Cómo calmar los nervios de manera natural

Aunque no lo creas, hacer ejercicio regularmente, evitar la chatarra y realizar técnicas de respiración profunda ayudan a calmar los nervios de forma natural.
Cómo calmar los nervios de manera natural

Escrito por Yamila Papa Pintor, 12 enero, 2016

Última actualización: 01 febrero, 2021

En el día a día es posible que diversas situaciones nos pongan de los nervios. El tráfico, el telediario, las deadlines del trabajo, las tareas por hacer, el pago de facturas, algún trámite legal, entre muchas otras cuestiones.

Nos ponemos nerviosos cuando tenemos que llegar a tiempo al trabajo y hay tráfico, cuando tenemos que solucionar distintas cuestiones del hogar a la vez, cuando queremos algo y tenemos que esperar, y también cuando estamos organizando un evento importante, como puede ser un cumpleaños, un aniversario o una boda. En esos casos, es normal sentir nervios.

El problema no está en sentir los nervios en esos momentos, de manera puntual, sino en el hecho de que los nervios persistan en el tiempo y nos causen un malestar mayor. Dicho en otras palabras: los nervios son un problema cuando se convierten en la regla y no la excepción.

En este artículo te contamos de qué manera calmarlos de forma natural mientras buscas ayuda o bien aplicas determinadas medidas que ya te haya indicado el profesional.

Nervios e intranquilidad: ¿a qué se deben?

En la actualidad parece que la prisa y los estímulos están a la orden del día. Por ello, lamentablemente para muchas personas resulta “normal” sentir nervios prácticamente a diario. De hecho, en algunos momentos les puede resultar extraño no sentirlos.

Mental Health America alerta que cuando uno reacciona permanentemente a situaciones de estrés sin hacer pausas y ajustes, los nervios pueden derivar en problemas mayores.

¿Cuánto dura la amenorrea por estrés?

Dieta desequilibrada

Está demostrado que el consumo desmedido y regular de bebidas artificiales, como refrescos o alcohol, así como productos demasiado azucarados o fritos provoca alteraciones en todo el organismo, incluyendo el sistema nervioso.

Entonces, si comemos mal a diario, el sistema nervioso se descompensará y, por ende, será más fácil que seamos susceptibles a sufrir cambios desfavorables en el estado ánimo. Asimismo, si consumimos chatarra, golosinas y afines en momentos de mucho nerviosismo, nos sentiremos peor. Esto es en parte porque este tipo de productos no aportan nutrientes ni fibra, que son esenciales para mantener un buen estado de ánimo.

En contraposición a esto, un estudio reciente demostró que una dieta saludable no solo contribuye con la salud de todo el organismo en líneas generales, sino que además ayuda a aliviar los síntomas de estrés y depresión.

Para mantenernos saludables, deberíamos cuidar lo que comemos a diario. No debemos olvidar lo que indican los expertos en neurociencia: el cerebro es un comensal exigente.

Algunos consejos que deberíamos tener en cuenta:

  • Eliminar los comestibles ultraprocesados (o consumirlos de manera puntual, no regular).
  • Moderar el consumo de carbohidratos.
  • Reducir el consumo de azúcar.
  • Aumentar el consumo de grasas saludables.
  • Comer más pescado regularmente.
  • Integrar más frutas y verduras a la dieta.
  • Incluir en la dieta varios alimentos prebióticos.
  • Mantener un consumo adecuado de fibra.

Iniciativas como la de Mindful Eating, el movimiento real food y otros ayudan a motivar a las personas a elegir mejor lo que consumen a diario.

Sedentarismo

Está comprobado que el sedentarismo afecta la salud de muchas maneras. Incluso puede producir cambios a nivel cerebral. Por ende, pasar los días tumbados no ayuda a aliviar los nervios, sino todo lo contrario.

Dicho en otras palabras: no hacer ejercicio físico con suficiente regularidad (al menos 3-4 veces por semana) evita que se liberen tensiones (físicas y psicológicas) y toxinas, lo cual resulta perjudicial.

Si queremos aliviar el estrés y la tensión emocional, lo mejor será que adoptemos un estilo de vida activo, y que lo combinemos con otros buenos hábitos de vida, como una dieta adecuada y una buena higiene del sueño.

Mala higiene del sueño

No dormir correctamente a diario puede afectar bastante la manera en que vemos el mundo y cómo nos tomamos las cosas, sobre todo en momentos de mucho estrés. Por ello, si tenemos insomnio o no descansamos bien a diario, seremos más propensos a estar mal humor, sentir nervios e irritabilidad.

