7 posturas sexuales excitantes sin penetración

Los orgasmos sin penetración son posibles y suelen ser hasta más placenteros por el deseo incontenible que provoca la ansiedad.
7 posturas sexuales excitantes sin penetración
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López.

Última actualización: 02 agosto, 2022

¿Quieres aprender algunas posturas sexuales sin penetración? Y es que en el sexo no todo tiene por qué terminar con el coito. En ocasiones, por ciertas circunstancias o bien por preferencias, se pueden tomar otras opciones.

Por supuesto, esto no significa que no haya posibilidad de obtener placer. Existen diferentes maneras de estar satisfechos. Por ejemplo, el petting es una práctica en la que ambos pueden disfrutar del contacto con el otro, el roce, las caricias…

Abrirle la puerta a este tipo de actividades permite explorar alternativas y, por ende, aprovechar de una forma diferente y placentera los encuentros con la pareja. Te contamos más a continuación.

¿Por qué tener sexo sin penetración?

Para las personas que, por alguna circunstancia, no pueden consumar por completo la relación sexual con su pareja, el disponer de alternativas puede resultar un sustituto, no exento de placeres.

Esto sucede, por ejemplo, cuando hay niños pequeños que atender, o en las parejas de jóvenes que no pueden tener intimidad por circunstancias familiares o culturales; también en quienes disponen de poco tiempo durante la semana para estar con la pareja, por compromisos laborales.

Así, el petting o los juegos eróticos pueden ser incorporados como un hábito en las relaciones de pareja. Esto ayudará, incluso, a que cuando llegue el momento de la penetración, el placer sea mayor.

De igual modo, la comunicación entre los miembros se mejora cuando se permiten fantasear juntos. Incluso, la seguridad en sí mismos también va en aumento.

Y aún hay otras razones para hacerlo de esta manera: evitar la posibilidad de un embarazo no deseado cuando no se usan métodos anticonceptivos, evitar un contagio de ETS si no se tiene protección.

Es oportuno señalar que no es lo mismo abstinencia que sexo sin llegar al coito. De hecho, mantener este tipo de prácticas es algo que también se hace por elección.

En síntesis, las posturas sexuales sin penetración pueden usarse en ocasiones como preámbulo, otras veces como sustituto y otras tantas como una finalidad en sí, para fantasear, jugar y como una manera de salir de la rutina

7 posturas sexuales sin penetración que debes conocer

Más allá de la penetración, existen diversas prácticas que son capaces de generar placer y hacer el encuentro íntimo más agradable para ambos. Algunas de ellas son las siguientes.

Pareja en la cama a punto de besarse
La postura ideal para hacer un francés inolvidable es el 69.

1. Sexo oral

Como bien indica un artículo publicado por el Journal of the American Academy of Pediatrics, quizás es la primera opción que viene a la mente cuando no es posible recurrir al coito. Y es que saber utilizar labios y lengua es fundamental para generar el mayor éxtasis en el compañero o compañera.

Existen diversas técnicas, como el clásico 69 con cada una de sus variantes. Pero recuerda intentar hacerlo en un lugar cómodo. La desnudez de los cuerpos y la predisposición de ambos asegurarán un encuentro erótico.

Ahora bien, si uno de los integrantes no quiere participar por algún motivo especial, hay otras opciones para otorgar placer a un solo participante. Según sean los gustos, pueden optar por el 68 o el 42.

2. De pie en la ducha

Meterse juntos al baño bajo el agua tibia cayendo sobre los cuerpos es sensual y relajante:

  • Para ello, ambos deben tener esponjas enjabonadas para pasar por el cuerpo de su compañero con suavidad. Y cada parte debe ser receptora de masajes y besos.
  • Cuando el hombre tenga una erección fuerte, se colocarán mirando hacia el mismo lado, él por detrás se acercará y friccionará su pene contra la mujer.
  • Después, ella se inclinará hacia adelante y acompañará con movimientos de cadera llegando hasta la puerta de la vagina, pero sin penetración.
Pareja teniendo sexo sin penetración en la ducha.

3. Masajes eróticos

Las manos pueden ser las perfectas aliadas para conseguir orgasmos. No es necesario ser un profesional en masajes, sino que se trata de expresar con el tacto el deseo.

  • La mujer puede acostarse boca abajo y él, semidesnudo, se sienta sobre ella para acariciar cada punto de su piel.
  • Se hace despacio, ejerciendo mayor presión en algunas zonas para insinuar un poco más.
  • Los masajes se pueden acompañar con aceites, con susurros, incluso algún mordisco en el cuello.

