Beneficios del agua de apio y cómo tomarla

Antiinflamatoria e hidratante son dos de las propiedades atribuidas al agua de apio. Es una bebida que se puede preparar con facilidad y hasta combinar con otros ingredientes, como limón y jengibre.
Beneficios del agua de apio y cómo tomarla
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 05 junio, 2024

El apio, además de ser un ingrediente perfecto para una ensalada, también puede beberse en forma de agua o jugo. Esta bebida gana cada vez más popularidad, aunque muchas de las cualidades que se le atribuyen no fueron comprobadas por la ciencia.

Como fuente de antioxidantes, vitaminas y minerales, el agua de apio es una excelente opción. Sin embargo, hay que considerar que no es una receta mágica para perder peso, como muchos creen, ni tampoco puede subestimarse su contenido de sodio.

A continuación, exploraremos a fondo los potenciales beneficios del agua de apio y te contaremos cómo se prepara la bebida. Además, te diremos si cualquiera puede tomarla y en qué momento es mejor beberla.

Propiedades nutricionales del agua de apio

Agua de apio es como se conoce a la bebida que se prepara como infusión de un tallo del vegetal en agua hervida. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, tiene la siguiente tabla nutricional cada 1 taza:

  • 33 kilocalorías.
  • 1,63 gramos de proteínas.
  • 3,78 gramos de fibra dietaria.
  • 189 miligramos de sodio.
  • 94,4 miligramos de calcio.
  • 614 miligramos de potasio.
  • 7,32 miligramos de vitamina C.
  • 637 microgramos de betacarotenos.
  • 668 microgramos de luteína+zeaxantina.

También es fuente de compuestos fenólicos y aceites volátiles. Además de múltiples sustancias bioactivas que podrían tener algún tipo de efecto en el metabolismo.

Agua, jugo, extracto y fermentado

Es necesario diferenciar entre las presentaciones. El agua de apio es sobre la que estamos hablando. También se puede preparar jugo, mediante el exprimido del apio fresco. A los fines prácticos, las propiedades de ambas son similares.

No obstante, el llamado extracto es diferente. Se trata de una forma concentrada de los compuestos activos que se obtiene por destilación o extracción con solventes. Muchos estudios científicos usan el extracto para medir los efectos.

También tenemos al apio fermentado, que ha sido sometido al proceso de fermentación con bacterias, generalmente Lactobacillus. En concreto, esta variante es un probiótico y tiene propiedades muy diferentes a las del agua y el jugo.

Beneficios probables del agua de apio para la salud

El agua de apio será provechosa en el contexto de una dieta equilibrada. No debe considerarse como una preparación que pueda causar modificaciones en el cuerpo por sí sola.

Veamos, entonces, qué beneficios de esta bebida tienen algún tipo de sustento científico.

Es hidratante

El agua de apio puede ser una opción refrescante como bebida hidratante. Gran parte de la composición del vegetal es agua y el ligero sabor que se obtiene en la infusión podría aumentar su aceptación.

También se concentran algunos electrolitos al infusionar, como el potasio y el sodio. De todos modos, no tiene el potencial para reemplazar a las bebidas deportivas.

Sería antiinflamatoria

El apio contiene flavonoides y otros antioxidantes con propiedades antiinflamatorias. Estos compuestos pueden reducir la inflamación en el cuerpo al neutralizar los radicales libres y disminuir el estrés oxidativo.

En el mismo sentido, los polifenoles, la vitamina C y el manganeso de la verdura actúan como reguladores del sistema inmunitario. Por lo tanto, bloquean moléculas proinflamatorias.

De acuerdo a las investigaciones, los compuestos del apio más asociados a esta función son los siguientes:

  • Taninos.
  • Saponinas.
  • Apigenina.
  • Kaempferol.
  • Ácido cafeico.
  • Ácido ferúlico.

Podría apoyar la reducción de la presión arterial

El apio es rico en potasio. Este mineral puede contrarrestar los efectos del sodio y regular los valores de tensión arterial.

Además, algunos compuestos del vegetal son bioactivos. Por ejemplo, los nitratos, que promueven la vasodilatación de las arterias.

