Intoxicación por plomo: ¿qué consecuencias tiene?

La intoxicación por plomo puede pasar desapercibida, pero en algunos casos es necesario tratamiento urgente por riesgo vital. ¿Cómo reconocerla? ¿Cuál es el tratamiento indicado?
Intoxicación por plomo: ¿qué consecuencias tiene?
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 06 diciembre, 2020.

Última actualización: 06 diciembre, 2020

La intoxicación por plomo o «saturnismo» es una condición médica algo infrecuente, pero que puede generar complicaciones severas en caso de no recibir tratamiento. Esta sustancia es un metal pesado que no cumple funciones en el organismo humano, por lo que cualquier cantidad resulta tóxica.

En el pasado, se utilizaba mucho en pinturas, combustibles y otros productos. Por fortuna, las investigaciones y políticas públicas destinadas a disminuir su uso han resultado ser efectivas. Aún así, pueden encontrarse casos aislados por exposición laboral o al vivir en lugares antiguos.

Los síntomas son muy inespecíficos y los principales grupos de riesgo son las embarazadas y los niños pequeños. ¿Quieres saber más al respecto? En el siguiente espacio te contamos todos los detalles.

¿Cómo puede ocurrir la intoxicación con plomo?

El saturnismo ocurre cuando se ingiere o se inhala una cantidad abundante de este metal. Hasta hace poco, era un problema más o menos común, ya que muchos productos y combustibles contenían cantidades significativas de plomo.

No obstante, debido a la intervención de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos han disminuido de forma progresiva. En particular, el plomo puede encontrarse en los siguientes objetos y lugares:

  • Pintura para casas.
  • Juguetes antiguos.
  • Tuberías y grifos.
  • Baterías para coches.
  • Algunas piezas de cristal y cerámica.
  • Perdigones.
  • Algunos cosméticos.
  • El suelo, en especial aquel expuesto a derrames de gasolina o pintura.

A finales de los años 1970, en los Estados Unidos de América se establecieron algunas medidas para controlar los casos de intoxicación por plomo. Por eso, la mayoría de las pinturas que incluían este metal tuvieron que cambiar sus procesos de fabricación.

La exposición ocupacional al plomo incluye aquellos trabajos que se relacionan con la reparación de buques, construcción civil, minería, manufactura de plásticos o baterías y la fontanería.

En teoría, estos lugares deberían tener sistemas propios de prevención, basados en un sistema de salud ocupacional, aunque en algunos casos pudiesen producirse accidentes laborales.

¿Cómo puede ocurrir la intoxicación con plomo?
Hasta hace algunos años, las pinturas de las casas eran uno de los factores de riesgo de intoxicación por plomo.

Síntomas en adultos

De acuerdo al grado de intoxicación, los síntomas pueden ser desde muy leves hasta mortales. Estos son bastante inespecíficos, por lo que en raros casos se logra detectar el problema de manera oportuna. Algunos pacientes podrían presentar las siguientes manifestaciones clínicas:

  • Elevaciones de la tensión arterial.
  • Anemia.
  • Dolor de cabeza, abdominal, muscular y articular.
  • Problemas para la concentración y memoria a corto plazo.
  • Debilidad.
  • Pérdida del apetito.
  • Estreñimiento.
  • Irritabilidad.

A menudo, estos síntomas se presentan de forma progresiva. De hecho, mientras persista la causa de la intoxicación (asociada a una situación laboral o al hogar), estos podrían empeorar con el tiempo.

Síntomas en recién nacidos

Debido a que el plomo es permeable a la barrera placentaria, este puede afectar al feto en desarrollo durante el embarazo. Como muchos casos de saturnismo pueden pasar desapercibidos en las madres, esto puede representar un grave problema para los bebés.

En un primer momento, esta situación puede asociarse a complicaciones obstétricas graves. Estas incluyen el aborto espontáneo, el parto prematuro y la restricción del crecimiento intrauterino (RCIU). En escasos casos, pueden generarse malformaciones fetales.

