¿Cómo afecta el color de las paredes en nuestra hora de dormir?

¿Sabías que el color de las paredes puede influir en nuestro descanso? Sigue leyendo y conoce cuáles son los más apropiados para tu habitación.
¿Cómo afecta el color de las paredes en nuestra hora de dormir?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 05 junio, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 05 junio, 2021

Última actualización: 05 junio, 2021

Hay diversos factores que pueden afectarnos a la hora de descansar. Entre ellos se encuentra el color de las paredes de la habitación, clave al momento de dormir. Al parecer, el cerebro puede ser influido por los colores que vemos al acostarnos.

Ya se sabe que cuando estamos despiertos, los colores inciden sobre nuestros estados de ánimo. Los fríos, por una partes, son relajantes, transmiten calma y tranquilidad; los cálidos, por el contrario, tienen un efecto estimulante.

Pero esto también ocurre cuando nos acostamos. Por ello, es conveniente conocer cuáles son los colores que nos ayudan y cuáles nos perjudican, para escoger los más convenientes en función de un mejor descanso.

¿Cuál es el color de paredes más apropiado para dormir bien?

Desde hace un tiempo ya se tiene claro que los colores afectan nuestros sentimientos. Y esto se toma muy en cuenta en diversos contextos y actividades, como la decoración, el diseño, la publicidad y el marketing.

Lo más reciente ha sido conocer que lo mismo que ocurre en nuestra mente cuando estamos despiertos, durante o antes del sueño. Y no solo se trata de emociones o estados de ánimo, sino que los colores de las paredes de la habitación pueden afectar la calidad del descanso.

Esta es la conclusión a la que se ha arribado tras una encuesta realizada por una reconocida firma hotelera de Inglaterra con una población de 2000 hogares. El estudio en cuestión permitió, a su vez, establecer qué colores de paredes son más adecuados para un mejor sueño. Veamos.

Azul

Según los resultados obtenidos, el primer lugar lo ocupa el azul, con 7 horas y 52 minutos de descanso por noche. Es decir, las personas que duermen en una habitación cuyo color de paredes es azul, regularmente tienen un mejor sueño.

Este es el color del mar y del cielo. Por tanto, transmite la idea de profundidad. Es frío y absorbe buena parte de la luz.

El significado del azul guarda relación con la paz y la confianza. Calma la mente, propicia la concentración y tiene efectos relajantes.

Por otra parte, las células ganglionares son más sensibles al azul. Estos son receptores especializados, encargados de enviar al cerebro la información necesaria en relación con los ritmos circadianos.

Tonos azules.
El color azul y sus tonos se asocian a la calma y la tranquilidad. Por eso podrían favorecer el sueño.

Amarillo

A pesar de que se encuentra en la paleta de los cálidos, el amarillo es el color que quedó en segundo lugar. De acuerdo con la referida encuesta, el estimado es de 7 horas y 40 minutos de sueño con este tono.

Sin embargo, se recomienda usarlo en una gama clara, cercano al beige o al crema. También tiene un efecto relajante, de equilibrio, armonía y alegría.

Verde

El verde es el resultado de mezclar azul y amarillo. No es de extrañar que, con 7 horas y 36 minutos, ocupe el tercer lugar en cuanto a colores de paredes que producen mejores efectos a la hora de dormir.

Este es el color orgánico, es decir, de la naturaleza. Por ende, guarda relación también con la frescura. Además, es el color de la vida y de la esperanza.

Puede hacerse más cálido o más frío, dependiendo del balance de azul y amarillo. Aunque en decoración y en las habitaciones se recomiendan los verdes más neutros, de tonos pasteles.

Al igual que el azul, el verde tiene un efecto relajante. De hecho, según los encuestados, además de descansar mejor se despertaron más motivados y optimistas.

Otros colores

Y en el cuarto lugar, aun cuando no es tan común, se ubicó el color plata, con 7 horas y 33 minutos de sueño. Este color estaría asociado en el cerebro con la luna o la noche. Por lo tanto, ayudaría a aumentar la producción de melatonina para inducirnos a dormir.

Por último se tiene el blanco. En el estudio se dice que usar el blanco en las paredes es algo característico de quienes tienen adicción al trabajo.

Sin embargo, el blanco se asocia con la paz, la armonía y la serenidad. Es muy utilizado en decoración, ya que aporta luminosidad y se puede acompañar prácticamente con cualquier otro tono.

