17 consejos para vivir con una ileostomía

La persona con ileostomía puede llevar una vida normal en cuanto a actividad física, alimentación, e incluso tener sexo. Sigue leyendo y te contamos más.
17 consejos para vivir con una ileostomía
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 04 junio, 2022

A continuación conoceremos algunos consejos para vivir con ileostomía sin brusquedad y sin traumas. Las primeras semanas pueden requerir de ciertos ajustes. Tal vez al principio la persona se sentirá algo extraña o habrá algunas incomodidades. Sin embargo, con el tiempo adaptará sus rutinas.

Es importante señalar que la mayoría de los que están en esta situación lleva una vida completamente normal. Y pueden realizar todas sus actividades, desde trabajar y ejercitar hasta el sexo.

¿Qué es una ileostomía y por qué se hace?

Se llaman ostomías o estomas a las aberturas que se practican en el cuerpo mediante un procedimiento quirúrgico, para permitir la eliminación de ciertos desechos.

En el caso particular de la ileostomía, el íleon (parte baja del intestino delgado) se reubica hacia una estoma, que por lo general se hace en la zona inferior derecha del abdomen. Este procedimiento se recomienda cuando hay un problema que impide que dicha porción del intestino funcione correctamente. O si está afectado el colon, de manera que deba extirparse, realizando lo que se conoce como colostomía.

En algunos casos, la ileostomía puede requerirse por poco tiempo, mientras el colon se recupera. Pero otras veces, cuando hay cáncer, dicha medida se convierte en una medida permanente.

La principal consecuencia asociada con este procedimiento es que la materia fecal no saldrá a través del ano, sino del estoma, depositándose en una bolsa adosada al cuerpo para tales fines.



Consejos útiles para vivir con una ileostomía

Para vivir con una ileostomía se deben hacer ciertos ajustes. Aunque esto no significa que la persona no pueda llevar una vida normal. Veamos algunos consejos al respecto.

1. Cuidado del estoma

En el estoma se observa la mucosa o revestimiento del intestino. Quiere decir que es parte un órgano interno pero expuesto.

Por lo tanto, conviene mantener algunos cuidados posoperatorios en el paciente con ileostomía para evitar infecciones. Si bien esto corre por cuenta de profesionales de la enfermería en un principio, luego la misma persona tiene que hacerse cargo.

Al respecto, se recomienda limpiar siempre la piel alrededor con agua al momento de cambiar la bolsa. Esto se debe hacer con mucha suavidad, esperando que seque antes de colocar la bolsa nueva.

También hay que mantener el vello afeitado alrededor del estoma. No se debe usar crema, jabón ni loción para después de afeitar u otros productos, ya que pueden irritar e incluso impedir que la barrera se adhiera a la piel.

Enfermera hace cuidado de la ileostomía.
Al inicio, el equipo de enfermería cuida la ileostomía, pero luego el paciente debe aprender algunas técnicas para seguir con el cuidado en su casa.

2. Prevención de irritaciones

A veces, el área alrededor se siente adolorida, se enrojece o se irrita. Incluso hay que casos en los que se presentan dermatosis y otras afecciones. Es importante tratar de manera inmediata tales situaciones, ya que esto puede impedir que haya un buen cierre del estoma.

Si la situación empeora, a pesar de la atención y el cuidado, hay que comunicarse de inmediato con el médico. Es posible que se requiera de medicación para ayudar a sanar la piel y para que seque.

Del mismo modo, hay que evitar usar el cinturón de ostomía muy apretado, ya que podría causar úlceras por presión. En caso de incomodidad, la persona debe aflojar o quitarse el cinturón y comunicarse con el profesional de la salud.

3. Manejo de la bolsa

La materia fecal estará saliendo del estoma de manera continua. Por tal razón, uno de los consejos fundamentales ante una ileostomía es vaciar la bolsa cuando esté cerca de la mitad de su capacidad.

Esto hay que hacerlo varias veces al día.

Un momento adecuado para ello es en la primera hora de la mañana, cuando hay menor actividad intestinal, o antes de comer. Si se va a hacer después, hay que esperar que haya transcurrido al menos 1 hora desde la comida.

Por otra parte, hay que colocar una bolsa que sea del tamaño adecuado al estoma. Es oportuno señalar que hay distintos sistemas y que algunos requieren cambiarse diariamente, mientras que otros conllevan una frecuencia semanal.

Lo recomendable es sustituir la bolsa cuando el sello comience a perder adhesión. Sin embargo, no se debe cambiar la barrera cutánea más de una vez al día, a menos que haya algún problema con la misma.

4. Gases

En una ileostomía, otro de los problemas comunes son los gases o flatulencias. Si bien son más frecuentes después de la cirugía y disminuyen con el tiempo, pueden persistir.

Debido a ello, las bolsas suelen tener un filtro para el vaciado del gas. Pero para ayudar con el proceso, el paciente también puede tomar algunas medidas:

  • Evitar los alimentos que producen más gases, como el repollo, el brócoli, los frijoles y los lácteos.
  • No saltarse las comidas.
  • Hacer varias comidas pequeñas a lo largo del día.