4. Masturbaciones mutuas

Hay varias maneras de hacer esto.

  • El o ella se masturban mientras el otro observa, como en un acto de exhibicionismo.
  • Luego, desnudo él o desnuda ello, su pareja lo masturba, pero sin ir más allá.
  • También es posible que ella utilice una mano para el pene y otra para su clítoris.
  • Si el hombre lo consiente, ella puede estimular el perineo y el llamado punto G masculino.

Cada quien es libre de experimentar el final.

5. Misionero vestido

Las más común de las posiciones (el misionero), se puede convertir en una postura sexual sin penetración de las más excitantes, cuando se hace con ropa, en la modalidad conocida como frotismo.

Según una investigación publicada en el Journal of Adolescent Health, el hombre acostado encima de su pareja realiza los movimientos típicos del coito. Durante este acto, se miran a los ojos y se dicen lo que desean hacerse.

Las fantasías verbalizadas mientras cambian de ritmo en la fricción van elevando la temperatura. Abrir y cerrar las piernas, o cambiarlas de posición para obtener mayor presión, vuelve loco a cualquiera.

6. Sentados (petting)

¿Se puede contagiar la gonorrea con un beso?

Sorprender a la pareja en su espacio de trabajo, en la sala, la habitación, en un momento en que no se lo espera, puede ser muy erótico.

  • Primero, si es posible, procura cerrar las cortinas para crear una atmósfera de intimidad y misterio.
  • A continuación, comienza a guiar a tu pareja hacia una cama o silla para que se siente.
  • Luego colócate sobre su regazo con las piernas bien abiertas mientras procedes a dirigir sus manos hacia los genitales.
  • Las caricias, los besos, las palabras dichas al oído generan un ambiente que conduce al clímax. Y el complemento de estar haciéndolo a escondidas lo hace todavía más divertido.
  • Si quieres hacerlo más atrevido, prueba en el coche o incluso en un sitio público.

7. Sexting y sexo virtual

Ya sea que esté la pareja a distancia o que simplemente se elija jugar un rato, también tienen posibilidades de usar las nuevas tecnologías para practicar sexo sin penetración. Veamos las opciones:

  • Intercambiar mensajes de contenido erótico, describiendo lo que van a hacer juntos cuando tengan oportunidad.
  • Enviarse fotos o videos atrevidos, mostrando un poco, aunque sin revelar todo.
  • Y si quieren ir un poco más, ¿qué tal un strip tease, con una música de saxofón al fondo?

No te dejes invadir por la rutina

Puedes tener sexo sin penetración o con ella; y es que combinar ambos métodos es una buena idea para variar la rutina. Asimismo, alternar los lugares de los encuentros íntimos, probar nuevas posturas y elegir la ropa adecuada para cada ocasión: cada detalle es importante.

El sexo debe cuidarse tanto como otros aspectos en la relación de pareja. No dejarse atrapar por la rutina de los horarios, los días o las formas es un desafío para los que llevan años juntos, más allá de que no haya dificultades. Por, eso a veces es bueno probar al orgasmo sin penetración.

Te podría interesar...
10 juegos eróticos con los que desafiar a tu pareja
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 juegos eróticos con los que desafiar a tu pareja

Los juegos eróticos son aliados interesantes para acabar con la rutina durante el sexo. ¿Te animas a practicarlos? Descubre los 10 mejores.



  • Álvarez de la Cruz Caridad. Comunicación y sexualidad. Enferm. glob.  [Internet]. 2010  Jun [citado  2018  Nov  02] ;  ( 19 ). Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1695-61412010000200018&lng=es.
  • González Labrador Ignacio, Miyar Pieiga Emilia, González Salvat Rosa María. Mitos y tabúes en la sexualidad humana. Rev Cubana Med Gen Integr  [Internet]. 2002  Jun [citado  2018  Nov  02] ;  18( 3 ): 226-229. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252002000300012&lng=es.
  • Halpern-Felsher, BL, Cornell, JL, Kropp, RY y Tschann, JM (2005). Sexo oral versus sexo vaginal entre adolescentes: percepciones, actitudes y comportamiento. PEDIATRÍA, 115 (4), 845–851. https://doi.org/10.1542/peds.2004-2108
  • Halpern, CT, Joyner, K., Udry, JR y Suchindran, C. (2000). Los adolescentes inteligentes no tienen relaciones sexuales (ni se besan mucho tampoco). Journal of Adolescent Health, 26 (3), 213-225. https://doi.org/10.1016/s1054-139x(99)00061-0