6 consejos para mantener tus ojos sanos

La hidratación ocular es algo fundamental para preservar la salud de los ojos. Sin embargo, también hay otras medidas preventivas importantes. ¿Cuáles son?
6 consejos para mantener tus ojos sanos
María Belén del Río

Revisado y aprobado por la médica María Belén del Río el 15 mayo, 2021.

Escrito por Okairy Zuñiga, 16 diciembre, 2016

Última actualización: 15 mayo, 2021

La vista es uno de los sentidos más preciados, pero aún así, a menudo no la cuidamos como deberíamos. Una prueba es que escuchamos todos los días consejos para preservar el cuerpo y cada una de sus partes, pero ¿cuánto nos preocupamos por mantener los ojos sanos?

La mayoría de los consejos para cuidar de la vista son similares a «no veas mucha televisión» o «no uses tanto la computadora o el móvil». En la actualidad, esos consejos se han vuelto un poco obsoletos, teniendo en cuenta que estos elementos ya forman parte de la rutina laboral o académica de miles de personas.

Aunque disminuir el uso de dispositivos digitales sigue siendo un consejo útil, la realidad es que mucha gente debe pasar varias horas frente a una pantalla por trabajo, estudios u otra actividad. Pero no todo está perdido: hay otros buenos hábitos que puedes adoptar para tener unos ojos sanos.

1. Mejora tu alimentación

Para tener una alimentación equilibrada es necesario cocinar en casa.
Hacer las comidas en casa permite controlar qué y cómo se está comiendo.

La alimentación influye en gran medida en la visión. Esto se debe a la cantidad de vitaminas que le proporcionas a los ojos a través de lo que comes. 

De acuerdo con un estudio publicado por la revista Clinical Interventions in Aging, las sustancias antioxidantes y antiinflamatorias obtenidas a través de la dieta pueden ayudar a prevenir ciertas enfermedades de la vista que se dan como consecuencia del envejecimiento. Dicha fuente señala que los nutrientes destacados son las vitaminas C y E, los betacarotenos y el zinc, entre otros.

Por lo tanto, uno de los mejores alimentos cuando se trata de cuidar la vista son las zanahorias, por su contenido de vitaminas A y C.

No obstante, esta no es la única forma en la que la alimentación afecta a los ojos. Una investigación publicada por la revista Ophtalmology and Therpy afirma que una dieta desequilibrada aumenta el riesgo de desarrollar glaucoma. En este sentido, el estudio recomienda evitar el sobrepeso, limitar el consumo de cafeína y consumir frutas y verduras diariamente.

2. Usa lentes de sol

Los lentes de sol no son solo moda; también ayudan a reducir el impacto que generan los rayos UV en los ojos. Según una investigación publicada por la revista Environmental Health Perspectives, los rayos ultravioleta estimulan la formación de radicales libres, los cuales pueden ocasionar una degeneración de las retinas.

Si vas a salir, debes usar lentes de sol, no importa la ocasión o si está nublado. Si son antirreflejantes, mucho mejor, ya que te ayudarán a mantener los ojos sanos y te sentirás mejor cuando estés en un lugar soleado.

3. Consulta con un especialista el estado de tu visión

Chequeo de la vista.
La consulta oftalmológica en el momento adecuado puede quitarnos las dudas sobre nuestras manchas oculares

Solo el oftalmólogo te puede decir con certeza el estado general de los ojos. Esto es, en realidad, un procedimiento sencillo. Las pruebas de la vista consisten en:

  • Observar imágenes a través de lentes graduadas.
  • Leer letras que cambian de tamaño.
  • Examinar el ojo con un aparato que no causa ningún dolor y que permite medir la presión ocular.

Ese es todo el procedimiento, por lo que no debe producirte ningún temor ir al oftalmólogo. En algunos casos podría ser necesario dilatar la pupila para la realización de diversas pruebas. Para ello, te aplican unas gotas para que la pupila se dilate más de lo normal y te puedan examinar con mayor precisión.

