Capas germinales y desarrollo embrionario

04 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Las capas germinales dan lugar a todos los tipos de tejido del cuerpo humano, los cuales se agrupan constituyendo distintos órganos y sistemas. Te contamos más sobre este proceso.

Se denomina capas germinales u hojas embrionarias, al conjunto de células del embrión que formarán los órganos y tejidos durante el desarrollo de este.

El desarrollo embrionario es un proceso ordenado y muy complejo en el que intervienen muchos factores, tanto maternos como fetales. A continuación, detallamos este proceso y sus etapas.

Desarrollo embrionario

Tras la fecundación, a partir de la división del cigoto, se empiezan a formar todos los tipos de células que componen el cuerpo humano. Este proceso es posible, gracias a la capacidad de diferenciación de las células embrionarias.

En respuesta a determinados factores hormonales, las células madre embrionarias pueden crear cualquier tipo célula. Esta capacidad de diferenciación es la base de este tipo de desarrollo.

Como destaca una publicación de la Enciclopedia Británica, durante la tercera semana de gestación, se presenta en el embrión un proceso conocido como gastrulación. En este, las células se comienzan a diferenciar y se forman en capas conocidas con los tres nombres mencionados a continuación:

  • Endodermo.
  • Mesodermo.
  • Ectodermo.

Tras la fecundación, el cigoto se divide sucesivas veces y, al cabo de tres días, da origen a una estructura llamada mórula. Este proceso se conoce como segmentación.

Por lo tanto, una vez formada la mórula, las células de esta comienzan a diferenciarse, y empieza la fase de blastocisto, que es el estadio de desarrollo previo a la implantación del embrión en el útero. Entre tanto, el blastocisto está formado por dos masas celulares: trofoblasto y embrioblasto, y una cavidad llamada blastocele.

El trofoblasto se divide en citotrofoblasto y sincitiotrofoblasto. Estos tienen funciones de nutrición y también forman parte de la placenta. El embrioblasto, por su parte, se fragmenta durante la segunda semana en dos capas celulares:

  • Capa epiblastica. Encargada de formar un espacio llamado cavidad amniótica.
  • Capa hipoblástica. Esta se encuentra debajo de la capa epiblastica y está en contacto con el blastocele, que da lugar al saco vitelino.

Estas dos capas forman una estructura plana llamada disco embrionario bilaminar. A partir de este disco, tiene lugar la formación de las tres capas germinales, donde se desarrollan todos los tejidos del embrión.

Desarrollo embrionario
Durante la tercera semana de gestación se presenta en el embrión un proceso conocido como gastrulación.

Descubre: El primer embrión artificial creado a partir de células madre

Gastrulación: formación de las capas germinales

Aproximadamente a los 15 días de la fecundación, tiene lugar la gastrulación, y el disco bilaminar pasa a crear las tres capas embrionarias. Este proceso parte de la proliferación y migración de las células del epiblasto.

Esta proliferación da lugar a un surco llamado línea primitiva, desde donde las células del epiblasto se invaginan hacia el hipoblasto, formando dos capas: el endodermo y el mesodermo. Estas se forman de la siguiente manera:

  • Las células que se invaginan hacia el hipoblasto forman la primera capa germinal: el endodermo embrionario.
  • Por su parte, otro grupo de células se quedan entre el epiblasto y el nuevo endodermo, y forman el mesodermo embrionario.
  • Por último, las células que permanecen en el epiblasto dan lugar al ectodermo embrionario.

Aunque entre el endodermo y el ectodermo va a estar el mesodermo, estas dos capas germinales se unen en dos puntos anatómicos:

  • Membrana bucofaríngea, que es la cavidad oral.
  • Membrana cloacal, a partir de la cual se formará el ano.

La diferenciación de estas capas da origen a los distintos órganos y sistemas en un proceso llamado organogénesis. En este, las células se especializan en función de la expresión diferencial de determinados genes, lo que las conduce a desempeñar una función determinada.

Gastrulación: formación de las capas germinales
El disco bilaminar es el encargado de crear las tres capas embrionarias.

Endodermo

El endodermo es la capa germinal formada por las células internas del embrión. Después de la gastrulación, la diferenciación de estas células da lugar a diferentes estructuras:

  • El hígado.
  • El estómago e intestino.
  • La parte final de las vías respiratorias: la tráquea y los pulmones.
  • Algunas glándulas como el timo, la glándula tiroides y el páncreas.

Mesodermo

Como hemos dicho, el mesodermo es la capa germinal que procede de la división de las células más intermedias. Del crecimiento y diferenciación de estas células surgen el aparato circulatorio, el reproductor, y el músculo-esquelético.

Te puede interesar: Osteogénesis: ¿cómo se produce el crecimiento de los huesos?

Ectodermo

Es la capa germinal más externa. Durante la organogénesis, esta hoja embrionaria da origen de los siguientes tejidos:

  • El sistema nervioso.
  • Las vías respiratorias altas.
  • La epidermis, capa más externa de la piel.
  • La boca y también la parte superior del tubo digestivo.
  • Las glándulas mamarias.

En síntesis, tras la implantación del blastocisto en el endometrio, se llevan a cabo una serie de procesos morfogenéticos que dan lugar al desarrollo embrionario. Los mismos tienen un significado biológico relevante.

  • Monterde, J. G., & Gano, F. G. (2013). Etapas del Desarrollo Embrionario. Universidad de Murcia.
  • Pérez, G. (2005). Desarrollo prenatal. Revista de Psicopedagogia.
  • Bayona Rodríguez, F. (2012). Desarrollo embrionario del sistema nervioso central y órganos de los sentidos : revisión Embryonic Central Nervous System and Sense Organ Development : Review. Universitas Odontológica. https://doi.org/10.3906/kim-1306-10
  • Encyclopædia Britannica. Germ layer. (2019). Recuperado el 23 de abril de 2020.