Volumen corpuscular medio: ¿qué significa?

El volumen corpuscular medio se relaciona con el tamaño de los glóbulos rojos. Sigue leyendo y conoce por qué es importante este valor y qué pasa cuando está alterado.
Volumen corpuscular medio: ¿qué significa?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 24 diciembre, 2021

El  volumen corpuscular medio (VCM) es un valor o parámetro de la sangre relacionado con el volumen promedio de los glóbulos rojos. El mismo se estima a través de un examen que puede formar parte de un análisis o estudio más completo.

Esta prueba es sencilla y no requiere de una preparación en particular. Aunque en ocasiones se requiere hacerla en ayunas si hay que concretar otros estudios al mismo tiempo. Los resultados pueden denotar si el volumen corpuscular medio está alto o bajo.

Saber si el mismo está alterado es fundamental en el diagnóstico de algunos trastornos de la sangre, tales como la anemia. Sin embargo, esto no puede considerarse de manera aislada, sino que el médico también debe observar otros valores.

¿Qué es y para qué se mide el volumen corpuscular medio?

En la sangre hay tres clases de corpúsculos:

  • Glóbulos rojos: también llamados eritrocitos o hematíes.
  • Glóbulos blancos: o leucocitos.
  • Plaquetas: conocidas como trombocitos.

Los hematíes son los encargados de llevar el oxígeno desde los pulmones a los diferentes tejidos del cuerpo y transportar el dióxido de carbono en el sentido opuesto. Pero si los glóbulos rojos son demasiado pequeños o muy grandes, podría ser indicativo de algún trastorno.

Por ello se realizan estudios, como el volumen corpuscular medio (VCM). En dicha prueba se estima el tamaño promedio de los eritrocitos, cuyo diámetro normal debería ser ser entre 6 y 8 micras (µm). Esta es una medida de longitud equivalente a la millonésima parte de un metro.

En tal sentido, el volumen corpuscular medio permite confirmar o descartar el diagnóstico de anemia o de otros problemas de salud; así como hacer seguimiento en el tratamiento de esta patología.

A solicitud del médico, la persona se puede practicar dicho examen como parte de un chequeo general o si presenta ciertos síntomas, tales como palidez, moretones y fatiga sin causa aparente, frío en las extremidades, sangrado inusual.

Glóbulos rojos.
Los glóbulos rojos deben tener una forma y un tamaño adecuado para cumplir su función. Si esos parámetros se alteran puede haber algún tipo puntual de anemia.

Sigue leyendo sobre el tema en ¿Qué es un hemograma? ¿Para qué sirve?


Preparación, procedimiento y riesgos

La prueba de sangre para medir el volumen corpuscular medio no requiere de una preparación especial. Es posible que se solicite ayunar varias horas antes, ya que a veces se hacen otros análisis conjuntamente, tales como nivel de triglicéridos o de colesterol en sangre.

En cuanto al procedimiento, es el siguiente:

  1. Un profesional de la salud toma una muestra de sangre de una vena, por lo general del brazo.
  2. La sangre es colocada en un tubo de ensayo. La cantidad dependerá de las pruebas que vayan a realizarse.

Algunas personas pueden experimentar algún nerviosismo en este momento, cuando se introduce la aguja. Es posible que se sienta también molestias por el pinchazo. Pero el procedimiento es rápido y poco riesgoso.

Una vez extraída la muestra, esta es llevada a laboratorio, donde se puede medir el volumen corpuscular medio con diferentes aparatos que analizan cambios en una corriente eléctrica o en una emisión de luz.



¿Qué significan los resultados?

El VCM es un volumen, por lo tanto, se expresa en unidades de capacidad. Pero dado que los corpúsculos sanguíneos son tan pequeños, la medida está en fentolitros (fL), que es 10-15 litros.

El valor normal del volumen corpuscular medio debería encontrarse entre 80 y 100 fL. Un VCM normal puede significar que, en efecto, no hay ningún trastorno. Sin embargo, aún existiendo tal normalidad, es posible que haya dos poblaciones de hematíes: unos grandes y otros pequeños.

Por otro lado, los niveles alterados en el volumen corpuscular medio pueden indicar algún problema de salud, pero no siempre. Y es que el VCM cambia con la edad o está influido por la actividad física, la dieta, los medicamentos y la menstruación.

Según las investigaciones, los promedios varían un poco entre los distintos espacios geográficos, razón por la que los laboratorios deben ajustar los valores según la población con la que trabajan.

Volumen corpuscular medio bajo

Si los resultados evidencian glóbulos rojos más pequeños de lo esperado, podría ser signo de diferentes patologías:

Volumen corpuscular medio alto

Por el contrario, si en los resultados se observa que los hematíes son más grandes de lo normal, puede ser indicativo de lo siguiente:

Anemia con volumen corpuscular medio bajo.
La anemia ferropénica es de las más frecuentes y suele presentar un VCM bajo.

¿Qué hacer cuando hay alteraciones del volumen corpuscular medio?

La prueba del volumen corpuscular medio puede ser parte del conteo sanguíneo completo o hemograma. Sin embargo, el VCM por sí solo no permite establecer un diagnóstico.

De hecho, para corroborar que se trata de anemia o de otra patología, el médico debe observar el conteo total de glóbulos rojos y los valores de concentración de hemoglobina. También analizará la historia clínica del paciente.

Incluso, es posible que se soliciten otros exámenes, como la hemoglobina corpuscular media o HCM. Por ende, sin un diagnóstico completo y certero, no se debe proceder con el tratamiento.

Te podría interesar...
¿Cada cuánto tiempo hay que hacerse un análisis de sangre?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cada cuánto tiempo hay que hacerse un análisis de sangre?

El hecho de hacerse un análisis de sangre tiene que ser rutinario. Hay indicaciones médicas sobre quiénes deben realizarlo y en qué momento es nece...



  • Aixalá M. Anemia microcítica-hipocrómica: anemia ferropénica versus b talasemia menor Acta Bioquímica Clínica Latinoamericana. 2017; 51(3) 291-305.
  • Aranda Torrelio E. El hemograma como instrumento diagnóstico básico en pediatría. Rev. bol. ped. 2011;  50 (2): 139-146.
  • Comité Nacional de Hematología, Oncología y Medicina Transfusional y Comité Nacional de Nutrición. Deficiencia de hierro y anemia ferropénica. Guía para su prevención, diagnóstico y tratamiento. Arch Argent Pediatr. 2017; 115 (Supl 4): s68-s82.
  • Conde Royo D, Valenciano Martínez S. Protocolo diagnóstico de las anemias microcíticas, normocíticas y macrocíticas. Medicine - Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. 2020; 13(21): 1216-1219.
  • Montealegre A, Lozano A. Esferocitosis congénita de presentación neonatal, reporte de un caso. 2014; 17(1): 35-39.
  • Vásquez-Velásquez C, Fano D, Aguilar-Cruces L, et al. El volumen corpuscular medio alto se asocia con un aumento de los glóbulos blancos en el embarazo. Revista Peruana de Investigación Materno Perinatal. 2019; 8 (3): DOI https://doi.org/10.33421/inmp.2019159.