14 ejercicios para personas con movilidad limitada

El ejercicio trae muchos beneficios, incluso para las personas con movilidad limitada. Sigue leyendo y conoce algunas rutinas que todos pueden realizar.
14 ejercicios para personas con movilidad limitada
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 26 enero, 2023

La práctica de algunos ejercicios resulta beneficiosa para las personas con movilidad limitada. Si bien se tiene la falsa creencia de que esta condición impide hacer actividad física, lo cierto es que hay varios deportes y rutinas de entrenamiento que pueden implementarse sin inconveniente. 

Y es que como lo expone un estudio divulgado en Journal of Aging Research , es conveniente promover estilos de vida activos entre esta población como estrategia preventiva y de control para mejorar la movilidad. ¿Cuáles son los ejercicios recomendados? En el siguiente espacio los compartimos en detalle.

Importancia del ejercicio en personas con movilidad limitada

El hecho de que haya una reducción en la capacidad de desplazarse de manera autónoma no significa —necesariamente— un problema de salud. Sin embargo, puede producirse un deterioro de la condición física o mental por la falta de ejercicio. 

En algunos estudios se menciona el hecho de que las personas con movilidad limitada pueden comenzar a desarrollar estrés, ansiedad y angustia en lo que respecta a su situación.

La obesidad y los problemas cardiovasculares están también asociados con un estilo de vida sedentario. No obstante, el ejercicio es la mejor herramienta para combatir y evitar tales consecuencias.

Por todo lo antes mencionado, es recomendable mantenerse en buena condición física, para mejorar la salud y el bienestar general. Es decir, no hay que quedarse quietos, sino llevar una vida activa.

Así lo explican los expertos de los Centros para el Control y Diagnóstico de Enfermedades, quienes alertan que menos de la mitad de los adultos con discapacidad motora (en Estados Unidos) realizan actividades aeróbicas.



Beneficios del ejercicio para las personas con movilidad limitada

Los beneficios del ejercicio están comprobados, incluso para las personas que presenten alguna condición o impedimento que afecte su capacidad para desplazarse. Veamos en detalle sus efectos más destacados.

Desarrollo y aprendizaje

En los niños con movilidad limitada, hacer ejercicio potencia su desarrollo y aprendizaje, tanto desde el punto de vista cognitivo como de motricidad y propiocepción.

Y es que las actividades físicas también implican concentración y esfuerzo intelectual, así como memorización, para comprender y recordar lo que hay que hacer. Además, el ejercicio demanda constancia, paciencia y autocontrol. Se trata de una estrategia de salud pública que ha sido aplicada en varias regiones, según estudios.

Estado de ánimo y sociabilidad

La movilidad limitada y el deporte
A pesar de que pueda verse la movilidad reducida como una incapacidad grande para hacer ejercicio, es cuestión de buscar alternativas saludables.

Con el ejercicio se liberan endorfinas, serotonina y otras hormonas que se activan para mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés y la depresión, según revelan estudios. También posibilita interactuar con otros y dejar a un lado el encierro y las preocupaciones. Estos efectos se podrían potenciar cuando se realiza al aire libre. 

Autoestima y autonomía

Según algunos estudios, el hecho de padecer alguna discapacidad puede vulnerar la salud mental. Por ello, las personas con movilidad reducida (por ejemplo) tienden a “desarrollar estrategias de afrontamiento” para superar las adversidades.

Al sentir que pueden realizar alguna actividad física, cambia la percepción de las propias capacidades. De este modo, su autoestima se eleva y aprenden a superar las limitaciones. De paso, esto les permite asumir con mayor autonomía la realización de diversas tareas y reducir la sensación de dependencia.

Estructura y proyecto de vida

Tener una rutina de ejercicios provee de cierta estructura, en el sentido de organizar el tiempo. Tanto a mediano como a largo plazo es posible plantear metas que son determinantes en cuanto al sentido de la autosuperación.

Descanso

Entre los diversos beneficios del ejercicio habitual, también cabe mencionar el hecho de que ayuda a la relajación y a mejorar la calidad del sueño.

14 rutinas de ejercicio para personas con movilidad limitada

Existen varias clases de rutinas para personas con movilidad limitada. Sea cual sea el caso, se deben incorporar en las mismas ejercicios de calentamiento, de estiramiento y flexibilidad, cardiovasculares y de fuerza.

1. Estiramiento de brazos

Se puede hacer colocando el brazo encima de la cabeza, doblando el codo y dejando caer la mano hacia abajo, detrás del cuello. Con la mano libre se empuja un poco el codo hacia atrás. Luego se repite, cambiando de brazo.

