Aportes importantes de Confucio en la psicología y filosofía

Confucio desarrolló una filosofía moral cuyo fin era sembrar paz y armonía en la sociedad. Hoy en día, sus enseñanzas siguen estando vigentes.
Aportes importantes de Confucio en la psicología y filosofía
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa y psicóloga Maria Alejandra Morgado Cusati.

Última actualización: 19 marzo, 2022

Confucio (551 a. C. – 479 a. C.) fue un maestro y filósofo chino con pensamientos y aportes que siguen vigentes en nuestros días. Al vivir en una época llena de confrontamientos y guerras, desarrolló una filosofía basada en principios como el respeto, la bondad y la honestidad. Asimismo, defendió que la educación era la mejor vía para la creación de una sociedad pacífica.

De esta forma, rompió con la tradición de que solo los nobles debían tener acceso a la educación y dedicó gran parte de su vida a la enseñanza de los valores humanos. Su legado fue tal, que sus seguidores fundaron el confucionismo, un sistema ético que ha sido practicado por millones de personas.

La educación genera confianza. La confianza genera esperanza. La esperanza genera paz.

~ Confucio ~

Los grandes aportes de Confucio

Confucio desarrolló una filosofía moral cuyo fin era sembrar paz y armonía en la sociedad. Para ello, deambuló de reino en reino pregonando virtudes como la bondad, la compasión y el amor al prójimo. Se dice que este gran pensador llegó a tener más de 3000 discípulos y fue conocido como el maestro sagrado entre los maestros.

Sus enseñanzas no eran impuestas, pues su método consistía en hacer preguntas a sus alumnos para que ellos mismos encontraran sus propias respuestas a través de la reflexión.



Valores humanos

El caos y las injusticias, producto de las confrontaciones que presenció, lo llevaron a desarrollar un nuevo código moral basado en el respeto, la bondad, la honestidad, la justicia, la educación y los lazos familiares.

Para Confucio, una persona virtuosa siempre está cultivando su intelecto a través del estudio y sus acciones siempre están guiadas por valores morales. De esta forma, no consideraba al conocimiento como un fin en sí mismo, sino como un camino constante.

Además, Confucio hizo mucho hincapié en la importancia del pasado y veneraba a la vejez, ya que consideraba que los ancianos eran los únicos que podían entregar sabiduría a las nuevas generaciones. En este sentido, defendía una estructura social en la que los más viejos educaban a los jóvenes.

Algunas de sus frases más representativas en torno a la virtud y los valores son las siguientes:

  • “Estas tres señales distinguen al hombre superior: la virtud, que lo libra de la ansiedad; la sabiduría, que lo libra de la duda; y el valor, que lo libra del miedo”.
  • “Cuando veas un hombre bueno, piensa en imitarlo; cuando veas uno malo, examina tu propio corazón”.
  • “Ver la justicia y no hacerla es cobardía”.
  • “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti, ni te hagas a ti lo que no le harías a los demás”.
  • “Aquel que procura asegurar el bienestar ajeno, ya tiene asegurado el propio”.
Honestidad en Confucio.
Los valores primordiales pregonados por Confucio responden a una ética de la honestidad y la bondad.

Su visión de la educación

Otro de los grandes aportes de Confucio fue la universalización de la educación. Ya que fue el primero en educar a personas que no pertenecían a la nobleza.

Desde su perspectiva, el conocimiento le permitía a cada individuo alcanzar la sabiduría, actuar de una manera apropiada y conseguir la satisfacción al apegarse a la moralidad.

En este sentido, defendió que el rol del educador debía ser el de enseñar a vivir en forma íntegra por medio de los valores humanos y la benevolencia. Algunas de sus frases célebres en torno a la educación y a la sabiduría son las siguientes:

  • “Dale un pescado a un hombre y comerá un día. Enséñale a pescar y comerá toda la vida”.
  • “El hombre sabio busca lo que desea en su interior; el no sabio lo busca en los demás”.
  • “El camino de la verdad es ancho y fácil de hallar. El único inconveniente estriba en que los hombres no lo buscan”.
  • “Así como el agua toma la forma del recipiente que la contiene, un hombre sabio debe adaptarse a las circunstancias”.
  • “El éxito depende de la preparación previa, pero sin dicha preparación el fracaso es seguro”.


El contrato social

Confucio defendía que un buen gobierno era el fundamento de una sociedad pacífica y feliz. Y la base para un buen gobierno eran funcionarios correctos y sabios.

Por su parte, consideraba que todos los gobernados les debían lealtad a los gobernantes, pero los gobernantes que no cuidaban el bienestar del pueblo perdían el mandato del cielo y podían ser derrocados justamente.

Un pueblo gobernado despóticamente y en el que se mantiene el orden por medio de castigos, puede evitar la infracción de la ley, pero perderá su sentido moral.

~ Confucio ~

El confucianismo

También llamado confucionismo, es un sistema filosófico y religioso que tuvo origen en las ideas de Confucio. En esta corriente encontramos rituales que se pueden aplicar en todos los ámbitos de la vida y están basados en los valores humanos que propician la armonía social y familiar.

Este movimiento surge por la iniciativa de los seguidores de Confucio, ya que las intenciones de este nunca fueron crear un sistema religioso. Aun así, se trata de uno de los aportes de Confucio más significativos a la humanidad y se cree que es practicado por 100 millones de personas, aproximadamente.

Confucionismo.
El confucionismo surgió de parte de los seguidores del filósofo, pero no fue su intención iniciar un movimiento de este tipo.

Educación y amor al prójimo

En suma, las enseñanzas y los aportes de Confucio contribuyeron a construir un mundo mejor, en el que la bondad, la justicia y el amor al prójimo sean piezas claves para combatir las guerras y las discordias sociales. Además, dejó en claro que la educación es fundamental para crear ciudadanos virtuosos y establecer buenos gobiernos.

Te podría interesar...
Paciencia y silencio: virtudes de las personas sabias
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Paciencia y silencio: virtudes de las personas sabias

Paciencia y silencio son dos virtudes con las que enfrentar la vida para vencer cada una de las dificultades que se pongan por delante.