Diferentes estados de la fruta: características y beneficios

Dependiendo del estado en el que se consuma la fruta, esta generará una serie de efectos u otros en el organismo. Te contamos lo más importante al respecto.
Diferentes estados de la fruta: características y beneficios
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 18 agosto, 2022

Dependiendo de los estados en los que se consuma la fruta, se pueden obtener diferentes beneficios. En general, hablamos de productos muy aconsejables para introducir en la dieta, aunque siempre en cantidades moderadas.

No debemos olvidar que los contextos pueden influir mucho a la hora de establecer la pauta a nivel nutricional. Por ejemplo, en personas con patología metabólica, puede ser preciso priorizar las verduras antes que las frutas.

Los vegetales se consideran muy positivos para el organismo por la presencia de vitaminas y de fitoquímicos en su interior. Estos elementos neutralizan la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos. Gracias a dicho efecto, se reduce el riesgo de desarrollar patologías crónicas.

Beneficios de la fruta verde

La fruta verde se caracteriza por un estado escaso de maduración. No resulta muy apetecible desde el punto de vista organoléptico, ya que no cuenta con sabor dulce.

De hecho, algunas variedades podrían contener ciertos elementos tóxicos en su interior, hasta el momento en el que completan el proceso de maduración. Por ello hay que tener cuidado a la hora de incluir estos productos en la dieta.

Eso sí, consumir algunos tipos de fruta verde puede ser positivo para la salud. Un ejemplo sería el plátano.

En este caso, existe una mayor concentración de fibra, lo que reduce el pico insulínico posterior y mejora el funcionamiento del tubo digestivo. La fibra consigue incrementar el volumen del bolo fecal, provocando mayor activación de los mecanorreceptores y reduciendo el estreñimiento. Un estudio publicado en la revista BMJ Clinical Evidence lo confirma.

Incluso podría ser positivo que las personas con patología metabólica consumieran la fruta un poco verde. Así se absorberá menor cantidad de fructosa, impactando menos sobre los niveles de azúcar en sangre. Se conseguirá un control más eficiente de la glucemia.

Peras verdes.
Algunas frutas verdes están inmaduras cuando tienen este color. Por lo tanto, poseen más cantidad de fibra.

Propiedades de la fruta madura

La fruta madura es la que más se consume a lo largo del mundo. Cuenta con excelentes características organolépticas y con sabor dulce.

Destaca también por presentar varios tipos de nutrientes, como las vitaminas y los minerales. Hay que hacer especial mención a los fitoquímicos. Estos elementos controlan el potencial de oxidación y han demostrado reducir la incidencia de varios tipos de problemas graves de salud.

De todos modos, es importante hacer especial hincapié en la necesidad de consumir la fruta como tal, evitando aprovechar solo el zumo. Tampoco triturarla en forma de batido parece la mejor opción. En este caso, se destruyen mecánicamente las fibras, lo que alteraría la velocidad de absorción de los azúcares.



Fruta muy madura

Algunas personas suelen consumir la fruta en estados avanzados de maduración. En este caso, el producto presenta en su interior una cantidad de fructosa superior.

Hay que tener cuidado con ello, ya que este azúcar podría influir negativamente sobre el riesgo de desarrollar hígado graso no alcohólico. Un estudio publicado en la revista Nutrients lo evidencia. La incidencia será superior cuando el elemento se ingiera en forma líquida o en cantidades muy elevadas.

No obstante, la fruta muy madura será excelente para los atletas. En este caso, se precisa de un aporte elevado de carbohidratos con la mínima cantidad de fibra para evitar molestias gástricas.

La ingesta de este tipo de alimentos podría ayudar a prevenir la aparición de la fatiga, incrementando el rendimiento en pruebas de resistencia. También cabe la opción de triturarla y formar un puré con ella, para facilitar todavía más la digestión posterior.

Eso sí, en personas sedentarias, consumir fruta muy madura no es lo más recomendable. Sobre todo cuando hablamos de variedades que ya cuentan con bastantes hidratos de carbono en su interior, como puede ser el plátano. Es mejor optar por una pieza que esté en su punto justo de maduración para disfrutar de su sabor, pero asegurar una cantidad superior de fibra.

Zumos de frutas.
Los zumos otorgan menos fibra que la fruta entera, por lo que la absorción de azúcares será mayor al tomar los líquidos.


Los estados de la fruta determinan sus efectos en el organismo

Los diferentes estados de maduración de la fruta pueden alterar su concentración en nutrientes y los efectos posteriores sobre el organismo. Lo más importante en este sentido es adecuar el tipo de producto a las necesidades individuales y al momento de la ingesta. Como norma general, lo más recomendable consiste en elegir fruta de temporada en su punto justo de maduración.

Para terminar, hay que destacar que no solo basta con comer bien para cuidar la salud. Hay que promocionar una serie de buenos hábitos en conjunto.

Te podría interesar...
Frutas ácidas y semiácidas: ¿cuáles son y qué efectos tienen en el estómago?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Frutas ácidas y semiácidas: ¿cuáles son y qué efectos tienen en el estómago?

Las frutas ácidas y semiácidas forman parte de toda dieta. Te explicamos cómo afecta tu salud gástrica y el impacto que tienen.



  • Tabbers, M. M., & Benninga, M. A. (2015). Constipation in children: fibre and probiotics. BMJ clinical evidence2015, 0303.
  • Neha, K., Haider, M. R., Pathak, A., & Yar, M. S. (2019). Medicinal prospects of antioxidants: A review. European journal of medicinal chemistry178, 687–704. https://doi.org/10.1016/j.ejmech.2019.06.010
  • Ter Horst, K. W., & Serlie, M. J. (2017). Fructose Consumption, Lipogenesis, and Non-Alcoholic Fatty Liver Disease. Nutrients9(9), 981. https://doi.org/10.3390/nu9090981