Cómo hacer un smoothie de zanahoria en casa y cuáles son sus beneficios

09 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
La zanahoria contiene vitaminas, minerales, fibra y sustancias antioxidantes que sirven como coadyuvantes a la hora de promover el bienestar. ¿Te gustaría probar un smoothie de zanahoria?

La zanahoria es una de las hortalizas que no deben faltar en la alimentación, no solo porque tiene una cantidad considerable de nutrientes que aportan beneficios, sino porque la puedes usar para preparar todo tipo de recetas. En esta oportunidad, te contamos cómo preparar un smoothie de zanahoria. Además, detallamos cuáles son sus beneficios.

En relación a ello, cabe destacar que consumir smoothies, de esta o cualquier otra hortaliza, son una buena estrategia para sumar nutrientes, sobre todo vitaminas, minerales y antioxidantes. Con la zanahoria, en particular, lograrás un color naranja llamativo y un sabor dulce que será agradable al paladar de niños y adultos. ¿Te animas a probarlo?

Beneficios de consumir zanahoria

El aspecto más destacable de la zanahoria, desde el punto de vista nutricional, es que contiene precursores de la vitamina A. Según datos de la Fundación Española de Nutrición, una zanahoria de tamaño medio cubre el 89 % de las necesidades diarias de esta vitamina para hombres de 20 a 39 años y el 112 % para mujeres de la misma edad.

Asimismo, contiene una cantidad apreciable de hidratos de carbono, de los cuales un porcentaje importante es fibra soluble. Por supuesto, aporta otras vitaminas – aunque en cantidades más discretas – como la vitamina C y la vitamina B6, y ciertos minerales como el hierro, el yodo y el potasio. Veamos en detalle sus beneficios.

Smoothie de zanahoria
La zanahoria es un alimento versátil y nutritivo. En particular, es una fuente significativa de vitamina A, fibra y antioxidantes.

Te puede interesar Jugo de arándanos: ¿qué beneficios obtienes al tomarlo?

Mejora la salud visual

Entre los carotenoides con actividad provitamínica A, se destacan el betacaroteno, acaroteno y la luteína. Una vez que estos componentes se ingieren, el organismo los transforma en vitamina A, la cual contribuye al mantenimiento de la visión.

Por ello, el consumo de zanahoria se aconseja a la hora de prevenir la ceguera, la resequedad ocular y mantener íntegra la retina y las células oculares. En relación a esto, un estudio publicado en la Revista JAMA Ophthalmology, destaca que los carotenoides pueden reducir el riesgo de degeneración macular asociada con la edad (trastorno que destruye la visión central y aguda).

Cuida la salud cardiovascular

Tiene acciones preventivas frente a problemas cardiovasculares porque es baja en sodio. Asimismo, cuenta con un contenido destacable en agua y en fibra dietaria. Esta última, contribuye a reducir la absorción intestinal del colesterol. 

Además, también ayuda a evitar el exceso de colesterol malo (LDL) en la sangre. Por este motivo, incluir zanahoria en el marco de una dieta saludable ayuda a prevenir accidentes cerebrovasculares y ataques al corazón.

Mejora la digestión

Este vegetal es un buen regulador de la salud digestiva e intestinal. De hecho, consumir un vaso de jugo de zanahoria todos los días es una forma efectiva de aumentar el aporte de fibra en la dieta, tanto de tipo soluble como insoluble.

En concreto, estas ayudan a lo siguiente:

Según un estudio publicado en el año 2015 en la Revista científica Medicentro, los jugos de zanahoria tienen un importante efecto gastroprotector y preventivo de úlceras gástricas.

Refuerza el sistema inmunitario

El aporte de vitamina A, C, K, B6, el potasio, el fósforo y los demás minerales que están presentes en la zanahoria, ayudan a mantener activo al sistema inmune. Esto, en consecuencia, disminuye el riesgo de varios tipos de infecciones.

Receta del smoothie de zanahoria clásico

En general, un smoothie es una receta simple que se prepara con leche o agua y alguna fruta u hortaliza. En el caso del smoothie de zanahoria, se utiliza agua. Por fortuna, prepararlo demora menos de 5 minutos. Además, es una opción ideal para incursionar en el mundo de los jugos de vegetales. ¡Toma nota!

Ingredientes

  • 2 zanahorias medianas.
  • 1 taza de agua fría (250 ml).
  • Hielo al gusto.
  • Edulcorante líquido o en sobre.

