Las 12 corrientes filosóficas más importantes

Se presentan las corrientes filosóficas más influyentes en el pensamiento occidental a lo largo de la historia. Desde las posturas que surgieron en la Antigua Grecia hasta aquellas más contemporáneas.
Las 12 corrientes filosóficas más importantes
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa Maria Alejandra Morgado Cusati el 21 junio, 2021.

Última actualización: 21 junio, 2021

Las corrientes filosóficas son agrupaciones que comprenden diferentes pensadores, quienes comparten las mismas ideas u opiniones sobre uno o varios temas. Todos ellos pretenden responder a las incógnitas de la vida y del mundo, como la realidad, el hombre, la existencia, la verdad, el conocimiento y la ética.

Para comprender mejor el impacto y la importancia de las diferentes corrientes filosóficas es necesario tener en cuenta el contexto histórico en el que se desarrollaron. Pues los hechos de la época son los que determinaron la postura y pensamiento de cada uno de ellos.

A continuación, presentaremos 12 de los pensamientos filosóficos más importantes. Muchos de ellas siguen vigentes y son defendidos por pensadores contemporáneos.

1. Realismo de la Antigua Grecia

El realismo defiende que los objetos en el mundo tienen una existencia independiente del sujeto que las observa. Los pioneros de esta corriente filosófica son los filósofos griegos Platón (427 – 347 a.C.) y Aristóteles (384 – 322 a.C.), quienes intentaron responder a la pregunta universal sobre el ser y el conocimiento mediante conceptos universales, inmutables e independientes.

Platón es el primer filosofo del que se tiene una postura escrita. En ella destaca la “Teoría de las ideas”, en la que afirma que el mundo está divido en el mundo de las ideas y el mundo sensible.

En el primero están los conceptos universales, los que son inmutables, perfectos y reales. Por tanto, son los que definen y estructuran al mundo. Solo se puede acceder a ellos través de la razón.

Por su parte, el mundo sensible es el que se nos presenta mediante los sentidos y es pura apariencia. Este último es cambiante y poco fiable, por lo que no nos proporciona la verdad de los objetos en sí.

Por su parte, Aristóteles (discípulo de Platón) también defiende que hay una esencia inmutable que define el ser de las cosas. Pero le objeta a su maestro que no existe tal división entre el mundo de las ideas y el mundo sensible. Para este gran pensador existe algo más que le da movimiento y sentido al universo, lo que vincula lo material con lo formal (concepto universal).

Filósofos griegos.
Pensadores griegos como Platón promulgaron el realismo, bajo la idea de que las cosas son, más allá de que se piensen.

2. Escolástica o escolasticismo

Esta corriente filosófica comprende tres etapas entre el siglo VI y el siglo XIV. En este período estaba muy presente la hegemonía de la religión cristiana y los pensadores de la época recurrieron a la filosofía para explicar o demostrar la existencia de Dios.

San Agustín de Hipona (354 – 430) fue el primer pensador que intentó unificar la religión cristiana con la filosofía griega clásica (específicamente con las ideas platónicas). Pero fue la escuela escolástica la que logró arraigar a Aristóteles en el cristianismo.

El padre del escolasticismo fue San Anselmo de Canterbury (1033 – 1109). Aunque destacan otros, como Santo Tomás de Aquino (1225 – 1274), quien también incluye el aristotelismo en la fe cristiana.

3. Racionalismo

El racionalismo defiende que la realidad solo puede conocerse mediante el uso de la razón y que las ideas son algo que se da a priori. Son innatas y no provienen de los sentidos. Surge durante los siglos XVII y XVIII y se considera que el pionero de este movimiento fue Rene Descartes (1596 – 1650), cuya frase más célebre es “pienso, luego existo”.

La doctrina de Descartes revolucionó la filosofía, ya que rompió con la tradición escolástica y dio inicio a la filosofía moderna. Los racionalistas priorizan el uso de la razón frente a instancias como la fe, la autoridad, lo irracional o la experiencia empírica. Dentro de esta postura surgieron otros pensadores de renombre, como Spinoza (1632 – 1677) y Leibniz (1646- 1716).

4. Empirismo

Se trata de una de las corrientes filosóficas más importantes de la edad moderna. Defiende que la adquisición del conocimiento y la formación de ideas se generan a partir de la experiencia y la evidencia. Esta postura contrasta con el racionalismo, pues niega la existencia de ideas innatas. Surge entre los siglos XVII y XVIII, siendo John Locke (1632 – 1704) y David Hume (1711- 1776) los padres de la doctrina.

5. Criticismo o idealismo trascendental

El idealismo trascendental fue propuesto por el filósofo Immanuel Kant (1724 – 1804). Esta postura asume que todo conocimiento surge a partir de la interacción de dos elementos: el objeto (externo al sujeto) y el propio sujeto que conoce.

En el acto de conocer, el sujeto introduce ciertos elementos universales y que vienen dados a priori. Estos son imprescindibles para comprender la realidad. La propuesta de Kant puede verse como una conciliación entre los pensamientos empiristas y racionalistas, a quienes critica por enfocarse en un solo aspecto de la realidad.

