¿Puedo hacer ejercicio antes y después de vacunarme?

Una serie de investigaciones plantearon hipótesis diversas sobre el efecto del ejercicio en la producción de anticuerpos tras una vacunación. Descubre qué es lo recomendable y seguro.
¿Puedo hacer ejercicio antes y después de vacunarme?
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 08 julio, 2021.

Última actualización: 08 julio, 2021

Siempre que hay una campaña de vacunación o que nos corresponde colocarnos la inmunización de calendario oficial, surge la pregunta sobre si puedo hacer ejercicio antes o después de vacunarme. ¿Esto afecta la respuesta del sistema inmunitario?

Por fortuna, la ciencia se ha dedicado a estudiar esta situación. Lo ha hecho sobre todo con la vacuna contra la gripe, que es de colocación anual y tiene una amplia distribución mundial. Pero también se analizaron los efectos del ejercicio intenso agudo en las inmediaciones del momento de colocación de las dosis y la capacidad de generación de anticuerpos en personas con práctica continua.

Sobre la posibilidad de hacer ejercicio antes o después de vacunarme, seguramente constituya una pregunta que los profesionales de la salud responderán con cautela. En un centro de inmunización es probable que enfermeros y médicos sugieran reposo, como precaución. De todas maneras, las investigaciones no apuntan siempre en el mismo sentido.

Los múltiples factores que influyen en la respuesta inmunitaria

La respuesta inmunitaria es multifactorial. Así lo confirman investigaciones que analizaron la influencia de la edad, las comorbilidades, el sexo, los factores perinatales, los hábitos tóxicos y hasta la práctica de actividad física. Esto quiere decir que, aunque se pretenda definir la producción de anticuerpos con base en el deporte que se practica antes o después de una vacunación, lo cierto es que no es lo mismo en un joven que en un anciano, ni en un hombre que en una mujer, ni en Sudamérica u Oceanía.

Cuando se coloca una inmunización, lo que se busca es que el cuerpo genere defensas sin exponerse a la forma activa o agresiva de la patología. Para eso se pueden usar microorganismos atenuados, partes que funcionen como antígenos, virus inactivados o productos fabricados con tecnología ARN.

En cualquier caso, la idea es emular una infección, de manera leve y controlada, para que el sistema inmunitario produzca anticuerpos que estén disponibles en el futuro. Si bien se trata de variantes sin virulencia, las vacunas no son ajenas a la multifactorialidad del proceso salud-enfermedad de los humanos.

El deporte será una circunstancia más dentro de todas las que confluyen en este caso. Entonces, ¿puedo hacer ejercicio antes o después de vacunarme? Antes de responder forma rotunda, analicemos lo que pasa con la gripe.

Vacuna intramuscular.
Las vacunas estimulan al sistema inmunitario de forma segura, generando la producción de anticuerpos mediante sustancias atenuadas.


El ejercicio físico y la vacunación antigripal

La vacuna que más se estudió respecto al efecto del ejercicio sobre su capacidad de generar respuesta inmunitaria fue la antigripal. Esta es una inmunización que cambia todos los años, de acuerdo a las cepas circulantes de la patología.

Tiene indicación precisa para personal de salud y fuerzas de seguridad, para docentes en algunos países, en personas con comorbilidades que aumenten el riesgo de morir por influenza y mayores de 65 años. El refuerzo es anual y la mayoría de los Estados tienen campañas nacionales para promover su aplicación y hasta exigirla obligatoriamente en el caso de ciertos empleos (como los médicos, por ejemplo).

Las primeras conclusiones sobre ejercicio físico y vacuna antigripal son positivas para recomendar la actividad. La cantidad de anticuerpos producidos es mayor en aquellas personas que concretan actividad antes de vacunarse. Sobre todo hay efecto notorio en las mujeres.

Esto se traslada a quien consideramos una persona deportista. Es decir, más allá de la posibilidad de fabricar más anticuerpos con un ejercicio previo a la vacunación, también se sabe que los que son atletas tienen más posibilidades de incrementar su respuesta inmunitaria. Esto tiene aplicación en mayores de 60 años, lo que son buenas noticias para un grupo de particular riesgo.

Finalmente, y no menos importante, también existen datos sobre la incidencia de efectos adversos a la vacuna antigripal entre los deportistas. Quienes practicaron deporte antes de la colocación de la inmunización refirieron menos hinchazón en el sitio de punción y tuvieron menos fiebre, según informó un estudio publicado en la revista Vaccine.



¿Es seguro hacer ejercicio antes o después de vacunarme?

Con los datos disponibles y agregando una cuota de precaución, debemos decir que el ejercicio antes o después de vacunarse es posible y no tiene contraindicaciones, siempre que se considere una actividad habitual. Esto significa que no podemos iniciar una rutina vigorosa que no hemos realizado antes, por ejemplo.

Tampoco es lógico forzar el cuerpo más allá de sus capacidades si tras la vacunación estamos cansados o tenemos algún efecto adverso esperable. Estos serían la fiebre, los dolores musculares o la fatiga.

Los estudios científicos plantean que la respuesta inmunitaria será mayor en personas con prácticas deportivas circundantes al momento de la inmunización y en aquellos que son atletas más persistentes. De todas maneras, no hay claridad sobre cuánto ejercicio es el recomendable para esta potenciación de los anticuerpos ni cuál es el límite.

Entonces, diremos que es seguro ejercitarse antes o después de una vacuna si nos movemos dentro de nuestro rango habitual. A la par, conviene identificar posibles síntomas secundarios que nos estén debilitando en las primeras 24 horas de la aplicación, de manera que no nos excedamos con la vigorosidad.

Cansancio tras la vacunación.
Si estamos muy cansados y fatigados tras una vacunación, lo ideal será posponer el ejercicio físico.

Siempre debe primar la precaución

Es fundamental dar prioridad a la precaución antes de tomar decisiones sobre la salud. Si te lo preguntas con dudas rotundas: ¿puedo hacer ejercicio antes o después de vacunarme?, entonces desiste. Posterga la actividad 48 horas y retomas luego.

Las investigaciones no contraindican ni desaconsejan el deporte en esta circunstancia. Consulta con tu médico o con los encargados de enfermería que te administran el vial para definir qué hacer.

Te podría interesar...
Semana Mundial de la Inmunización: ¿con qué fin se celebra?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Semana Mundial de la Inmunización: ¿con qué fin se celebra?

Conoce todo sobre la Semana Mundial de la Inmunización, los tipos de vacunas existentes y cómo apoyar en la erradicación de las enfermedades.



  • Edwards, Kate M., et al. "Acute stress exposure prior to influenza vaccination enhances antibody response in women." Brain, behavior, and immunity 20.2 (2006): 159-168.
  • Zimmermann, Petra, and Nigel Curtis. "Factors that influence the immune response to vaccination." Clinical microbiology reviews 32.2 (2019): e00084-18.
  • Kohut, Marian L., et al. "Exercise and psychosocial factors modulate immunity to influenza vaccine in elderly individuals." The Journals of Gerontology Series A: Biological Sciences and Medical Sciences 57.9 (2002): M557-M562.
  • Lee, V. Y., et al. "The effect of exercise on local and systemic adverse reactions after vaccinations–Outcomes of two randomized controlled trials." Vaccine 36.46 (2018): 6995-7002.
  • Pascoe, April R., Maria A. Fiatarone Singh, and Kate M. Edwards. "The effects of exercise on vaccination responses: a review of chronic and acute exercise interventions in humans." Brain, Behavior, and Immunity 39 (2014): 33-41.