Golpe en los dientes de leche: ¿qué debemos hacer?

Actuar con conocimiento y rapidez es fundamental cuando un niño sufre un golpe en los dientes de leche. Te contamos todo lo que tienes que hacer.
Golpe en los dientes de leche: ¿qué debemos hacer?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 22 octubre, 2022

Cualquier padre sabe que los niños son inquietos. Las caídas son parte de los juegos y los deportes. Por eso no es extraño que cada tanto los pequeños sufran algún golpe en la boca que afecte los dientes de leche.

Un impacto en las piezas temporales ocasiona dolor y puede afectar la estructura del elemento. Pero además, por la estrecha relación de las raíces de estos dientes con los permanentes que se están formando, puede haber consecuencias en la dentición definitiva.

Es así que un golpe en los dientes de leche debe abordarse de manera especial. Sigue leyendo y entérate más sobre los traumatismos en las piezas temporarias y qué debes hacer si tu hijo se lastima la boca.

Golpes en los dientes de leche

En la infancia, las caídas y los golpes en la boca son bastantes frecuentes. Sobre todo cuando los niños comienzan a caminar, durante sus juegos o en la práctica de algunos deportes.

Las piezas dentarias más afectadas son los incisivos superiores, por estar más expuestas. Debes saber que estos dientes se cambian alrededor de los 6 y 7 años. Este es un dato a considerar para saber qué tipo de dentición ha sido comprometida.

Sufrir un golpe en los dientes de leche puede provocar lesiones de diferente gravedad. Según la severidad del traumatismo variarán las manifestaciones y las consecuencias.

Los casos más leves consisten en golpes que producen dolor instantáneo, pero no afectan la integridad del diente ni su movilidad. En cambio, los impactos más serios pueden generar algunas de las siguientes situaciones:

  • Fractura dentaria: se rompe una parte de la corona del diente. Pueden ser fisuras superficiales o bien desprenderse un trozo del elemento.
  • Subluxación: el golpe daña el periodonto, hay sangrado en la encía y la pieza de leche tiene movilidad.
  • Desplazamiento del diente: el diente se mueve hacia un costado (luxación), hacia afuera (extrusión) o hacia dentro del alveolo (intrusión).
  • Avulsión: salida de la totalidad del diente fuera de la boca.

Este tipo de golpes en los dientes de leche suelen acompañarse de heridas en los labios y la lengua. Puede también comprometerse y fracturarse el hueso que sostiene las piezas dentarias.

Complicaciones

Aunque el niño no se queje de dolor ni presente molestias, luego de haber sufrido un golpe en los dientes de leche hay algunas complicaciones que pueden aparecer. Las mismas surgen con el paso de los días o incluso varios meses después.

La aparición de un punto de pus, un absceso o la inflamación de la encía son manifestaciones que indican que hay algún problema con el diente golpeado. El cambio de color y el oscurecimiento de la corona también denuncian un daño en el interior de la pieza. La movilidad dentaria de manera prematura es otro signo que puede aparecer luego de un golpe.

Se suele tratar de la muerte pulpar. Y esto aumenta el riesgo de infecciones y daños en el germen del elemento permanente.

Al notar cualquiera de estas manifestaciones se debe llevar al niño al odontopediatra.

Otra de las complicaciones relacionadas a los traumatismos en las piezas de leche son los efectos en los elementos definitivos. Estos se evidencian recién cuando los dientes permanentes aparecen en la boca.

Manchas blancas o marrones en la corona, defectos en el esmalte o la formación incompleta de la raíz son algunos ejemplos de estas consecuencias. También el retraso o los problemas de erupción o las malposiciones de estos elementos.

Niño se cae de la cama y se golpea los dientes de leche.
Los niños más pequeños pueden lastimarse en caídas cotidianas que dañan sus incipientes dientes.


¿Qué hacer ante un golpe en los dientes de leche?

Cuando un niño sufre un traumatismo en la boca, lo primero que se debe hacer es tratar de calmarlo y tranquilizarlo. El adulto debe actuar con paciencia y serenidad para transmitir confianza al pequeño.

Luego será necesario limpiar la herida con agua o una gasa húmeda limpia. Y, en caso de que haya sangrado de los tejidos blandos, ejercer presión para detener la hemorragia. Esto permitirá observar con detenimiento lo que ha sucedido y la gravedad del problema.

Es fundamental no movilizar los dientes ni tocar mucho la zona. Y se puede colocar una compresa fría en la región para disminuir las molestias y la inflamación.

Una vez controlado este primer momento, hay que comunicarse con el odontopediatra. Se debe informar al profesional lo que ha sucedido y pautar una revisión inmediata. Por más mínimo que parezca el golpe, al tratarse de dientes de leche, se debe hacer una evaluación exhaustiva.

