12 causas de los labios hinchados

En la mayoría de los casos, los labios hinchados son efecto de factores que se pueden controlar sin ningún problema. Aun así, hay que estar atentos a síntomas adicionales.
12 causas de los labios hinchados

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 26 marzo, 2022

Casi todo el mundo ha tenido los labios hinchados alguna vez. Esa inflamación es causada por una gran cantidad de factores. Desde un golpe hasta una reacción alérgica, pasando por un problema bucodental.

Aunque en principio los labios hinchados no deben ser motivo de preocupación, tampoco es un síntoma que deba pasarse por alto. Si la inflamación es muy prominente, está acompañada de otros síntomas o dura mucho tiempo, se necesita la intervención médica.

En la mayoría de los casos es posible resolver el problema con alguna medida casera, como compresas frías. Otras veces solo es necesario evitar el contacto con ciertos agentes. Veamos las principales causas de este problema.

1. Clima

La temperatura del medio ambiente influye en el estado de los labios. Demasiado calor o frío excesivo pueden dar como resultado unos labios hinchados o agrietados. Esto afecta más a algunas personas, pero en todos los casos se recomienda mantener humectada e hidratada la zona.

2. Lesión o contusión

Los golpes en los labios son otra de las causas de la hinchazón. Muchas veces pasan desapercibidos, pero su efecto se manifiesta como inflamación. No es raro que una persona se muerda los labios por accidente.

Labios hinchados por el frío.
La exposición a temperaturas extremas es capaz de inflamar los labios si no se toman los recaudos suficientes.

3. Resequedad o quemadura

Los labios también se hinchan cuando alguien permanece mucho tiempo expuesto al sol. Esto ocasiona una quemadura y uno de sus síntomas es la inflamación.

También ocurre cuando se bebe algo demasiado caliente. Incluso alimentos ácidos o picantes generan este efecto, como es el caso del limón o la piña.

4. Reacción química

Los productos químicos cáusticos pueden dar lugar a labios hinchados. Muchas veces se entra en contacto con ellos a través de sustancias de limpieza que salpican y llegan hasta la zona de la boca. Suelen acompañarse de ampollas y producen dolor y ardor.

5. Alergias

Las alergias son una de las causas más habituales. Cuando el alergeno es un alimento, la hinchazón aparece en las 2 horas siguientes, en promedio.

Si es otro agente, como un medicamento o una planta, es posible que la reacción se vea más rápido. Si hay dificultad para respirar se debe acudir a un servicio de urgencias.

6. Infecciones

La infección más habitual en esta zona es el herpes oral. En este caso hay una lesión con pequeñas ampollas, sensación de hormigueo y adormecimiento.

Lo usual es que solo se inflame uno de los labios. Otras infecciones, como la candidiasis, también hacen que se hinchen los labios.


También podría interesarte Cómo evitar o tratar el herpes oral


7. Mucocele

El mucocele es un bulto que sale en la boca y con mucha frecuencia hace que se hinchen los labios. No se puede explotar, debido a que está en las capas interiores de la piel.

Es consecuencia de la ruptura de un vaso sanguíneo o de un golpe fuerte. A veces remite por sí solo, pero también es posible que se torne crónico. No provoca otros síntomas.


Lee sobre los Bultos en el paladar


8. Problemas bucodentales

Los abscesos dentales o los flemones son concentraciones de pus. Generan bastante dolor e inflamación en la zona circundante. Lo usual es que en estos casos también haya pequeños bultos en las encías.

9. Impétigo

Los labios hinchados también pueden ser efecto del impétigo. Este es una enfermedad infecciosa de la piel que genera varias ampollas llenas de líquido. Cuando estas se secan, aparece una costra amarillenta. Es más común en los niños.

10. Ortodoncia

Durante el periodo de adaptación a los aparatos de ortodoncia es posible que se presenten los labios hinchados. Esto ocurre en especial si se trata de brackets. Es habitual que en un comienzo el roce de estos con las mucosas orales provoque inflamación, aftas o llagas.

11. Estrés

Los labios hinchados también pueden ser una reacción del organismo al estrés. De igual manera, los estados de ansiedad incrementan el bruxismo o rechinamiento involuntario de los dientes, y uno de sus efectos podría ser la hinchazón labial.

12. Otras causas

Además de los factores ya mencionados, otras posibles causas de los labios hinchados son las siguientes:

Piercing en la boca causa labios hinchados.
La joyería que se coloca en los labios puede tener un efecto adverso de cierta inmediatez con inflamación de la zona.

¿Qué hacer ante los labios hinchados?

El tratamiento de los labios hinchados depende de la causa. Si el origen es un traumatismo o una quemadura, basta con aplicar compresas frías sobre la zona para conseguir alivio y desinflamación.

Sí o sí, se debe consultar al médico en estas 4 situaciones:

  1. Cuando los labios hinchados permanecen por más de 3 días.
  2. Hay hinchazón en la cara o en otras partes del cuerpo.
  3. Si hay dificultad para respirar.
  4. Se presenta fiebre.

En caso de que haya problemas dentales, lo aconsejable es visitar al odontólogo tan pronto como sea posible. La mala salud oral no solo genera labios hinchados, sino que puede tener consecuencias más graves.

Te podría interesar...
7 remedios caseros para los labios hinchados
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 remedios caseros para los labios hinchados

¿Estás buscando remedios caseros para los labios hinchados? Recopilamos 7 de los más efectivos que puedes utilizar.



  • Bermejo, A., Aguirre, J. M., Lopez, P., & Saez, M. R. (1999). Superficial mucocele: report of 4 cases. Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology, Oral Radiology, and Endodontology, 88(4), 469-472.
  • Pérez Gorrín, A. (2019). Microbiología de los abscesos dentales.
  • Hernández, D. L. R. (2016). Manifestaciones orales de las enfermedades sistémicas. Reflexión médica y revisión bibliográfica. Acta Médica del Centro, 10(1), 68-74.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.