6 consejos para mejorar el enfoque mental

Las distracciones externas e internas nos impiden mantenernos concentrados y rendir adecuadamente. Te mostramos cómo mejorar tu enfoque mental con unas sencillas pautas.
6 consejos para mejorar el enfoque mental
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz el 29 agosto, 2021.

Última actualización: 29 agosto, 2021

A todos nos ha sucedido: algunos días somos mucho más eficientes y productivos que otros. En ocasiones, somos capaces de finalizar tareas en un tiempo récord y obteniendo excelentes resultados, mientras que otras veces nos demoramos horas con una actividad aparentemente sencilla. ¿A qué se deben estas diferencias? Pues al enfoque mental.

Podemos definir este concepto como la capacidad de orientar nuestra energía mental en una dirección y mantenerla sin sucumbir a las distracciones. Se trata de un término muy relacionado con la atención y la concentración. Es lo que, en última instancia, nos permite cumplir metas, adquirir aprendizajes y desempeñarnos en una variedad de tareas cotidianas.

Si nuestro enfoque mental es deficiente, estaremos desperdiciando cada día un valioso tiempo que podríamos emplear en el ocio, el crecimiento personal o el cuidado de las relaciones sociales. Pero además, es probable que nuestro rendimiento se encuentre muy por debajo de las capacidades.

Entonces, ¿por qué no comenzar a desarrollar esta importante capacidad cognitiva? Te mostramos cómo hacerlo.

Consejos a tener en cuenta para mejorar el enfoque mental

El enfoque mental varía cada día e incluso dentro de una misma jornada. Sin embargo, hay personas que están más entrenadas que otras para mantener la concentración y ser eficientes. La buena noticia es que tú también puedes lograrlo.

1. Determina tu enfoque mental actual

Antes de comenzar a trabajar es interesante que procures hacerte una idea de tu situación actual. ¿Sientes que eres bueno organizando, priorizando y dirigiendo tu atención? ¿O sueles distraerte con facilidad, tiendes a soñar despierto y a realizar varias tareas al mismo tiempo?

Distracción en un niño.
En los niños es común observar sus distracciones cuando tienen que realizar las tareas del colegio, por ejemplo.

2. Regula las distracciones

El mundo frenético y tecnológico en el que vivimos hace que sea complicado mantenerse enfocado. Las distracciones están a golpe de clic y nos hemos acostumbrado a la inmediatez.

Por ello, es común que cuando intentamos concentrarnos nos encontremos revisando los smartphones. Además, si el entorno de trabajo es ruidoso y las personas alrededor interrumpen, la situación se agrava.

Por lo mismo, resulta fundamental evitar este tipo de estímulos en la medida de lo posible. Desconecta tu teléfono móvil, apaga el televisor, busca un entorno tranquilo y pide a las otras personas que no te molesten durante un tiempo. Verás que con estos sencillos pasos tu concentración y tu productividad se incrementarán.

Sin embargo, pese a que regular las distracciones es imprescindible para ser eficientes en nuestras tareas, el objetivo no es eliminarlas. Y es que la mente necesita pequeños descansos tras largos periodos de atención sostenida. De lo contrario, deja de funcionar bien.

A este respecto, se ha demostrado que cambiar de actividad, aunque sea durante un tiempo muy breve, nos ayuda a mejorar la concentración. Levantarte, ir por un vaso de agua o pensar en algo diferente durante unos minutos puede ser suficiente.

3. Entrena tu cerebro

El cerebro es plástico y adaptable, por lo que es posible entrenar capacidades cognitivas, como la concentración o el enfoque mental. Sin embargo, también funciona por hábitos, de modo que si estás acostumbrado a distraerte, soñar despierto y prestar poca atención a las tareas que realizas, la inercia te llevará a continuar haciéndolo.

Afortunadamente, algunos estudios han encontrado que con solo 15 minutos al día puedes entrenar tu enfoque mental, practicando algunos juegos sencillos y entretenidos. Sudokus, crucigramas o rompecabezas son buenas opciones para mejorar la concentración.

Incluso se ha encontrado que los videojuegos pueden reportar beneficios similares. Además, hoy en día existen multitud de aplicaciones de entrenamiento cognitivo que puedes descargar y utilizar.



4. Planifica y califica tu trabajo

La planificación y la organización están muy relacionadas con el enfoque mental, ya que son el paso previo para lograr las metas. Para ser consciente de si estás consiguiendo mejorar tu concentración, es importante que puedas medir ese avance.

Planificar cada día las actividades que vas a abordar e ir anotando los resultados que obtienes te permitirá evaluar tu progreso. Además, por cada pequeña tarea que cumplimos, nuestro cerebro nos recompensa con una liberación de dopamina que nos motiva.