Si los niños llegan a nacer, estos son los más susceptibles de sufrir complicaciones médicas, en especial antes de los cinco años. De hecho, se han reportado casos de encefalopatías mortales asociadas a la intoxicación por plomo.

Inclusive, si los pacientes reciben tratamiento oportuno, es posible la aparición de secuelas. El deterioro cognitivo, la irritabilidad y los problemas de memoria son algunas de las manifestaciones que se suelen presentar a lo largo de la vida.

¿Cómo se diagnostica la intoxicación con plomo?

Excepto en momentos muy específicos de exposición laboral o situaciones en el hogar, no se buscan de forma activa los casos de saturnismo en los hospitales. De hecho, en caso de síntomas muy leves, es muy probable que el diagnóstico se pase por alto.

La única manera de diagnosticar de forma objetiva la enfermedad es mediante exámenes sanguíneos que midan la concentración de plomo. Los valores dependen de cada laboratorio, pero debido a que el plomo tiene escasas funciones en el organismo, cualquier nivel podría considerarse patológico.

A partir de 5 µg/dL pueden presentarse complicaciones médicas importantes, en especial en los niños menores de cinco años. Algunos pacientes pueden llegar a tener niveles de 150 µg/dL o más.

Estudios adicionales

En caso de requerir hospitalización o estudios complementarios, es muy probable que el médico solicite los siguientes exámenes:

  • Biometría hemática completa (BHC) o hematología completa (HC): permite observar los niveles de hemoglobina, que pueden llegar a disminuir en intoxicaciones crónicas.
  • Ecosonograma o radiografía abdominal: estos estudios permiten descartar la presencia de lesiones inflamatorias.
  • Biopsia o aspirado de médula ósea: sirve para descartar otras causas de anemia, en especial cuando otros parámetros en la sangre se encuentran alterados. Los resultados suelen ser normales.
  • Radiografía de huesos largos: debido a que el plomo tiende a acumularse en el tejido óseo, esto permitiría estimar datos como el tiempo de exposición y la gravedad de la intoxicación. Algunos investigadores lo toman, inclusive, como uno de los mejores indicadores diagnósticos, como sugiere este estudio.

¿Cómo se trata la intoxicación con plomo?

Luego de hacerse el diagnóstico, el tratamiento dependerá de la gravedad de los síntomas y del tiempo estimado de intoxicación.

  • Si el paciente presenta síntomas leves, la observación cuidadosa y el tratamiento vía oral es posible. En casos graves, la hospitalización y la terapia endovenosa es la elección.
  • En casos de intoxicaciones agudas muy notorias, es más probable que el paciente requiera permanecer en un centro hospitalario. Los padecimientos crónicos, dependiendo de la gravedad, podrían manejarse de forma más conservadora.

En cualquiera de los casos, el tratamiento consta de medidas de soporte básicas y la administración de fármacos. Las primeras medidas incluyen la administración de soluciones endovenosas y el lavado gastrointestinal, mientras que los fármacos son compuestos quelantes.

Este último término se refiere a medicamentos que tienen la capacidad de unirse a los metales pesados en sangre. Así, disminuye su toxicidad y se estimula su eliminación a través de la orina o la bilis.

¿Cómo se trata la intoxicación con plomo?
El tratamiento para la intoxicación por plomo puede ser vía oral o intravenoso, en función de cada caso.

Tratamiento farmacológico

Hasta ahora, existen cuatro fármacos para los casos de saturnismo. No todos están aprobados a nivel mundial, ya que existen regulaciones específicas en varios países.

  • Edetato cálcico disódico: también conocido como EDTA, se administra vía endovenosa y, por lo general, en ciclos.
  • Dimercaprol: este medicamento puede administrarse vía intramuscular.
  • Penicilamina: se utiliza para tratamientos prolongados vía oral, por lo que puede manejarse con control ambulatorio.
  • Succimero: también se utiliza vía oral.