5. Disminuir los olores

En ocasiones, se pueden generar olores. Esto se debe tanto a las bacterias del intestino como a la comida.

Para atenuarlos se deben tomar en cuenta las siguientes medidas:

  • Disminuir o evitar el consumo de algunos alimentos, como los huevos, el repollo, el queso y otros lácteos, la cebolla, el ajo y el pescado.
  • Verificar la barrera cutánea, en el sentido de que esté bien adherida.
  • Usar bolsas a prueba de olores.
  • Vaciar la bolsa con frecuencia.
  • Usar productos desodorantes en la bolsa o en el espacio donde se está, ya sea habitación u oficina.

6. Bloqueo u obstrucción

El flujo de heces a través del estoma debe ser constante. Si no ocurre durante varias horas, puede haber alguna obstrucción, en cuyo caso corresponde acudir al médico.

Para evitar estas situaciones y mantener el flujo, o ayudar a restablecerlo, se recomienda lo siguiente:

  • Hay que observar si se presenta inflamación en el área. En la medida de lo posible, ayudar a regular la apertura de la barrera cutánea.
  • Relajar los músculos abdominales, cambiando de posición o tomando un baño caliente.
  • Tomar líquidos y evitar por un rato los alimentos sólidos.
  • Levantar las rodillas hacia el pecho para ayudar en el tránsito intestinal.
  • No consumir demasiada fibra.
No se deben tomar laxantes.

7. Posibles causas de diarrea

Cuando las heces sobreabundan o son demasiado líquidas, significa que el tránsito de los alimentos por el intestino es muy rápido. Por lo que no da tiempo de absorber los nutrientes, produciéndose pérdida de minerales.

Aunque también se considera que en algunas personas con ileostomía, una descarga acuosa es normal. Para no deshidratarse en estos casos, se deben reponer electrolitos y tomar mucho líquido.

Ahora bien, lo ideal es que la persona esté atenta a los factores que hacen que sus heces sean demasiado blandas, para evitarlos. Puede tratarse de algunos alimentos, de agua, medicamentos o el mismo estrés.

8. Consejos de aseo personal en una ileostomía

El aseo es muy importante y no está contraindicado ni hay limitaciones. La persona puede bañarse o ducharse perfectamente con la bolsa puesta.

Aunque si es su deseo, puede quitársela. En todo caso, es mejor si se hace en los momentos en los que el intestino está menos activo.

En cuanto a los productos, lo ideal es solo agua. Si se usa jabón, hay que enjuagar bien para evitar que se afecte la barrera cutánea, impidiendo la correcta adherencia de la bolsa a la piel.

9. Vestimenta adecuada

Tampoco hay contraindicaciones con respecto a las prendas de vestir, en el sentido de que no se necesita ninguna ropa especial. Se puede usar la misma que se tenía antes.

Aunque si a la persona no le resulta cómoda en la zona de la cintura, uno de los consejos para llevar mejor la ileostomía puede ser cambiar a otras más holgadas. Con respecto a la ropa interior, se debe procurar que le dé soporte a la bolsa y que no la obstaculice.

10. Alimentación

Ya se ha mencionado que deben evitarse los alimentos que fermenten y generen gases, así como aquellos que propicien que las heces sean muy líquidas. Aparte de esto, la persona puede comer con total normalidad.

No obstante, se aconseja ser prudente con algunas comidas al principio, es decir, inmediatamente después de la cirugía. Por ejemplo, los alimentos que el cuerpo no descompone bien, como el maíz en granos, ya que podrían causar un bloqueo.

Otros consejos de alimentación para una ileostomía son los siguientes:

  • Masticar bien la comida.
  • Hacer 5 comidas pequeñas en lugar de 3 grandes.
  • Beber abundante agua.

De preferencia, evitar sodas o refrescos, así como cafeína y bebidas alcohólicas. Según los estudios, algunos pacientes con ileostomía manifiestan que estas les afectan, produciendo mayor evacuación y pérdida de electrolitos.

11. Consejos para hacer actividad física con una ileostomía

Por supuesto, inmediatamente después de la cirugía se debe guardar reposo. Pero luego se puede comenzar con ejercicio.

Al respecto, hay que consultar con el médico para que indique cuáles actividades es permitido realizar y cuáles no. Así como las precauciones a tomar.

Las personas con ileostomía pueden correr distancias largas, levantar pesas, nadar, andar en bicicleta. Sin embargo, se recomienda evitar los deportes de contacto, tales como boxeo, artes marciales e incluso baloncesto. Un golpe podría causar una fuga en la bolsa o lesionar el estoma.

En líneas generales, uno los consejos para el deporte con ileostomía se centra en usar un cinturón especial para mantener la bolsa en su sitio y vaciarla antes de comenzar a ejercitar.

12. Sexo

Las personas con ileostomía pueden tener relaciones sexuales con total normalidad. Aunque al principio, y en ciertos casos, hay dolor en la zona abdominal. También se señala que algunos hombres experimentan problemas de erección.

Dado que el aspecto emocional es muy importante en el sexo, se requiere una buena actitud y una comunicación asertiva con la pareja, para adaptarse a la situación y sentirse bien ambos.

