6 situaciones en las que no debes mantener relaciones sexuales

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Existen situaciones en las que no es recomendable mantener relaciones sexuales, puesto que suponen un mayor riesgo de contraer enfermedades.

Hay momentos en los que definitivamente no es recomendable mantener relaciones sexuales. Por más que desees hacerlo, debes controlarte y aprender a decir no para no salir perjudicado. ¿Y qué momentos son esos? A continuación te los comentaremos con detalle.

1. Cuando te cause dolor

Dolor de óvulos.

El dolor que se presenta durante las relaciones sexuales también se conoce como “dispareunia o coitalgia y puede ser superficial o profundo. Aunque en todo caso, resulta verdaderamente incómodo.

En el caso de las mujeres, el dolor puede estar causado por cuestiones orgánicas:

  • Endometriosis.
  • Infecciones bacterianas.
  • Heridas en la zona de la vulva.

Puede ser también consecuencia de cuestiones psicológicas, como traumas, inseguridad, falta de deseo, problemas con la relación o la sexualidad. Por ello, si eres mujer y experimentas dolor al tener relaciones sexuales, mejor suspéndelas hasta que vayas al médico a hacerte un chequeo y averigües qué tienes y cómo puedes tratarlo adecuadamente.

Los hombres también pueden experimentar dolor durante el acto sexual, pero es menos común. Las principales causas en ellos incluyen infecciones, fisuras y heridas en la región genital, que pueden ser consecuencia de enfermedades sexuales transmisibles. Al igual que en el caso de las mujeres, sea cual sea la causa, es conveniente ponerlo en conocimiento de un especialista y, posteriormente, seguir sus instrucciones.

Así que antes de atreverte a mantener relaciones solo para complacer a tu pareja, aunque sientas dolor, consulta con tu médico. El profesional deberá realizar una evaluación y, una vez tenga el diagnóstico, podrá indicar cuál es el tratamiento más adecuado.

Recuerda que en el sexo en el que participan dos y ambos deben disfrutarlo por igual. Por lo que si uno sufre, no es recomendable seguir adelante con el acto hasta que se solucione el inconveniente.

Lee: Los 10 beneficios que el sexo le aporta a tu salud

2. Sexo durante la menstruación

Surgen muchas dudas relacionadas con este aspecto, pues existen opiniones divididas. Por una parte, hay quienes afirman que no se deben tener relaciones sexuales durante la menstruación puesto que el riesgo de contraer infecciones y sufrir molestias es mayor, y por otra parte hay quienes afirman que sí se pude, pero con precauciones.

Los expertos de Medical News Today comentan que el sexo durante la menstruación es riesgoso.

  • Si ambas partes están sanas, usen preservativo y mantengan una higiene adecuada, no hay ninguna contraindicación real, principalmente en las relaciones monógamas.
  • Hay que tener en cuenta que la sangre puede causar incomodidad, por lo que es necesario conversar con la pareja y ser muy honesto al respecto. 
  • Si no tienes una pareja estable sino varias, no debes tener sexo durante la menstruación, ya que en esta etapa se facilita la transmisión de cualquier infección por medio de la sangre y el resto de los fluidos. Sobre todo si no se usa preservativo.

3. Si tienes una infección urinaria

nitritos en la orina

Las mujeres con infecciones urinarias difícilmente lograrán mantener una relación sexual y si lo hacen, no será satisfactoria porque experimentarán molestias.

En este sentido, hay que recordar que al estar la vagina tan próxima a la uretra (ambas están divididas por apenas un músculo), durante el propio acto sexual pueden haber traumatismos de la uretra y esto causa dolor. Principalmente cuando se ejerce mucha fuerza o se tiene sexo a gran velocidad.

Entonces, ten en cuenta que tanto la velocidad como la fuerza son factores que pueden causar laceraciones en la estructura de la uretra y hacer que cualquier molestia pueda ser mucho más intensa.

