6 alimentos que producen celulitis

La celulitis es un problema estético que puede mitigarse mediante el mantenimiento de una alimentación saludable y otros buenos hábitos de vida.
6 alimentos que producen celulitis
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 27 septiembre, 2020.

Escrito por Elena Martínez Blasco, 11 abril, 2014

Última actualización: 27 septiembre, 2020

¿Sabías que existen varios alimentos que producen celulitis? ¿Crees que pueden haber algunos de ellos en tu dieta? En caso de que tengas dudas, te conviene revisar el listado que vamos a presentarte a continuación.

La celulitis es un problema estético que está causado por diversos factores, entre ellos, se ha reconocido la mala alimentación. De acuerdo a un artículo publicado en el año 2008 “afecta aproximadamente al 85 % de las mujeres en mayor o menor medida y que se caracteriza por un trastorno local del metabolismo del tejido subcutáneo”. Por esto mismo, es común que se le denomine “piel de naranja”.

A día de hoy, los expertos siguen buscando formas de mejorar los métodos de tratamiento existentes, que abarcan diversas medidas, desde la aplicación de láser y radiofrecuencia hasta métodos de autocuidado, como la alimentación.

¿Cuáles son los principales alimentos que producen celulitis?

Hay muchos alimentos que no benefician la salud, sino que más bien la perjudican. Con frecuencia, parecen atractivos, deliciosos y poco dañinos, además de “adictivos”, por lo que se cuelan una y otra vez en el menú con facilidad.

Una vez que los conozcas, sería recomendable que disminuyeras (o evitaras por completo) su consumo para que puedas mejorar el aspecto de tu piel, reducir la apariencia de la celulitis y ganar en salud en general.

Pan y bollería.
Los productos de bollería industrial no son la mejor opción para alimentarnos. Además de contener azúcar, son ricos en grasas trans, colorantes y conservantes.

1. Harina blanca o refinada

Los alimentos elaborados con harina blanca son muy comunes en la mesa. Bollos, panes, panqueques, croissants, magdalenas, galletas, pizzas y demás no solo resultan deliciosos sino también irresistibles. Sin embargo, lo cierto es que no son la mejor opción porque solo aportan calorías vacías e hidratos puros. Al menos no cuando se consumen continuamente, de forma desmedida, dentro de una alimentación desequilibrada.

Lo ideal es consumir este tipo de alimentos de manera puntual y esporádicamente, y darle prioridad al consumo de harinas integrales.

2. Azúcar blanco

El azúcar blanco no aporta nutrientes de ningún tipo sino calorías vacías. Según los expertos en dieta y nutrición, este es uno de los grandes enemigos de la salud. Además de ser uno de los alimentos que produce celulitis, puede promover el desarrollo de múltiples patologías, como el sobrepeso, la obesidad, la diabetes tipo 2, entre muchas otras.

Conviene reducir al mínimo (o eliminar) el consumo de azúcar en la dieta y en su lugar, darle prioridad al consumo de frutas. La miel podría ser otra opción, pero al ser un alimento rico en calorías, conviene tomarlo con moderación.

3. Sal

La sal es un condimento muy popular que ayuda a saborizar las comidas y hacer que tengan un toque único. Sin embargo, produce retención de líquidos, lo que incide directamente en la aparición de la celulitis. Por ello, los expertos recomiendan hacer un consumo moderado y alternarla con hierbas y especias aromáticas a la hora de cocinar.

4. Frituras

Hay que tener en cuenta que cuando se fríe un alimento, este pierde gran parte de su valor nutricional. Además, las frituras tienen un alto contenido en grasas de mala calidad que no aportan nada al organismo. Sí, son deliciosas, pero lo ideal es comerlas de manera puntual y esporádica. En cambio, es recomendable darle prioridad a los alimentos cocidos a la plancha, al vapor, al horno, en salteados, etc.

5. Embutidos

El consumo regular de embutidos no es recomendable porque estos están repletos de grasas saturadas, es decir, las de peor calidad. De hecho, los expertos de Medline Plus indican que “consumir demasiada grasa saturada en su dieta puede llevar a enfermedades cardíacas y otros padecimientos de salud”.

6. Chatarra

La comida chatarra es mala para la salud

Toda la chatarra ─también llamada “comida basura”─ en general (bollería, hamburguesas, sandwiches, salsas, etc.) forma parte de los alimentos que producen celulitis porque contiene diversos ingredientes perjudiciales para la salud, harinas y sal refinadas, azúcares y grasas trans.

Además, necesitas grandes cantidades para saciarte y, debido a la cantidad de sal, azúcar y saborizantes artificiales que tienen, causan retención de líquidos y por ende, celulitis.

Entonces, ¿qué se puede comer?

Los expertos de Medline Plus indican que es recomendable adoptar y mantener una dieta saludable, acorde a las necesidades del organismo, pero sobre todo, rica en frutas, verduras y alimentos ricos en fibra, nutrientes esenciales y ácidos grasos, tanto para prevenir como para mitigar la celulitis.

Evitando el consumo de los alimentos anteriormente mencionados en el listado, es posible mejorar el aspecto de la piel de naranja, pero para poder apreciar buenos resultados, habrá que combinar esta medida con una hidratación adecuada y la práctica regular de ejercicio.

A la par de todo esto, recuerda evitar también el consumo de alcohol, cafeína y tabaco, que a menudo contribuyen con el empeoramiento de la celulitis.

Te podría interesar...
¿Pueden ser eficaces los tratamientos naturales contra la celulitis?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Pueden ser eficaces los tratamientos naturales contra la celulitis?

La celulitis se produce fundamentalmente en las mujeres. Te proponemos unos tratamientos naturales que te ayudarán a tenerla bajo control.



  • Blanco Anesto, J. (2002). Consumir azúcar con moderación. Revista Cubana Aliment Nutr.             Available at: bvs.sld.cu/revistas/ali/vol16_2_02/ali08202.pdf
  • Sánchez M., C. (2007). Exceso de sodio, un mal a largo plazo. [Magazine] Punto Vital. Available at: 148.228.165.6/PES/fhs/Dimension%20Educacion%20para%20la%20salud/Exceso%20de%20sodio.pdf