5 beneficios de comer huaya

28 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
El consumo de vegetales es esencial para gozar de un buen estado de salud. Por ello, a continuación te vamos a hablar de la huaya, una fruta tropical desconocida para muchos.

La huaya es un fruto tropical consumido en países sudamericanos al que se han atribuido propiedades anticancerígenas y antiinfecciosas. Crece de un árbol que puede llegar a medir más de 30 metros y la fruta en sí destaca por su intenso color verde. También es conocida con el nombre de guaya, mamoncillo, quenepa y chupalotes.

Antes de entrar en materia comentando los beneficios de esta fruta, cabe recordar que el consumo de vegetales en general es esencial. Se ha asociado la ingesta de estos alimentos con un menor riesgo de desarrollar enfermedades, por lo que se considera que son buenos para la salud.

5 beneficios de consumir huaya

Vamos a presentar los principales beneficios que se le han atribuido al consumo de huayas.

1. Acción depurativa

Se ha vinculado el consumo de huaya con una acción detoxificante del organismo. Sin embargo, en la actualidad, dicha cualidad está puesta en duda.

Los riñones son los órganos encargados de ejercer una depuración del organismo, en concreto de la sangre. Son muy eficientes en su tarea. De hecho, no habría razones para que la ingesta de un determinado alimento consiga influir en la capacidad de detoxificación del organismo. No existen evidencias científicas al respecto.

2. Fortalece el sistema inmune

Un beneficio del consumo de haya que sí que ha sido contrastado por estudios científicos es la capacidad del fruto de estimular la función inmune. Esto se debe a su contenido en vitamina C, según un estudio publicado en la revista Nutrients.

La ingesta de altas cantidades de dicho micronutriente es capaz de prevenir el desarrollo de enfermedades infecciosas e incluso ayuda a combatir el envejecimiento gracias a su capacidad antioxidante. Esto es la propiedad de bloquear los radicales libres que se producen como desecho del metabolismo.

Frutas tropicales.
Se atribuyen a la huaya una serie de beneficios que no siempre están corroborados por la ciencia.

Para saber más: ¿La vitamina C ayuda a combatir las alergias?

3. Fuente de vitamina B

Las vitaminas del grupo B son esenciales para el metabolismo energético. Funcionan como catalizadoras de muchas de las reacciones a partir de las que se obtiene la energía necesaria para llevar a cabo las rutinas diarias.

Un aporte ineficiente de estos nutrientes puede generar un estado de fatiga o de cansancio crónico. Las huayas destacan por presentar elevadas cantidades de los mismos. Además, hay que tener en cuenta que se deben consumir las vitaminas del grupo B de manera diaria, ya que presentan un carácter hidrosoluble y no es posible su acumulación.

4. Poder antioxidante

Del mismo modo que otras muchas frutas tropicales y exóticas, la huaya contiene antioxidantes en su composición. Se trata en su mayoría de compuestos fitoquímicos capaces de reducir la formación de radicales libres, como bien adelantamos.

Es preciso tener en cuenta que la ingesta regular de flavonoides antioxidantes consigue disminuir el riesgo de desarrollar patologías complejas. Así lo afirma un estudio publicado en Advances in Nutrition.

También te puede interesar: ¿Qué son los antioxidantes y para qué sirven?

5. Fuente de minerales

Dentro de los micronutrientes que contiene la huaya es preciso hacer una mención especial a los minerales, entre ellos el hierro. Este metal presenta un papel importante en el transporte de oxígeno a través de la sangre.

Un déficit en el mismo puede causar una anemia, tal y como evidencia la literatura científica. Además, hay que considerar que la absorción del hierro se ve potenciada cuando se administra junto con vitamina C, otro nutriente presente en la huaya.

Usos de la huaya

La huaya se puede encontrar bajo múltiples formas de presentación. Es habitual adquirirlas frescas, aunque quizás poco frecuente en los mercados occidentales. Sin embargo, existe la posibilidad también de comprarlas en conserva, lo que aumenta su vida útil.

Incluso la industria alimentaria usa las huayas para producir otro tipo de bebidas o alimentos. Un ejemplo sería la cerveza. También se encuentran confituras con la fruta, aunque se trata de algo menos habitual.

Por otra parte, algunas culturas incluyen la hoja de huaya como parte de su rituales de remedios tradicionales. Afirman que tiene propiedades que permiten reducir la fiebre, así como un efecto calmante. Sin embargo, ninguno de estos usos ha sido evidenciado por la ciencia.

Huayas juntas.
Este fruto es tropical y posee una buena cantidad de vitamina C y fitonutrientes.

Relación entre la huaya y el cáncer

A pesar de que existen corrientes que afirman que la huaya puede prevenir o curar el cáncer, no hay evidencias sólidas al respecto. La literatura científica no apoya dicha afirmación.

Sí es cierto que las altas dosis de vitamina C pueden ser un tratamiento coadyuvante eficaz en pacientes oncológicos, pero siempre en combinación con la farmacología. Además, las huayas contienen altas cantidades de dicho micronutriente, aunque no las necesarias para utilizar de forma terapéutica.

De todos modos, existe una asociación directa entre el consumo de frutas en general y la reducción del riesgo de cáncer. Esto se debe, entre otras cosas, al contenido en fitonutrientes de las mismas. Los flavonoides presentes en los vegetales consiguen reducir la producción de radicales libres, lo que genera una menor oxidación y una disminución del riesgo de mutaciones malignas que acaben en procesos tumorales.

La huaya es una fruta aún desconocida

A pesar de que es común en algunos países sudamericanos, para muchos europeos la huaya es una fruta desconocida. De todos modos, cuenta con un valor nutricional que la convierte en un alimento beneficioso para la salud. Es adecuado introducirla en el marco de una dieta variada y equilibrada.

No olvides, por último, que las frutas en general destacan por su contenido en azúcares simples. Para amortiguar los efectos de los mismos sobre el páncreas, trata de no consumirlas de manera aislada.

Lo óptimo resulta ingerir estos alimentos tras otros productos con elevado contenido en grasas, proteínas y fibra. De este modo, se retrasa el vaciado gástrico y se disminuye el impacto del azúcar en los órganos.

  • Carr AC., Maggini S., Vitamin C and immune function. Nutrients, 2017.
  • Aune D., Plants foods, antioxidant biomarkers, and the risk of cardiovascular disease, cancer and mortality: a review of the evidence. Adv Nutr, 2019.
  • DeLoughery TG., Iron deficiency anemia. Med Clin North Am, 2017. 101 (2). 319-332.
  • Coronado, Marta, et al. "Antioxidantes: perspectiva actual para la salud humana." Revista chilena de nutrición 42.2 (2015): 206-212.
  • Brito, Alex, et al. "Folatos y vitamina B12 en la salud humana." Revista médica de Chile 140.11 (2012): 1464-1475.
  • Cárdenas Baquero, German Darío, Guillermo Arrazola Paternina, and Marcela Villalba Cadavid. "Frutas tropicales: fuente de compuestos bioactivos naturales en la industria de alimentos." Ingenium 17.33 (2016).
  • Logroño, Iván Naranjo, et al. "Uso de megadosis de vitamina C en la cicatrización y desinflamación de heridas quirúrgicas." La Ciencia al Servicio de la Salud 8.2 (2018): 23-28.
  • Cabrera, Albert, and Núria Mach. "Flavonoides como agentes quimiopreventivos y terapéuticos contra el cáncer de pulmón." Revista Española de Nutrición Humana y Dietética 16.4 (2012): 143-153.