De acuerdo con una investigación publicada en 2020, realizada en Indonesia, el jugo de apio sería efectivo para reducir la presión sistólica. Respecto a la presión diastólica, el efecto fue menos notorio.

De modo más específico, en 2021 se evaluó la diferencia para una comunidad de adultos mayores con hipertensión, entre consumir el jugo de apio y el agua del vegetal. En este caso, el jugo resultó más eficiente para reducir los valores.



Funcionaría como diurético

La apigenina del apio es diurética, además de vasodilatadora. Esta sustancia contribuye al efecto hipotensor del vegetal, pero también podría ser útil en situaciones que demandan eliminar exceso de líquidos.

Una ventaja de la apigenina por sobre los diuréticos farmacológicos es que no altera el equilibrio de potasio y sodio en el cuerpo. Es decir, provoca que eliminemos líquido con la orina, sin perder tantos minerales en el proceso.

Beneficios menos probables del agua de apio

Aunque el agua de apio esté de moda y forme parte de múltiples planes para adelgazar, no todo lo que se dice de ella está completamente corroborado. Los siguientes son beneficios que podrían aparecer con su consumo, pero que resultan menos probables que los anteriores.

Ayudaría en un proceso de pérdida de peso

La bebida tiene muy pocas calorías. De este modo, es factible incluirla como infusión en una dieta para perder peso, ya que no incidirá demasiado en el conteo final diario.

Ahora bien, no se trata de una poción mágica, como muchos la promocionan. El solo hecho de tomarla no asegura un descenso de los kilogramos.

Tampoco puede ser un pilar del plan de alimentación, ya que carece de varios nutrientes necesarios para el funcionamiento óptimo del organismo. En el contexto de una dieta variada, sí será un aporte interesante.

Las bebidas bajas en calorías pueden apoyar el control de las porciones cuando se consumen antes de las comidas principales. Generan algo de saciedad y se asocian con una menor ingesta calórica posterior.

Así que puedes incorporar el agua de apio a diario, pero siempre y cuando el contexto sea el del apoyo de un nutricionista y un plan más completo acorde a tus necesidades.


Contribuiría a combatir las alergias

El apio contiene una gran cantidad de luteolina. Este flavonoide es antioxidante y posee efecto antialérgico.

En experimentos con animales se demostró que la sustancia reduce la presencia de células y mediadores inflamatorios del asma y la rinitis alérgica. Aunque, por lo pronto, no hay confirmación del mismo potencial en humanos.

Contrarrestaría los signos del envejecimiento prematuro

Las propiedades del apio dependen, en gran medida, de sus antioxidantes. Como ya indicamos, son compuestos con capacidad para bloquear radicales libres y, por lo tanto, retrasar el envejecimiento de las células.

Esto no quiere decir que mejoren las arrugas, que son expresiones estéticas. Pero sí existe la posibilidad de que la ingesta de verduras, entre ellas el apio, incremente la esperanza y la calidad de vida a largo plazo.

Para la piel y las arrugas, el apio sí aporta vitamina C. El micronutriente participa en la producción de colágeno y un nivel adecuado del mismo es un factor protector ante la pérdida de elasticidad cutánea.

Mitos sobre la bebida que no debes creer

A pesar de sus múltiples beneficios, probados y potenciales, el agua de apio también es fuente de mitos. Algunos influencers la promocionan como una bebida detox o como una especie de cosmético para el cabello, sin que haya evidencia de ello.

El agua de apio no es una bebida detox

No existe un líquido o un alimento que, por sí solo, pueda desintoxicar al cuerpo. La desintoxicación es un proceso natural que el organismo realiza a diario, a través de órganos como el hígado y los riñones.

La idea de las bebidas detox se relaciona con la creencia de que ciertos ingredientes podrían eliminar toxinas del cuerpo. Sin embargo, un estilo de vida saludable es la forma de apoyar las funciones de autolimpieza.

Es real que algunas frutas y verduras aportan sustancias capaces de apoyar el metabolismo normal. Pero eso no las convierte en desintoxicantes.

