Dos formas de preparar la yuca: frita o al horno

Si te gustan los chips de vegetales, te proponemos una versión diferente elaborada con yuca. Se preparan al horno o fritos y el resultado es muy original, crujiente y delicioso.
Dos formas de preparar la yuca: frita o al horno
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 04 julio, 2021.

Última actualización: 04 julio, 2021

También conocida como mandioca o casava, se trata de un vegetal con características similares a la patata. Aporta algunos nutrientes interesantes, pero también tiene alguna contraindicación, por lo que es importante saber preparar la yuca.

Te contamos más detalles a continuación y algunas opciones. Entre ellas, la versión frita y la forma al horno.

Las formas más variadas de preparar yuca

La yuca es un tubérculo comestible originario de América del Sur. En esta región y en otros países de África, Caribe y Asia es una importante fuente de energía y carbohidratos y un alimento muy presente en la dieta tradicional.

La parte que se consume de forma habitual es la raíz y se puede elaborar de muchas maneras: guisos, hervida, asada, al horno o frita. Además, con ella se hace la tapioca (parecida a la sémola) y con la harina es posible hacer galletas, pan y otras preparaciones.

En este artículo te proponemos y te explicamos cómo hacer unos chips perfectos con ella. Puedes preparar la yuca frita o al horno y aderezarla con sal o con tus condimentos favoritos. Seguro que se convierte en el nuevo protagonista de las comidas del verano.

Yuca frita

Así preparada, es ideal para un aperitivo en sustitución de las típicas patatas fritas. Incluso, la puedes aderezar con tus salsas preferidas, como kétchup, mostaza o alioli.



Ingredientes necesarios

Harina de yuca.
No es lo mismo harina de yuca que tapioca. De todas formas, con ambos productos se preparan versiones distintas de pan y de bollería.

Pasos a seguir para preparar la yuca frita

La yuca frita precisa de una primera cocción, ya que de lo contrario, solo con la fritura no se llega a cocer del todo en el interior. Veamos el paso a paso:

  1. Lavar y secar la yuca. Colocar encima de una tabla de cortar gruesa y con un buen cuchillo retirar los dos extremos. A continuación, cortar en dos o tres trozos de forma cilíndrica y retirar la piel con cuidado. Es preciso quitar toda la piel y dejar solo la parte blanca del alimento.
  2. Cortar en bastones de 1,5 o 2 centímetros de grosor y colocar dentro de una olla con agua. Llevar a ebullición y dejar cocer entre 15 y 20 minutos. Tienen que quedar tiernos, pero firmes.
  3. Escurrir y secar bien con papel de cocina o un paño.
  4. A continuación, calentar aceite abundante en una sartén pequeña. Cuando está bien caliente, introducir y freír la yuca en pequeñas tandas. Durante la cocción darles la vuelta para que queden doradas por ambos lados.
  5. Retirar de la sartén en el momento que empiezan a adquirir color (no tienen que quedar muy tostadas). Colocar sobre un papel absorbente y reservar mientras se fríen todas. Salar cuando todavía están calientes.

Otra forma de cortar la yuca para esta receta es en rodajas muy finas, ya sea con un cuchillo afilado, una mandolina o un pelador. De este modo, el resultado es más crujiente y parecido a los chips vegetales convencionales.

Cómo preparar yuca al horno

Una de las ventajas de este otro método es que, una vez en el horno, solo hay que echar un vistazo de vez en cuando para evitar que se quemen. Sigue estas instrucciones.

Ingredientes necesarios

  • 500 gramos de yuca.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Condimentos: sal y pimienta.
  • Unas ramitas de perejil fresco.

Proceso de elaboración paso a paso

  1. Antes de introducir la yuca en el horno es preciso dar una pequeña cocción. Por esto, el primer paso es poner una olla con agua a hervir.
  2. Mientras tanto, pelar la yuca. Esta raíz comestible es muy parecida a la patata, por lo que un pelador o un cuchillo afilado serán de gran ayuda. Para cortarla de forma adecuada hacer una incisión longitudinal y retirar la hebra que se encuentra en el interior. Después, hacer cortes en forma de bastones pequeños.
  3. Una vez cortadas y con el agua hirviendo, introducir la yuca dentro de la olla. Cocer por un tiempo de 15 a 20 minutos y escurrir.
  4. Encender el horno a 200 grados centígrados y empezar a calentar. Secar bien la yuca y retirar el exceso de agua con papel absorbente. Después, colocar encima de una bandeja de horno, salpimentar y rociar con el aceite de oliva.
  5. Introducir en el horno y asar durante 15 minutos o hasta que toma un color dorado. Retirar del horno y esparcir el perejil picado por encima.

