5 tipos de orientación sexual

Conocer los diferentes tipos de orientación sexual puede ayudarnos a aceptar y disfrutar más de nuestra sexualidad y a no juzgar la de otros. Descubre todo lo que debes saber.
5 tipos de orientación sexual
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz el 05 diciembre, 2020.

Última actualización: 05 diciembre, 2020

Es importante conocer los diferentes tipos de orientación sexual que existen para que todos seamos capaces de comprender nuestra posición y respetar la de los otros. La sexualidad y la afectividad son dos esferas fundamentales en el desarrollo del ser humano. Vincularnos a diferentes niveles es necesario para mantener una buena salud física y psicológica.

Una relación sana con nuestra sexualidad es imprescindible. Y esto no solo implica ser conscientes de qué nos gusta, nos mueve y nos despierta el deseo, sino también ser capaces de aceptarlo y expresarlo de manera natural.

Los mitos y tabúes que desde hace siglos han rodeado al sexo aún pueden dificultarnos esta esencial tarea. Por ello, resulta imperativo contar con una información clara y veraz al respecto.

¿Qué es la orientación sexual?

En primer lugar, debemos tener claro qué es la orientación sexual, ya que muchas veces la confundimos con otros conceptos relacionados. Podemos definir la orientación sexual como la atracción física, psicológica o emocional que sentimos hacia determinado segmento de la población. Se trata, por tanto, de una preferencia estable y duradera respecto a aquellos con quienes deseamos vincularnos romántica, afectiva o sexualmente.

Hemos de diferenciar este término de otros como la identidad de género, que designa la experiencia subjetiva y profunda de cada individuo respecto a su género. Es decir, con el que cada persona se identifica, que puede o no estar relacionado con su sexo biológico.

Tampoco hemos de confundir la orientación sexual con la expresión de género, que alude al modo en que nos manifestamos exteriormente con nuestro comportamiento y apariencias. Esta expresión puede no concordar con lo que la sociedad espera (por ejemplo, los hombres que son tachados de afeminados).

Hombre con símbolo de orgullo bisexual.
No es lo mismo el género que la identidad ni que la orientación. Cada concepto tiene su definición.

Sigue leyendo: ¿Qué es ser autosexual?

Tipos de orientación sexual

Las distintas preferencias que pueden manifestar los individuos respecto a su sexualidad constituyen los tipos de orientación sexual. Algunos de ellos son conocidos y aceptados, mientras que otros no gozan aún del reconocimiento necesario. Veamos los principales.

1. Heterosexualidad

Este es el tipo de orientación sexual mayoritario y también el más aceptado a nivel social. Las personas heterosexuales son aquellas que se sienten atraídas por individuos del género contrario al suyo, tanto a nivel físico como a nivel emocional. Así, los hombres heterosexuales prefieren vincularse de forma romántica y sexual con mujeres y viceversa.

2. Homosexualidad

La homosexualidad se presenta cuando el individuo se siente atraído por personas de su mismo sexo o género. Tras la heterosexualidad, es el tipo de orientación sexual más conocido. Por lo general, se utilizan el anglicismo gay y el término lesbiana para designar a los hombres y las mujeres homosexuales, respectivamente.

3. Bisexualidad

La bisexualidad se presenta tanto en hombres como en mujeres que se sienten atraídos física y emocionalmente por individuos de ambos sexos. En particular, las personas bisexuales sufren de ciertos estigmas al revelar su condición, ya que en ocasiones se piensa que se trata de una fase o que se encuentran confundidos.

Sin embargo, la bisexualidad tiene la misma entidad y validez como orientación sexual que cualquier otra. Incluso, ciertos estudios plantean que la mayoría de la población es bisexual en algún grado.

4. Pansexualidad

La pansexualidad define la atracción sexual o romántica por cualquier ser humano, independientemente de su sexo, género o apariencia. Así, la persona pansexual centra su atención en las cualidades y la personalidad de cada individuo, sin tener en cuenta si este es hombre, mujer o no se identifica con ningún género binario.

5. Asexualidad

Las personas asexuales son aquellas que no experimentan deseo ni atracción sexual por ningún género. Podría decirse que su interés en el sexo y en la actividad sexual es nulo.

Sin embargo, sí pueden sentir atracción emocional, intelectual o romántica por otras personas. Así, pese a que no exista un deseo físico, sí aparecen preferencias por vincularse a nivel emocional y en otros planos con personas del mismo sexo, del contrario o de ambos.

Es importante no confundir la asexualidad con el celibato o la abstinencia. Pues en el primer caso el deseo o interés sexual no existe, mientras que en el segundo este se controla o se evita aplicarlo por creencias o convicciones.

Igualdad de géneros y respeto de las orientaciones sexuales.
El conocimiento de las orientaciones sexuales permite avanzar en el respeto de las diferencias.

Descubre más: ¿Qué es la asexualidad?

Otros tipos de orientación sexual

Además de los anteriores, existen otros muchos tipos de orientación sexual. Por ejemplo, las personas demisexuales solo se sienten atraídas por aquellos individuos con los que comparten un fuerte vínculo emocional. O quienes son sapiosexuales sienten atracción en función de la inteligencia de las personas.

En definitiva, las preferencias y gustos sexuales muestran un espectro muy amplio y variado que no puede constreñirse a unas pocas opciones rígidas e inamovibles. La flexibilidad y la aceptación son dos elementos imprescindibles para poder descubrir, experimentar y disfrutar la sexualidad sin juzgarnos ni juzgar a otros.

Te podría interesar...
Consejos para superar los tabúes sexuales
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Consejos para superar los tabúes sexuales

Existen creencias culturales o religiosas que censuran ciertas ideas o prácticas en la intimidad. Te contamos 4 consejos para superar los tabúes se...



  • Rieger, G., Savin-Williams, R. C., Chivers, M. L., & Bailey, J. M. (2016). Sexual arousal and masculinity-femininity of women. Journal of Personality and Social Psychology111(2), 265.
  • Prause, N., & Graham, C. A. (2007). Asexuality: Classification and characterization. Archives of Sexual Behavior36(3), 341-356.
  • Savin-Williams, R. C., Joyner, K., & Rieger, G. (2012). Prevalence and stability of self-reported sexual orientation identity during young adulthood. Archives of sexual behavior41(1), 103-110.