Durian: ¿qué beneficios tiene comer la fruta más apestosa del mundo?

04 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Mucha gente es reacia a consumir el durian por el mal olor que desprende. Sin embargo, se trata de una fruta con sabor dulce y con propiedades nutricionales beneficiosas.

El durian es una fruta que destaca por su mal olor. A pesar de que su sabor agradaba a muchos, desprende un hedor que impide que un amplio número de personas la prueben. Incluso está prohibida en ciertos países. De todos modos, esto no quita que se consuma de forma habitual en algunos territorios, como Singapur.

Como muchos otros vegetales, el durian cuenta con una serie de propiedades nutricionales que pueden generar beneficios saludables. Por este motivo, su presencia en la dieta puede estar recomendado. No obstante, se trata de un alimento exótico difícil de conseguir en territorios occidentales.

Propiedades nutricionales del durian

Dentro de las propiedades nutricionales del durian, lo primero que llama la atención es su elevado contenido en carbohidratos, ya que cuenta con 27 gramos por cada 100 gramos de alimento.

Sin embargo, su concentración de proteínas es escasa y tienen un bajo valor biológico. Por otra parte, posee en su composición 5 gramos de grasa por cada 100 de fruta.

Desde el punto de vista de los micronutrientes hay que destacar la vitamina C. En paralelo, se pueden encontrar algunas otras vitaminas del grupo B, aunque no en cantidades demasiado altas. También contiene sodio y potasio como minerales más representativos.

¿Qué beneficios para la salud tiene el durian?

A continuación te vamos a comentar los principales beneficios del durian para la salud y la posición de la ciencia al respecto.

Durian tiene beneficios para la salud.
El durian contiene potasio y ácidos grasos omega 3, por lo que contribuye a regular la presión arterial.

Ayudaría a controlar la presión sanguínea

Como ya hemos comentado, el durian cuenta con una concentración significativa de potasio. Dicho mineral es capaz de modular la presión sanguínea, ejerciendo un efecto contrario al del sodio.

Así lo evidencia un estudio publicado en la revista International Journal of Cardiology. De este modo, el consumo regular de la fruta podría resultar positivo de cara a proteger la salud cardiovascular. Recordemos que la hipertensión es un factor de riesgo para eventos mayores, como el infarto de miocardio o el accidente cerebrovascular.

Para saber más: 6 alimentos con más potasio que las bananas

Controlaría la inflamación

Dentro de los lípidos que contiene el durian cabe destacar la presencia de ácidos grasos de la serie omega 3. Este tipo de grasas saturadas han demostrado modular los niveles de inflamación en el organismo, lo que repercute de manera positiva sobre el estado de salud general.

Hay que tener en cuenta que la inflamación es un mecanismo subyacente a muchas patologías complejas. De este modo, conseguir equilibrarlo y cortar las cascadas que se retroalimentan entre las células resulta un punto a favor a la hora de reducir la incidencia de enfermedades crónicas y degenerativas.

También te puede interesar: El ayuno intermitente ayuda a reducir la inflamación

Reduciría los niveles de estrés

A pesar de que el durian no destaca por la presencia de proteínas en su interior, sí que cuenta con un aminoácido importante: el triptófano. Existe evidencia conforme una ingesta adecuada de dicho nutriente contribuye a modular los niveles de estrés, de forma que se promociona un mejor descanso y sueño nocturno.

De hecho, el aminoácido se combina de forma habitual con la melatonina en suplementos para ayudar a corregir trastornos del sueño. Se pueden adquirir en el mercado y, en algunos países, son comprimidos de venta libre.

¿Cómo se puede preparar e incluir en la dieta?

La parte comestible del durian es la pulpa. En general se consume fresca, ya que se trata de un alimento muy perecedero que se estropea fácil. De hecho, se recomienda que se coma durante la semana siguiente a la caída del árbol.

También es posible encontrar recetas de cocina orientales que utilizan el durian como ingrediente principal. Es habitual que se hierva la pulpa de la fruta junto con una dosis de azúcar o de coco para elaborar un producto pastoso con un sabor dulce. De este modo, podría ser posible la conservación del alimento en almíbar.

¿Cómo sabe el durian?

A pesar de su olor poco agradable, el durian cuenta con un sabor dulce y suave, por lo que la gente que lo prueba lo acepta de manera gustosa. Tiene una serie de matices afrutados, pero se encuentra entre las frutas tropicales más sabrosas y apreciadas.

¿Por qué es tan apestosa?

El motivo del mal olor del durian es la presencia de compuestos químicos. La mezcla de estos elementos volátiles genera un hedor desagradable que lleva a que mucha gente sea reacia al consumo, aunque pueda ser beneficiosa para la salud.

Es tan malo su olor, que incluso en ciertos países está prohibida su venta en los mercados, para no contaminar así el resto de los alimentos que se ofertan.

Durian debe consumirse rápido.
Es necesario consumir rápidamente el durian, ya que se puede estropear con facilidad.

Posibles riesgos de su consumo

Cabe destacar que el durian es una fruta que podría interaccionar con el alcohol, con algunos antibióticos o con otro tipo de fármacos. Tampoco se recomienda su ingesta si se está bajo tratamiento con medicamentos que regulen la presión arterial. En el caso de hallarse en una pauta farmacológica, es esencial consultar con el especialista antes de introducir el producto en la dieta.

Durian: una fruta maloliente, pero deliciosa

A pesar de lo que pueda parecer en un primer momento, dado el hedor que desprende, el durian es una fruta que destaca por su excelente sabor. Su consumo conlleva una serie de beneficios para el organismo, dados los nutrientes que alberga en su interior. Si tienes acceso a ella, te recomendamos que la pruebes.

  • Filippini T, Violi F, D'Amico R, Vinceti M. The effect of potassium supplementation on blood pressure in hypertensive subjects: A systematic review and meta-analysis. Int J Cardiol. 2017 Mar 1;230:127-135
  • Ishihara T, Yoshida M, Arita M. Omega-3 fatty acid-derived mediators that control inflammation and tissue homeostasis. Int Immunol. 2019 Aug 23;31(9):559-567.
  • Martínez-Rodríguez A, Rubio-Arias JÁ, Ramos-Campo DJ, Reche-García C, Leyva-Vela B, Nadal-Nicolás Y. Psychological and Sleep Effects of Tryptophan and Magnesium-Enriched Mediterranean Diet in Women with Fibromyalgia. Int J Environ Res Public Health. 2020 Mar 26;17(7):2227