Descansar: una necesidad básica y vital del cuerpo

Descansar lo suficiente nos ayudará a estar más activos y mejorará nuestro rendimiento. Asimismo, puede ser beneficioso para evitar el mal humor y la irritabilidad.
Descansar: una necesidad básica y vital del cuerpo

Escrito por Elena Martínez Blasco, 21 marzo, 2018

Última actualización: 30 marzo, 2021

El ritmo tan acelerado de la sociedad en la que vivimos hace necesario recordar algunos consejos para mantener una buena salud de nuestro cuerpo. Y es que, ¿en qué lugar dejamos el descansar adecuadamente?

Un correcto descanso influye en todas nuestras actividades diurnas. Y nos aporta múltiples beneficios, tanto físicos como mentales. Ya que pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, es importante conocer algunos datos que nos servirán para descansar mejor.

¿Por qué descansar es vital para nuestro cuerpo?

Descubre algunas las pautas para un buen descanso y lo importante que es para nuestro organismo:

Para regenerar nuestros órganos

Descansos cortos y frecuentes

Durante las horas de sueño, el cuerpo se autorrepara a nivel energético. Las diferentes fases del sueño hacen que, como si de una pila se tratase, el cuerpo recargue toda la energía vital que necesitan los órganos para funcionar. En especial durante las horas de la noche, se regeneran las células de nuestro cuerpo.

Así lo confirman investigaciones como la publicada en 2018 en la revista Life Sciences. En concreto, en esta investigación se pone de manifiesto que se cree que los cambios fisiológicos durante el sueño promueven un microambiente adecuado para que las células madre proliferen, migren y se diferencien. Estos efectos están mediados directamente por genes del reloj circadiano o indirectamente a través de hormonas y citocinas.

El descanso para equilibrar la mente

Tener, en cierta medida, un horario predeterminado con suficientes horas dedicadas a descansar aporta estabilidad y lucidez de pensamiento a nuestra mente.

Ayuda a mantener un equilibrio en nuestros pensamientos y a no sobrecargar con tantas preocupaciones nuestro centro intelectual. Asimismo, mejora el estado de ánimo y la actitud positiva con la que empezamos el día.

Para aumentar nuestro rendimiento

Nuestro rendimiento cognitivo depende en gran medida de las horas y de la calidad del descanso. Los niveles de atención y concentración aumentan en gran medida cuando hemos repuesto las energías. Así lo confirman estudios como el publicado en la revista Neuropsychiatric Disease and Treatment en 2007. En concreto, en esta investigación se pone de manifiesto que tanto la falta de sueño total como parcial inducen cambios adversos en el rendimiento cognitivo.

En primer lugar, la falta de sueño total afecta la atención y la memoria de trabajo, pero también afecta a otras funciones, como la memoria a largo plazo y la toma de decisiones. También se encontró que la falta de sueño parcial influye en la atención, especialmente en la vigilancia. Por eso, aunque parezca contradictorio, la mejor manera de rendir al máximo es descansar el tiempo necesario.

Descansar para mejorar nuestras relaciones

No le gustan tus amigos y familia, por lo que te aleja de ellos

Las personas que no descansan bien o lo suficiente suelen sufrir alteraciones en su sistema nervioso. Las alteraciones más frecuentes suelen ser algunas como la ansiedad o la irritabilidad. Estos rasgos dificultan, en gran medida, sus relaciones personales.

De hecho, investigadores de la Universidad de Pensilvania lo avalan. Según una investigación publicada en 2006 por un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de esta universidad, la falta de sueño podría estar relacionada con los síntomas depresivos, así como con una falta de empatía por parte de quienes la sufren. Esto podría influir en las relaciones personales.  Por lo tanto, descansar es imprescindible para mejorar nuestras relaciones.

Pautas para descansar adecuadamente

Hay factores que intervienen de forma directa en la calidad de las horas de sueño. Por ello, no debemos infravalorar algunos de estos consejos que, a primera vista, pueden parecer básicos y obvios. Existen pautas para un buen descanso que, incluso, pueden ayudar a mejorar problemas de insomnio.

