8 urgencias dentales más comunes y cómo tratarlas

Las urgencias dentales ocasionan malestar y desesperación. Para actuar con calma y de manera correcta debes saber qué hacer. Entérate aquí.
8 urgencias dentales más comunes y cómo tratarlas
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 06 julio, 2022

Más allá de la atención que le demos al cuidado de la boca, las urgencias dentales pueden sorprendernos. Todos podemos sufrir accidentes y estos repercutir en la salud oral.

Atravesar las urgencias dentales puede ser complicado. El dolor, la ansiedad y el nerviosismo suelen apoderarse de la situación. Por eso, contar con la información necesaria para tranquilizarse y saber qué hacer en cada caso es fundamental.

En este artículo te contamos las 8 urgencias dentales más frecuentes y cómo debes actuar si te suceden. Sigue leyendo y entérate más.

¿Qué son las urgencias dentales?

Las urgencias dentales son afecciones que suceden en la boca y que requieren ser atendidas de inmediato. También conocidas como “emergencias odontológicas”, son situaciones que no ponen en riesgo la vida de la persona. Pero requieren actuar con prontitud.

Para identificarlas se deben considerar la presencia de algunos síntomas característicos que dificultan el correcto funcionamiento de la cavidad bucal. El dolor, la inflamación, la hinchazón de los tejidos, el sangrado y la hemorragia en alguna parte son algunas de estas manifestaciones a las que se debe estar atento.

Las infecciones y los traumatismos también son situaciones que se consideran urgencias dentales. Pues requieren que se actúe con presura y se busque ayuda profesional cuanto antes.

Dada la agudeza o la severidad de estos casos, ante una urgencia dental lo primero que se debe hacer es acudir al odontólogo.

Los problemas que te contaremos requieren la intervención de un profesional para controlar y contener la situación. Luego de pasado el momento más crítico, serán necesarios otros tratamientos específicos para devolver la salud a la boca.

Acudir lo antes posible al dentista mejora el pronóstico de la problemática. Cuánto más rápido se intervenga, más posibilidades de éxito habrá. Y además, se reduce el riesgo de sufrir complicaciones.

De todos modos, hasta tanto puedas llegar al odontólogo, hay algunas prácticas que puedes implementar para mejorar la situación. A continuación te contamos las 8 urgencias dentales más comunes y qué puedes hacer en cada caso.

1. Dolor

El dolor en los dientes o las muelas es una de las urgencias dentales más comunes. En general, este tipo de afección suele estar asociada a la presencia de caries. Aunque también puede ocurrir por otros motivos, como una infección o la salida de las muelas de juicio.

La sensibilidad con los alimentos fríos, calientes o dulces suele anteceder al dolor más agudo y sostenido. Por eso es buena idea consultar al dentista apenas se perciba alguna molestia en la boca. Esto evitará que la sensación desagradable se incremente.

De todos modos, si el dolor aparece de forma abrupta y se torna insoportable, lo primero que debes hacer es pedir una cita con el odontólogo. Y mientras tanto, hay algunas cosas que puedes hacer hasta llegar al dentista.

Evitar las comidas muy frías, dulces, duras o calientes es una manera de disminuir las molestias. Si hay inflamación en la mucosa o en la cara, aplicar una compresa fría en la zona disminuye la sintomatología.

Asimismo, se recomienda no presionar la zona. Por lo que se aconseja no tumbarse sobre ese lado de la cara.

Además, cepillarse los dientes y enjuagarse la boca con agua tibia es un remedio simple que ayuda a retirar cualquier residuo que pueda estar incrementando las molestias. De la misma manera, es aconsejable pasar el hilo dental entre las piezas dentarias para quitar cualquier deshecho que pueda estar ejerciendo presión.

Nunca coloques medicamentos (como aspirina o ibuprofeno) o remedios naturales dentro de las cavidades de las caries. El contacto directo de los tejidos dentarios con estas sustancias puede empeorar y complicar la situación. Tampoco es buena idea tomar medicación sin que el odontólogo lo haya indicado.

Cuando visites al dentista, el profesional buscará el origen del dolor y procederá a realizar el tratamiento adecuado. En el caso de caries extensas, pueden ser necesarios empastes, endodoncias o, en los casos más graves, la extracción del diente.

