10 usos del jabón que no conocías y que te van a encantar

¿Sabías que el jabón puede ser un gran sustituto del aceite a la hora de engrasar las bisagras para que dejen de chirriar? Al ser resbaladizo, los cajones y puertas se desplazarán sin problema.
10 usos del jabón que no conocías y que te van a encantar

Escrito por Katherine Flórez

Última actualización: 25 mayo, 2023

Aunque al escuchar o pensar en la palabra lo primero que nos viene a la mente es un baño, hay otros usos del jabón, que tal vez no conocías y que te pueden encantar y sorprender.

Claro, esto es bastante comprensible, dado que este es, junto con el agua, el principal elemento empleado para la higiene, del rostro, de las manos y de todo el cuerpo.

En sus diversas presentaciones, ya sea en barra sólida o líquida, el jabón puede utilizarse para diversos fines, distintos de la higiene corporal. A continuación los conoceremos. ¡No te los pierdas!

1. Encontrar una fuga de gas

fuga de gas

Es muy importante, cerciorarse de que no haya una fisura en la tubería de la estufa o del sistema de calefacción, ya que con esto se podrían llegar a salvar muchas vidas, incluyendo la nuestra.

Así que en caso de que percibamos algún olor extraño, el jabón puede ser nuestro gran aliado para encontrar una fuga de gas doméstico a tiempo, evitando un problema mayor.

Sigue estos pasos:

  • Diluye un poco de jabón con agua.
  • Con una esponja ve aplicando alrededor de las uniones de las tuberías de gas.
  • Si de alguna de estas emanan burbujas, existen problemas.
  • Cierra el paso del gas y llama al servicio técnico, ¡de inmediato!

2. Un neumático pinchado

Tanto en el coche como en la bicicleta, este es otro uso alternativo del jabón que te encantará. ¿Qué tal si vas a encender el coche y notas un neumático bajo? Nada tan sencillo como hacer una solución jabonosa y aplicarla a la llanta, para ver dónde está la posible ponchadura.

Claro que si está totalmente desinflada, te tocará ponerle aire. Lo mismo puedes hacer con la recámara de la bicicleta. Desmontas la rueda, inflas la recámara y la vas deslizando lentamente por una tina con agua jabonosa, hasta que veas que hace burbujas.

3. Bisagras de puertas y rieles de cajones

cajones

Cuando un cajón o la puerta de un armario se atascan, suele presentarse alguno que otro problema. Puede ser que nosotros o alguien de la familia se golpee al abrir o cerrar, o que la impaciencia y la ansiedad nos hagan dañarlos, al tratar de forzarlos.

No solo eso, sino que, también se presenta el incómodo ruido ocasionado por las bisagras que no funcionan: el famoso chirrido. En estos casos es muy adecuado recurrir al jabón. Ten en cuenta que una de las cualidades que lo caracterizan es que es resbaloso.

Así, se le puede sacar ventaja si aplicamos un poco en cada bisagra y riel metálico de las gavetas. Solo tenemos que deslizar la pastilla a lo largo de los mismos y mover un poco, abriendo y cerrando.

Quedarán como nunca, sin sonidos molestos, y evitaremos posibles atascamientos. Se recomienda enjabonar estas piezas por lo menos cada dos meses, para prevenir.

4. Pulir las ranuras

pared con grietas

En diversas zonas de la casa pueden aparecer ranuras y grietas. Estas se suelen arreglar con un poco de gel o pegamento especial; el problema surge cuando quedan excesos de este material alrededor de las zonas reparadas, que hacen que se vea mal estéticamente.

En estos casos un poco de jabón suele ser bastante útil. Solo tienes que humedecer las yemas de los dedos, y pulir con ellas los bordes del pegamento o el gel. Cabe mencionar que este procedimiento se debe realizar inmediatamente después de aplicarse el material para reparar las ranuras.

Descubre: Jabón casero de limón y menta para pieles grasas

5. Huecos pequeños en las paredes

Siguiendo con los detalles de la casa, otro de los usos del jabón tiene que ver con tapar agujeros en la pared , como los que quedan cuando retiramos un clavo o tornillos de alguna repisa.

Simplemente, debes ablandar un poco la pastilla de jabón, mojándola bajo la llave del grifo. Luego la deslizas con firmeza por la pared, en donde está el hueco. Dejas que seque y aplicas un poco de pintura.

Nota: si ves que sobresale el tapón hecho con el jabón, una vez que este haya secado puedes rebajarlo un poco con una lima o papel de lija.

