2010; 3(3): 169–174. doi: 10.1016/S1888-4296(10)70024-8.
  • Santodomingo J. Lentes de contacto adaptadas en España en 2017: comparación con otros países. Gaceta. 2018; 533. URL disponible en:  http://cgcoo.es/descargas/gaceta533/2.%20Lentes%20de%20contacto%20adaptadas%20en%20Espa%C3%B1a%20en%202017.pdf