Las piezas temporarias están en estrecha relación con los elementos definitivos que se están formando en el interior del hueso. Y aunque parezca que todo está bien en la boca, un examen clínico y radiográfico ayudarán a descartar posibles lesiones más profundas.

Cómo actuar en cada situación

Si el elemento de leche se ha partido, será necesaria su restauración. Los papás pueden buscar el fragmento de diente perdido por si el dentista considera utilizarlo para reconstruir la pieza. Pero de ninguna manera deben intentar pegarlo con métodos caseros.

En este caso, si el niño no presenta otras molestias, se pueden esperar un par de días para acudir al dentista. Pero no debe pasar mucho tiempo, pues la fractura deja tejido dentario expuesto que debe protegerse con el tratamiento adecuado.

Un punto rojo o de sangre en el diente partido es un indicativo de que la pulpa ha sido afectada. Entonces, será conveniente acudir con prontitud al dentista para recibir el tratamiento oportuno.

Cuando la pieza dentaria tiene movilidad o se ha desplazado, el niño debe morder suavemente un trozo de gasa limpia. Luego se acudirá al dentista para que reposicione y fije el elemento en su lugar.

Si el diente de leche se ha perdido por completo hay que acudir con urgencia al dentista. Se debe colocar una gasa para detener la hemorragia y reducir la inflamación.

Los padres pueden buscar la pieza perdida, pero no la deben reinsertar en la boca. Al manipularla se debe evitar tocar la zona de la raíz. Y se debería transportar en un vaso con leche o agua destilada.

De todos modos, no es una acción indispensable. Pues la mayoría de las veces el elemento salido se descarta.

Es que en general, los profesionales suelen evitar la reimplantación de los dientes de leche. En la maniobra existe la posibilidad de dañar el diente permanente que se encuentra dentro del hueso. Siempre la prioridad en este tipo de golpes es preservar la salud de las piezas definitivas.

Será el dentista quien evalúe la situación particular de cada niño para decidir el mejor tratamiento.

¿Cuándo es necesario correr al dentista de urgencias?

Siempre que un niño sufra un golpe en los dientes de leche es necesario visitar al odontopediatra. Pero según la gravedad del problema podrás actuar con más calma o necesitarás moverte con prisa.

Estas son algunas de las situaciones que exigen que lleves al pequeño de inmediato:

  • El golpe ha hundido el diente dentro del hueso.
  • Cuando la pieza golpeada se ha movido hacia afuera del alveolo. Esto provoca que sobresalga respecto a los demás elementos y afecte la mordida.
  • Si el elemento dentario golpeado se mueve o se ha desplazado de su sitio normal.
  • La pieza de leche se ha salido por completo fuera de la boca.
  • El diente se ha fracturado y se observa un punto rojo o una pequeña hemorragia sobre la superficie rota.
  • Los tejidos blandos (lengua, labios o encía) presentan heridas profundas y se dificulta detener el sangrado.

Si en el momento del golpe no se observan lesiones importantes y el pequeño no presenta molestias, no será necesario correr al odontopediatra. Pero sí será necesaria una evaluación en los días próximos.

Tratamiento de los dientes de leche que han sufrido un golpe

Una vez que el niño llega al consultorio odontológico, el odontopediatra realizará un exhaustivo estudio del caso. El examen clínico y las radiografías le permitirán determinar la magnitud del problema y la gravedad de la situación.

Además, considerará la posibilidad de daño a los elementos permanentes, las interferencias al morder, la edad del niño y el tiempo que falta para el recambio de la pieza. Así como también la cooperación del pequeño durante la atención.

De esta manera, podrá planificar el tratamiento más oportuno para cada caso. La prioridad siempre será prevenir daños en las piezas definitivas que se están desarrollando en el espesor del hueso.

Los tratamientos pueden incluir algunas de las siguientes intervenciones:

  • Pulir las zonas fracturadas si la pérdida de tejido no es extensa. Esto evitará que los bordes dañen los tejidos blandos.
  • Empastes o coronas para restaurar la anatomía dentaria en fracturas más extensas. Puede que el dentista opte por adherir el fragmento de diente desprendido para reconstruirlo.
  • Endodoncia del diente de leche si el nervio resultó dañado.
  • Reposicionar el diente en su sitio o controlar que la pieza lo haga por sí misma. Cuando un elemento ha sufrido una intrusión y no ha dañado la pieza permanente subyacente, se puede esperar a que vuelva a erupcionar por sí solo.
  • Exodoncia del elemento con la posterior colocación de un mantenedor de espacio si el riesgo de daño del germen del permanente es alto.

Luego del tratamiento será necesario realizar controles periódicos para evaluar la recuperación de los tejidos. Y en el caso de que aparezcan complicaciones tardías, poder detectarlas a tiempo. Este seguimiento se deberá realizar hasta después de la salida de la pieza definitiva.