Otro ejercicio consiste en levantar el brazo derecho, apuntando la mano hacia el frente, pero un poco en diagonal. El otro brazo se mete por debajo, llevando la mano izquierda hacia el hombro derecho. Se empuja con el izquierdo un poco hacia arriba.

2. Lanzamiento de balón medicinal

Hay que tomar el balón medicinal y levantarlo por encima de la cabeza. Luego, se gira hacia la derecha —apretando el abdomen— y se lanza hacia abajo. Se repite, pero girando hacia el otro lado.

3. Banda de resistencia

Es posible hacer varios ejercicios con las bandas elásticas:

  • Trabajar los dorsales (espalda). Halando la cinta hacia el cuerpo, con un brazo primero y otro después.
  • Ejercitar los pectorales. Halando con ambos brazos al mismo tiempo y abriendo bastante.
  • Trabajar los bíceps. Agarrando con la palma hacia arriba y flexionando el codo.
  • Ejercitar los tríceps. De espalda a la pared, halando la cinta por encima de la cabeza.

4. Flexiones de pared

Hay que colocarse frente a un muro, a una distancia que sea equivalente al largo del brazo extendido. Desde allí, se apoyan las palmas sobre la pared —a la altura del hombro— y se deja caer el cuerpo hacia delante, flexionando los codos y volviendo a la posición inicial.

5. Flexiones regulares

Se inicia acostado boca abajo, en una colchoneta en el suelo; las palmas a un lado de los hombros. Se levanta el torso, empujando con fuerza. Es ideal para brazos, hombros, trapecio y zona lumbar.

6. “Press” de hombros

Se colocan las mancuernas a los lados de los hombros —los codos flexionados— y se impulsan las pesas hacia arriba, por encima de la cabeza.

7. Elevación frontal

Este también es un ejercicio para hombros. Se comienza con las mancuernas a los lados del cuerpo, impulsándolas hacia delante, hasta que quedan a la altura de la cara. Hay dos formas de agarre; palmas hacia abajo o palmas hacia adentro.

8. Levantamientos

En una silla con brazos o en el apoyabrazos de la silla de ruedas, hay que agarrar fuerte y tratar de levantarse, como en las paralelas. Este es un ejercicio de fuerza y es recomendable hacerlo cuando exista un avance y buena condición física. No hay que olvidar el freno de la silla.

9. Superman

Se llama así porque recuerda la forma de volar del hombre de acero. Es efectivo para la zona lumbar, pero no se recomienda cuando hay lesiones o dolor en la espalda.

Comienza acostado boca abajo. Se estiran las manos hacia delante y se levanta el torso, despegando cara, pecho y hombros del piso.

10. Abdominales

Acostado, boca arriba, en una colchoneta; con los brazos cruzados sobre el pecho, mano izquierda en hombro derecho. Se despega la cabeza, el cuello y los hombros del piso. Se realizan varias repeticiones.

Otra opción en la misma posición consiste en doblar, alternadamente, el cuerpo hacia un lado y hacia el otro, acercando la mano a la rodilla. Así se trabajan los abdominales laterales.

11. Levantamiento de rodillas

Si hay movilidad en las piernas, hay que sentarse en una silla, levantar la rodilla lo más que se pueda, acercándola al pecho; se sostiene la posición por unos segundos y se cambia de pierna. En los casos en los que no hay movilidad, se colocan las manos debajo de las rodillas (corva) y se ayuda a levantar.

12. Estiramiento de pies

Se flexionan los pies, apuntando con los dedos hacia la pantorrilla. Si no hay movilidad, hay que inclinarse, tomar la punta del pie y halar con fuerza, pero sin brusquedad. Este ejercicio permite fortalecer la musculatura de la zona y activar la circulación.

13.  Boxeo

Es posible acudir a un gimnasio o colocar un saco de arena en casa, en un espacio abierto. Conviene ubicarse a una distancia que obligue a estirar los brazos. Luego, se alternan series de golpes fuertes y lentos con golpes rápidos. Hay que usar ambas manos. Como curiosidad, esta es una disciplina que todavía no se encuentra disponible en los Juegos Paralímpicos debido a su complejidad técnica.



14. Natación y aeróbicos acuáticos

La natación en personas con movilidad limitada
Con las precauciones necesarias es posible realizar deportes acuáticos adaptados a la situación personal.

Según las investigaciones, la participación en deportes dentro del agua (natación, waterpolo) es un excelente instrumento para mejorar la calidad de vida, así como la inclusión social de las personas con problemas o limitaciones para el desplazamiento.

Por otra parte, los aeróbicos acuáticos también se han convertido en una alternativa popular. En el agua se le facilita a la persona con movilidad limitada mantener el equilibrio al realizar actividad cardiovascular.

