Crema de guisantes secos: receta paso a paso

Si has oido hablar de ellos pero todavía no los has probado, te animamos a cocinar esta crema de guisantes secos. Una forma rica y fácil de introducir esta legumbre en tu alimentación diaria.
Crema de guisantes secos: receta paso a paso
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 22 junio, 2021.

Última actualización: 22 junio, 2021

A diferencia de los frescos o congelados, los guisantes secos son un ingrediente un poco desconocido en la cocina. Sin embargo con ellos se pueden obtener platos perfectos como una crema de guisantes secos fácil y deliciosa.

En todos los casos se trata de productos muy saludables y nutritivos. Además al hablar de los secos hay que añadir la ventaja que tienen las legumbres a la hora de almacenarse y un período de duración algo más largo.

Por esto, te animamos a comprar una buena cantidad de ellos y empezar a cocinar algunos platos sencillos. De este modo, es posible introducir una mayor variedad de este grupo de alimentos tan nutritivo y beneficioso para el organismo.

Crema de guisantes secos simple y deliciosa

sopa cremosa de guisantes y tocino
La crema de guisantes secos es muy nutritiva y sencilla de preparar.

Los guisantes secos (Pisum sativum) son un tipo de legumbre originaria de Oriente Medio y Asia Central. También se conocen con el nombre de arveja o chícharos y son consumidos en gran parte del mundo, sobretodo en Asia, América del Sur y el norte de Europa.

Pertenecen a la misma familia que las lentejas o los garbanzos con los que comparten sus propiedades y composición nutricional. En la cocina ofrecen muchas posibilidades como sopas, patés, falafels, dahls indios o guisos tradicionales como los que se preparan con judías o lentejas.

Existen varios tipos de guisantes secos en el mercado: los verdes, los amarillos, los enteros y los partidos. Estos últimos son los más rápidos de cocer y se digieren mejor, ya que se ha eliminado la piel.

La crema de guisantes es una receta apta para todo el año pues es posible comerla tibia o, incluso, fría. Es un entrante o un primer plato ideal que no tiene grandes complicaciones y que permite realizar otras tareas o preparaciones mientras está en el fuego.

Ingredientes para 4 raciones

  • 400 gramos de guisantes secos partidos.
  • 1 puerro.
  • 1 cebolla mediana.
  • 3 o 4 ramas de cilantro fresco.
  • 1 zanahoria.
  • 1 diente de ajo.
  • Media cucharadita de comino molido.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 litro de agua.
  • Sal.

Proceso de elaboración

  • Antes de empezar, es necesario tener los guisantes secos en remojo durante 12 horas como mínimo.
  • En el momento de cocinar el plato, lavar y cortar el puerro en rodajas finas y la cebolla en juliana. Cortar el ajo en láminas y pelar y rallar la zanahoria.
  • Colocar una olla o cacerola un poco grande al fuego con aceite de oliva. Sofreír las verduras durante unos 5 minutos.
  • A continuación, verter el agua en la olla. Por otro lado, colar los guisantes que estaban en remojo y desechar el agua. Después, añadirlos a la olla junto con el cilantro y un poco de sal al gusto.
  • Dejar cocinar a fuego medio durante unos 40 o 45 minutos removiendo de vez en cuando para evitar que se peguen las verduras. Si se evapora demasiado líquido, añadir una taza de agua las veces que sea necesario.
  • Con el primer hervor de la sopa puede aparecer un poco de espuma en la superficie. En este caso, retirar con una espumadera.
  • Pasado este tiempo los guisantes ya están blandos y es el momento de triturar con una batidora o un procesador de alimentos. La textura adecuada es la de una crema un poco densa aunque se puede rectificar al gusto de cada uno.

A la hora de servir, se puede decorar la crema de guisantes con unos dados de pan tostado o frito, un poco de huevo rallado, unas virutas de jamón serrano o unas semillas de sésamo negro.

Prepara otros platos con guisantes Ensalada de guisantes y bacon: 3 recetas

Beneficios y propiedades de los guisantes

Plato de guisantes.
Los guisantes son una legumbre sabrosa y saludable que da mucho juego en la cocina.

Las legumbres han formado parte de la dieta de muchos pueblos a lo largo del tiempo gracias en gran parte a su aporte de carbohidratos y proteínas. Asimismo, en los últimos años han despertado gran interés debido a la presencia de otros compuestos asociados a importantes beneficios para la salud.

