Laringitis en niños: síntomas y tratamiento

Es importante conocer los signos de la laringitis en niños para actuar de forma correcta, puesto que la prevención es la mejor solución. Descubre todo al respecto y aprende cómo proceder.
Laringitis en niños: síntomas y tratamiento
María Cantos

Escrito y verificado por la matrona María Cantos el 12 enero, 2021.

Última actualización: 12 enero, 2021

La laringitis en niños es uno de los motivos más frecuentes por los cuales se acude a urgencias pediátricas. La sintomatología respiratoria que acompaña a esta patología puede generar intranquilidad en los padres. Esta puede hacer que se actúe de la forma inapropiada.

Existen remedios para prevenir el agravamiento de la laringitis en niños y, así, reducir las complicaciones que pueden surgir. La prevención es uno de los aspectos más importantes a la hora de evitar las consecuencias más relevantes de esta afección. Descubre cómo actuar a continuación.

¿Qué es la laringitis en niños?

La laringitis es una enfermedad respiratoria que suele debutar de forma aguda, es decir que se presenta con un inicio súbito y una evolución rápida. Así, aparece una inflamación de la laringe que suele estar causada por una infección por virus o bacterias, aunque esta última es menos frecuenta, tal y como evidencia este estudio publicado en los Anales de Pediatría.

Cuando una enfermedad es producida por un virus, los medicamentos disponibles se enfocan en aliviar los síntomas, pues es el propio cuerpo el que eliminará la infección. Por este motivo, es imprescindible no automedicar a los niños, de forma que no se debe dar ningún tratamiento sin prescripción facultativa.

En la mayoría de los casos, la laringitis en niños suele ser leve. La mejor medida es la prevención. Aún así, es importante conocer qué síntomas deben generar alarma para acudir a los servicios de médicos.

También te puede interesar: Enfermedades respiratorias del recién nacido

¿Cómo prevenir la laringitis en niños?

La principal acción para reducir los riesgos de contraer esta enfermedad es poner en práctica hábitos de prevención, como señala esta información de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Para ello, atiende a lo siguiente:

  • Lavar las manos. El principal medio por el cual los virus y bacterias se transmiten son las manos. Es importante educar a nuestros hijos en una higiene frecuente de las mismas.
  • Humo. Evita ambientes con humo en casa y cerca de los niños. Hay que concienciarse de la importancia de eliminar conductas nocivas.
  • Hidratación adecuada. Es importante ofrecerles frecuentemente a los hijos agua y cuidar la hidratación de la piel. Presta mayor atención a este punto tras la práctica de ejercicio físico.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras. El aporte de vitaminas de estos alimentos favorece la actividad del sistema inmunológico.
  • Evitar el contacto con personas enfermas. No se aconseja que los pequeños acudan a visitar a familiares o amigos que tengan algún tipo de enfermedad, sobre todo las respiratorias. Evita que acudan a un hospital para hacer alguna visita.

Síntomas de la laringitis en niños

La laringitis en niños puede aparecer de muchas formas, pero las más frecuentes, como señala esta información del Hospital Ruber Internacional, son los siguientes cuadros:

  • Tos. Es uno de los síntomas que más puede preocupar a los padres cuando aparece de forma compulsiva y no deja descansar a los niños, puesto que es una tos seca y fuerte, parecida al ladrido de un perro.
  • Ronquera o afonía. Se percibe un cambio en la tonalidad de la voz de los niños generado por la inflamación de las cuerdas vocales.
  • Dolor al tragar. El menor puede referir dolor al tragar durante todo el día que se potencia al consumir algún alimento sólido.
  • Dificultad respiratoria. Puede aparecer un pequeño silbido o sonido de esfuerzo cuando el pequeño inspira aire. Si es intenso, se escucha sin auscultación. Este motivo es el principal por el cual hay que acudir al servicio de urgencias.

Signos de alarma y cuándo acudir al hospital

Existen situaciones específicas en las cuales los adultos debemos tener algunos conocimientos para poder actuar de la forma más adecuada.

Dificultad respiratoria

Niño en la cama con fiebre
Las dificultades respiratorias y la fiebre deben ser entendidas como señales de alerta de una complicación de la laringitis. Es importante acudir a emergencias.

La dificultad respiratoria se percibe al valorar que al niño le cuesta trabajo inspirar el aire. Se observa un movimiento torácico o abdominal de mayor intensidad. Puede percibirse el tiraje intercostal. Este se caracteriza por un movimiento hacia dentro de los músculos entre las costillas.

En algunas ocasiones se acompaña de un ruido respiratorio de esfuerzo. Es un signo de alarma y el traslado al hospital para la valoración por un facultativo debe ser inmediato.

Fiebre

Este signo solo se considera de alarma cuando cumple ciertas características, por ejemplo, si supera los 39 ºC en cualquier momento, es superior a 37,5 ºC más de 3 días consecutivos o no responde a los tratamientos antipiréticos o antitérmicos pautados por el pediatra.

No se debe realizar automedicación, es decir, nunca se debe dar un medicamento si un médico no lo ha pautado. En definitiva, la laringitis en niños puede causar diversas molestias que van desde tos, hasta dificultades para respirar. No obstante, con el debido cuidado y la atención oportuna, se pueden evitar complicaciones.

Te podría interesar...
Catarros en el embarazo: cómo prevenirlos y aliviarlos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Catarros en el embarazo: cómo prevenirlos y aliviarlos

Durante el año es muy frecuente presentar catarros en el embarazo debido a los diferentes cambios que sufre el cuerpo, os damos unos consejos útile...