Aprende a combinar estos alimentos para bajar de peso rápidamente

Además de hacer combinaciones de alimentos saludables es fundamental que incluyamos actividad física en nuestra rutina para poder quemar más calorías y bajar de peso con mayor facilidad
Aprende a combinar estos alimentos para bajar de peso rápidamente
Elisa Morales Lupayante

Escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Última actualización: 09 septiembre, 2022

Combinar alimentos para bajar de peso no es un concepto nuevo. Desde hace décadas se habla de la idea de que mezclar o separar algunos de ellos puede ofrecer ventajas para el organismo.

Ciertos nutrientes que se encuentran en diferentes productos pueden complementarse, facilitar la digestión o ayudar a sentirse más satisfecho durante más tiempo.

Existen muchos alimentos que pueden formar parte de una dieta sana y que ofrecen un apoyo en el proceso de adelgazamiento. En el siguiente artículo veremos algunas combinaciones positivas y conoceremos cómo pueden ayudar.

Combinar alimentos para bajar de peso

La práctica de combinar determinados alimentos se puede implementar de diferentes maneras. Las dietas disociadas son quizás las más conocidas y se introdujeron con el fin de ayudar a perder peso.

La verdad es que esta práctica carece de suficiente sustento científico para poder hacer afirmaciones sobre su contribución a la pérdida de peso. Puede ayudar a algunas personas, pero no es más eficaz que otros tipos de dietas.

No obstante, existen otras maneras de implementarla que no son prácticas restrictivas ni complicadas de llevar a cabo en el día a día.

Poner más de un alimento en el plato o complementar distintos nutrientes puede aportar ciertas propiedades positivas: aumentar la saciedad, aportar volumen con menos energía o bien ofrecer opciones más saludables para los snacks o aperitivos.

A continuación conocemos formas de combinar alimentos que podrían facilitar la pérdida de peso.

1. Copos de avena y arándanos

arándanos y avena

Esta mezcla  de avena con arándanos es ideal para el desayuno. El cereal no solo es muy completo sino que supera en mucho a otros cereales más populares que además suelen tener gran cantidad de azúcar añadido. Esto se debe a su aporte de proteínas y grasas saludables.

Los hidratos de carbono de la avena, en su mayor parte, son de absorción lenta.  Proporcionan mayor sensación de saciedad después de comer, y además, van aportando energía de forma moderada pero constante.

Según este estudio de la Universidad Complutense de Madrid, te ayudará a regular el colesterol en la sangre. A su vez, favorece el equilibrio de la glucosa. Por otro lado, los arándanos tienen un alto contenido de antioxidantes, fibra, potasio y vitamina C.

Además, ambos influyen en  la producción de leptina y grelina. La grelina es la hormona que regula el hambre. Se secreta en el estómago y su nivel más alto, es justo antes de comer. Necesita entre media y una hora para volver a su nivel normal.

Sin embargo, la leptina es la encargada de regular la sensación de saciedad, y nos hace sentir satisfechos. Además, ayuda a que nuestro cuerpo queme más calorías. Por tanto es lógico que para bajar de peso necesitamos un nivel elevado de leptina y un nivel bajo de grelina.

2. Pollo con cayena

El pollo es una de las fuentes de proteína magras más habituales en las dietas para adelgazar. Una ración estándar aporta una cantidad moderada de calorías y suficientes proteínas.

Añadir un poco de picante con el uso de la cayena podría ser, además, un impulso extra. Un estudio muestra que las personas que consumieron cayena de forma regular sintieron mayor sensación de saciedad y menos impulsos por comer.

3. Pasta y verduras

pasta y vegetales

Si quieres decirle adiós al sobrepeso, olvida el mito de que  “la pasta engorda”. La clave está en comer las porciones adecuadas y combinarla con ingredientes y aderezos saludables. 

Existen muchos mitos que, además de falsos, son contraproducentes, según afirma este estudio del Dr. G Murillo-Godínez.

Para ello lo mejor es elegir pasta integral, acompañarla de verduras salteadas o en forma de ensalada y aliñarla con aceite de oliva, hierbas aromáticas o salsa de soja.

