¿Cómo preparar mermelada de naranja?

La mermelada de naranja es ideal para disfrutar del sabor y los nutrientes que aportan los cítricos. Nada mejor que prepararla en casa con una receta apta para todos los niveles de experiencia.
¿Cómo preparar mermelada de naranja?
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 24 julio, 2021.

Última actualización: 24 julio, 2021

Las mermeladas, compotas o jaleas son distintos tipos de conserva ideales para preservar la fruta durante más tiempo. Si te gustan los cítricos, puedes preparar esta mermelada de naranja. De este modo, la tendrás siempre a mano para acompañar y elaborar tus dulces favoritos.

Resulta perfecta para untar en un tierna rebanada de pan o rellenar cualquier tipo de bizcocho o tarta casera. Pero además también es buena para endulzar un yogur o acompañar un poco de queso fresco.

La preparación casera de mermeladas y otras conservas frutales no tiene ningún tipo de complicación. El azúcar y la fruta son los únicos ingredientes necesarios si bien la cocción es larga y es necesario tener un poco de paciencia.

Por lo demás, te animamos de forma encarecida a elaborar esta receta. Puede ser una actividad de verano ideal para hacer con los niños y un regalo muy especial con el que obsequiar a amigos y familiares.

Ingredientes para elaborar mermelada de naranja

Mermelada con dos naranjas
Hacer mermelada de naranja no es difícil, pero implica tener paciencia debido a su larga cocción.

Con las cantidades señaladas se puede rellenar un número aproximado de 4 botes de tamaño mediano.

  • 1 kilo de naranjas.
  • 500 gramos de azúcar (el peso final exacto se calcula en proporción al peso de las naranjas peladas) .
  • La cáscara de 2 naranjas.

Se puede hacer más o menos mermelada siempre que se mantenga la misma proporción de azúcar y fruta según el peso de esta última (una vez retirada la piel).

Preparación de la mermelada de naranja

  1. Antes de empezar con la cocción, lavar bien las naranjas bajo un chorro de agua.
  2. Con un pelador fino o un cuchillo afilado retirar solo la parte naranja de la piel de 2 de las piezas de fruta. Es preferible evitar la parte blanca, ya que puede dar un sabor amargo a la mermelada. Cortar esta piel en tiras muy finas o en dados pequeños.
  3. A continuación, pelar el resto de la fruta, retirar las pepitas y pesar. Por 1 kilo de naranjas se necesita la mitad del peso de azúcar. Después, cortar la fruta en trozos pequeños.
  4. Colocar una olla o cacerola a fuego medio con la naranja y cuando empieza a hervir, bajar a fuego suave. Dejar cocinar durante unos 15 minutos. Agregar el azúcar y las tiras de naranja cortadas. Mezclar bien y dejar todo junto durante 45 minutos más sin dejar de vigilar de vez en cuando para evitar que la mermelada se pegue.
  5. Pasado este tiempo, comprobar el punto de cocción. Para ello colocar un poquito de mermelada en un plato e inclinarlo. Si esta resbala con facilidad, todavía le falta un poco. De lo contrario, apagar el fuego.
  6. Ahora ya está a punto para envasarla en tarros de cristal esterilizados y usarla cuando más te apetezca.

Prepara también: Compota de manzana y fresas


Consejos para envasar y conservar la mermelada de naranja

Para disfrutar de la mermelada de naranja durante un buen tiempo y con seguridad son importantes la elaboración, el envasado y la conservación. Por esto es necesario seguir las recomendaciones de los expertos en seguridad alimentaria.

En este caso se recomienda limpiar los botes de cristal con agua caliente y mantenerlos a esta temperatura hasta su uso. Una vez la mermelada está en su punto, rellenar los tarros hasta llegar a medio centímetro del borde superior.

Cerrar e introducir en una olla con agua. Cuando esta empieza a hervir, calcular entre 5  y 10 minutos. Dejar enfriar a temperatura ambiente y ya están a punto para guardar en la despensa.

Según el Centro Nacional para la Conservación de la Comida Casera, seguir todos estos pasos permite conservar la mermelada de naranja en buenas condiciones durante un año. Almacenada en un lugar seco, fresco y oscuro; puede llegar a mantener toda la calidad y el sabor iniciales.

Es necesario tener presente que durante este tiempo pueden aparecer cambios en la textura o el color. Sin embargo, si el envase está bien sellado y la conserva no presenta señales de deterioro, sigue siendo un alimento seguro.

Los beneficios de las naranjas

Perder peso es posible al comer fruta de forma inteligente.
Las naranjas son alimentos excelentes para incluir en la dieta.

Las naranjas son un fruta universal, de las más consumidas alrededor del mundo. Se trata del fruto del naranjo dulce (Citrus x aurantium) que pertenece a la familia de los cítricos.

Estos destacan por la presencia de algunos nutrientes y otros compuestos que las convierten en un alimento muy saludableTe explicamos algunas de sus principales propiedades a continuación.