6. Idealismo absoluto

Postura filosófica creada por Georg Wilhelm Friedrich Hegel (1770 – 1831). Para este autor, el pensamiento y el ser conforman una identidad. Pues, de no ser así, el sujeto no tendría acceso al objeto y no habría certeza acerca del conocimiento.

Pero la unidad del pensamiento y el ser no puede ser definida mediante una identidad abstracta A = A. Es por ello que Hegel utiliza un nuevo método filosófico especulativo, que requiere nuevos conceptos y reglas lógicas.

Esta forma de idealismo no debe ser confundida con el idealismo subjetivo de Berkeley, el idealismo trascendental de Kant o los idealismos de Fichte y Schelling.

7. Marxismo o materialismo histórico

El materialismo histórico es otra de las corrientes filosóficas más influyentes. Hace referencia a las doctrinas u marco conceptual creado por el pensador Karl Marx (1818 – 1883). El término fue acuñado por los filósofos Friedrich Engels (1820 – 1895) y Gueorgui Plejánov (1856 – 1918), quienes se basaron en la teoría marxista para comprender la historia humana. Hay que tener en cuenta que la teoría marxista surge en plena revolución industrial, con la aparición del sistema capitalista.

Según esta corriente filosófica, la historia está determinada por una superestructura, representada por las relaciones económicas y los modos de producción de la sociedad. En otras palabras, la historia de la humanidad está caracterizada por la lucha de poder entre unas clases sociales y otras.

Karl Marx.
El materialismo se basa en las ideas de Karl Marx sobre la lucha de clases y las superestructuras mundiales.

8. Utilitarismo

Corriente filosófica creada por Jeremy Bentham (1748 – 1832). Se trata de una postura ética que afirma que las mejores acciones son aquellas que garantizan la felicidad y bienestar para el mayor número de personas. Asimismo, esta forma de actuar será considerada como útil.

Posteriormente, John Stuart Mill (1806 – 1873) desarrolla un poco más esta doctrina, distinguiendo entre satisfacción y felicidad. La primera hace referencia a un estado puntual, mientras que la segunda es algo más abstracto. En este sentido, este pensador afirma que una vida feliz no tiene que estar relacionada a una vida repleta de hechos satisfactorios.

9. Positivismo

También llamada filosofía positiva, afirma que el único conocimiento verdadero es el científico, que surge del método científico. El ejemplo es el propio de las ciencias naturales. Surge a inicios del siglo XIX gracias a los pensadores franceses Henri de Saint-Simon (1760 – 1825) y Auguste Comte (1798 – 1857).

Esta corriente filosófica tiene como antecedente al empirismo. Critica a la metafísica, llamándola pseudociencia, pues busca lo que está más allá de la ciencia.

10. Irracionalismo

Esta corriente engloba una serie de posturas filosóficas que privilegian el ejercicio de la voluntad y la individualidad por encima de la comprensión racional del mundo.

Dentro de esta corriente se encuentran posiciones filosóficas muy diferentes, como las de Schopenhauer, Nietzsche o Kierkegaard. No obstante, todas ellas un aspecto en común: ponen la razón a merced de la voluntad del individuo.

11. Existencialismo

El existencialismo surge a inicios del siglo XX y se enfoca en la existencia humana. Los fundadores de esta corriente son Kierkegaard (1813 – 1855) y Nietzsche (1844 – 1900). Esta postura defiende que la existencia precede a la esencia, que la realidad es anterior al pensamiento y que la voluntad prima sobre la inteligencia.

Por su parte, afirma que el pensamiento filosófico debe enfocarse en el individuo y las experiencias subjetivas fenomenológicas que genera el mundo. En función de ello, el pensamiento moral y científico no son suficientes para entender la existencia humana.

12. Estructuralismo

El estructuralismo no hace referencia a una postura de pensamiento definida, como las corrientes filosóficas que hemos presentado. No obstante, sus derivaciones son de gran influencia dentro de la filosofía.

Se trata de un enfoque de investigación de las ciencias sociales utilizado para analizar el lenguaje, la cultura y la sociedad en la segunda mitad del siglo XX. En líneas generales, busca las estructuras que producen significados dentro de una cultura.

Según esta corriente, el significado es producido y reproducido mediante prácticas, fenómenos y actividades que sirven como sistemas de significación. Los temas estudiados son diversos. Por ejemplo, los rituales religiosos, los juegos, la preparación de la comida, los rituales para servirla.

Lo novedoso de este enfoque es la eliminación de un concepto central que determine y ordene toda la realidad, como sucedía con las ideas platónicas. El padre del estructuralismo fue el antropólogo Claude Lévi-Strauss (1908 – 2009).

Muchas corrientes filosóficas en un mundo inmenso

Es importante tener presente que existen muchas otras corrientes filosóficas que, de una manera u otra, han tenido gran influencia en el pensamiento occidental. Como el romanticismo, el estoicismo, la hermenéutica, la fenomenología y el cinismo.

Por otro lado, hay que recordar que un autor puede pertenecer a varias corrientes complementarias, como Nietzsche, que se puede catalogar como un irracionalista existencialista. O Sartre, con su fenomenología existencialista.

Te podría interesar...
Utilitarismo: tipos y características
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Utilitarismo: tipos y características

El utilitarismo es una postura ética que sostiene que toda acción humana debe garantizar la felicidad del mayor número de personas.