4. Pistachos y manzanas

Esta combinación de alimentos es una muy buena opción para introducir en los tentempiés de media mañana. Ofrece una mezcla de fibra, grasas saludables y un poco de proteína que ayudan a saciar el apetito.

Además también se pueden introducir en un aperitivo o comida de picar, junto con tomates cherry, queso fresco y palitos de verduras crudas servidos con hummus.

5. Pan integral y vegetales

El pan integral, gracias a las altas cantidades de fibra que contiene, nos da sensación de saciedad. Además aporta carbohidratos de asimilación lenta, algunas vitaminas, minerales y ácidos grasos. 

Por este motivo una tostada o un bocadillo con pan integral puede ser mucho más sano y llenar más que unas galletas sin azúcar o una barrita de cereales.

Se puede acompañar de vegetales variados como pimiento asado, tomate, lechuga, rúcula, aguacate o un poco de queso fresco.

6. Ensaladas con aguacate o huevo

Las ensaladas con hojas verdes (espinacas, col kale, lechugas, etc) y otros vegetales son perfectas para bajar de peso ya que son bajas en calorías y altas en nutrientes.

Pero si se añade aguacate, huevo u otra fuente de grasa saludable, el plato será más satisfactorio. No solo aportan una textura diferente y más cremosa sino que los lípidos ralentizan el vaciado gástrico y atenúan los niveles de glucosa en sangre después de comer.

7. Melocotón con almendras

Sin duda alguna la combinación de fruta y frutos secos es perfecta para un snack a media mañana o media tarde.

Aparte de ser más saludable que muchas alternativas habituales, las almendras tienen beneficios a nivel metabólico, pueden ayudar a reducir la sensación de hambre y los antojos.

8. Pescado con champiñones

El pescado es un alimento que nos aporta vitaminas, proteínas y hierro.  Gracias a la presencia de proteína son muy adecuados en las comidas y las cenas ya que ayudan a modular las sensaciones de apetito y saciedad. 

Para acompañarlo lo mejor es elegir vegetales, como por ejemplo unos champiñones salteados con ajo y perejil. Esta es una buena forma de introducir más verduras en la dieta, algo sin duda positivo para la población en general.

9. Sopa con legumbres

Empezar las comidas con caldos o sopas tipo minestrone, podría ayudar a llenar el estómago y haceros comer menos alimentos a lo largo de la misma comida. Si además se añade una porción de legumbres será algo más consistente y aportará un poco más de fibra.

10. Yogur con canela y pasas

Las frutas deshidratadas y las especias como la canela, la vainilla o el cacao puro permiten aportar sabor y dulzor al yogur sin necesidad de usar otros edulcorantes. Además son una alternativa perfecta a los postres chocolateados, flanes, natillas o yogures de frutas.

11. Chocolate con yogur o fruta

Comer algo con chocolate puede ser un postre muy agradable para muchas personas. Y su ingesta no está reñida con una dieta para adelgazar. Es más, el cacao tiene importantes efectos antioxidantes y antiinflamatorios que pueden ser positivos para el organismo.

Una buena forma de disfrutar de este es añadir una porción de chocolate negro (mínimo del 75 % de cacao) con un yogur o una pieza de fruta. De este modo se sustituyen otro tipo de productos no tan saludables.

Qué más hay que saber sobre combinar alimentos para bajar de peso

Como hemos comentado, poner diferentes tipos de alimentos en un plato o una misma ingesta puede traer beneficios y ayudar en las dietas para perder peso. Aunque cabe resaltar que es una estrategia complementaria y no tiene resultados por sí misma.

Algunos alimentos y nutrientes favorecen la sensación de saciedad, el tránsito intestinal o pueden incrementar de forma puntual el metabolismo.

Pero una de las formas de perder peso más eficaz y duradera es crear un déficit energético: quemar más calorías de las que se ingieren.

Por este motivo combinar alimentos debe ser algo a tener en cuenta dentro de un plan global en el que se incluya la dieta, el ejercicio o el sueño entre otros. Además siempre será preferible que este pueda ser personalizado y con seguimiento profesional.