Colores de pared que no se recomiendan

Al contrario de los antes enunciados, otros colores resultan menos favorables en este asunto de inducir al descanso. Veamos algunos:

  • Morado o violeta: obtuvo el más bajo resultado en el estudio, con menos de 6 horas de sueño. Estimula la mente y la creatividad, pero es el peor color para dormir.
  • Marrón: apenas un poco por encima del violeta, con 6 horas y 5 minutos. Según los participantes en el estudio es monótono, sombrío, poco acogedor y crea una sensación de inquietud y desasosiego.
  • Gris oscuro: 6 horas y 12 minutos. Según los encuestados, en las habitaciones con paredes pintadas de gris oscuro se sienten solitarios.
  • Rojo: estimula demasiado la mente. Tampoco se recomienda este color para las paredes de la habitación, al igual que los tonos del naranja.

Consejos para lograr una buena noche de descanso

Dormir es un placer necesario. Más allá del descanso, este es el momento en el que el cuerpo repara tejidos y recarga energía. Además, el sueño tiene incidencia en el funcionamiento del cerebro: en el aprendizaje, la memoria y la concentración.

A como dé lugar, debemos procurar tener un espacio adecuado para descansar cada noche. En todos los sentidos, desde la luz y el color hasta el sonido, las texturas y los aromas.

Así, además del color de las paredes de la habitación hay diversos factores que debemos considerar. Algunos obran a favor y otros en contra. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Luz: según una investigación de 2017 la luz afecta la arquitectura del sueño. Por consiguiente, se recomienda utilizar bombillas de baja intensidad.
  • Actividad física: realizar ejercicio durante el día favorece la conciliación del sueño. Sin embargo, hay que hacerlo de preferencia temprano o por lo menos 3 horas antes de dormir.
  • Evitar el consumo de café o bebidas energizantes que contengan cafeína.
  • Yoga y meditación: la meditación y el yoga ayudan a despejar la mente y a relajarnos, conciliando mejor el sueño.
  • Ducha: en la noche, luego del trabajo y antes de acostarse, un baño con agua caliente nos ayuda a liberarnos del estrés cotidiano.
  • Ruido: muchos sonidos a alto volumen alrededor perturban fácilmente el sueño. Hay que usar elementos que ayuden a absorber o minimizar el ruido.
  • Un colchón en mal estado no nos permite dormir bien. Así que también debemos procurarnos uno que se adapte a nuestras necesidades de descanso.
Habitación para dormir mejor.
Muchos aspectos influyen en la conformación del cuarto para propiciar un buen descanso. El ruido, los colores y la organización de los muebles son solo algunos.

El color de las paredes influye cuando nos vamos a dormir

El color de las paredes de la habitación que usamos para dormir no es un asunto que relacionemos mucho con el descanso. Sin embargo, es bueno saberlo al momento de redecorar.

Sea cual sea el color escogido, recordemos siempre preferir tonos suaves, pasteles o claros, lo más neutros o mate posible. Los brillantes tienden a estimular en lugar de relajar.

Ahora bien, aunque el estudio del que hemos hablado revela datos interesantes, en el mismo no se toman en cuenta otras variables, como las actividades antes de acostarse o el consumo de cafeína.

Así que no podemos pensar que solo con cambiar el color de las paredes estamos solucionando el problema, si es que existe algún trastorno del sueño. Lo ideal, en tal caso, sería acudir a consulta con un profesional de la salud.

Te podría interesar...
5 hábitos que están arruinando tu descanso sin saberlo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 hábitos que están arruinando tu descanso sin saberlo

La falta de ejercicio, no planificar horarios para dormir o vicios como el tabaco y el alcohol, son algunos de los hábitos que están arruinando tu ...



  • Costa M, Frumento S, Nese M, Predieri I. Interior Color and Psychological Functioning in a University Residence Hall. Front Psychol. 2018; 9:1580. doi: 10.3389/fpsyg.2018.01580.
  • Lee S, Kim D. Effect of Color Light Stimulation Using LED on Sleep Induction Time. J Healthc Eng. 2017: doi  10.1155/2017/6030268.
  • Kurt S, Osueke K. The Effects of Color on the Moods of College Students. SAGE Open. 2014; 4(1): 1–12.
  • Pilorz V, Tam S, Hughes S et al. Melanopsin Regulates Both Sleep-Promoting and Arousal-Promoting Responses to Light. PLOS Biology. 2016; DOI:10.1371/journal.pbio.1002482.