Hueso de mamey: beneficios y cómo utilizarlo

Aunque muchos piensen que no es comestible, el hueso de mamey tiene funciones en la cocina, llegando a suponer una excelente fuente de nutrientes. Aprende sobre este producto aquí.
Hueso de mamey: beneficios y cómo utilizarlo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 15 octubre, 2022

El hueso de mamey es una semilla que se puede utilizar para cocinar y que genera efectos positivos sobre la salud. En este producto se concentran una gran cantidad de nutrientes y de compuestos antioxidantes que modularían el equilibrio oxidativo e inflamatorio en el medio interno.

Esto ayuda a prevenir el desarrollo de varias patologías crónicas y complejas, como es el caso de las de tipo cardiovascular. Existen dos tipos de hueso de mamey: el amarillo y el del zapote colorado.

Pero antes de comenzar, hemos de destacar que la presencia en la pauta de alimentos de origen vegetal está recomendada por parte de todos los expertos en nutrición. Estos productos se relacionan con un retraso en el proceso de envejecimiento y con menor probabilidades de experimentar enfermedades asociadas al mismo.

¿Cómo se utiliza el hueso de mamey?

En líneas generales, el hueso de mamey se usa para preparar bebidas como el tejate, el pozol o el atole. No obstante, en algunos lugares elaboran una especie de pasta con este producto, que sirve para sazonar y condimentar diferentes platos.

También se puede mezclar con algún tipo de chile picante, elaborando platos salados muy preciados por los grandes nombres de la gastronomía. Eso sí, suele requerir un procesamiento previo o un cocinado para convertirse en comestible.

A día de hoy, se pueden encontrar hasta helados elaborados a partir de hueso de mamey. En México son bastante frecuentes y se están poniendo de moda. Habrá que utilizar dicho elemento como saborizante, remojándolo en agua e incluso triturando una pequeña porción del mismo para potenciar el aroma.

Mamey con su hueso.
El mamey tiene cada vez más aplicaciones gastronómicas que exceden a su zona clásica de cultivo tradicional.


Propiedades del hueso de mamey

El hueso de mamey (tanto del mamey amarillo como el del zapote colorado) es un elemento que destaca por su concentración en hierro y fósforo. El primero de ellos es clave para consolidar un óptimo transporte de oxígeno a través de la sangre. Cuando sus niveles son insuficientes, se consolida la anemia.

Por otra parte, este producto aporta vitaminas A y C. Hablamos de compuestos que contribuyen a mejorar la respuesta inmunitaria. Un estudio publicado en la revista Nutrients lo corrobora.

Asimismo, el hueso de mamey es fuente de antioxidantes. Destacan sobre todo las cumarinas en su interior (en el caso del hueso del mamey amarillo), según refiere un estudio publicado en Planta Medica. Consiguen neutralizar la formación de los radicales libres. Este efecto se relaciona con una menor incidencia de enfermedades complejas, como las que afectan al sistema cardiovascular.

De hecho, para asegurar un consumo suficiente de antioxidantes se recomienda la ingesta de 5 raciones de frutas y verduras cada día. Estos comestibles son fuente de fitoquímicos y también de micronutrientes, por lo que ayudan a cubrir los requerimientos.

El propio hueso de mamey amarillo exhibe algo de actividad antiviral y antimicrobiana, tal y como evidencia un artículo publicado en BMC. Gracias a ello se podría usar como coadyuvante para combatir infecciones, como el dengue.


También te puede interesar ¿Es malo tragarse un hueso de aceituna?


¿Se puede aprovechar en casa?

La respuesta es sí. En primer lugar, habrá que retirar la pulpa de la fruta, rascando bien el hueso para eliminar los restos que puedan quedar. Es clave recordar que la propia pulpa del alimento se debe consumir también, ya que cuenta con muchos nutrientes y propiedades beneficiosas.

Una vez que queda la semilla bien limpia, se deja en remojo durante al menos 1 día. Se puede aprovechar solo su aroma, mediante un proceso de cocción, o incluso cabe la opción de incluirlo en diferentes bebidas o batidos. Hasta se podría restregar sobre un trozo de pan para mejorar las características organolépticas.

Batido de mamey.
Los batidos de mamey son variados. Hay versiones más cremosas, otras más aguadas, con leche de coco o con linaza.

El hueso de mamey es un elemento comestible de alta calidad

El hueso de mamey es un alimento que se puede incluir sin problemas en la pauta, con un cierto grado de procesamiento previo. Es fuente de varios nutrientes esenciales, por lo que ayudará a mantener un óptimo estado de salud.

Para terminar, ten en cuenta que existen varias semillas presentes en las frutas que se pueden aprovechar. Otro ejemplo serían las de la papaya, que funcionan como un excelente antiparasitario. Eso sí, han de ser consumidas con mesura para evitar alteraciones en la motilidad que puedan dar lugar a diarreas.

Te podría interesar...
Las frutas más exóticas del mundo y sus propiedades
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Las frutas más exóticas del mundo y sus propiedades

Las frutas exóticas proceden de países con climas cálidos dónde crecen con abundancia. Conocemos 32 de ellas y algunas de sus propieadades.



  • Cappellini MD, Musallam KM, Taher AT. Iron deficiency anaemia revisited. J Intern Med. 2020;287(2):153-170. doi:10.1111/joim.13004
  • Carr AC, Maggini S. Vitamin C and Immune Function. Nutrients. 2017;9(11):1211. Published 2017 Nov 3. doi:10.3390/nu9111211
  • Yang H, Protiva P, Gil RR, et al. Antioxidant and cytotoxic isoprenylated coumarins from Mammea americana. Planta Med. 2005;71(9):852-860. doi:10.1055/s-2005-871257
  • Gómez-Calderón C, Mesa-Castro C, Robledo S, et al. Antiviral effect of compounds derived from the seeds of Mammea americana and Tabernaemontana cymosa on Dengue and Chikungunya virus infections. BMC Complement Altern Med. 2017;17(1):57. Published 2017 Jan 18. doi:10.1186/s12906-017-1562-1

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.