Información nutricional de la yuca

A nivel nutricional, la yuca destaca por ser una importante fuente de carbohidratos y fibra. Esta es la composición de macro nutrientes que se encuentran en 100 gramos:

  • Agua: 59,7 gramos.
  • Energía: 160 kilocalorías.
  • Proteína: 1,36 gramos.
  • Grasas totales: 0,28 gramos.
  • Carbohidratos: 38,1 gramos.
  • Fibra: 1,8 gramos.

Parte de los hidratos de carbono están en forma de almidón resistente. Este no puede ser digerido por el organismo y es por dicho motivo que tiene una función parecida a la de la fibra.

Consumir alimentos con este tipo de almidón puede tener beneficios para la salud. Algunos de ellos los señalan desde la John Hopkins Patient Guide to Diabetes: mejora la salud de la microbiota intestinal, ayuda en el control de la glucosa en sangre, incrementa la saciedad, previene el estreñimiento y disminuye el colesterol.

Contraindicaciones de la yuca

Como hemos visto, la yuca es un alimento saludable y básico para algunas personas. Sin embargo, es importante conocer sus posibles efectos nocivos para evitar cualquier problema.

Uno de los componentes con potencial tóxico son los glucósidos cianogénicos. Estos se encuentran en la yuca cruda y tras su descomposición dan como resultado la aparición de acetona y cianuro.

En caso de intoxicación aguda leve con cianuro se presentan síntomas como mareos, dolor de cabeza, náuseas, vómitos o debilidad. Pero si la exposición es crónica pueden aparecer convulsiones, pérdida de conciencia, disminución de la presión arterial, frecuencia cardíaca lenta o insuficiencia respiratoria.

Además, uno de los derivados del cianuro, el tiocianato, puede interferir en la captación de yodo por parte de la glándula tiroidea. Como consecuencia, se agravarían los problemas derivados del déficit de yodo.

Ahora bien, los estudios indican que cuando está bien procesada, la yuca es una fuente alimentaria segura para la población general. Esto implica pelar y cocer la raíz y procurar que la dieta aporte energía y nutrientes suficientes, con especial atención a las proteínas y al yodo.

Carencia de yodo afecta la tiroides.
Una carencia de yodo crónica se expresará en disfunciones tiroideas. Este es uno de los riesgos de la yuca a largo plazo, si no se consume como es debido.

Conoce más cosas sobre El yodo, un mineral esencial


Preparar yuca frita o al horno es seguro y saludable

La mandioca es un vegetal parecido a la patata y representa una buena fuente de energía, fibra y algunas vitaminas. Tanto si ya conoces su sabor como si todavía no lo has probado, es un alimento interesante para contrastar nuevos sabores y tener más variedad en la dieta.

Pero más allá de sus beneficios y bondades para el organismo, hay que destacar que su ingesta puede producir problemas de salud. Por esto se aconseja comerla con moderación, en el marco de una dieta variada y siempre pelada y cocinada.

Así que te animamos a preparar la yuca de cualquiera de estas dos formas, pues se trata de un proceso sencillo.  Y si te gusta el resultado final, puedes servirla en algunos aperitivos o como acompañamiento de un plato principal.

Te podría interesar...
Descubre las deliciosas crêpes de mandioca y coco, sin gluten y sin lactosa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Descubre las deliciosas crêpes de mandioca y coco, sin gluten y sin lactosa

En este artículo te proponemos una receta alternativa y saludable de crêpes de mandioca y leche y aceite de coco. ¡Pruébala!



  • Centers for disease Control and Prevention. Facts about Cyanide. Abril 2018.
  • Feitosa Teles F.F. Chronic poisoning by hydrogen cyanide in cassava and its prevention in Africa and Latin America. Food nutrition bulletin. Diciembre 2002. 23(4): 407-12.
  • McKinney Ch. What is resistant starch? The John Hopkins Patients Guide to Diabetes.
  • Mlingi M.L, et al. Milling reduces the goitrogenic potential of cassava. International Journal of food sciences and nutrition. Noviembre 1996. 47(6): 445-54.
  • US Department of Agriculture. Agricultural Research Service. Food Data Central. Cassava, raw. Abril 2018.