Así, procura establecer prioridades dentro de tus obligaciones y atiende primero las más relevantes. La sensación de satisfacción y avance que obtendrás te ayudará a continuar con el resto.

5. Practica meditación y mindfulness

A pesar de que las distracciones más visibles son las externas, también el interior puede convertirse en un enemigo de la concentración y el enfoque mental. Y es que la mente indisciplinada está acostumbrada a divagar entre las vivencias del pasado y las preocupaciones del futuro.

Si queremos ser productivos y eficaces necesitamos involucrarnos mentalmente de forma completa en la tarea que estamos realizando; no dejarnos llevar por recuerdos o anticipaciones. Para ello, la meditación y el mindfulness han demostrado ser herramientas potentes. Estas prácticas, sin embargo, necesitan tiempo para asentarse y convertirse en hábitos.

No obstante, puedes comenzar con ejercicios sencillos, como la respiración diafragmática. Te ayudarán a recuperar el enfoque cuando lo pierdas.



6. Nunca dejes de intentarlo

Aplicar todas las anteriores medidas y obtener resultados no es cuestión de un día. Se necesita ser perseverante y disciplinado y mantenerse alerta para detectar cuanto antes que nuestra atención se está desviando de su objetivo. Sin embargo, con constancia y determinación podrás ver cambios que te alentarán.

Otros consejos para mejorar la concentración

Además de los anteriores, existen otros consejos que puedes tener en cuenta para sacar un mayor provecho de tu tiempo y de tus habilidades:

  • Mantén una dieta equilibrada que incluya frutos secos, pescado azul, huevos y chocolate negro. Estos alimentos te ayudarán a mejorar tus niveles de concentración.
  • Establece una rutina que le indique a tu cerebro que es momento de ponerse a trabajar. Pequeños gestos, como tomarte un café al inicio de cada jornada de trabajo o poner música clásica antes de comenzar, pueden ser suficientes.
  • Mantente activo. Practicar ejercicio de forma regular ayuda a incrementar los niveles de atención y concentración.
  • Aleja tu teléfono móvil de ti. Esto es útil si eres de los que sienten la tentación de consultarlo aún cuando está en silencio. Tener que levantarte y desplazarte a otra habitación para cogerlo reducirá el número de veces que lo hagas.
Revisar el teléfono reduce el enfoque mental.
Prestar demasiada atención al teléfono reduce el enfoque en la tarea laboral que tenemos que realizar.

Factores que potencian las distracciones

Es importante tener en cuenta que existen ciertas condiciones que pueden agravar los problemas de concentración. Te mostramos cuáles son para que tomes las medidas adecuadas:

  • La falta de sueño afecta de forma importante las capacidades cognitivas. Por ello, a una persona con un descanso insuficiente o fragmentado le será más difícil mantener el enfoque mental.
  • La motivación es fundamental para que la atención se mantenga. Así, si la tarea es abrumadora, es más probable que tendamos a distraernos con todo aquello que está a nuestro alcance.
  • Algunas condiciones mentales, como el TDAH o el deterioro cognitivo (especialmente en adultos mayores) hacen que sea todo un desafío mantenerse enfocados.
  • De igual forma, trastornos como la depresión o la ansiedad afectan a la concentración de forma importante.

En definitiva, el cerebro es un órgano complejo que debe ser entrenado y ejercitado para mantenerse en pleno rendimiento. Si experimentas dificultades para concentrarte, es importante que revises tus hábitos y realices los cambios necesarios.

Te podría interesar...
¿Hay infusiones que influyen en nuestra capacidad de concentración?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Hay infusiones que influyen en nuestra capacidad de concentración?

¿Te cuesta mantener la concentración?¿Pierdes el tiempo sin saber porqué? Estas infusiones podrían ayudarte para mejorar tu cognición.



  • Ariga A, & Lleras A. Brief and rare mental breaks keep you focused: Deactivation and reactivation of task goals preempt vigilance decrements. Cognition. 2011;118(3):439-443. doi:10.1016/j.cognition.2010.12.007
  • Hardy, J. L., Nelson, R. A., Thomason, M. E., Sternberg, D. A., Katovich, K., Farzin, F., & Scanlon, M. (2015). Enhancing cognitive abilities with comprehensive training: A large, online, randomized, active-controlled trial. PloS one10(9), e0134467.
  • Palaus, M., Marron, E. M., Viejo-Sobera, R., & Redolar-Ripoll, D. (2017). Neural basis of video gaming: A systematic review. Frontiers in human neuroscience11, 248.
  • Levy D, Wobbrock J, Kaszniak A, Ostergren M. The effects of mindfulness meditation training on multitasking in a high-stress information environment. Proceedings - Graphics Interface. 2012;45-52.