4 formas de perder peso por las mañanas

Al levantarnos pronto ganamos tiempo para hacer algo de ejercicio para poner en marcha el organismo y para tomar después un desayuno en condiciones que nos dé fuerza.
4 formas de perder peso por las mañanas
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 05 enero, 2021.

Última actualización: 05 enero, 2021

Todas sabemos lo que cuesta perder peso. Reducir algunos kilos requiere ante todo un cambio de hábitos con los cuales, no solo mejoraremos la línea de la figura, sino también ganaremos en calidad de vida. Por eso, ¿quieres aprender a perder peso por las mañanas?

Hoy, en este artículo, te invitamos a conocer cuatro formas de perder peso por las mañanas de una manera muy sencilla. Conseguir que se conviertan en un hábito merecerá la pena. ¡Vamos a descubrirlas!

1. Levantarse una hora antes

ejercicios para combatir la osteoporosis

Levantarnos una hora antes de lo habitual es un gran esfuerzo, pero merecerá la pena. Veamos algunas de las ventajas que podemos conseguir levantándonos un poco antes:

  • Podemos desayunar sin prisas: esto nos permitirá masticar bien los alimentos y saciarnos antes.
  • Tendremos tiempo para hacer ejercicio: es una buena manera de activarnos y llenarnos de energía.

Puedes ir probando esta semana a adelantar el despertador un cuarto de hora. Para la siguiente, otro cuarto de hora más y así hasta que logres levantarte una hora antes de lo habitual. Es mejor hacer esto de forma progresiva.

2. Mantenerse bien hidratado

Otra de las maneras de perder peso por las mañanas es beber agua nada más despertarnos. En vista de que hemos pasado muchas horas sin ingerir líquido, el cuerpo necesita líquido para hidratarse y comenzar a activarse. Ten en cuenta además que el consumo de agua ha demostrado estimular la sensación de saciedad.

Algunas de las bebidas más recomendadas para hidratarse por las mañanas son:

  • Té azul oolong.
  • Agua tibia con limón.
  • Infusión de jengibre.
  • Jugo de piña con aloe vera.
  • Infusión de pimienta cayena, té verde y miel.

3. Hacer ejercicio por la mañana

¿Estiramiento muscular o fortalecimiento?

Como bien ya hemos mencionado, otra manera estupenda de perder peso por las mañanas es hacer algo de ejercicio. Para ello, contamos con varias opciones:

  • Salir a correr 10 minutos: si tienes oportunidad de salir a correr, no lo dudes, hazlo. Son solo 10 minutos por las mañanas que puedes usar como excusa para ir a comprar el pan, para pasear con tu perro o quedar con una amiga para hacer lo mismo.
  • Andar 20 minutos: si no puedes correr, sería igual de beneficioso andar durante 20 minutos a paso rápido. Verás qué bien te sientes.
  • Ejercicios en casa: puede que un día te apetezca salir a andar, otro te vaya bien salir a correr… Pero también es posible que te sea más cómodo hacer algo de ejercicio en casa. Si es tu caso, dedica 20 minutos a hacer flexiones y estiramientos para endurecer, por ejemplo, piernas y glúteos. Es solo cuestión de mentalizarse. Si coges el hábito de hacerlo cada día, poco a poco te será más fácil. No olvides que el ejercicio ha demostrado ser un método eficaz para perder peso.

4. Tomar un desayuno adecuado

Un desayuno equilibrado, completo y variado es importante. Ten en cuenta que las personas que se saltan el desayuno lo que consiguen es volver más lento el metabolismo y esto favorece a que acumulemos grasa.

Ya tenemos claro que desayunar es muy importante en una dieta donde queramos perder peso. Ya hemos tomado una bebida depuradora y hemos hecho algo de ejercicio.  Así que ahora toca comer con calma. ¿Pero qué opciones de desayuno tenemos?

  • Un tazón de avena con una manzana verde a trocitos y nueces. Un huevo duro por la mitad con unas gotitas de aceite de oliva.
  • Un sándwich de pan integral con granos enteros, con un poco de aguacate con pechuga de pavo. Un jugo de naranja natural.
  • Una taza de café con bebida de avena, una tortilla con un ajo y jugo de pera.
  • Un yogur griego con nueces y trocitos de ciruela. Una tostada integral con aceite de oliva y un ajo a trocitos por encima. Un café o un jugo de arándanos o granada. Ten en cuenta que los probióticos son capaces de mejorar la salud intestinal, lo que repercute favorablemente en el intestino. Así lo afirma un estudio publicado en Nutrients.
  • Una taza de fruta natural: 8 uvas, 4 fresas y 1 ciruela. Un sándwich pequeño integral con un huevo duro picado con dos tomates cherry.
Cereales para el desayuno con fibra.
Los cereales integrales y naturales son una mejor opción para el desayuno que las variantes refinadas en caja.

Cambia los hábitos para perder peso por las mañanas

Esperamos que todos estos consejos te ayuden a perder peso por las mañanas de una forma mucho más sencilla. ¿Cuál te ha funcionado mejor? ¿Qué consejo te ha costado más incorporar a tu rutina?

Ten en cuenta que es importante combinar todos estos consejos con otros hábitos saludables para conseguir hacer efectiva la pérdida de peso. Es necesario hacer deporte, descansar adecuadamente y evitar la ingesta de ultraprocesados industriales. También es fundamental restringir el consumo de alcohol. Esta sustancia tóxica es capaz de promover la acumulación de grasa. Al mismo tiempo, perjudica la salud cardiovascular y hepática, generando problemas a medio y a largo plazo.

Te podría interesar...
Cómo levantarnos de buen humor: 9 simples pasos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo levantarnos de buen humor: 9 simples pasos

Es posible levantarnos de buen humor y mantener esa actitud todo el día. ¿Quieres saber cómo? En este artículo te lo contamos.



  • Jeong JN., Effect of pre meal water consumption on energy intake and satiety in non obese young adults. Clin Nutr Res, 2018. 7 (4): 291-296.
  • Plaza Díaz J., Ruiz Ojeda FJ., Vilchez Padial L., Gil A., Evidence of the anti inflammatory effects of probiotics and synbiotics in intestinal chronic diseases. Nutrients, 2017.
  • Swift DL., McGee JE., Earnest CP., Carlisle E., et al., The effect of exercise and physical activity on weight loss and maintenance. Prog Cardiovasc Dis, 2018. 61 (2): 206-213.