En algunos casos, el dentista prescribirá antiinflamatorios para disminuir las molestias. Y si el problema ha sido causado por una infección, el uso de antibióticos también será necesario.

Dolor de dientes es una urgencia odontológica.
El dolor en la cavidad bucal es un motivo frecuente de consulta que puede significar la interrupción en las actividades cotidianas.

2. Infecciones

La muerte de la pulpa dental por grandes procesos de caries, por un golpe, por endodoncias mal realizadas o empastes muy extensos puede llevar a que se produzcan infecciones en la boca. También pueden surgir por periodontitis sin tratar o asociadas a la erupción complicada de los terceros molares, lo que da lugar a una pericoronaritis.

Las infecciones en la boca provocan la acumulación de pus y con esto se originan abscesos. La presencia de estas colecciones de material putrefacto debe ser tratadas con inmediatez.

Pues de lo contrario, no solo aumentan el malestar del paciente. También pueden extenderse y comprometer otros sitios de la boca y del resto del cuerpo. Poniendo en riesgo la salud general de la persona.

La presencia de un absceso en la boca se caracteriza por acompañarse de dolor y aumento de tamaño de la zona, que se puede extender a la cara o el cuello. También suele haber salida de pus y mal aliento.

Tan pronto se note algún signo de infección, se debe buscar tratamiento profesional. El uso de antibióticos será necesario. Y se aplicará la mejor terapéutica según la causa que haya originado el proceso.

En el hogar, es oportuno hacer enjuagues con agua tibia y sal para favorecer el drenaje del pus hacia el exterior. Si la zona está inflamada, se deben colocar compresas frías en la cara para disminuir la hinchazón.

Nunca te automediques. Y aunque notes que el dolor disminuye por sí mismo, de todos modos, no dejes de acudir al dentista. Sin un tratamiento dental, la infección no desaparece.



3. Fractura dentaria

Recibir un golpe en la boca puede causar la fractura de uno o más dientes. Los elementos también pueden romperse al morder algo muy duro, sobre todo si están debilitados por caries o tratamientos previos. Y cuando una pieza dentaria se quiebra es necesario actuar con ligereza.

Las fracturas dentarias afectan la estética y las funciones bucales. Pero además, pueden ocasionar daños en estructuras más internas.

Aunque a simple vista el problema no parezca serio, un traumatismo dental puede afectar la pulpa dental. Y con el tiempo, provocar su muerte. Si no se trata de manera oportuna, llega la pérdida del elemento. Por eso es necesaria una evaluación odontológica inmediata luego de producido el golpe.

En función a la severidad de la lesión, los tejidos comprometidos y el tipo de dentición afectada (si es un diente definitivo o uno de leche), el dentista determinará el mejor tratamiento para cada caso. A veces serán necesarios empastes, endodoncias o coronas. Y los controles en el tiempo ayudarán a valorar la evolución del caso y descartar complicaciones tardías.

¿Cómo actuar si se me rompe un diente?

El momento en que se produce el golpe en la boca suele transformarse en una situación de nerviosismo y tensión. Es común que los tejidos blandos también se lesionen, sangren y aparezca dolor. Pero a pesar de estas manifestaciones que parecen alarmantes, es fundamental mantener la calma y actuar con conocimiento y determinación.

Lo primero que se debe hacer es contactar al dentista para contarle lo sucedido y programar una evaluación inmediata. Al llamar al profesional, puede que indique algunos pasos a seguir hasta llegar al consultorio.

En general, se recomienda enjuagarse la boca con agua tibia y limpiar las heridas de labios y encías. Al detener el sangrado se puede observar la situación de manera más clara.

Si es posible, se debe buscar el trozo de diente desprendido y limpiarlo con suavidad. Puede que el profesional considere emplear este fragmento para reconstruir la pieza rota. Aplicar una compresa fría sobre la zona del golpe ayuda a combatir la inflamación y disminuye el dolor.



4. Pérdida de un diente

Al recibir un golpe muy fuerte en la boca, una o más piezas dentarias pueden salir expulsadas. Es lo que en odontología se conoce como “avulsión dentaria”, y es otra de las urgencias dentales que merece la pena conocer.

Para mejorar el pronóstico de este problema es fundamental actuar con mucha rapidez. En este caso, hay que correr con el diente a la clínica dental más cercana. Pues cuanto menos tiempo pase el elemento dentario fuera de la boca, más posibilidades de recolocarlo con éxito habrá.