Existen otros hábitos alimentarios que también ayudan a mejorar las dietas:

  • Masticar despacio y dedicar el tiempo suficiente a cada ingesta.
  • Comer en ambientes relajados sin realizar otras actividades durante este tiempo.
  • Hacer tres comidas principales y, si es necesario, un tentempié a media mañana o media tarde.
  • Beber suficiente agua a lo largo del día y evitar el alcohol, los refrescos y todo tipo de bebidas azucaradas.
  • Además es conveniente comprar ingredientes frescos, cocinar en casa siempre que sea posible y evitar los platos preparados, comida rápida, bollería y otros productos procesados. 

Combinar alimentos puede ayudar a bajar de peso

Recuerda que estas combinaciones de alimentos te ayudarán a bajar de peso, siempre y cuando las incluyas dentro de una dieta balanceada y saludable. De nada sirve prepararlas de manera regular si las demás comidas son insanas o demasiado energéticas.

Por otro lado, ten en cuenta que ninguna de las alternativas mencionadas tiene efectos milagrosos contra la pérdida de peso. Si bien complementan la alimentación, no deben ser su única base. Así pues, consúmelas con moderación, considerando que debes implementar otros hábitos para adelgazar.

Te podría interesar...
13 hábitos nocturnos que te hacen subir de peso
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
13 hábitos nocturnos que te hacen subir de peso

Algunos hábitos nocturnos te hacen subir de peso corporal sin que te des cuenta. ¿Cuáles son y cómo puedes modificarlos? Descúbrelos.



  • Aparicio Vizuete A, Ortega Anta R. M. Efectos del consumo del beta glucano de la avena sobre el colesterol sanguíneo: una revisión. Revista Española de Nutrición Humana y Dietética. Junio 2016. 20 (2).
  • Gentilcore D, Chaikomin R, et al. Effects of fat on gastric emptying of and the glycemic, insulin, and incretin responses to a carbohydrate meal in type 2 diabetes. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism. Junio 2006. 91 (6): 2o62-7.
  • Golay A, Allah A. F, et al. Similar weight loss with low-energy food combining or balanced diets. International Journal of Obesity and Related Metabolic Disorders. Abril 2000. 24 (4): 492-6.
  • Janssens P, Hursel R, et al. Capsaicin increases sensation of fullness in energy balance, and decreases desire to eat after diner in negative energy balance. Appetite. Junio 2014. 77: 44-9.
  • Magrone Th, Russo M. A, et al. Cocoa and dark Chocolate polyphenols: from biology to clinical applications. Frontiers in Immunology. 2017. 8: 677.
  • Murillo Godínez G, Pérez-Escamilla L. M. Los mitos alimentarios y su efecto en la salud humana. Medicina Interna de México. Junio 2017. 33 (3).
  • Rodríguez Ruíz S, Díaz S, Ortega Roldán B, Mata JL, Delgado R, F. S. M. (2013). La insatisfacción corporal y la presión de la familia y del grupo de iguales como factores de riesgo para el desarrollo de los trastornos de la conducta alimentaria. Anuario de Psicología Clínica y de La Salud.
  • Romero Ramos, H., Martínez Brocca, M. A., Pereira Cunill, J. L., & García Luna, P. P. (2005). Tratamiento farmacológico de la obesidad. Revista Espanola de Obesidad. https://doi.org/10.1016/S1575-0922(13)70020-2
  • Tan S. Y, Mattes R. D. Appetitive, dietary and health effects of almonds consumed with meals or as a snacks: a randomized, Controlled trial. European Journal of Clinical Nutrition. Noviembre 2013. 67 (11): 1205-14.
  • Toft Hansen T, Astrup A, et al. Are dietary protein the key to successful body weight management? A systematic review and meta-analysis of studies assessing body weight outcomes after interventions with inreased dietary protein. Nutrients. Septiembre 2021. 13 (9): 3193.
  • Trujillo-Hernández, B., Vásquez, C., Almanza-Silva, J. R., Jaramillo-Virgen, M. E., Mellin-Landa, T. E., Valle-Figueroa, O. B., … Newton-Sánchez, O. (2010). Frecuencia y factores de riesgo asociados a sobrepeso y obesidad en universitarios de Colima, México. Revista de Salud Pública. https://doi.org/10.1590/S0124-00642010000200003.
  • Young Kim J. Optimal diet strategies for weight loss and weight loss maintenance. Journal of Obesity and Metabolic Syndrome. Marzo 2021. 30 (1): 20-31.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.