6. Cortar madera a la perfección

Quizá para ti utilizar un serrucho no sea algo de todos los días, pero nunca se sabe en qué momento se va a requerir. Y si te ha pasado antes, que has querido cortar algún trozo de madera, pero este ha quedado prácticamente inservible, tal vez sea hora de probar otro de los usos del jabón que no conocías .

Este es un truco que utilizan los profesionales. Únicamente tienes que pasar la pastilla de jabón por el lado afilado del serrucho. Así obtendrás un mejor deslizamiento, con unos resultados maravillosos: una línea de corte perfecta.

7. Enroscar tornillos

tornillos

Nunca falta el tornillo rebelde en la estantería o en alguno de los cajones de la casa; tan inquieto que llega a ser imposible de volver a ponerlo en su lugar. Por suerte, el jabón también es adecuado para lograr un buen resultado en esta tarea.

Basta con poner un poco en la rosca del tornillo. El resto del trabajo parecerá hacerse solo. Una vez se empieza a enroscar, el tornillo se va deslizando suave, fácil y rápidamente.

8. Poner un clavo

En el mismo orden de ideas del consejo anterior, a veces nos encontramos con que poner un clavo puede resultar una proeza: el clavo salta y se esconde detrás de un mueble, nos golpeamos un dedo y más.

Pero, ya sea en la madera o en la pared, la tarea se puede ser más sencilla, haciendo uso del jabón. Solo basta que, antes de usar el martillo, deslices un par de veces el clavo en la pastilla. ¡Prueba y verás qué fácil resulta ahora!

9. Cuidar los muebles

Si quieres conocer buenos consejos para cuidar los muebles de madera, he aquí uno que te ayudará a combatir las terribles termitas que carcomen tus preciados objetos: usa un poco de jabón.

Al respecto, sigue estos pasos:

  • Localiza la posible fuente de las termitas, es decir, su cueva o madriguera; busca los caminos de barro en el suelo o las paredes.
  • Si están dentro de la madera, tienes que ubicar también los pequeños orificios que abren.
  • Diluye una pastilla de jabón en un litro de agua caliente.
  • Rellena con esto una botella con rociador y a combatir termitas.

10. Cuidar las plantas

Tener las plantas como compañía es bastante agradable. Estas traen consigo diversos beneficios, tales como el aporte de oxígeno, aire fresco y un gran toque de estilo a los rincones de la casa.

Aunque no faltan los insectos y pulgones (áfidos) que las dañan. Para protegerlas podemos aplicar una mezcla de agua con jabón, rociando con esto en el tallo.

Esta práctica las mantendrá en buenas condiciones, poniendo a raya las plagas de las plantas. Sin embargo, procura no excederte, ya que para ellas no es muy beneficioso tanto jabón.

El jabón: más que un aliado en la higiene

Como has podido ver, hay unos cuantos usos del jabón que tal vez no conocías pero que te pueden ayudar a resolver una variedad de problemas en casa, sin gastar más.

Por eso, te damos otra recomendación: cuando se están acabando las pastillas de jabón, las puedes recolectar en un recipiente. Con esto puedes hacer una barra nueva, calentando en un poco con agua, para seguir sacando provecho.

Te podría interesar...
Cómo preparar jabón de zanahoria
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo preparar jabón de zanahoria

El jabón de zanahoria es muy utilzado por sus propiedades antioxidantes y humectantes. A continuación te contamos cómo puedes preparar tus propios ...


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Canessa-Amador, E., & Berrocal-Jiménez, A. (2012). Las termitas: un enemigo silencioso. Revista Forestal Mesoamericana Kurú, 3(8), pág. 83–87.
  • Chérrez Vintimilla, P., Campoverde Molina, M., & Criollo, R. (2022). Desarrollo de un prototipo de IoT para la detección de fugas de gas doméstico. Dominio de las ciencias, 8(3), DOI: http://dx.doi.org/10.23857/dc.v8i3.2850.
  • Delfino, M., & Buffa, L. (2008). Áfidos en plantas ornamentales de Córdoba, Argentina (Hemiptera: Aphididae). Neotrop. entomol. 37(1). https://doi.org/10.1590/S1519-566X2008000100011.
  • Rivera Amita, M., Carballo Guerra, C., Milanés Figueredo, M., Ramos Gálvez, R., & Orama Velazco, R. (2003). Efecto de plaguicidas de origen botánico sobre el áfido Carolinaia cyperi Ainslie. Revista Cubana de Plantas Medicinales, 8(3). Recuperado de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47962003000300009&lng=es&tlng=en.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.