Paso a paso

  • En primer lugar, lava las zanahorias y retira los extremos, no necesitas pelarlas.
  • Córtalas en partes pequeñas y colócalas en una licuadora.
  • Luego, agrega el agua fría y pon a funcionar este aparato hasta que se forme el smoothie o licuado.
  • Sirve en un vaso, agrega el edulcorante si lo deseas y disfruta.

Esta es la forma básica con la que puedes preparar un smoothie de zanahorias, pero a esta receta le puedes agregar otros vegetales o frutas, y así obtener sabores deliciosos.

Además de la combinación de ingredientes, también estarás incorporando otros nutrientes. Así pues, puedes prepararla con frutillas, naranjas, perejil, jengibre o cualquier otro vegetal que prefieras.

Mujer tomando smoothie de zanahoria
Además de aportar nutrientes, el smoothie de zanahoria es saciante. Por eso, es una buena opción para calmar el hambre sin sumar demasiadas calorías.

Smoothie de zanahoria con naranja y jengibre

Esta es una variante de la receta clásica. La combinación de zanahoria, naranja y jengibre además de ser una opción refrescante, hace que aumente el contenido de vitaminas A y C y también el aporte de sustancias antioxidantes. Ten en cuenta esta receta para hacerla en los días de calor.

Ingredientes

  • 3 zanahorias.
  • 4 naranjas.
  • 1 rodaja de jengibre fresco.
  • 1 vaso de agua fría (200 ml).
  • Hielo y endulzante (al gusto)

Paso a paso

  • Para empezar, lava las zanahorias hasta que queden limpias, retira los extremos, córtalas en trozos pequeños y colócalas en una licuadora.
  • Por otro lado, lava las naranjas, retira las cáscaras por completo (incluso toda la parte blanca), córtalas al medio y retira las semillas. Si te olvidas alguna de ellas el smoothie tendrá un gusto amargo. Cuando hayas terminado mételas en la licuadora junto con las zanahorias.
  • Luego, lava el jengibre. No es necesario que lo peles, su cáscara no cambiará el sabor.
  • Una vez que lo has hecho, introdúcelo junto a los otros ingredientes.
  • A continuación, agrega el vaso de agua fría y el hielo. Si tu licuadora no es de máxima potencia, agrega el hielo una vez que hayas terminado de licuar.
  • Enciende la licuadora por 2 minutos o hasta que todos los ingredientes se integren.
  • En este momento, prueba el smoothie y, si gustas, agrega el endulzante. Te recomendamos que sea un edulcorante no calórico ya que si agregas azúcar estarías aumentando las calorías de este jugo.
  • Por último, sirve en un vaso y disfruta.

Disfruta de un exquisito smoothie de zanahoria y aprovecha sus beneficios

El smoothie de zanahoria, o cualquier vegetal crudo y fresco, permite que el organismo aproveche los compuestos bioactivos que estos contienen. De este modo, es posible mejorar la calidad de la dieta, a la vez que se disfrutan bebidas saciantes.

Por último, recuerda que si consumes esta bebida de forma regular y basas tu alimentación en productos naturales y de calidad, estarás contribuyendo a mantener tu salud visual, digestiva, cardiovascular, y también previniendo el desarrollo de enfermedades diversas. ¡Anímate a probarla!

  • Caballero-Gutiérrez, L., & Gonzáles, G. F. (2016). Alimentos con efecto anti-inflamatorio. Acta Médica Peruana33(1), 50-64.
  • FEN. Zanahoria. Carrot Daucus carota L. Disponible en: https://www.fen.org.es/MercadoAlimentosFEN/pdfs/zanahoria.pdf
  • Eliassen, A. H., Hendrickson, S. J., Brinton, L. A., Buring, J. E., Campos, H., Dai, Q., ... & Hallmans, G. (2012). Circulating carotenoids and risk of breast cancer: pooled analysis of eight prospective studies. Journal of the National Cancer Institute104(24), 1905-1916.
  • SanGiovanni, J. P., Chew, E. Y., Clemons, T. E., Ferris 3rd, F. L., Gensler, G., Lindblad, A. S., ... & Sperduto, R. D. (2007). The relationship of dietary carotenoid and vitamin A, E, and C intake with age-related macular degeneration in a case-control study. Arch Ophthalmol125(9), 1225-1232.
  • Cárdenas, M. D. L. Á. B., Valido Díaz, A., Pizarro Espín, A., & Álvarez, C. S. (2015). Effects of carrot (Daucus carota), cabbage (Brassica oleracea) and potato (Solanum tuberosum) juices as gastric mucosal protections. Medicentro19(2), 80-87.