Consejos para empezar a realizar estos ejercicios

Es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones, para evitar lesiones, dolores, incluso frustración y abandono.

Ejercicios adaptados

Hay diversos grados de limitación en la movilidad. Así, es posible hacer algunas actividades, adaptadas a la capacidad de cada uno. Por ejemplo, aun cuando no es posible jugar baloncesto, hay ejercicios que los pacientes con osteoartritis de rodilla pueden realizar; caminar, nadar, entre otros.

Aumento gradual

Hacer sobreesfuerzos solo conduce a lesiones. Así pues, conviene empezar suave e ir incrementando tiempo, repeticiones y peso. Esto, de paso, ayuda a mantener la motivación.

Regularidad y descanso

Los principales beneficios de la actividad física provienen de la regularidad, más que de la intensidad al entrenar. No está mal ejercitar a diario, pero también hay que darle al cuerpo descanso.

Rutinas variadas

Es ideal hacer ejercicios variados para que no se vuelva monótono. Se deben incluir dos o tres sesiones semanales de entrenamiento de fuerza y estiramiento para los diversos grupos musculares, así como ejercicios de cardio y hasta yoga.

En relación con esta disciplina, en las investigaciones se ha demostrado que ayuda a reducir los síntomas depresivos, la ansiedad y el temor al dolor en personas con movilidad limitada.

Recomendaciones finales

De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., las personas con movilidad limitada deben realizar 150 minutos semanales de actividad física moderada.

Sea cual sea la condición, hay que evitar la inactividad en la medida de lo posible. Todo esto con el fin de prevenir los problemas de salud relacionados con el sedentarismo.

Ahora bien, antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios, es conveniente hablar con el médico para conocer cuáles son los más recomendables, según la condición.

Por último, siempre es importante ejercitar bajo la supervisión de un entrenador profesional que tenga experiencia trabajando con personas con movilidad limitada.

Te podría interesar...
Cuidados de salud en la tercera edad
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cuidados de salud en la tercera edad

La salud en la tercera edad tiende a ser más frágil, pero con los cuidados del caso se puede mantener una buena calidad de vida.



  • Rosenberg DE, Bombardier CH, Hoffman JM, Belza B. Physical activity among persons aging with mobility disabilities: shaping a research agenda. J Aging Res. 2011;2011:708510. doi: 10.4061/2011/708510. Epub 2011 Jun 26. PMID: 21748010; PMCID: PMC3124953.
  • Musich, S., Wang, S. S., Ruiz, J., Hawkins, K., & Wicker, E. (2018). The impact of mobility limitations on health outcomes among older adults. In Geriatric Nursing (Vol. 39, Issue 2, pp. 162–169). Elsevier BV. https://doi.org/10.1016/j.gerinurse.2017.08.002.
  • Wang Y, Ashokan K. Physical Exercise: An Overview of Benefits From Psychological Level to Genetics and Beyond. Front Physiol. 2021 Aug 12;12:731858. doi: 10.3389/fphys.2021.731858. PMID: 34456756; PMCID: PMC8397487.
  • Macías García, David; González López, Ignacio. «Inclusión social de personas con discapacidad física a través de la natación de alto rendimiento». Apunts. Educación física y deportes, 2012, Vol. 4, n.º 110, pp. 26-35, https://doi.org/10.5672/apunts.2014-0983.es.(2012/4).110.03.
  • Basso JC, Suzuki WA. The Effects of Acute Exercise on Mood, Cognition, Neurophysiology, and Neurochemical Pathways: A Review. Brain Plast. 2017 Mar. 28;2(2):127-152. doi: 10.3233/BPL-160040. PMID: 29765853; PMCID: PMC5928534.
  • Banno M, Harada Y, Taniguchi M, Tobita R, Tsujimoto H, Tsujimoto Y, Kataoka Y, Noda A. Exercise can improve sleep quality: a systematic review and meta-analysis. PeerJ. 2018 Jul 11;6:e5172. doi: 10.7717/peerj.5172. PMID: 30018855; PMCID: PMC604592.
  • Gómez Díaz Magdalena, Jiménez García María. Inteligencia emocional, resiliencia y autoestima en personas con discapacidad física y sin discapacidad. Enferm. glob.  [Internet]. 2018  [citado  2023  Ene  26] ;  17( 50 ): 263-283. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1695-61412018000200263&lng=es.  Epub 14-Dic-2020.  https://dx.doi.org/10.6018/eglobal.17.2.291381.
  • Solo Artes Marciales. Boxeo Paralímpico. Disponible en: https://soloartesmarciales.com/blogs/news/artes-marciales-boxeo-paralimpico.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.