Todas estas opciones requieren indicación médica. Según las características individuales del paciente, pueden presentarse complicaciones como hepatitis, insuficiencia hepática y reacciones alérgicas.

Prevención de la intoxicación con plomo

La fuente de exposición al plomo más común hoy en día es el contacto con productos antiguos y el ambiente laboral. El primer caso se relaciona con pintura comercializada antes de las regulaciones internacionales con respecto al plomo en ámbitos industriales.

Si hay una probable exposición, es importante recordar lo siguiente:

  • Lavar las superficies que puedan estar contaminadas.
  • Priorizar el lavado de manos antes y después de comer, en especial en los niños.
  • En reparaciones de hogares antiguos, no lijar la superficie de forma manual y sin protección.
  • Mantener una alimentación saludable y balanceada.
  • Consumir solo agua potable, con adecuado proceso de filtración y purificación.
  • Si se manipulan perdigones de forma usual, no se deben llevar a la boca.

Al presentar síntomas compatibles con la intoxicación por plomo, debes acudir al médico lo antes posible. Cuando las manifestaciones son leves, es posible planificar una cita con antelación. En casos moderados o graves, acude a un servicio de urgencias de inmediato.

Recomendaciones finales en caso de intoxicación por plomo

Aunque la intoxicación por plomo puede ser una condición infrecuente, es necesario acudir al médico en los casos de probable exposición. Esto es muy importante en grupos de riesgo, como las embarazadas y los niños pequeños. Inclusive, niveles bajos pueden generar secuelas permanentes.

¿A cuál especialista acudir?

La mayoría de las especialidades médicas que tratan de forma integral al paciente pueden diagnosticar un caso de saturnismo. Por ello, acudir con un médico de familia, internista o pediatra es el paso inicial. En caso de requerir evaluación por otro especialista, será el médico quien te guiará en todo el procedimiento.

¿Cómo prepararse para una consulta?

Si planificaste una cita con el médico, intenta poner en práctica las siguientes recomendaciones en la medida de lo posible:

  • Repasa en tu mente desde cuándo empezaste a sufrir los síntomas, así como los medicamentos que consumiste para poder aliviarlos.
  • Si sufres de alguna condición preexistente, notifícalo desde un principio. Esto incluye patologías crónicas y alergias, por supuesto.
  • En caso de tener exámenes de laboratorio más o menos recientes, llévalos contigo a la consulta, sin importar el formato.
  • ¿Consumes algún medicamento? Llévalo a la consulta o anótalo en una hoja de papel. En caso de requerir algún medicamento, existen algunas interacciones que el médico deberá considerar.
  • Intenta identificar una causa concreta de exposición al plomo. En los apartados anteriores mencionamos las fuentes más comunes.
  • Ve acompañado de otra persona. En ocasiones, puede que la ansiedad te impida recordar con claridad las recomendaciones del médico.

La intervención inmediata de los casos de intoxicación por plomo son determinantes para el pronóstico. Por ello, ante la sospecha, lo mejor es buscar atención médica rápida. ¡Tenlo en cuenta!

Te podría interesar...
¿Cómo evitar intoxicaciones alimentarias?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cómo evitar intoxicaciones alimentarias?

Las intoxicaciones alimentarias se producen generalmente por ingerir agua o alimentos contaminados. Conoce los principales síntomas y cómo evitarlas.



  • Ascione I. Intoxicación por plomo en pediatría. Arch Pediatr Urug 2001;72(2):133-138.
  • Azcona-Cruz M, Ramírez R, Vicente-Flores G. Efectos tóxicos del plomo. Rev Esp Méd Quir 2015;20:72-77.
  • Labanda P, Fernández C. Saturnismo, a propósito de un caso. Med Segur Trab 2012;58(227):168-173.
  • Poma P. Intoxicación por plomo en humanos. An Fac Med 2008;69(2):120-6.
  • Valdivia M. Intoxicación por plomo. Rev Soc Per Med Int 2005;18(1):22-27.