Yeso vs fibra de vidrio: ¿cuál es mejor para las fracturas?

El costo, la resistencia, los cuidados personales y el peso son factores importantes a la hora de comparar ambos materiales. La selección final suele ser realizada por el personal de salud.
Yeso vs fibra de vidrio: ¿cuál es mejor para las fracturas?
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 04 mayo, 2021.

Última actualización: 04 mayo, 2021

Si bien durante años el uso de yeso tradicional ha sido la opción más utilizada en todo el mundo en caso de fracturas, desde hace algunas décadas las inmovilizaciones hechas con fibra de vidrio han aportado numerosos beneficios para los pacientes y el personal de salud.

A pesar de las diferencias, cada uno de estos materiales tiene sus propias ventajas y desventajas. Por eso, el uso de una opción u otra depende de la consideración de varios factores. ¿Te interesa saber más sobre el tema?

Yesos tradicionales

Desde un punto de vista histórico, este material ha sido el más utilizado para la inmovilización de miembros con fracturas. Está formado por sulfato cálcico semihidratado y requiere una combinación con agua para que se endurezca.

Como resultado de las reacciones químicas que favorecen la presencia de agua, poco a poco el yeso libera calor, forma una pasta y se endurece sobre el cuerpo del paciente. A partir de ese momento es poco probable que se rompa, siempre y cuando se sigan las recomendaciones de mantenimiento.

Yesos tradicionales
El yeso ha sido el material más usado en la inmovilización de miembros con fracturas.

Beneficios

El yeso es fácil de conseguir en casi cualquier región y su costo es más económico que la fibra de vidrio. Esto complementa al hecho de que muchos de los especialistas se formaron utilizando este material, por lo que la confianza y la habilidad del personal con experiencia suele estar garantizada.

Debido a la consistencia semisólida que se obtiene antes de que se endurezca por completo, es fácil amoldar el yeso a algunas partes del cuerpo difíciles de abarcar por el personal de salud. Esto cobra más importancia en pacientes con movilidad reducida por algún tipo de discapacidad.

Desventajas

Si alguna vez te colocaron un yeso, quizá recuerdes la situación de la sala de traumatología destinada a estos procedimientos. El yeso puede manchar casi cualquier superficie, y requerir limpieza constante.

También es pesado, y más incómodo en comparación con los que están hechos de fibra de vidrio, algo que puede ser difícil para los niños. Como el yeso es frágil, requiere una serie de cuidados para evitar que se desintegren de forma precoz. Te lo comentamos en la siguiente sección.

Cuidados

Tener un yeso tradicional durante varias semanas puede convertirse en algo incómodo. De acuerdo con información de la Clínica Mayo, en caso de tenerlo es recomendable lo siguiente:

  • Ten cuidado de que no le caiga abundante agua. Un poco de líquido en la superficie externa puede que no provoque mayores efectos, pero si se filtra el agua hacia el interior puede quebrar el material e irritar la piel.
  • En el caso del baño diario, es necesario utilizar varias bolsas de plástico alrededor para provocar un efecto aislante.
  • A menos de que recibas una indicación contraria, los primeros días debes mantener el miembro afectado un poco elevado para evitar la acumulación de líquido (edema). La altura necesaria es por encima del nivel del corazón.

Existe algo de controversia sobre el hábito de rayar la superficie del yeso para hacer dibujos o escribir frases de recuerdo. Lo cierto es que en algunos casos puede favorecer la irritación de la piel y el debilitamiento del material.

Yesos de fibra de vidrio

Este material es más moderno y también se conoce como «yeso sintético». La técnica de colocación es bastante similar al caso anterior, y por fortuna se trata de un procedimiento más limpio, que puede hacerse de una forma más ordenada.

Con ambos materiales es necesario colocar una capa de algodón por debajo del yeso con el objetivo de proteger la piel y hacer más cómodo tener un miembro inmovilizado. En algunos países se conoce como guata y también tiene la capacidad de ser un aislante térmico.

Beneficios

La fibra de vidrio es un material que proporciona mayores beneficios tanto para el médico como para el paciente. Los más importantes son los siguientes:

  • Permite visualizar mejor los huesos al hacer una radiografía simple. Esto es importante para evaluar cómo ha estado evolucionando la curación de la fractura, un proceso conocido como consolidación ósea.
  • Es menos pesado y más cómodo, por lo que favorece la movilidad.
  • Algunos son resistentes a cantidades moderadas de agua (pero tampoco deben ser en expuestos en exceso).
  • Suelen ser duraderos.

Todos estos beneficios han permitido el reemplazo gradual del yeso tradicional en regiones desarrolladas, aunque todavía es frecuente su uso en países en vías de desarrollo.

Desventajas

La fibra de vidrio es más costosa que el otro material, lo cual constituye su principal desventaja. Sin embargo, teniendo en cuenta sus beneficios, esto no ha impedido su inclusión en los servicios de traumatología de varios hospitales a nivel nacional.

A pesar de que la parte externa sea resistente el agua, el interior podría sufrir daños si se expone de forma constante a este líquido. Esto también trae como consecuencia la irritación de la piel y el debilitamiento del material.

Cuidados

Los mismos cuidados planteados para el yeso tradicional pueden aplicarse para este material, teniendo en cuenta las consideraciones sobre el agua antes expuestas. También sería útil recordar lo siguiente:

  • No debes aplicar productos de higiene personal en los bordes del yeso, tales como desodorantes o cremas, sin previa autorización por el médico tratante.
  • Evita realizar movimientos bruscos y ajustar el yeso sin indicación hecha por un profesional.
  • Este tipo de inmovilizaciones suele dejar visible un poco de tejido en la parte más distal de la extremidad. Debes mantenerte atento a cualquier cambio de coloración o sensibilidad en la zona, en especial durante las primeras horas.

A pesar de ser resistente, y de tener mayores beneficios, no debes confiarte. Sigue siendo un material que puede deteriorarse y que, sin los suficientes cuidados, puede provocar visitas médicas innecesarias.

Yesos de fibra de vidrio
Los yesos de fibra de vidrio requieren cuidados similares al yeso tradicional. Se debe evitar el contacto directo con el agua.

¿Qué tener en cuenta para elegir entre uno y otro?

La decisión respecto a qué tipo de yeso utilizar suele ser decisión médica, en especial en ambientes en los que los recursos son limitados. Sin embargo, coméntale al médico o personal técnico sobre las siguientes situaciones:

  • Alergia a cualquier tipo de sustancia o antecedente de dermatitis por contacto.
  • Dificultades para la movilización por algún tipo de patología previa.
  • Deseo de utilizar algún tipo de material en específico.

En todo caso, son pocas las contraindicaciones para descartar por completo el uso de alguno de los dos materiales. Cualquier otra situación no contemplada en la lista anterior debes comentársela al personal de salud.

Las inmovilizaciones son seguras, pero hay que mantenerse atentos

Por lo general, las complicaciones luego de la colocación de un yeso son muy escasas, aunque es necesario acudir al médico en caso de presentar síntomas molestos. Los más importantes son el dolor y la hinchazón excesiva, entendiendo que el objetivo de las inmovilizaciones es reducir estos problemas.

Te podría interesar...
Yesos y férulas: usos y cuidados
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Yesos y férulas: usos y cuidados

Los yesos y férulas ayudan a tratar lesiones en las que se ha producido un esguince o la rotura de un hueso. Pero, ¿qué tipo de cuidados debemos te...



  • Técnicas externas de inmovilización en traumatología. AMF 2009;5(10):606-610.
  • Aybar A. Clasificación en fracturas. Rev S And Traum y Ort 2012;29(1/2):10-23.