Al respecto, se pueden tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • Tomar con calma la situación y no apresurarse en mantener relaciones.
  • Si se está empezando a salir con alguien, hay que hablarle sobre la condición.
  • Revisar siempre la bolsa, así como el sello, antes de tener relaciones: Incluso, es aconsejable vaciarla.
  • Si la persona no se siente cómoda, puede cubrir la bolsa con una funda.
  • Debe probar varias posiciones para encontrar la que resulte más placentera.

13. Labores cotidianas

Las labores cotidianas, tanto en el hogar como en el trabajo, tampoco tienen por qué verse afectadas. No obstante, el médico indicará cuáles puede realizar y cuándo puede volver a hacerlas en el posoperatorio.

Bolsa de ileostomía.
El cuidado de las bolsas y de la parte del sistema que adhiere a la piel es clave para prolongar la vida útil de las ostomías.

14. Vida social

La persona con una ileostomía también puede llevar una vida social como cualquiera. No tiene por qué sentirse incómoda o avergonzada en ningún momento. Aunque tampoco es necesario informar a todos con lujo de detalles acerca de la situación.

Claro que, en caso de saberse, algunos harán preguntas. Se pueden dar explicaciones y, sobre todo, ayudar a corregir las ideas erróneas que algunos se hacen con respecto a la situación.

15. Consejos básicos para viajar con una ileostomía

Viajar es perfectamente posible para la persona con ileostomía. Sin embargo, debe tomar algunas medidas adicionales, tal como hacen quienes sufren determinada enfermedad.

En tal sentido, entre los consejos para trasladarse con una ileostomía, se recomienda lo siguiente:

  • Viajar siempre con un informe médico.
  • Llevar la medicación en el bolso de mano.
  • Empacar los suministros (bolsas), incluso más de las que se crea necesitar.
  • Beber solo agua embotellada.
  • No comer frutas, vegetales crudos o alimentos en la calle.

16. Mantener la calma

En algunos momentos, después de la cirugía, la persona puede sentirse confundida, triste, desanimada, molesta, avergonzada. O con una mezcla de estos sentimientos.

Sobre todo si piensa que esta es una situación con la que va tener que estar toda la vida. No obstante, se debe aprender a mantener la calma. Para ello, conviene practicar ejercicios de respiración, técnicas de relajación y yoga.

17. El apoyo es necesario

Si se está pasando por un momento difícil, siempre es bueno acudir a alguien. Se puede hablar con un amigo o con la pareja, o incluso buscar ayuda profesional con algún terapeuta.

También existen grupos de apoyo, en los que las personas que atraviesan por la misma situación exponen sus experiencias. Esto puede resultar útil para aprender a sobrellevar la situación.

¿Cuándo acudir al médico?

Se debe informar al médico si se nota alguna irritación o inflamación en el área del estoma o si se presentan algunos de los siguientes síntomas:

  • Llagas en la piel.
  • Calambres abdominales intensos o duraderos.
  • Náuseas y vómitos continuos.
  • Varias horas sin que haya evacuaciones en la bolsa.
  • Secreción muy acuosa.
  • Olores fétidos.
  • Cambio en el tamaño o en el color del estoma.
  • Sangrado en la bolsa.

Algunos síntomas son normales después de la cirugía. Pero la aparición de otros de manera súbita o un cambio en la intensidad de los mismos ameritan ir a un servicio de urgencias.

Te podría interesar...
Principales vías de tratamiento para el cáncer de colon
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Principales vías de tratamiento para el cáncer de colon

Las vías de tratamiento del cáncer de colon dependen tanto del estadio en el que se encuentra la enfermedad como de sus características.



  • Frutos Muñoz R, Hernando López A, Béjar Martínez P, et al. Calidad de vida de los pacientes con colostomía e ileostomía a corto y medio plazo. Metas enferm. 2011; 14(2): 24-31.
  • García Martínez C, García Cueto B. Cuidados de enfermería al paciente ostomizado. RqR Enfermería Comunitaria. 2017; 5(4): 35-48.
  • García-Osogobio S, Téllez-Ávila F, Takahashi-Monroy T. Tratamiento quirúrgico de la poliposis adenomatosa familiar con técnica abierta. Experiencia de un centro latinoamericano de tercer nivel. Acta Gastroenterológica Latinoamericana. 2010; 40(2): 142-146.
  • Guarner F. Papel de la flora intestinal en la salud y en la enfermedad. Nutr Hosp. 2007; 22(Supl. 2):14-9.
  • Lopetegui G, Durán P; Villalobos C, Rodríguez E, Chamorro D. Ileostomía. Bol. Hosp. Viña del Mar. 1985; 41(1): 45-9.
  • Oliveira A, et al.  A cross-sectional study of nutritional status, diet, and dietary restrictions among persons with an ileostomy or colostomy. Ostomy Wound Manage. 2018; 64(5): 18-29.
  • Vives Nadal R, Valcayo Peñalba A, Iglesias Zamora M. Dermatosis alrededor de ostomías. Piel. 2007; 22(3): 119-131.