El agua de apio no parece tener efecto sobre el cabello

También es común que la bebida se promocione como agua para el cabello. Es decir, que su ingesta regular revitalice la melena y vuelva más fuerte al cuero cabelludo.

La propiedad se atribuye a la composición del apio en ácidos grasos. Cada 100 gramos del producto hay 79 miligramos de omega-6.

No obstante, no está demostrado que consumir cierta cantidad de omega-6 incida en el cabello y su vitalidad. Por lo pronto, solo sabemos que estos nutrientes reducirían el colesterol total, pero nada más.

¿Cómo preparar agua de apio para aprovechar sus beneficios?

La preparación de esta infusión es muy sencilla. Solo necesitarás un tallo de apio de tamaño normal (30 a 50 centímetros) y 1 litro de agua.

El paso a paso para la elaboración es el siguiente:

  1. Corta el tallo del apio en trozos.
  2. Pon a hervir un litro de agua.
  3. Cuando rompa el hervor, introduce los trozos del vegetal.
  4. Deja que hierva durante 5 minutos y apaga el fuego.
  5. Espera a que se infusione durante 1 hora a temperatura ambiente.
  6. Cuela.

Ahora puedes tomar tu agua de apio de inmediato. Si no lo haces o te sobra alguna cantidad, refrigera en la heladera, en un recipiente hermético o en una botella de vidrio.

La recomendación es que no pasen más de 3 días para el consumo total de tu preparación, aunque esté refrigerada.

Otras formas de preparar agua de apio

Si el sabor te parece demasiado amargo, puedes endulzar con algún edulcorante natural, como la miel o la estevia. También puedes añadir unas rodajas de limón tras el hervor para darle un sabor más refrescante.

En caso de que prefieras mezclar con más ingredientes y combinar en una preparación más espesa, puedes valerte de una licuadora o procesadora. Colocas el apio y el agua con manzana verde, unas hojas de menta o un trozo de jengibre.

Una vez que todo está homogéneo, cuelas para obtener solo líquido. Es probable que debas ejercer presión sobre el colador para extraer una buena cantidad de bebida.

¿Cuándo tomar agua de apio?

Hay dos momentos que serían idóneos para incorporar agua de apio y dependen de tus objetivos. Si estás en plan de bajar de peso, prueba la infusión antes de las comidas principales. Al contrario, si lo usas como hidratante, consume después de hacer ejercicio físico.

En cualquier otro contexto, tú decides el mejor momento, según tus preferencias.

En cuanto a la frecuencia, no se recomienda la infusión más de 4 veces a la semana. De este modo, se controla el efecto diurético, que podría ser intenso con consumos mayores.

¿Tiene contraindicaciones?

El agua de apio es bien tolerada, en general. Algunas personas podrían ser alérgicas al vegetal, por lo que la aparición de signos cutáneos o gastroenteritis tras la ingesta, amerita suspender la bebida.

No es posible asegurar la inocuidad en las mujeres embarazadas ni en las lactantes. Tampoco sería apta para niños.

El contenido de sodio del agua de apio no es menor. Y si bien parece mejorar los valores de tensión arterial, es preferible consultar con el médico antes de tomarla, en casos en los que se siga una dieta estrica baja en sodio (justamente, pacientes con hipertensión arterial).

Finalmente, hay que considerar que las bebidas de apio que fueron coladas pierden gran parte de la fibra. Por lo tanto, podrían ser más difíciles de tolerar para el sistema digestivo y menos saludables para la microbiota.

Una bebida refrescante y nutritiva, pero no mágica

El agua de apio contribuye a que te mantengas hidratado, es fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes, y hasta podría reducir la inflamación en tu cuerpo. Sin embargo, por sí sola, no es una solución milagrosa para bajar de peso ni para desintoxicarte.

La decisión de tomarla dependerá de tus preferencias personales, tu estado de salud individual y tus objetivos de bienestar. En caso de padecer alguna enfermedad de base, también dependerá de lo que tu médico autorice.

Si te gusta su sabor, puede ser una adición a tu dieta. Asegúrate de prepararla con el menor colado posible, para conservar su fibra dietaria y disfrutar todos sus beneficios.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.