Como en el caso anterior, es fundamental comunicarse con el dentista y contarle lo sucedido. El profesional guiará los pasos a realizar hasta llegar a la consulta y te estará esperando para actuar con prontitud.

Es importante limpiar con suavidad el sector lesionado y colocar una gasa limpia para detener el sangrado. No se debe ejercer demasiada presión ni tocar la zona.

Además, se debe buscar el diente expulsado, tomándolo por la zona de la corona, sin tocar la raíz. Se debe tratar de tocarlo lo menos posible y evitar limpiarlo.

El mismo se debe transportar en un vaso con leche o solución fisiológica. Y si esto no es posible, se puede colocar dentro de la propia boca, bajo la lengua, cuidando de no tragarlo.

No se recomienda colocar el diente dentro del orificio de la encía. Pues se corre el riesgo de tragarlo o de lesionar las estructuras que se necesitan para la reimplantación.

Al llegar a la clínica, el dentista evaluará si se puede volver a colocar y fijar la pieza perdida en su sitio. Si esto no es posible, ofrecerá otras alternativas para devolver la estética y las funciones afectadas.

5. Aflojamiento de un diente

Otra de las urgencias dentales que pueden surgir como consecuencia de un golpe en la boca es el aflojamiento de un diente. Al recibir un impacto en la cavidad bucal, la pieza dentaria puede moverse. Aunque no se salga ni se rompa.

Por eso es fundamental acudir al dentista luego de golpearse. El profesional podrá evaluar la severidad de la situación y el compromiso de todas las estructuras orales. Para esto, no solo examinará la boca, sino que también serán necesarias radiografías dentales para establecer el estado de la raíz y el hueso.

Al sentir un diente flojo, no hay que tocarlo ni moverlo con la mano o la lengua. También se debe evitar la presión al morder.

En general, el tratamiento para estas situaciones es la reubicación del diente en su posición correcta. Y luego se colocan férulas que lo inmovilizan por un tiempo para favorecer la recuperación de los tejidos.

Traumatismo en el diente de un niño.
En los niños son frecuentes los traumas de la boca, por lo que los padres deben estar atentos para actuar con calma y determinación.

6. Lesiones en los tejidos blandos

Lastimarse los labios o la lengua de manera accidental es algo que ocurre con bastante frecuencia. Morderse al comer o al hablar o golpearse al realizar algún deporte son situaciones que pueden llevar a que las mucosas se corten, sangren y duelan.

En general, se trata de heridas pequeñas que se resuelven por sí solas al cabo de unos minutos. Se recomienda enjuagarse la boca con agua y ejercer presión con una gasa para detener el sangrado. Además, aplicar frío disminuye las molestias y favorece la recuperación.

Pero si la herida es muy grande y la hemorragia no se detiene, será necesario buscar ayuda profesional. Es posible que se requieran unos puntos de sutura para ayudar a cerrar la lesión.

7. Cuerpo extraño entre los dientes

La presencia de un cuerpo extraño en los espacios interdentarios es una situación muy incómoda e incluso dolorosa. Tener la costumbre de morderse las uñas o llevarse ciertos objetos a la boca puede ocasionar que algún fragmento quede atrapado entre las piezas dentarias. Aunque también pueden ser pequeñas semillas o espinas de pescado los intrusos que terminan encajados.

La presión que ejercen estos objetos sobre las piezas dentarias ocasiona molestias y dolor. Por eso es necesario quitarlos.

Para esto se debe intentar retirar el cuerpo extraño con hilo dental. Se debe procurar realizarlo con suavidad para no dañar los dientes y las encías.

No se debe utilizar ningún objeto cortante ni punzante para tal fin.

En el caso de que no sea posible quitar el cuerpo extraño en el hogar, será necesario acudir al dentista. La presencia entre los dientes inflamará la encía y complicará la situación.

8. Urgencias dentales por ortodoncia

Los pacientes que realizan tratamientos de ortodoncia tienen más posibilidades de sufrir urgencias dentales causadas por sus aparatos. Las mismas deben ser resueltas con ligereza para no poner en riesgo la continuidad de la terapéutica.