Ligera y nutritiva

Las naranjas y las frutas en general son alimentos ligeros e hidratantes debido a que gran parte de su peso está formado por agua. También contienen una pequeña cantidad de azúcares naturales, fibra, vitamina C, tiamina y potasio.

Fuente importante de vitamina C

De las 3 raciones de fruta recomendadas a diario, una de ellas debe aportar una cantidad destacada de vitamina C. Entre estas cabe indicar no solo las naranjas, sino también la piña, el kiwi, las mandarinas, las fresas o la papaya.

Esta es necesaria para muchas funciones del cuerpo como la producción de colágeno, la cicatrización de las heridas, la absorción del hierro y el buen funcionamiento del sistema inmune.



Protección cardíaca

Una dieta con abundantes alimentos vegetales es beneficiosa para la salud del corazón y las arterias. Según una revisión de estudios publicado por el International Journal of Epidemiology  «la ingesta de fruta y verdura está relacionada con un riesgo menor de enfermedad cardiovascular».

Los resultados positivos se muestran con un consumo mínimo de 800 gramos diarios de vegetales. Las naranjas se encuentran entre las frutas con un efecto positivo junto con manzanas, peras, verduras de hoja verde y crucíferas.

Antioxidante

La capacidad antioxidante de las frutas cítricas es una de las propiedades que ha despertado el interés científico en los últimos años. Los estudios demuestran que este tipo de frutas se puede considerar una buena fuente de varios componentes con esta facultad.

Los antioxidantes son compuestos interesantes que deben estar presentes en la dieta diaria pues se han relacionado con la prevención de varias enfermedades crónicas y degenerativas.

Protección de la piel

Un déficit de vitamina C suele manifestarse con problemas dérmicos como dificultad para cicatrizar, sequedad o fragilidad de la piel. Esto ha llevado a los expertos a pensar que su presencia en la dieta puede ser beneficiosa en este sentido.

Por el momento, los estudios muestran que una alimentación con abundantes frutas y verduras previene el envejecimiento dérmico y mejora su apariencia. En parte, esto puede ser debido a la vitamina C.

Además, la presencia de betacaroteno y otros fitoquímicos en las naranjas han demostrado protección frente el daño ocasionado por la radiación solar. Esta es la conclusión que se desprende de un estudio publicado por el American Journal of Clinical Nutrition en el año 2012.

De este modo el suministro de sustancias antioxidantes (entre las que se encuentran los betacarotenos) aumenta la defensa dérmica contra la radiación, ofrece protección a largo plazo y contribuye a la salud de la piel. Sin embargo, su uso no es tan efectivo como el uso de protectores solares adecuados.

La mermelada de naranja es un buen acompañante aunque no sustituye la fruta entera

Si te gustan las naranjas y la combinación del dulce con el cítrico, seguro que esta receta de mermelada es ideal para ti. Un pequeño tesoro gracias a su sabor y a los innumerables beneficios que las naranjas aportan al organismo.

Ahora bien, las mermeladas y otras conservas a base de frutas contienen una importante cantidad de azúcar. Por esto no conviene sustituir la ingesta de fruta fresca por este tipo de productos.

Para evitar un consumo muy elevado de azúcar añadido te recomendamos reservarla para comer de vez en cuando o en pequeñas cantidades. Además, todas aquellas personas que buscan reducir la presencia de azúcar añadido pueden probar de elaborar otros tipos de mermeladas bajas en azúcar.

Si te gusta esta fruta y esta receta, te animamos a prepararla sobretodo cuando las naranjas están en su mejor momento. De este modo tendrás una mermelada de la máxima calidad, con todo el sabor y mucho más económica.

Te podría interesar...
Grandes beneficios de la corteza de naranja
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Grandes beneficios de la corteza de naranja

La naranja es una fruta deliciosa, refrescante y nutritiva. La corteza de naranja, por sus múltiples propiedades, se puede emplear de diferentes fo...



  • Aune D, et al. Fruit and vegetable intake and the risk of cardiovascular disease, total cancer and all-cause mortality - a systematic review and dose-response meta-analisys of prospective studies. International Journal of Epidemiology. Junio 2017. 46(3): 1029-1056.
  • National Center for Home Food Preservation. Making jams and jellies. Octubre 2005.
  • National Institutes of Health. Office of Dietary Supplements. Vitamina C. Diciembre 2018. US Department of Health & Human Services.
  • Pullar J.M, et al. The roles of vitamin C in skin health. Nutrients. Agosto 2017. 9(8):866.
  • Schafer W, et al. Making jams, marmalades, preserves and conserves. 2018. University of Minnesotta Extension.
  • Stahl W, Sies H. Beta-carotene and other carotenoids in protection from sunlight. American Journal of Clinical Nutrition. Octubre 2012. 96(5): 1179S-1184S.
  • Zou Z, et al. Antioxidant activity of Citrus fruits. Food Chemistry. Abril 2016. 196: 885-896.
  • University of Minnesota Extension. Home canning basics. https://extension.umn.edu/preserving-and-preparing/home-canning-basics
  • USDA. Oranges. https://fdc.nal.usda.gov/fdc-app.html#/food-details/169918/nutrients