Filicidio: ¿por qué alguien causaría la muerte de su hijo?

Muchos niños mueren a manos de sus padres o madres en un acto conocido como filicidio. Te contamos los principales motivos y factores de riesgo que conducen a este desenlace.
Filicidio: ¿por qué alguien causaría la muerte de su hijo?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 17 agosto, 2022

El asesinato es uno de los actos humanos más impactantes, sea cual sea el modo en que se produzca. Sin embargo, resulta particularmente intrigante y escalofriante pensar en el filicidio.

¿Cómo puede un padre o una madre causar la muerte de su propio hijo?, ¿qué razones hay que puedan llevarles a cometer semejante acción? La realidad es que cada caso es diferente y los motivos son múltiples; afortunadamente, muchos de ellos, prevenibles.

El filicidio ha existido en todas las épocas y las civilizaciones, pasando de estar permitido en la antigüedad grecorromana a estar fuertemente penado en la actualidad. A todos nos cuesta concebir cómo un progenitor puede asfixiar, envenenar o golpear a su hijo hasta terminar con su vida; sin embargo, el filicidio está entre las principales causas de muerte en menores de 14 años. ¿Cuáles son las razones que conducen a este acto?

¿Qué es el filicidio?

Filicidio: ¿por qué alguien causaría la muerte de su hijo?
El filicidio, o asesinato de uno o más hijos, puede ser consecuencia de una enfermedad mental, pero también una acción premeditada.

El filicidio se entiende como el asesinato de uno o varios niños a manos de sus padres, padrastros o figuras paternas. Aunque las definiciones varían, generalmente se considera como tal a toda muerte causada a un hijo menor de 18 años.

El estudio y la comprensión de este fenómeno interesa desde hace décadas y en el ámbito de la psicología se han llevado a cabo diversos estudios para esclarecer todo lo que le rodea. Por ejemplo, se ha encontrado que una gran mayoría de las víctimas son menores de seis años y que el filicidio es cometido en tasas similares por padres y madres.

Por otro lado, se ha visto que el aspecto evolutivo puede jugar un papel en el filicidio. Ante la escasez de recursos, los hijos percibidos como «defectuosos» (por una malformación evidente o un mal comportamiento claro) o aquellos que no han sido concebidos con la mejor pareja reproductiva (por incesto, violación o similar) tienen más probabilidad de ser víctimas de homicidio.

Además, las madres más jóvenes son más propensas a cometer este acto (porque tienen más vida reproductiva por delante) y los niños más pequeños tienen más riesgo de ser víctimas (porque se ha invertido menos en ellos). Sin embargo, estas predicciones de la teoría evolutiva no se mantienen cuando hablamos de madres con enfermedad mental (las cuales pueden cometer filicidio a mayor edad y con niños más mayores).

Clasificación y causas del filicidio

Filicidio: ¿por qué alguien causaría la muerte de su hijo?
En algunos casos, el filicidio se produce como causa de los abusos físicos a un niño.

Ahora bien, aunque los anteriores hallazgos aportan interesantes datos, no dan cuenta de la diversidad de motivos que pueden conducir al filicidio. Estos han sido estudiados y clasificados por varios autores, siendo Phillip Resnick una de las figuras más destacadas al respecto.

Las cinco categorías propuestas por este psiquiatra forense, aunque han sido actualizadas y completadas con propuestas posteriores, son las que pueden explicar las razones del homicidio infantil a manos de los padres:

Filicidio altruista

En este caso, el padre o la madre terminan con la vida del niño porque consideran que es lo mejor para él, que le están evitando un sufrimiento. Esto puede pasar si el niño está enfrentando un evento adverso, si tiene una discapacidad o una enfermedad terminal; pero también puede ocurrir a consecuencia de la ideación suicida del adulto, ya que considera injusto dejar al niño solo en el mundo, si va a terminar con su vida.

Padecimiento mental

En muchas situaciones, el filicidio es consecuencia de una patología mental que sufre el padre o la madre. En las mujeres, el proceso de embarazo, parto y puerperio constituye un momento especialmente vulnerable en el que pueden surgir diversos trastornos. Las alteraciones hormonales, la responsabilidades abrumadoras, el agotamiento y la falta de apoyo pueden ser factores relevantes. Además, trastornos como la depresión o la psicosis postparto pueden conducir al filicidio.



En otros casos, el adulto termina con la vida de su hijo a causa de una psicosis que le lleva a esgrimir razones fuera de toda lógica y sin contacto con la realidad. El abuso de drogas y alcohol también puede influir negativamente.

Infante no deseado

Este tipo de filicidio se produce ante embarazos no deseados, cuando el niño supone un obstáculo para los padres o cuando estos pueden obtener algún tipo de ganancia al terminar con la vida de su hijo (ya sea económica, de libertad o de cualquier otra índole).



Filicidio accidental

En ocasiones, la muerte del niño se produce de forma accidental, ya sea a raíz de abusos perpetrados sin intención de matarle o por pura negligencia. El abuso físico o sexual puede derivar, sin desearlo, en la muerte del menor. Del mismo modo, una agresión entre los progenitores puede acabar con la vida de los niños, si estos están presentes y reciben el golpe accidentalmente.

Venganza contra el cónyuge

Por último, en algunos casos padres y madres deciden terminar con la vida de sus hijos como una forma de vengarse o dañar a su pareja. En reacción a una infidelidad, un abandono o cualquier ofensa cometida por el cónyuge, el adulto asesina a los hijos como una forma de castigo.

Prevenir el filicidio

No siempre es posible prevenir o evitar el homicidio infantil a manos de los progenitores; sin embargo, pueden tomarse algunas medidas atendiendo a las poblaciones en riesgo. Mujeres que son madres recientes, embarazos no deseados, progenitores con bajos recursos y poco apoyo pueden necesitar una mayor supervisión e intervención preventiva.

Del mismo modo, ocurre con aquellos padres y madres con antecedentes problemas de salud mental. Los profesionales de salud y el entorno han de estar alerta para ofrecer información y apoyo e intervenir ante cualquier indicio que se presente.

Te podría interesar...
Día contra el maltrato infantil: proteger a los niños es responsabilidad de todos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Día contra el maltrato infantil: proteger a los niños es responsabilidad de todos

El 25 de abril se celebra en todo e mundo el día contra el maltrato infantil: porque proteger a los niños es responsabilidad de todos.



  • Hopwood, J. S. (1927). Child murder and insanity. Journal of Mental Science73(300), 95-108.
  • Mariano, T. Y., Chan, H. C., & Myers, W. C. (2014). Toward a more holistic understanding of filicide: A multidisciplinary analysis of 32 years of US arrest data. Forensic science international236, 46-53.
  • Stone, M. H., Steinmeyer, E., Dreher, J., & Krischer, M. (2005). Infanticide in female forensic patients: The view from the evolutionary standpoint. Journal of Psychiatric Practice®11(1), 35-45.
  • West, S. G. (2007). An overview of filicide. Psychiatry (Edgmont)4(2), 48.