Conoce los 13 filósofos más importantes de España

A lo largo de la historia, diversos pensadores españoles han creado reflexiones interesantes sobre el mundo, el ser humano y la realidad. Te mostramos una lista de los más destacados.
Conoce los 13 filósofos más importantes de España
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa y psicóloga Maria Alejandra Morgado Cusati.

Última actualización: 29 julio, 2022

Desde la antigüedad hasta nuestros días, han existido diversos filósofos españoles que, con sus reflexiones sobre el mundo, la existencia y el hombre, han dejado una huella invaluable en la historia del pensamiento. Es por ello que, en el presente artículo, rendiremos honor a estos pensadores, exponiendo una lista de los filósofos más importantes de España y sus aportes.

Aunque existe una gran cantidad de filósofos españoles que han tenido mucha influencia sobre el pensamiento en general, hemos escogido aquellos cuyas reflexiones destacan por su profundidad y complejidad. Veamos quiénes son.

1. Séneca (4 a. C. – 65 d. C.)

Lucio Anneo Séneca, nacido en Córdoba (Hispania), fue uno de los máximos representantes del estoicismo y de los pensadores antiguos más famosos. Su filosofía proponía el dominio de las pasiones a través de la razón y la virtud.

Defendía que la verdadera felicidad se obtiene en la sencillez, dejando a un lado los bienes materiales. Su versión del estoicismo se conoció como senequismo y se caracterizó por su llamado a respetar la libertad humana, evitar el vicio y la venganza, y ser amable con los demás.

2. Averroes (1126 – 1198)

Ibn Rushd, más conocido como Averroes, fue un filósofo andaluz con ascendencia árabe. Además de elaborar una enciclopedia médica, escribió comentarios sobre la obra de Aristóteles. De allí que fue conocido como “el Comentador”.

Asimismo, en su obra Refutación de la refutación, defiende la relación entre la filosofía y la fe, afirmando que ambas no son opuestas ni están separadas. Al contrario, son vías que permiten llegar a la única verdad.



3. Ramon Llull (1232 – 1316)

Fue un filósofo, poeta, místico, teólogo y misionero de origen mallorquín, quien escribió más de 250 obras en catalán, latín y árabe. Asimismo, se le conoce por su intento de convertir a los musulmanes al cristianismo a través de una serie de pasos lógicos y razonados.

De hecho, intentó construir una especie de máquina (bautizada por el autor como Ars generalis ultima o Ars magna) que, utilizando la lógica, sería capaz de conducirnos a la verdad espiritual.

Asimismo, es considerado uno de los primeros escritores en usar una lengua neolatina (el catalán) para expresar conocimientos filosóficos, científicos y técnicos. Además de textos novelísticos.

Ramón Llul.
Ramón Llull pretendía la conversión de los musulmanes al cristianismo a través del razonamiento lógico.

4. Juan Luis Vives (teólogo) (1493 – 1540)

Otro de los filósofos más importantes de España fue el humanista, filósofo y pedagogo valenciano Juan Luis Vives, quien se caracterizó por sus críticas a la autoridad, su reforma de la educación europea y su preocupación por los más necesitados.

Asimismo, fue un precursor de las ciencias, en tanto que apoyó la observación, la experiencia y el espíritu crítico como método de conocimiento. Sin mencionar sus reflexiones sobre el alma, las emociones y el aprendizaje, las cuales le hicieron acreedor del título de “padre de la psicología moderna”.

5. Baltasar Gracián (1601 – 1658)

Fue un jesuita y escritor español del Siglo de Oro que cultivó la prosa didáctica y filosófica. Entre sus obras destaca El criticón, una de las novelas más importantes de la literatura española, comparable por su calidad al Quijote o La Celestina.

Su pensamiento pesimista, correspondiente al periodo barroco, expresa la consciencia de una España en decadencia y asume al mundo como un espacio engañoso y hostil, en el que la verdad y la virtud se ven opacadas por la apariencia.

Influyó en autores posteriores, como Schopenhauer y Nietzsche. Es considerado el precursor del existencialismo y la posmodernidad.

6. Julián Sanz del Río (1814 – 1869)

Fue un filósofo, jurista y pedagogo nacido en la provincia de Soria. Introdujo el krausismo en España, una corriente filosófica panteísta que considera que Dios contiene al mismo universo (no es el universo ni está fuera de él).

Por su parte, propuso el liberalismo como la mejor vía para regenerar a España. Pero a este movimiento le añadió un aspecto espiritual que antes no poseía.

A nivel pedagógico, defendió la educación laica y propuso situar al alumno en contacto directo con la naturaleza y con cualquier objeto de conocimiento (experimentación).

7. Francisco Giner de los Ríos (1839 – 1915)

Alumno de Julián Sanz del Río, este pedagogo, filósofo y ensayista nacido en Ronda (Málaga) siguió los pasos de su maestro, extendiendo las ideas krausistas en España. Asimismo, fundó la Institución libre de enseñanza (ILE), una fundación privada que pretendía la regeneración pedagógica.