La caída o ruptura de alguno de los elementos del aparato es una situación bastante habitual. Si se sale un bracket o una banda, se debe tratar de recuperar el fragmento. Además, hay que comunicar el problema al ortodoncista para que evalúe la posibilidad de recolocarlo en el próximo control o si hay que adelantar la visita.

Los alambres muy largos o el roce de los brackets con las mejillas puede lastimarlas. Estas heridas son muy dolorosas y molestas.

Se aconseja utilizar cera de ortodoncia o una gasa para evitar estos traumas. Y visitar al ortodoncista para que mejore las condiciones del aparto. Si el alambre ha penetrado la encía, lengua o mejilla se debe acudir de inmediato al consultorio.

Prevenir las urgencias dentales

Ahora ya sabes cómo actuar si sufres alguna de las urgencias dentales que aquí te contamos. Pero con ciertos cuidados, este tipo de inconvenientes se pueden prevenir.

Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a evitar estas situaciones:

  • Mantén una adecuada higiene bucal para evitar caries e infecciones.
  • Visita al dentista de manera regular para detectar cualquier problema a tiempo.
  • Evita comer alimentos duros o morder objetos extraños.
  • No uses los dientes para cortar o abrir cosas.
  • Usa protectores bucales al practicar deportes o actividades de riesgo.
  • Evita las riñas y peleas.
  • Usa siempre el cinturón de seguridad.

Si de todos modos se presenta alguna de las urgencias dentales que mencionamos, ya cuentas con la información necesaria para saber qué hacer. Recuerda que actuar con calma, conocimiento y determinación te ayudará a tomar las decisiones correctas.

Te podría interesar...
¿Qué se considera emergencia dental?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué se considera emergencia dental?

Identificar una emergencia dental y saber qué hacer en cada situación ayuda a resolver estos problemas de manera eficaz. Entérate más aquí.



  • Herrera Acaro, Y. M. (2022). Protocolos de tratamiento de la avulsión dental en dientes permanentes (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Quintanilla, D. G., Villarreal, J. G., Quiroga, M. D. S., Magaña, V. Z., Ramírez, E. N., Villarreal, M. M., ... & Soto, J. M. S. (2021). Medios de almacenamiento tras avulsión dental. Contexto Odontológico11(22), 5-13.
  • Alva, M. A. C., Santos, A. A. C., & Moreira, A. C. (2018). Sensibilidad dentaria: causas y tratamiento. Revista Mexicana de Estomatología5(1), 65-67.
  • Migueláñez Medrán, B. D. C., Goicoechea García, C., López Sánchez, A., & García, M. (2019). Dolor orofacial en la clínica odontológica. Revista de la Sociedad Española del Dolor26(4), 233-242.
  • De la Teja-Ángeles, E., Villegas-García, L., Rodríguez-Ramírez, F., & Durán-Gutiérrez, L. A. (2016). Avulsión dental. Acta pediátrica de México37(2), 132-133.
  • URDANETA, C., & SÁNCHEZ, J. RE-ADHESIÓN DE FRAGMENTO CORONARIO EN DIENTE NO VITAL UTILIZANDO RESINA COMPUESTA.
  • Duarte, L. A. J., & Chala, H. E. R. (2018). Reposicionamiento de Fragmentos de la Corona de un Diente Separados por Trauma. Revista Científica Hallazgos213(1), 112-119.
  • Infante, M. L., Espinosa, D. R., Pupo, O. L. Z., Velásquez, Y. N., & Santiesteban, Y. D. C. C. (2018). El traumatismo dental como urgencia estomatológica. Correo Científico Médico de Holguín22(1), 66-78.
  • Lizandro Michel, P. G., & Yenelis, D. L. R. C. (2021, August). LA ATENCIÓN MEDIATA E INMEDIATA DE LA URGENCIA DE ORTODONCIA EN LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD. In X Simposio Visión Salud Bucal y IX Taller sobre el Cáncer Bucal 2021.
  • Elizabeth, E., & Solís, C. (2020). Manejo de las principales emergencias en la atención odontológica” (Bachelor's thesis, Universidad Nacional de Chimborazo, 2020).
  • Ibarra Busto, M. N., & García Vargas, O. (2020). Emergencias odontopediátricas: traumas vs. condiciones no traumáticas (Doctoral dissertation, Santo Domingo: Universidad Iberoamericana (UNIBE)).