La mayoría de las veces, esto se lleva a cabo para descartar algunos problemas graves o cuando la presión intraocular debe ser vigilada de forma regular.

4. Si ya usas lentes, ¡cuídalos!

Usar lentes no significa necesariamente que no tengas los ojos sanos. En la mayoría de los casos, tan solo se requiere una ayuda para poder ver mejor o para prevenir desgastes en la visión.

No importa si usas lentes normales o de contacto: estos deben estar siempre limpios. De esta manera, evitas que la vista se esfuerce en exceso y, en el caso de los de contacto, previenes una posible infección.

Es recomendable que, por lo menos una vez al año, vuelvas a realizar un chequeo general para verificar el estado de tu visión y ajustar la graduación de tus lentes.

5. Aprende a usar las pantallas

Silla de ordenador con reposabrazos.

Como ya mencionamos anteriormente, hoy en día es complicado vivir sin una pantalla cerca, ya sea la computadora o el móvil. Sin embargo, esto no significa que no existan maneras de proteger la vista al usarlas; la clave en este punto es el equilibrio.

La distancia recomendada cuando ves televisión es de 1 metro. En tanto, si vas a usar una computadora, debe haber una distancia de entre 50 y 65 centímetros entre los ojos y la pantalla, según recomienda la Academia Estadounidense de Oftalmología.

Además, al usar el teléfono móvil, recuerda que en la mayoría de las pantallas ya se puede graduar la iluminación. Usa esta herramienta para ayudar a que la vista esté más descansada.

6. Hidratación ocular para mantener los ojos sanos

Los ojos necesitan humedecerse constantemente. Si sientes sequedad o picazón, parpadea. En caso de que esto ya no sea suficiente, pide a tu oftalmólogo que te recomiende algunas lágrimas artificiales para humedecer los ojos cada cierto tiempo. Según un estudio publicado en Clinical Ophtalmology, estas gotas son muy beneficiosas para las personas que padecen el síndrome del ojo seco.

Los buenos hábitos cotidianos permiten conservar los ojos sanos

Como ya habrás notado, todos estos consejos para mantener la vista en condiciones son muy sencillos y fáciles de seguir. Tan solo se trata de cuidarlos al igual que cualquier otra parte del cuerpo. 

Desde luego, la consulta con el oftalmólogo no se debe pasar por alto, tanto para realizar un control periódicamente como para obtener un diagnóstico ante cualquier síntoma. Recuerda que siempre, y más cuando se trata de la vista, prevenir es la mejor medida que puedes tomar.

Te podría interesar...
Prevención de la degeneración macular
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Prevención de la degeneración macular

La degeneración macular es una enfermedad degenerativa ocular que afecta a una zona de la retina: la mácula, causando alteraciones visuales.



  • Rasmussen HM, Johnson EJ. Nutrients for the aging eye. Clin Interv Aging. 2013;8:741–748. doi:10.2147/CIA.S45399
  • van Kuijk FJ. Effects of ultraviolet light on the eye: role of protective glasses. Environ Health Perspect. 1991;96:177–184. doi:10.1289/ehp.9196177
  • Moshirfar M, Pierson K, Hanamaikai K, Santiago-Caban L, Muthappan V, Passi SF. Artificial tears potpourri: a literature review. Clin Ophthalmol. 2014;8:1419–1433. Published 2014 Jul 31. doi:10.2147/OPTH.S65263
  • Al Owaifeer, A. M., & Al Taisan, A. A. (2018). The Role of Diet in Glaucoma: A Review of the Current Evidence. Ophthalmology and therapy, 7(1), 19–31. https://doi.org/10.1007/s40123-018-0120-3
  • Kierstan Boyd. 2020. Computers, Digital Devices and Eye Strain. American Academy of Ophtalmology. https://www.aao.org/eye-health/tips-prevention/computer-usage