¿Qué diferencia existe entre lealtad y fidelidad?

¿Desconoces las diferencias existentes entre lealtad y fidelidad? Pues en este artículo vamos a hablar de ellas y nos gustaría que te posicionases. ¿Eres más leal o más fiel?
¿Qué diferencia existe entre lealtad y fidelidad?

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 13 abril, 2021

Última actualización: 13 abril, 2021

¿Qué es lo que valoramos más de los demás? ¿Qué sean leales o que sean fieles? Conocer la diferencia entre lealtad y fidelidad es importante para que podamos construir relaciones más sanas y claras. Pues estos términos no son del todo iguales.

Lo que queremos dejar claro desde ahora es que no es mejor ni la lealtad ni la fidelidad. Son valores distintos que cada persona como individuo tiene y a los que no se les debe poner la etiqueta de bueno o malo. Por lo tanto, vamos a ver cada concepto por separado. ¿Con cuál te sentirás tú más identificado?

¿Qué es la lealtad?

Para definir con claridad lo que es la lealtad la podemos explicar de la siguiente forma: es el apoyo que una persona profesa a otra en situaciones difíciles manteniendo acuerdos que se han hecho. Una persona leal jamás habla por detrás de otra, no la engaña, no la vende.

Los perros son animales de compañía considerados de los más leales. La razón está en que siempre van a estar ahí. De hecho, su lealtad nunca se quiebra. Aunque venga otra persona que les dé más cariño, ¿con quién vuelven? Con su verdadera familia.

 

No hay que llegar a estos extremos para hablar de lealtad, pero puede ser un buen ejemplo para que sepamos a qué nos estamos refiriendo. Entre las personas es más difícil ser leales porque prima más el “yo” que el “otro”. Ser egoísta impide ser leal y por eso es un valor tan importante.

Concepto de infidelidad.
Aunque el concepto de infidelidad se vincule casi siempre a las relaciones de pareja, las excede.

¿Qué es la fidelidad?

La fidelidad se diferencia de la lealtad en que es un compromiso moral. Se trata de una opción, pues se trata de aceptar un compromiso que se adquiere con conciencia y verdad.

Este no es el caso de la lealtad; no hay un compromiso moral, sino más bien una voluntad para estar ahí incluso cuando la otra persona no lo está mereciendo.

Una persona puede ser leal, pero no fiel. El problema de la fidelidad es que se presuponen cosas que deben hablarse.

Las relaciones de pareja son una muestra de ello. Se presupone que hay exclusividad sexual, pero no todas las personas piensan igual. Por ello, puede haber una fidelidad supuesta que se termine no cumpliendo, ya que hay que aceptar el compromiso y hablar sobre ello.

¿Qué diferencias existen entre lealtad y fidelidad?

Aunque hemos tratado la lealtad y fidelidad de forma separada, todavía pueden surgir varias dudas sobre estos dos conceptos. Por esta razón vamos a aclararlas hablando de diferencias entre ellos.

1. La fidelidad implica promesas; la lealtad, acuerdos

La fidelidad se basa en promesas que pueden cumplirse o no. Las personas cambian de parecer, su forma de ver la vida puede ser diferente tras 10 años.

Por lo tanto, no es algo tan sólido como la lealtad, que se basa en acuerdos. Estos deben ser con uno mismo y con los demás. No fallarse, no utilizar las debilidades de un amigo para beneficio propio. Las promesas se las lleva el viento y los acuerdos no.

2. La lealtad es asentimiento; la fidelidad, sometimiento

Esto hay que tenerlo muy presente al hablar de lealtad y fidelidad. Nadie obliga a nadie a ser leal. De hecho, muchas personas son leales a sus propios principios, los que les permiten perdonar actos dolorosos o estar ahí cuando alguien les ha hecho daño.

Pero la fidelidad es someterse a una promesa y hay que tener claro si se hace de verdad o se promete por complacer al otro.

3. La fidelidad se basa en la confianza; la lealtad en el respeto

Esta es otra diferencia clave entre lealtad y fidelidad. Mientras la fidelidad se basa en la confianza, la lealtad está más centrada en el apoyo, el respeto y la comunicación.

Esta es la base de toda relación que mantiene una persona que es leal. Se trata de una forma de construir relaciones trabajándolas y trabajándose a uno mismo. Con la fidelidad, a veces, no se hace nada de esto.

Lealtad supera las peleas.
La lealtad supera los conflictos, lo que permite que el acuerdo permanezca más allá de las dificultades.

4. La lealtad se basa en una causa; la fidelidad en una persona

Cuando hablamos de ser fiel, de inmediato nos viene a la cabeza una pareja. ¿Verdad que no se le es fiel a un amigo ni a una madre? En estos casos se le es leal y es porque este concepto abarca algo mucho más grande.

La lealtad se basa en una causa. Por ejemplo, nos peleamos con un amigo, pero al ser leales no desvelamos los secretos que nos confió por muy enfadados que estemos.

El autoconocimiento en la lealtad y la fidelidad

Está claro que hay diferencias entre lealtad y fidelidad. ¿Con qué concepto te has sentido más identificado? ¿Eres más leal o más fiel? Saber esto te permitirá reflexionar sobre tus relaciones. Puede ser algo muy interesante para conocerte mejor.

Te podría interesar...
4 formas de superar una infidelidad
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
4 formas de superar una infidelidad

La infidelidad es una situación difícil y muy dolorosa, pero se puede superar aunque el resultado os lleve por senderos distintos.



  • Blandón-Hincapié, A. I., & López-Serna, L. M. (2016). Comprensiones sobre pareja en la actualidad: jóvenes en busca de estabilidad. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud14(1), 505-517.
  • Cid, F. M. (2011). Los cuatro componentes de la relación de pareja. Revista electrónica de psicología Iztacala14(1), 321-332.
  • Ruiz, C. S. (2011). Fidelidad y compromiso en la relación de pareja: El trinomio fidelidad, compromiso y monogamia. Norte de salud mental9(40), 57-71.