Las guías alimentarias más recientes y las recomendaciones de los expertos aconsejan la introducción de 3 a 4 raciones semanales de cualquier tipo de legumbres. Estas son algunas de las razones que las sustentan y los principales hallazgos de la ciencia:

  • La presencia de fibra en los guisantes secos y legumbres en general provoca sensación de saciedad y ayuda a regular el tránsito intestinal. La combinación de la fibra y la proteína las convierte en un alimento apto para las dietas de pérdida de peso, pues se ha observado que produce una disminución de la ingesta calórica total.
  • Su valiosa composición contribuye a un mejor aporte global de algunos nutrientes. Esta es una de las conclusiones de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de la población de Estados Unidos para los años 1999-2002. En esta se afirma que «consumir media taza de guisantes u otras legumbres secas al día resulta en una ingesta más alta de fibra, proteínas, folatos, zinc, hierro y magnesio con una menor ingesta de grasas saturadas y grasas totales».
  • En los guisantes se encuentran numerosos fitoquímicos con actividad antioxidante que pueden contrarrestar el efecto de los radicales libres en el organismo. Cuando estos últimos se encuentran en exceso, aparece el estrés oxidativo que a su vez está relacionado con la aparición de algunas enfermedades como los trastornos autoinmunes, el envejecimiento prematuro, los problemas cardiovasculares o los degenerativos, entre otros.
  • El consumo regular de legumbres se asocia a una incidencia menor de la enfermedad cardiovascular, la enfermedad coronaria, la obesidad y la hipertensión. Así, se desprende de un análisis de estudios científicos donde los autores lo relacionan con su contenido en fibra, magnesio, potasio y proteínas.

La crema de guisantes secos es una excelente forma de introducir legumbres en la dieta

Aumentar el consumo de legumbres variadas (guisantes, judías, lentejas…) es un hábito alimentario saludable y muy recomendado para todas las personas y en todas las edades. Esto es debido a su preciada composición nutricional y a las múltiples propiedades que tienen para la salud.

Además, constituyen una buena fuente de proteínas que facilita la sustitución de fuentes animales (sobretodo carne roja) por otras de vegetales. En particular este plato resulta una receta ideal para las personas veganas que tienen en las legumbres su mejor fuente de aminoácidos esenciales.

En cambio, algunas personas muestran problemas de gases y flatulencias con la ingesta de legumbres. Algunos trucos pueden ayudar a reducirlos como por ejemplo agregar comino en polvo, laurel o jengibre durante el proceso de elaboración de la sopa.

Si te falta tiempo en la cocina, se puede dejar preparada con antelación y calentar un poco antes de  servir. También se puede cocinar en mayor cantidad y congelar algunas raciones para usar más adelante.

Así, que no hay excusa para no probar mañana mismo esta deliciosa crema de guisantes secos. Una delicia que seguro sorprenderá a toda la familia por su textura suave y su exquisito sabor.

Te podría interesar...
5 tips para comer legumbres sin que te des cuenta
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
5 tips para comer legumbres sin que te des cuenta

En este artículo te explicamos cómo comer legumbres sin que casi lo notes, añadiéndolas a todo tipo de recetas, dulces y saladas.



  • Agencia de Salud Pública de Catalunya. Pequeños cambios para comer mejor. Agencia de Salud Pública de Cataluña. 2019.
  • Dahl W.J, et al. Review of the health benefits of peas (Pisum sativum L.). The British Journal of Nutrition. Agosto 2012. 108 Suppl 1: S3-10.
  • Mitchell D.C, et al. Consumption of dry beans, peas and lentils could improve diet quality in the US population. Journal of the American Dietetic Association. Mayo 2009. 109(5): 909-13.
  • Paddon-Jones D, et al. Protein, weight management and satiety. American Journal of Clinical Nutrition. Mayo 2008. 87(5): 1558S-1561S.
  • Pham-Huy L.A, et al. Free radicals, antioxidants in disease and health. International Journal of Biomedical Science. Junio 2008. 4(2): 89-96.
  • Viguiliouk E, et al. Associations between dietary pulses alone or with other legumes and cardiometabolic diseases outcomes: an umbrella review and updated systematic review and meta-analysis of prospective cohort studies. Advances in Nutrition. Noviembre 2019. 10 (Suppl 4): S308-S319.