Consulta de odontología por rotura de diente en un niño.
La consulta con el odontopediatra es ineludible. Cuanto antes se pueda concretar la cita, mejor.

Cuidados en el hogar luego de sufrir un golpe en los dientes de leche

Cuando un niño sufre un golpe en los dientes de leche hay algunos cuidados en el hogar que ayudarán a que los tejidos se recuperen mejor. La atención de la higiene bucodental es uno de ellos.

Cepillar los dientes con movimientos suaves evitará la acumulación de gérmenes en la zona. Además, puede que el dentista indique el uso de algún antiséptico local, como clorhexidina al 0,12 % durante algunos días.

El cuidado de la alimentación también es importante. Llevar una dieta blanda y fresca por 10 a 15 días, que no le exija al pequeño masticar con fuerza, favorecerá la recuperación de los tejidos.

En los días siguientes al accidente es preferible evitar que el niño use chupete. Pues la fuerza de succión puede traumatizar más la zona.

Prevención

Durante la niñez, los golpes y las caídas muchas veces serán inevitables. Pero hay ciertos cuidados que ayudan a disminuir el riesgo de sufrir traumatismos en la boca.

Cuando los niños pequeños comienzan a desplazarse, es importante ofrecer espacios libres de obstáculos para disminuir las posibilidades de caídas. También se deben evitar los andadores.

A la hora de usar correpasillos, patines, patinetas y bicicletas, se debe hacer con la protección adecuada y bajo la supervisión de los adultos. También es importante que los niños no salten de los columpios ni corran en los bordes de las piletas. Y que usen las escaleras para salir de las piscinas.

Enseñar a los pequeños a jugar sin golpearse ni empujarse es otra manera de proteger su boca y la de sus compañeros. Además, es importante que aprendan a evitar las riñas y las peleas.

Usar protectores bucales para la práctica de deportes de alto impacto ayuda a reducir los daños en la boca. Y por supuesto, los niños siempre deben viajar en la parte trasera del coche, asegurados en sus sillas de viaje.

Puede resultar difícil que ellos entiendan el peligro de algunas situaciones. Pero nunca está de más advertirles y recordarles la importancia de cuidarse a sí mismos.



Acompañar el golpe en los dientes de leche

Las caídas y los golpes en los niños no siempre se podrán evitar. Y la mayoría de las veces se tratará de una situación sin demasiada relevancia.

Pero si son los dientes de leche los que reciben el golpe, no te alarmes y actúa con calma. Esto ayudará a tu pequeño a sentirse mejor y a ti a proceder con determinación. Tu hijo necesita un adulto seguro que lo auxilie.

Ahora ya sabes qué hacer. Busca un dentista para que evalúe el problema y acompaña a tu pequeño a recuperarse de este momento desafortunado.

Te podría interesar...
Cómo cuidar los dientes de leche de los niños
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo cuidar los dientes de leche de los niños

Los dientes de leche de los niños necesitan cuidados. Los buenos hábitos de los primeros años serán fundamentales para cuidar los dientes permanent...



  • Sánchez, T. B., Avila, J. O. T., Segueo, M. S., & Gil, L. P. (2016). Traumatismos dentarios en niños y adolescentes. Correo Científico Médico de Holguín20(4), 741-756.
  • Gutvay, A. V. Alternativas estéticas para la reconstrucción de dientes traumatizados.
  • Monteverde, C., & GB, L. (2007). Luxación intrusiva de incisivos centrales superiores temporarios comunicación de un caso. Odous científica8(2), 55-60.
  • Paredes Moreno, J. P. (2022). Traumatismos dentales en dentición primaria (Bachelor's thesis, Universidad Nocional de Chimborazo).
  • Barbería, E., Borrell, C., Bravo, N., Silva, C. C., & Maroto, M. (2010). Traumatismos en los dientes temporales. Causan secuelas en los dientes permanentes?.
  • Zaldivar, H. A. N. (2017). Traumatismos dentarios: un acercamiento imprescindible. 16 de Abril56(265), 113-118.
  • Cueto Urbina, A., Ávila Rivera, C., & González Ríos, J. (2012). Traumatismos Dentoalveolares que Afectan a las Estructuras de Soporte de los Dientes Temporales y sus Efectos en los Sucesores Definitivos. International journal of odontostomatology6(3), 379-383.
  • Borbor Bermello, K. L. (2022). Traumatismo dental en dentición decidua (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • da Silva Nogueira, A. J., Nogueir, R. D. G. M., Corrêa, D. B., & Souza, F. X. (2018). Traumatismo dental en bebés. Revista de Odontopediatría Latinoamericana8(1).
  • Naranjo Álvarez, M. A. (2018). Manual para manejo de traumatismos en dentición mixta o decidua (Bachelor's thesis, Quito: Universidad de las Américas, 2018).

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.