Como indica la literatura científica: “el sueño está íntimamente asociado con neuromoduladores como son los del sistema aminérgico, colinérgico y gabaérgico. Dichos sistemas a su vez están fuertemente asociados con la enfermedad mental, en especial los trastornos del ánimo y la conducta alimentaria”.

Los expertos de la Sociedad Española del Sueño recomiendan:

  • Establecer una rutina de hábitos dietéticos y horarios de comidas saludables.
  • Dormir la cantidad de horas del sueño suficientes según la edad.
  • Acostarse unas dos horas después de cenar.
  • Mantener un consumo bajo de cafeína.
  • Evitar el consumo de sustancias estimulantes.
  • Mantener otros hábitos de vida saludables, como una buena rutina de ejercicios.

¿Cómo calmar los nervios de forma natural?

Con estos consejos, que puedes llevar a cabo en casa, puedes reducir los nervios de forma natural. Sin embargo, recuerda que en caso de tener algún trastorno del sueño u otro problema de salud, deberás darle prioridad a lo que te indique el médico.

Haz ejercicio con regularidad

Beneficios de hacer 30 minutos diarios de ejercicios.

Si no puedes todos los días puede ser entre 2 y 3 veces a la semana. No obstante, es mejor si, al menos, haces 30 minutos de actividad física diaria. Puede ser andar en bicicleta, salir a caminar o sacar a pasear a tu perro.

La práctica de ejercicio tiene muchos beneficios, porque regula el estrés y evita que te pongas nervioso por cualquier cosa.

Si has tenido una jornada complicada en el trabajo sería bueno que cumplieses con una buena rutina de entrenamiento. Llegarás a casa cansado y liberado en todos los sentidos.

Lee: Los beneficios del deporte en la ansiedad y el pánico

Cuenta hasta cien

Si crees que eso te llevará mucho tiempo… ¡Mejor aún! Eso es lo que necesitas para calmarte y dejar los nervios de lado.

Cuando una situación específica te ponga tenso, empieza a contar del 1 hasta llegar al 100. Verás que al terminar te sentirás mucho más relajado y preparado para esa actividad en particular. A su vez, te servirá visualizar que todo saldrá bien y que no habrá problemas. Piensa de qué manera las cosas saldrán como esperas y confía en tus capacidades.

Respira conscientemente

Los ejercicios de respiración son técnicas simples y muy fáciles de llevar a cabo en cualquier momento.¡Incluso en la oficina o en el metro!

El más básico de los métodos consiste en inspirar mientras cuentas hasta 8. Luego contén el aire contando hasta 4 y suéltalo nuevamente diciendo los números del 1 al 8. Este proceso lo puedes repetir las veces que sean necesarias hasta que notes algo de alivio.

Date un baño caliente

Cómo preparar un baño relajante

Para dormir toda la noche y descansar el cuerpo, al llegar a casa después puedes disfrutar de un maravilloso baño caliente con sales o espuma. Puedes añadir unas gotas de aceite esencial de lavanda o un puñado de flores secas de la planta si así lo prefieres, ya que su aroma contribuye con la relajación y el alivio de la tensión.

También puedes hacerte masajes en las sienes de manera circular con o sin un aceite esencial.

Reduce la ingesta de alcohol y cafeína para reducir los nervios

Cuando estamos nerviosos casi siempre nos encontramos “contrarreloj” con las obligaciones. Por ello es común que queramos acelerar los procesos bebiendo una y otra taza de café.

En el caso de las bebidas alcohólicas las consumimos como una manera de escapar de los problemas o para, supuestamente, pasarlo de maravillas después de un día horrible. Sin embargo, tanto la cafeína como el alcohol aumentan los síntomas de ansiedad, mal humor y nerviosismo. Es preciso entonces evitarlos en la medida de lo posible.

En vez de café opta por una bebida natural, como puede ser un té o una infusión, y, en lugar del alcohol, aprovecha los batidos o los zumos de frutas. Estos te hidratarán y te ayudarán a mantenerte activo, sin causarte más nerviosismo.

¿Listo para aplicar todos estos consejos y aliviar esos nervios?

Te podría interesar...
La importancia de tener una buena salud mental
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La importancia de tener una buena salud mental

Tener una buena salud mental es indispensable para que exista un equilibrio interno en nuestras vidas. Te lo contamos todo en el siguiente artículo...