Este pensador defendía que la educación no debía ser impuesta por un colectivo grande, sino que la debían adquirir los individuos por su cuenta. Abogó por un método de enseñanza intuitivo, el cual suponía una gran cercanía entre maestro y alumno, la eliminación de las evaluaciones y la realización de excursiones y visitas.

8. Miguel de Unamuno (1864 – 1936)

Nacido en Bilbao, fue un escritor y filósofo perteneciente a la generación del 98, quien cultivó gran variedad de géneros literarios (novela, ensayo, teatro y poesía). En un principio, su pensamiento estuvo enmarcado en el racionalismo y el positivismo. Además, la situación política en España durante su época le hizo interesarse por la historia.

Según él, la historia solo puede analizarse a partir de historias individuales y anónimas; no a través de eventos importantes o por los eventos de grandes hombres (lo que él llamaría intrahistoria).

Posteriormente, a finales del siglo XIX, Unamuno abandona el positivismo y desarrolla un existencialismo cristiano. Defiende que la vida es trágica porque el hombre sabe que debe morir, por lo que lo reduce a la condición de superviviente.

Miguel de Unamuno.
Miguel de Unamuno cambió su visión desde el positivismo hacia el existencialismo cristiano.

9. José Ortega y Gasset (1883 – 1955)

Otro de los filósofos más importantes de España es José Ortega y Gasset, quien fue uno de los máximos exponentes del perspectivismo y de la razón vital e histórica. Según el perspectivismo, el ser humano percibe la realidad desde un punto de vista concreto y subjetivo.

Esto significa que hay muchas perspectivas posibles que determinan cualquier juicio de verdad posible. Lo que implica que no hay forma de ver el mundo que pueda ser considerada definitivamente verdadera.

Por su parte, la razón vital es un modelo propuesto por el autor como superación de la razón pura que se había impuesto durante la Edad Moderna. Aunque permitía el avance de las ciencias naturales, no lo hacía así con las ciencias humanas, porque era insuficiente para aprender la vida.

10. María Zambrano (1904 – 1991)

Nacida en Málaga, María Zambrano Alarcón fue una filósofa y ensayista, cuya obra se centra en lo que ella llama razón poética. Para esta gran pensadora, la filosofía empieza con lo divino, con la explicación de las cosas cotidianas a través de los mitos. Hasta que alguien se pregunta “¿Qué son las cosas?” y a partir de allí se instaura la actitud filosófica.

Según Zambrano, existen dos actitudes: la filosófica, que se crea en el hombre cuando se pregunta algo por la ignorancia; y la poética, que es la respuesta, la calma y en la que una vez descifrada, encontramos el sentido a todo.



11. José Ferrater Mora (1912 – 1991)

Nacido en Barcelona, José Ferrater Mora es uno de los filósofos contemporáneos más importantes. Fue el creador del integracionismo, un método que pretende integrar los sistemas opuestos de pensamiento (como por ejemplo, naturaleza-razón, alma-cuerpo, ser-deber)

Además, se centró en temas de carácter ontológico y fue recordado por su gran obra: Diccionario de filosofía, con 4000 páginas a doble columna.

José Ferrater Mora.
José Ferrater Mora creó la corriente del integracionismo, con el objetivo de unificar sistemas opuestos.

12. Gustavo Bueno (1924 – 2016)

Natural de Santo Domingo de la Calzada, Gustavo Bueno fue autor de una variedad de libros. Su gran aporte filosófico fue la presentación de una nueva corriente de pensamiento denominada materialismo filosófico.

Esta corriente defiende que solo existe lo material, negando el espiritualismo y las sustancias espirituales. Por lo que la existencia del ser humano está ligada solo al mundo material.

13. Fernando Savater (1947)

Uno de los filósofos más importantes de España y de la actualidad. Su pensamiento filosófico se enfoca en la ética, lo que lo ha llevado a hacer reflexiones sobre política y una variedad de temas controvertidos.

Cabe destacar que su estilo de escritura es divulgativo, pues su intención es nutrir al lector con conocimientos filosóficos, sin sumirlo en la confusión y la incertidumbre. Ética para Amador es una de sus obras más famosas y el libro que lo confirmó como uno de los grandes escritores españoles actuales.

Hay muchos más

La lista de filósofos más importantes de España no se agota con la lista presentada. Maimónides (1138-1204), Francisco de Vitoria (1483-1546), George Santayana (1863-1952), Eugenio d’Ors (1881-1954) y Julián Marías (1914-2005), entre otros, forman parte de ese grupo de pensadores que dejaron huella en la historia.

Te podría interesar...
7 filósofas que marcaron la historia
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 filósofas que marcaron la historia

Aunque no se reconozca como es debido, a lo largo de la historia hubo una serie de filósofas que han dejado huella. Entra y conócelas.



  • Ferrater J. Is There a Spanish Philosophy?. Hispanic Review. 1951; 19(1): 1-10.
  • Acero J. The Arrival and Establishment of Analytic Philosophy in Spain. Epistemology & Philosophy of Science. 2014; 39(1): 137-151.
  • Pagden A. The Reception of the 'New Philosophy' in Eighteenth-Century Spain. Journal of the Warburg and Courtauld Institutes. 1988; 51(1).