Por todo lo anterior, no es recomendable mantener relaciones sexuales durante el tratamiento de las infecciones urinarias (que dura tres días como mucho). Debes tener paciencia y retomar tu actividad sexual cuando ya se haya restablecido tu salud.

4. Sexo con inmunidad baja

Toda persona que sea inmunodeprimida o que tenga las defensas bajas tiene más riesgos de contraer infecciones al tener relaciones sexuales y, especialmente, enfermedades de transmisión sexual.

Aunque no son las únicas, las principales causas de la inmunidad baja son:

  • VIH.
  • Embarazo.
  • Uso de corticoides.

En estos casos no debes mantener relaciones sexuales y en caso de querer hacerlo, siempre debes hacer uso de los preservativos. 

Otras enfermedades más leves, como la gripe o el dengue, también exigen atención con la actividad sexual, ya que el esfuerzo físico puede hacer difícil la recuperación. Asimismo, la propia indisposición que causa la dolencia, también puede ser impedimento para tener sexo.

5. Durante el embarazo de alto riesgo

embarazada control de azúcar

Este tema aún es tabú para muchas parejas casadas. Principalmente, en el tercer trimestre, cuando el vientre ya creció considerablemente, existe el miedo de lastimar al bebé o romper la bolsa antes del tiempo. Sin embargo, la penetración no es suficiente para alcanzar o dañar al bebé.

Durante el embarazo, los cambios hormonales pueden aumentar el deseo sexual de la mujer y por ello, al tener relaciones sexuales puede estrechar aún más los lazos de la pareja.

Para tener sexo de forma segura en el embarazo existen muchas posturas recomendadas y pautas a considerar. Eso sí, no debes practicar sexo si tu embarazo es de alto riesgo, ya que no solo pones en riesgo al bebé sino también a ti misma.

Si vas a tener sexo durante el embarazo, debes evitar las posiciones en las que todo el peso queda sobre el vientre.

6. Sin una higiene íntima correcta

Si no hay una buena higiene antes y después del sexo, el riesgo de contraer enfermedades aumenta considerablemente.

Mucho se habla de la higiene íntima después del acto sexual. Sin embargo, hay personas que no se toman esto demasiado en serio y mantienen relaciones sexuales sin poner en práctica las medidas de higiene y protección correspondientes.

Sustancias como el sudor, fluidos y secreciones se hacen más presentes cuando la limpieza no es adecuada, esto aumenta el riesgo de contraer infecciones de diversa índole.

También hay microorganismos que pueden convivir normalmente en el cuerpo de unas personas y son nocivos para otras. Ese intercambio puede ser problemático. Y si bien el uso del preservativo reduce este riesgo, no debe ser la única medida que se tome.

Es necesario asearse siempre después de mantener relaciones sexuales. 

Descubre: Higiene después del sexo: ¿qué tener en cuenta?

¿Quieres mantener relaciones sexuales, pero tienes dudas? ¡Consulta con tu médico!

Algunas situaciones generan dudas sobre si es posible o no tener relaciones sin crear mayores problemas. Si te presentan alguna de esas situaciones te recomendamos esperar.

Si las inquietudes persisten, lo más recomendable es que consultes con tu médico y, a la par de ello, mantengas una buena comunicación con tu pareja.

  • Lamas, M. (2000). Diferencias de sexo, género y diferencia sexual. Historia. https://doi.org/ISSN 0185-1659
  • Stolcke, V. (2009). A propósito del Sexo. Política y Sociedad.
  • Real Academia Española. (2017). Sexo. https://doi.org/http://0-dx.doi.org.lib.exeter.ac.uk/10.1076/opep.5.1.7.1493
  • Barajas, S. (2011). Manual de seguridad e higiene. Colima Late Para Todos, Gobierno Del Estado. https://doi.org/10.1016/j.trc.2011.08.012
  • Ramos, C. (2009). Revista cubana de higiene y epidemiología. Revista Cubana de Higiene y Epidemiología.