Orden y limpieza

Mantener un espacio ordenado y limpio es fundamental. La sensación de limpieza aporta calma y tranquilidad.

Una habitación donde se mantenga un cierto orden y equilibrio visual nos transmite bienestar y sensación de paz.

  • Evitaremos la dejadez de acumular ropa u objetos en el dormitorio.
  • Trataremos de recrear un ambiente sencillo, con pocos estímulos visuales.
  • Decoraremos el dormitorio con cierta armonía y usaremos siempre colores suaves y relajantes.
  • No está de más usar aromatizadores o barritas de incienso que recreen y perfumen un ambiente sereno y propicio para el descanso.
  • Una buena ventilación también es imprescindible.

Silencio a la hora de descansar

guardar silencio

El silencio es un factor tan importante y valorado que, incluso, los precios de las viviendas dependen, en parte, de él.

En la medida de lo posible, es aconsejable que la habitación donde vayamos a descansar sea la más silenciosa de la casa. Una zona sin ruidos y con una acústica bien aislada evitará que nos despertemos en mitad de la noche.

Gracias al silencio podremos sacar provecho al máximo de nuestras horas de sueño. Además, conseguiremos que el descanso sea sin interrupciones ni sobresaltos.

Uno de los factores que más estrés causa en las personas es el no poder conciliar el sueño o que se las despierte constantemente con ruidos externos.

Oscuridad

El cuerpo necesita un ambiente oscuro para producir melatonina y conseguir descansar de manera profunda. Procuraremos, por lo tanto, tener cortinas que no sean translúcidas. También podemos utilizar antifaces especiales para dormir si las condiciones de la habitación no son las idóneas.

Ondas electromagnéticas

Tener un televisor o un ordenador en el dormitorio tiene ciertos inconvenientes que debemos sopesar. En especial, por las ondas electromagnéticas que generan.

Además, ver la televisión por la noche hace que aguantemos más horas sin dormir y nos resta tiempo de descanso. Es aconsejable, por lo tanto, limitar su uso.

Otro enemigo del buen descanso es el teléfono móvil. Cada vez tenemos más dependencia de él, hasta el punto de que podemos llegar a interrumpir el sueño para contestar a cualquier mensajes de texto. Lo ideal sería desconectarlo o bien dejarlo en silencio absoluto toda la noche.

Como ves, existen algunas medidas que puedes llevar a cabo para descansar como es debido. Te recomendamos tratar de ponerlas en práctica y dormir lo mejor que puedas día tras día.

Te podría interesar...
La importancia de descansar
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
La importancia de descansar

Todos tenemos trabajo, ocupaciones y preocupaciones en nuestra vida las cuales nos llevan a subestimar la importancia de un buen descanso.



  • Brower, R. G. (2009). Consequences of bed rest. In Critical Care Medicine. https://doi.org/10.1097/CCM.0b013e3181b6e30a
  • Buckner, R. L., & Vincent, J. L. (2007). Unrest at rest: Default activity and spontaneous network correlations. NeuroImage. https://doi.org/10.1016/j.neuroimage.2007.01.010
  • Foster, R. G., & Wulff, K. (2005). The rhythm of rest and excess. Nature Reviews Neuroscience. https://doi.org/10.1038/nrn1670
  • Elkhenany, H., AlOkda, A., El-Badawy, A., & El-Badri, N. (2018). Tissue regeneration: Impact of sleep on stem cell regenerative capacity. Life sciences, 214, 51-61.
  • Irish, L. A., Kline, C. E., Gunn, H. E., Buysse, D. J., & Hall, M. H. (2015). The role of sleep hygiene in promoting public health: A review of empirical evidence. Sleep medicine reviews, 22, 23-36.
  • Ellenbogen, J. M. (2005). Cognitive benefits of sleep and their loss due to sleep deprivation. Neurology, 64(7), E25-E27.
  • Alhola, P., & Polo-Kantola, P. (2007). Sleep deprivation: Impact on cognitive performance. Neuropsychiatric disease and treatment.